Connect with us

LA FERIA

La tragedia migrante tiene culpables, pero… ¡nada pasará!

Published

on

El escándalo sirve en países en los que el gobierno tiene vergüenza. No es nuestro caso, pero en esto de la calma chicha en los países, de repente, cuando menos se espera, revienta todo, pregúntenle a Luis XVI que acabó guillotinado… tanto va el cántaro al pozo

POR EL SEÑOR LÓPEZ

El cántaro al pozo.
La abuela Virgen (la de los siete hijos), y el abuelo Armando (el hombre más bien plantado del hemisferio occidental) estuvieron casados 57 años de los que no se hablaron los últimos 50 (rigurosamente cierto).
No era raro oír a la abuela decir cosas como “esta no se la paso a Armando”, refiriéndose a algo para ella imperdonable, como que su consorte hubiera dejado la mantequilla fuera del refrigerador; pero no pasaba nada, nomás seguían sin hablarse (muy correctos, eso sí: -Buenos días, Virgen… -Buenos días, Armando… -Buenas noches, Virgen… -Buenas noches, Armando -dormían en recámaras separadas).
En cambio, en el centro de adiestramiento en que amaestraron a este menda, la subcomandante Yolanda, era mejor para armar bronca que el Noroñas; y el Jefe de Proveeduría tenía más cintura que Mantequilla Nápoles (el mejor peso wélter de la historia); tenían pleitos bíblicos que remataban aleatoriamente, empacando ella o él; ella diciendo: -Ni muerta regreso a esta casa –él sin decir nada. Jamás ninguno puso un pie fuera. Los de la clase de tropa, la prole, los veíamos sin chistar y nos reíamos a escondidas.

NO ES EL PRIMER ESCÁNDALO NACIONAL
Será por eso que no hacen mella en el ánimo de su texto servidor, las encendidas arengas y protestas de los líderes y agitadores de turno, sobre el escándalo nacional de moda, porque ha presenciado eventos nacionales que a un fuereño harían pensar que el país está al borde de la guerra civil o al menos, una asonada, pero los oriundos de él sabemos que nada pasa a mayores, nunca… hasta ahora.
Puede atribuirse esta apatía nacional a que el primer siglo después de independizarnos y un decenio más, nos dedicamos a matarnos y francamente, para quedar igual o más fregados y de luto, mejor ya nomás nos decimos de cosas y sanseacabó.
Mire usted, si duda de la flema tenochca:
En los años 30’s del siglo pasado, después de la Guerra Cristera, era para que jamás se hubieran reconciliado gobierno y jerarquía católica. Y ya ve, decenas o cientos de miles de muertos después, tan campantes.
En la elección de Manuel Ávila Camacho -el 7 de julio de 1940-, el casi canonizado general Cárdenas, de cuatroteros tan admirado, mandó matones a la calle, ametrallaron (sí, con ametralladoras), colas de votantes en las casillas, sólo en la Ciudad de México murieron más de 150, se robaron las urnas y su contrincante, el general Juan Andreu Almazán, bramó que se levantaba en armas. Mucha gente sacó el rosario… don Andreu no se levantó ni de la cama. Silencio en la noche…
Ni quién se acuerde, pero en 1952 cimbraron al país las protestas generalizadas por el fraude en la elección de don Adolfo Ruiz Cortines, protestas que Miguel Alemán, el presidente de turno, reprimió a tiro limpio. Hubo quien hizo maletas pensando que ardería el país: sólo ardió el cigarro de Ruiz Cortines (fumaba puros).
Entre marzo y diciembre de 1960, hubo un movimiento estudiantil en Guerrero que puso al estado de cabeza (o sea: normal). El 30 de diciembre de ese segundo año de la presidencia de Adolfo López Mateos, en pleno centro de Chilpancingo, la tropa abrió fuego, murieron entre 17 y 20… el país se estremeció por tal barbajanada, ¡eso no se quedaría así!, ¡habría consecuencias!… ¿de veras?, pues así quedó, no hubo nada, corrieron al gobernador Raúl Caballero… y López Mateos goza de grata memoria.
El 2 de octubre del 68 fue la matanza de Tlatelolco… ¡ay, nanita!, la gente pensó: ahora sí se va a armar, México no es el de antes, el mundo entero nos observa, van a suspender las Olimpiadas… y hubo Juegos Olímpicos, nadie dijo ni pío, todo siguió igual, el PRI retuvo la Presidencia de la República otros 32 años… y la recuperó en 2012.


