Connect with us

LA FERIA

En Palacio Nacional el país no cuenta… la gente tampoco

Published

on

Si no fuera presidente, ‘México sería un caos’ * AMLO y gobierno sólo esperan mantener el tiempo que les queda de esta cruel mascarada

 

POR EL SEÑOR LÓPEZ

 

Mascarada.

Hace ya más años de los que es prudente confesar, un grupo de amigos fuimos al aeropuerto a despedirnos de un querido maestro ya muy viejito, que regresaba a pasar sus últimos años en España, su patria.

En una cafetería del aeropuerto, esperando su hora de abordar, anécdotas, bromas y la disimulada tristeza de saber que no sabríamos más de él, eran tiempos de cartas y meses de espera para recibir respuesta… aquello era un adiós con regusto a funeral con el fiambre vivo.

Alguno le preguntó por qué se había quedado en México… nos habló de las muchas cosas que lo hicieron vivir acá 45 años, habiendo venido sólo a dar unas cuantas conferencias y después de una profunda pausa, dijo como hablando para él: -Pero… nunca entendí a México, nunca -se le preguntó a qué se refería… casi pierde el avión explicándonos.

 

EDADES DIFÍCILES DE LA VIDA

Sí está difícil. A los 20 años de edad uno ni se plantea la cuestión, ocupado en apurarle a encontrar una manera decente de comer tres veces al día y el resto del tiempo a encontrar soluciones adecuadas aunque sean temporales, al vigor glandular propio de esas edades.

A los 30, empiezan las inquietudes, porque no es tan fácil mantener la nariz por encima del agua ya casado, con hijos -nacidos ricos: absténganse- y está del nabo pagar y pagar impuestos y al mismo tiempo, ver el franco progreso material de nuestros funcionarios, sus hijos y sus compadres, inversamente proporcional al IGJ (Índice General de Jodidez).

A los 40, la población no incluida en la ENE (Encuesta Nacional de Estupidez) ya ha elaborado su propia teoría sobre México. Unos, atribuyen nuestro penoso desarrollo, periódicas crisis económicas y baños de sangre, a que nos conquistaron los españoles (que ni es cierto, la conquista la hicieron los indios, la independencia los españoles); a la religión que enseña que ser pobre es a todo dar; otros, a la maldita vecindad con los yanquis, que nos odian gratis; aquellos, al mestizaje -sin atreverse a proclamar las bondades del exterminio de indios-, y también hay los ambientalistas: el clima es culpable de nuestro modo de ser, de nuestra improductividad y mañas: es que ¡con este calor!, nada más se antojan hamaca y fornicio.

A los 50 de edad, algunos de los pensantes tienen muy cuajada su propia teoría sobre México y sus penalidades, y una amplia mayoría, harta de buscarle cuadratura al círculo, simplemente aborrece a los políticos y a la política, se refugia en un egoísmo balsámico, ya perdida la fe en que durante su vida verán algún indicio esperanzador de que nuestro país cambie, que nuestra realidad tome rumbo mejor (digo, ¿ya se le olvidó que estamos en “nuevos pesos”, con tres ceros menos desde 1993?, nomás piense que un “hot dog” de banqueta cuesta el doble de lo que antes costaba un Volkswagen Sedan nuevecito, de agencia; y que hoy, con lo que gasta en ir al cine -más “combo” de palomitas y refresco- antes le alcanzaba para comprar una casa de interés social, grandecita).

NOTA.- esta abulia ante la realidad, explica en parte la pasión por el futbol y los chismes de vedetes, pues con algo hay que distraer las neuronas.

A los sesenta de edad, los que creían conocer bien el Manual de instrucciones para vivir en México, ya ven telenovelas, compran el Hola, sólo leen la sección de Deportes en el periódico, resignados a seguir haciendo panza, conformes con no entender nunca los fenómenos que nos llevan de tropiezo en tropiezo público, a comenzar y recomenzar el país en cada sexenio.