El 22 de abril de 1992, Guadalajara vio volar por los aires 8 kilómetros de calles; cientos de muertos, miles de desaparecidos, escandalazo nacional, rumores de colusión de ladrones de Pemex y la autoridad, rumores de sabotaje, rumores, rumores… cada quien enterró a su difunto, sacudió su casa… y tan tan. Ah, pero eso sí ¡qué escandalazo!
La nación tragó en seco el 24 de mayo de 1994: asesinaron en Guadalajara al cardenal Posadas Ocampo… escándalo extra grande, ¡cómo que lo confundieron con un narco! (era más fácil confundirlo con Ninel Conde). Los abogados de la Arquidiócesis clamaron que fue un crimen de Estado… con la Iglesia topó el gobierno, ora verán el alacrán que se echaron al seno, esta no se las pasan, el Vaticano se limpia con el PRI, allá hablan latín, latón y lámina acanalada… y ¿qué pasó?, nada y a la fecha ni un detenido…


Muertas de Juárez, asesinato de Colosio, matanza de Acteal, Pasta de Conchos, Guardería ABC, asesinato de Digna Ochoa; nos faltan 42; fosas clandestinas por todo el país; 90 mil desaparecidos; más de 100 mil asesinados en lo que va de sexenio; 365 mil desplazados por la violencia; regiones sin ley; más de 450 mil muertes por el Covid-19, reconocidas por el gobierno; más de 1,600 niños fallecidos por falta de medicamentos contra el cáncer; y el jueves pasado: 55 migrantes muertos en un accidente carretero… ¿y?… sí, ¿y?
A la vista de la falta de consecuencias por tantas atrocidades, tarugo sería el gobierno en tomarse a pecho la serenata de mentadas de madre por la montaña de cadáveres atribuible a sus inútiles estrategias de seguridad, salud, suministro de medicamentos; por su desatención a deudos de desaparecidos y niños muertos, a mujeres violadas, asesinadas, maltratadas y explotadas… y mucho menos por los migrantes muertos. Saben que nada pasa y que todo pasa en pocos días. Por eso pueden recurrir al burdo encubrimiento de las causas del accidente de los migrantes; ¡qué dolor!, ¡qué pena!, ¡nuestra solidaridad!, ¡el gobierno yanqui no ha actuado con prontitud!… y a la espera de la siguiente tragedia.


El escándalo sirve en países en los que el gobierno tiene vergüenza. No es nuestro caso, pero en esto de la calma chicha en los países, de repente, cuando menos se espera, revienta todo, pregúntenle a Luis XVI que acabó guillotinado… tanto va el cántaro al pozo.

LA FERIA

El mal del narco está arriba

Published

on

Involucrados políticos, empresarios y banqueros, nacionales y extranjeros * El siguiente Presidente debe aceptar que México está en riesgo real de que la delincuencia de altos vuelos controle el aparato de gobierno nacional. Hay que barrer políticos, empresarios y banqueros, pero ¡barrer!.. En concreto: acabar con los barones de la droga

 

SEÑOR LÓPEZ

 

¡Barrer!

Tía Fraga se llamaba Sufragio (su papá era un jacobino ateo irreductible). Su marido era infiel de tiempo completo y ella lo toleraba, resignada. Pero una vez casi lo mata con la tranca de la puerta del zaguán poniendo punto final a su matrimonio, porque su maridito, incapaz de levantar un popote, se ofreció para ayudar a mudarse de casa a una sobrina de ella, joven y rutilante viudita.

Así, cuando algo grave puede suceder, dicen en la familia: -¡Que se entere Fraga! –ni Dios lo mande.

 

‘MARCOLA’ EXHIBE EL REAL PROBLEMA DEL NARCO

Marcos Willians Herbas Camacho, ‘Marcola’, es uno de los delincuentes más famosos del Brasil.

Nació en 1968, está preso como ha estado más de la mitad de su vida.