A los setenta de edad, ya pocos se toman la molestia ni de preocuparse, total, ya va uno de salida porque a esas edades se anda todo el tiempo con el pase de abordar en la mano… pasajeros con destino al más allá, último aviso.

 

INEXPLICABLE EXPERANZA EN MORENA

Hoy por supuesto y no tan novedosamente como creen los que no han acumulado en uso de razón más de seis décadas, soplan por el país vientos de inexplicable esperanza en Morena, más bien dicho, en el Presidente López Obrador y a lo más a que se atreven ante la astringencia de resultados visibles, es a proponer:

a).- Tenerle paciencia al Presidente para que enderece el barco, que Roma no se hizo en un año, ni en tres (un ‘ya merito’ recargado);

b).- Darle tiempo a Morena para que sea partido, forme cuadros, expulse oportunistas y pueda poner de candidato a inquilino de Palacio Nacional, a uno que sí tenga la cabeza en su lugar;

o, c).- Darle tiempo a la oposición para que asimile sus derrotas, asuma sus errores, corrija sus extravíos y en caso de que recupere el poder federal nos gobiernen, ahora sí, mejor que Dios Padre a la corte celestial.

Le tengo noticias: cualquier opción (a, b y c) y sus combinaciones, no resuelven la necedad general de poner en manos de una sola persona el destino nacional.

Es tan inmensa la influencia y poder de nuestros presidentes que se vuelven locos; sí, nuestro presidencialismo a ultranza y por encima de las leyes, los vuelve locos; y a los que no, sus secretarios y colaboradores, con baños diarios de confeti, alabanzas desmedidas y sumisión de cachorritos retozones, los vuelven locos.

Habitualmente, en tiempos del PRI imperial era en su quinto año de gobierno que se volvían locos, pues llegaban a la cima de su poder, sabedores de que su autoridad política sería el fiel de la balanza para decidir su sucesión.

Y aunque renieguen los fieles al Presidente actual, estamos en la resurrección del viejo régimen con una diferencia: este Presidente anticipó el proceso sucesorio y enloqueció apenas iniciando su cuarto año de gobierno.

Si piensa que es una exageración de este menda, entérese que el miércoles pasado declaró que si él no fuera presidente, “México sería un caos” y agregó: “Ahora no, nosotros tenemos estabilidad económica, financiera, no se endeudó al país, no se ha empobrecido al pueblo a pesar de la crisis económica y el prestigio de México está por lo alto”.

Vil mentira. Nada de eso es real, pero a ver quién es el macho que se lo dice. En Palacio el país no cuenta, la gente tampoco, ellos sólo esperan mantener el tiempo que les queda esta cruel mascarada.

LA FERIA

Gato encerrado en caso García Luna

Published

on

El testigo protegido que hundió al Chapo ahora va contra el extitular de la SSP a cambio de beneficios * Genaro difícilmente puede explicar el origen de sus recursos, pero de eso a asegurar que era cómplice del Cártel de Sinaloa, hay una distancia sideral… y más si la acusación viene de Jesús ‘El Rey’ Zambada

 

ADOLFO LÓPEZ MAÑÓN

 

¡Vaya!

A tía Tencha todos le sacábamos la vuelta por la peligrosidad de su lengua. Deshizo prestigios, noviazgos y matrimonios, y si alguien la enfrentaba, siempre respondía: -Yo nomás digo –pues sí.

 

ARREMETIDA PRESIDENCIAL CONTRA GARCÍA LUNA

El miércoles pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió al asunto de Genaro García Luna, detenido en diciembre de 2019 en EU, acusado de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa, conspiración y declaraciones falsas, por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York. Está preso esperando su juicio.

Este menda no hará la apología de tal personaje, de ninguna manera, pero tampoco de la Fiscalía de allá ni de los testigos protegidos que lo metieron en el lío. En EU hay más corrupción en ese ambiente que acá, sorpréndase.