Él manda en las favelas (barrios bajos), es fundador y líder de la banda criminal “Primeiro Comando da Capital” (PCC), a la que pertenecen unos 130 mil reos, aparte de 10 mil miembros en la calle.

Es poderoso, temido y muy inteligente; dice haber leído 3 mil libros.

El 23 de mayo de 2006, el diario O’Globo publicó una entrevista con él, aunque hay quien lo duda. Igual es interesante. Unos ejemplos:

Pregunta O’Globo (OG): ¿Usted es del PCC?

Respuesta de Marcola (M): Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnóstico era obvio: migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada… Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las villas en las montañas… Ahora somos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de su conciencia social”.

OG: Pero la solución sería…

Marcola (interrumpiendo): “¿Solución? No hay solución… La propia idea de solución ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Rio?… ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política… que saltase por sobre la parálisis burocrática secular… implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución”.

OG: ¿Usted no tiene miedo de morir?

M: “Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allá afuera. Nosotros somos hombres-bomba…. somos una nueva especie, ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común… mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. (Somos) una especie de post-miseria. Eso, la post-miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes”.

OG: ¿Qué cambió en las periferias?

M: Nosotros, que ahora tenemos… ¿usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar (Fernando Beira Mar, un capo de allá) no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, una oficina… ¿Qué policía va a quemar esa mina de oro, entiende?… Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos… Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo… Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en ‘super stars’ del crimen.  Nosotros los tenemos de payasos”.

OG: ¿Qué debemos hacer?

M: Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a los barones del polvo! Hay diputados, senadores, empresarios, hay expresidentes en el medio de la cocaína y de las armas… Estoy leyendo ‘Sobre la guerra’, de Klausewitz, no hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones… Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó? ¿Ipanema radiactiva?”.

OG: ¿No habrá solución?

M: “Ustedes sólo pueden llegar a algún éxito si desisten de defender la ‘normalidad’. No hay más normalidad alguna. Ustedes deben hacer una autocrítica de su propia incompetencia… Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida. Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella… no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: “Pierdan todas las esperanzas”. Estamos todos en el infierno”.

Un comentario, estimados lectores, Marcola, frente a los delincuentes de acá, es un bebé de brazos: su “terrible” revuelta del 12 de mayo de 2006 costó la vida de 141 policías brasileños y 4 civiles; acá hay 90 homicidios diarios. Y los 40 millones de dólares del Beira, son una cifra de niños en el recreo ante las fortunas de nuestros cárteles.

En la entrevista se señala el único camino: atrapar a los verdaderos barones de la droga (políticos, empresarios y banqueros). Coincide con César Gaviria, expresidente de Colombia.

Tenemos lo obvio en las narices: es imposible la existencia de una industria internacional clandestina, con miles de empleados, miles de vehículos, exportando droga e importando armamento y lo más difícil: manejando miles de millones haciendo transferencias internacionales y operaciones financieras. Y esa complejísima operación a cargo de gañanes bota punta-para-arriba que apenas escriben su nombre: imposible. El mal está arriba, muy arriba: políticos, empresarios y banqueros, nacionales y extranjeros.

La indignación por el asesinato de dos sacerdotes, perdone usted, es sólo escándalo mediático, no cambia nada.

Este gobierno federal ya queda descartado como parte de la solución. El siguiente Presidente debe aceptar que México está en riesgo real de que la delincuencia de altos vuelos controle el aparato de gobierno nacional. Hay que barrer políticos, empresarios y banqueros, pero ¡barrer!

 

Continue Reading

LA FERIA

La oposición de Morena en 2024 será el propio… ¡Morena!

Published

on

La decisión de AMLO provocará ruptura interna * El enemigo lo tiene en casa: va a ser un pleito a navaja, sin reglas y nos divertirán con la guerra sucia que tanto gustan practicar

 

SEÑOR LÓPEZ

 

¡Cierren las puertas!

En la familia materno-toluqueña de este menda, hubo historias de amor y liviandad muy sabrosas, aunque procuraban taparlas.

Ahí está, por ejemplo, el sonado asunto de las tías Margarita y Hortensia, hermanas “quedadas” por no tener marido antes de los 18 de edad (eran los años 40 del siglo pasado), mientras su hermana menor, Dalia, se casó a los 16 con tío Nacho, un veracruzano muy alegre que quedó viudo al nacer su cuarto hijo, lo que para las dos vivas, lo hizo más apetecible que una cerveza helada en el desierto de Altar, Sonora.

Con la muerta aún fresca, las “quedadas” pactaron ayudar en todo a tío Nacho con las cuatro criaturas y portarse como lo que eran, unas damas cristianas (… mmhú). Toluca observaba. Al año, retumbaron los cielos por el pleito entre las dos: se arrastraron mutuamente el prestigio.

Tío Nacho le puso casa a cada una, con las dos tuvo hijos y años después, muy contento, se casó con una costeña de fuego, joven paisana suya, quien plácidamente aceptó todo el enredo, tuvo sus respectivos críos y a fin de cuentas heredó todo.

Decía la abuela de Autlán, Elena: -“La tenían fácil, pero… por peleoneras”.

 

LAS MATEMÁTICAS TAMBIÉN FALLAN

La suma es una de las operaciones elementales de la aritmética, la resta también, junto con la división y la multiplicación.

La suma aritmética sirve para muchas cosas, para la política, la política electoral, no; la multiplicación, tampoco; la resta y la división, sí, mucho.

Este domingo Morena se alzó con el triunfo en otros cuatro estados de la República. Muy bien. Ahora, el partido del Presidente, suyo de él, organizado y fundado por él para él, gobierna 20 entidades del país.

Sus admiradores, partidarios, adeptos, simpatizantes, incondicionales, fanáticos y discípulos, tienen calambres en ambos brazos de tanto celebrar con matracas este triunfo, otro triunfo que suceda lo que suceda en 2023, piensan algunos, les asegura el control territorial de los procesos electorales de la nación. Eso piensan esos algunos. Y eso les hace pensar que la elección federal de 2024 va a ser un día de campo.

Vistas como están las cosas, no se equivocan y lo más probable es que la próxima Presidenta o Presidente de la república sea el que Andrés Manuel López Obrador ponga de candidata (o)…, pero no por la suma de votos posibles de esos 24 estados. En política no vale la suma aritmética sino para contar boletas electorales, eso sí.

A quienes necean en que el número de gobiernos estatales es definitorio por lo que significa de control territorial del electorado, se les recuerda que el PRI, cuando perdió la Presidencia de la República en el año 2000, tenía 20 estados gobernados y el PAN sólo ocho… sí, pero la gente vota como le da la gana y don Chente se terció la banda presidencial.

Igual pasó cuando triunfó Calderón, el PAN seguía gobernando sólo en ocho estados y se repitió la historia, ganó el PAN por más que algunos sigan terqueando en que no… pues no, pero don Calderón fue el que se sentó en La Silla. Luego en 2012, ganó Enrique Peña Nieto, logrando lo histórica y políticamente impensable: el regreso del PRI al Poder Ejecutivo federal, sí, pero en 2018 triunfó arrolladoramente López Obrador, teniendo el gobierno de sólo cuatro estados. En una elección presidencial no hay relación aritmética entre número de estados gobernados y número de votos cosechados.

El triunfo de don Fox obedeció a que el PRI vivía dormido en sus laureles echado sobre una pila de reclamos sociales y el hartazgo de la gente, de acuerdo, pero no es cosa de negar el arrastre que como candidato tenía el esposo de doña Martita; hervía la gente en sus mítines.

Calderón, en 2006, no tenía ese arrastre y por poquito la pierde, pero como sea (“haiga sido como haiga sido”), con don Chente metido hasta el cuello, la ganó, aunque haya sido por poquito, no olvidar que en democracia se gana hasta por un solo voto, y eso significó doce años más de amarga espera para López Obrador.

En 2012 ganó Peña, usted podrá sentir que se le hacen nudo las tripas nomás de oír mentar, pero no sólo ganó sino que le sacó casi seis puntos porcentuales de ventaja a quien ahora es Presidente de nuestro país, casi mil por ciento (sí, 1,000%) arriba de lo que Calderón consiguió sobre el tenaz candidato (Calderón ganó con el 0.58% de votos arriba de López Obrador; Peña Nieto con el 5.59%… el 963.79% arriba respecto de la ventaja de Calderón. Arde).