Es un asunto enredado. Por un lado, García Luna ocupó cargos relacionados con el combate al crimen organizado, del sexenio de Zedillo hasta el de Calderón, con distintos jefes directos, entre ellos el actual fiscal general, Alejandro Gertz Manero.

Trabajó en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), en la Procuraduría General de la República (PGR), y como titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Genaro recibió importantes reconocimientos: en 1996 en México, la Excelencia del Cisen y la Medalla al Valor; España en 2001, le otorgó la condecoración de la Orden del Mérito Policial; la International Association of Law Enforcement Intelligence Analysts (IALEIA), Capítulo México, Premio al Servicio Profesional 2004; el FBI le entregó también en 2004, el reconocimiento por investigaciones y arrestos de fugitivos; la DEA en 2004, le entregó otro reconocimiento por su valiosa colaboración en la lucha contra el narcotráfico; la Policía Nacional de Ecuador en 2005, la Medalla Insignia Policía Nacional; igual en 2005, la Organización Internacional de Policía Criminal, Interpol, le otorgó el Distintivo de Plata; el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en 2011 le entregó la Medalla al Mérito categoría Excepcional. ¡Vaya!

Todos esos reconocimientos de la mayor relevancia en su género, valen sorbete contra la palabra de un narcotraficante preso en EU, que declara contra él a cambio de obtener beneficios y reducción de sentencias. ¡Vaya!

Son acusaciones muy graves las que pesan contra García Luna y sería de suponer que la Fiscalía yanqui debería tener pruebas muy sólidas… pero no inicia el juicio, mientras terminan de cuadrar los cargos y juntar las pruebas. ¡Vaya!

Se puede anticipar por cómo se las gasta el tío Sam, que el tal Genaro difícilmente sale libre, pero a ver qué dicen el FBI, la DEA y la Interpol; España, Ecuador, Colombia y los mismos EU, que lo condecoraron. ¡Ah! y México.

Obviamente para los que tienen obsesión contra el expresidente Calderón ha sido una fiesta, porque suponen como un hecho indiscutible que fue cómplice del tal Genaro, por ser su jefe directo, sin darse cuenta que con ese mismo argumento después podrá acusarse al Presidente López Obrador de cualquier ilegalidad que le descubran a cualquiera de sus secretarios.

Y no, no es así, aunque el Presidente, este Presidente, haya ordenado la liberación del Chapito y saludado de mano a su mami, eso no lo hace cómplice de los narcos, faltaba más.

El miércoles el Presidente López Obrador mencionó que según las declaraciones en contra de García Luna, parte de los sobornos que recibía llegaban a Los Pinos (a Calderón, pues). Pero agregó:

“(…) Los que están atendiendo el juicio tienen que aclarar cuando menos son -sic- tres cosas: una, si es cierto todo lo que está en el expediente, si se prueban las acusaciones; es decir, si no está fabricada la acusación. (…) y si son buenas las pruebas hasta dónde va llegar el caso, ¿nada más va ser García Luna?, ¿fue sólo él o se va ampliar?”.

Pues sí, de ser ciertas las acusaciones, tal vez el García Luna tuvo cómplices entre sus subordinados, pero es muy difícil de creer que alguien llegue a ver al Presidente de la República con maletas de dinero, de parte del Cártel de Sinaloa, que según la acusación del testigo protegido de la Fiscalía yanqui, era el que lo sobornaba.

Y ya en esas, no se entiende que si García Luna era cómplice del Cártel de Sinaloa, esto es, del Chapo, haya detenido a Víctor Manuel Félix Félix, consuegro y compadre del Chapo; a su primo hermano Alfonso Gutiérrez Loera, ‘El Canelo’; a José Antonio Torres ‘El Marrufo’, líder del brazo armado del Cártel de Sinaloa; a Antonio Mendoza Cruz ‘El Primo Tony’, uno de los hombres más cercanos al Chapo; a Manuel Fernández Valencia, ‘La Puerca’, encargado de recuperar el dominio del Cártel en Jalisco, nada más; a Sandra Ávila Beltrán ‘La Reina del Pacífico’.