Llegó el 2018 y los electores nacionales se cubrieron de gloria. López Obrador ganó avasalladoramente y fue un triunfo limpio (aunque con una ayudadita de algunos de sus amigos priístas -familia es familia- que nunca quisieron a José Antonio Meade; más otra ayudadita de algunos del PVEM, que hicieron honor a sus costumbres del tacón dorado… más la dúctil falta de principios y convicciones de Peña Nieto que no sacó las manos del proceso por demócrata sino por miedo a la revancha de quien ya veía como seguro ganador… y atinó).

 

MORENA CONTRA MORENA

Como están las cosas, se puede vaticinar como lo más seguro que Morena gane la Presidencia de la República, porque este Presidente es capaz de todo y es capaz de mucho, nada más tenga usted presente cómo le hizo para llegar, solo, solito, a alojarse en Palacio Nacional, con todo en contra.

Ahora con el poder federal y el erario en sus manos, no se necesita ser sabio para suponer qué va a pasar en 2024… pero quien crea que es cosa ya irreversible, imposible de evitar, se equivoca.

Ese error de apreciación, en primerísimo lugar, es porque en 2024 López Obrador no estará en la boleta, detallito. En segundo lugar porque promete ser épico el pleito interno en Morena a la hora de seleccionar candidata(o).

Es palmario: Morena no tiene oposición enfrente (sí, pero anémica, no sea rigorista), pero el enemigo lo tiene en casa: va a ser un pleito a navaja, sin reglas y nos divertirán con la guerra sucia que tanto gustan practicar.

Las dos corcholatas presidenciales más visibles, tanto doña Sheinbaum como Marcelito, cargan sus propios esqueletos, literalmente, esqueletos. ¡Cierren las puertas!

Pero Ebrard y Monreal ya tienen un pacto que harán detonar en cuanto Claudia sea la candidata a la Grande… ¡Sopas!

Continue Reading

LA FERIA

AMLO pacta con el narco: Porfirio Muñoz Ledo

Published

on

‘Su alianza no es heredable’ * “Ha aparecido un nuevo rey de la selva, que es el narco, porque potencia en dimensiones nunca soñadas, nunca imaginadas, el uso del dinero”, expresa el personaje político

SEÑOR LÓPEZ

Escoger enemigos.
Una temible característica de la Administradora General y Jefa de Disciplina del Campo de Adiestramiento en que fue domesticado este menda (“mamá” y “casa”, les decían otros niños a las suyas), la aceptaba ella misma diciendo: -Yo, tardoncita, pero buena paga -lo que consistía en la posposición “sine die”, de la bronca a que se hubiera hecho acreedor cualquiera de sus retoños.
Hacía uno la trastada del día y se quedaba como si nada, hasta que por inexplicadas razones, la cobraba junto con las que se hubieran acumulado.
Eficaz medida preventiva, porque uno sabía bien que traía saldo pendiente y procuraba moderar la acumulación de travesuras, por su inevitable pago posterior con intereses acumulados. La vida es dura.

INFANTIL PONERSE CON SANSÓN A LAS PATADAS
Antes de todo, declara este menda texto servidor de usted, que el tío Sam no le cae bien, no lo considera nuestro buen vecino, cuantimenos nuestro igual como socio comercial, porque se necesita ser muy ingenuo para hacerse socio de un gigante y pensar que lo podrá uno tratar de igual a igual.


Claro que es inevitable tener tratos con el Hércules del barrio, no sólo por los 3 mil kilómetros de frontera, sino porque su economía es el principal motor de la nuestra, para ni mencionar que unos 30 millones de mexicanos residen allá porque allá viven mejor… malo el imperio, pero para millones de mexicanos su única escapatoria de esta nuestra risueña tierra. Da vergüenza… ¿qué hubiera sucedido en México sin esa válvula de escape de la miseria y de la inseguridad?…
Así las cosas, a la vista de los acontecimientos de los últimos tres años y del actual manoseo oficial de la invitación a la Cumbre de las Américas, surgen algunas preguntas: ¿A qué está jugando el gobierno mexicano?… ¿de veras cree que puede echar vencidas con el tío Sam?… ¿piensa que darle un disgusto a Mr. Biden cambia las decisiones del imperio, de su enorme aparato político, de su inmenso poderío económico y militar?
Creer que se tiene agarrado por las barbas al tío Sam, con el chantaje de la contención del flujo migratorio, es una cosa que no tecleará este menda, pero rima con ‘dejada’. Los EU a lo largo de su historia han dejado constancia de no tener algún escrúpulo a la hora de defender sus intereses y han cometido barbaridades de todos tamaños.
Nuestro gobierno federal confunde con debilidad las nuevas formas con que se conduce la presidencia de EU. No lo es. Por supuesto las altas esferas del poder público y privado de allá prefieren hacer las cosas por las buenas, no buscan pleito, quieren acuerdos, pero sin ellos, igual imponen sus proyectos. Es por las buenas o por las peores, pero no se dejan mangonear.
El problema de la migración para don Biden tiene fecha de caducidad, el 8 de noviembre de este año, ya celebradas las elecciones de 34 de los 100 escaños del Senado yanqui y de los 435 representantes (diputados).


En ese momento, resulte lo que resulte, al ocupante de la Casa Blanca ya no se le podrá presionar con el tema migratorio y podrá decidir lo que mejor le parezca ya sin tener que cuidar los comicios. Y si le va mal a su partido, el Demócrata, peor para México, porque esos señores siempre cobran las facturas.
Y que no se vaya a declarar sorprendido el Presidente de nuestro país: varias advertencias le han hecho desde EU. Una más en marzo pasado, en la edición 2022 del Reporte Internacional sobre la Estrategia de Control de Drogas, del Departamento de Estado, en el que se afirma que “México es una de las naciones en situación más crítica”; también dice el Reporte que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “disminuyó los decomisos de droga y precursores químicos para su producción; destruyó menos plantíos de amapola y confiscó menos bienes y dinero”, afirmación con tufo a acusación. Y empeora la cosa, pues el reporte asegura que los carteles del narcotráfico “representan una clara amenaza para México y la capacidad del gobierno mexicano para ejercer un control efectivo sobre algunas partes de su territorio”.


Y por si les salen con otros datos, ya en plan claridoso, el Reporte asegura: “la influencia de los narcotraficantes sobre altos cargos mexicanos sigue obstaculizando los esfuerzos de control de drogas”; y eso ya es asunto muy serio.

AMLO PACTA CON EL NARCO: MUÑOZ LEDO
Pero por si a usted le parece desdeñable un reporte yanqui, bueno, entonces veamos qué tiene que decir del tema un indiscutible personaje -por décadas-, de nuestra vida política, Porfirio Muñoz Ledo, de Morena, que conoce bien al Presidente de nuestro país de hace muchos años, y que en la XL Reunión Plenaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), en la que están representados 69 partidos políticos de izquierda y centro izquierda de 30 países, dijo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un pacto con el narcotráfico.


Agregó: “Debe entender Andrés Manuel López Obrador que su contubernio o alianza con el narco no es heredable, porque es un hecho que se entienden con el que va a llegar. Ya no va a necesitar el narco del Presidente”; y también que: “Hay aquí un peligro porque hay un paquete de poder, una alianza entre el narco y el gobierno, y (el Presidente de la República) se jacta con cierta razón porque está aumentando la seguridad del Estado, pero se oculta que no ha aumentado en nada la seguridad pública”, ¡áchis!… y encarrerado, aunque lo tarjetearon para que ya dejara de hablar, olvidando el calibre del personaje y que fue el primer legislador mexicano que interpeló al Ejecutivo federal en pleno informe presidencial, siguió hablando y añadió: “Ha aparecido un nuevo rey de la selva, que es el narco, porque potencia en dimensiones nunca soñadas, nunca imaginadas, el uso del dinero”.
No es palabra divina la de Muñoz Ledo ni la del gobierno yanqui, pero ya es mucho ruido como para necear que no lleva agua el río.
Nuestro Presidente debe reaccionar, por bien del país y por bien suyo, dejar de buscar pleitos y si no, cuando menos aprender a escoger enemigos.

Continue Reading

Destacado