En resumen: del cártel del Chapo enchiqueró García Luna no menos de 16 cabecillas y cerca de 300 malandrines de menor monta.

Este su texto servidor no mete las manos no al fuego, ni a la llave del agua caliente, por el García Luna que difícilmente puede explicar el origen de sus recursos, pero de eso a asegurar que era cómplice del Cártel de Sinaloa, hay una distancia sideral, y más si la acusación depende de un testigo protegido por la Fiscalía yanqui, que resultó ser Jesús ‘El Rey’ Zambada, que trabajó de 1987 a 2008 para el Chapo, el mismo que, a cambio de beneficios, declaró en contra del Chapo en su juicio en Nueva York.

Ya hablando de los recursos del Genaro, no se le olvide que el 19 de diciembre de 2019 el Presidente declaró: “Se conoció de una transferencia a una cuenta particular o de la familia, de un recurso que surgió de Gobernación y al parecer se transfirió una parte a una cuenta personal de un familiar de García Luna”. Y Santiago Nieto precisó que eran 2 mil millones de pesos. O sea que el Genaro no tiene llenadera, con acceso a esas cantidades, encima se ponía en renta de un cártel, arriesgando todo, su vida también. Algo no checa.

Y ese mismo día el Presidente declaró que en lo de García Luna, “(…) hemos decidido cooperar en la investigación, en lo que se solicite, (pero) no iniciar nosotros ninguna investigación”.

Ninguna investigación. ¡Vaya!

Continue Reading

LA FERIA

El mal del narco está arriba

Published

on

Involucrados políticos, empresarios y banqueros, nacionales y extranjeros * El siguiente Presidente debe aceptar que México está en riesgo real de que la delincuencia de altos vuelos controle el aparato de gobierno nacional. Hay que barrer políticos, empresarios y banqueros, pero ¡barrer!.. En concreto: acabar con los barones de la droga

 

SEÑOR LÓPEZ

 

¡Barrer!

Tía Fraga se llamaba Sufragio (su papá era un jacobino ateo irreductible). Su marido era infiel de tiempo completo y ella lo toleraba, resignada. Pero una vez casi lo mata con la tranca de la puerta del zaguán poniendo punto final a su matrimonio, porque su maridito, incapaz de levantar un popote, se ofreció para ayudar a mudarse de casa a una sobrina de ella, joven y rutilante viudita.

Así, cuando algo grave puede suceder, dicen en la familia: -¡Que se entere Fraga! –ni Dios lo mande.

 

‘MARCOLA’ EXHIBE EL REAL PROBLEMA DEL NARCO

Marcos Willians Herbas Camacho, ‘Marcola’, es uno de los delincuentes más famosos del Brasil.

Nació en 1968, está preso como ha estado más de la mitad de su vida.

Él manda en las favelas (barrios bajos), es fundador y líder de la banda criminal “Primeiro Comando da Capital” (PCC), a la que pertenecen unos 130 mil reos, aparte de 10 mil miembros en la calle.

Es poderoso, temido y muy inteligente; dice haber leído 3 mil libros.

El 23 de mayo de 2006, el diario O’Globo publicó una entrevista con él, aunque hay quien lo duda. Igual es interesante. Unos ejemplos:

Pregunta O’Globo (OG): ¿Usted es del PCC?

Respuesta de Marcola (M): Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnóstico era obvio: migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada… Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las villas en las montañas… Ahora somos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de su conciencia social”.

OG: Pero la solución sería…

Marcola (interrumpiendo): “¿Solución? No hay solución… La propia idea de solución ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Rio?… ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política… que saltase por sobre la parálisis burocrática secular… implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución”.

OG: ¿Usted no tiene miedo de morir?

M: “Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allá afuera. Nosotros somos hombres-bomba…. somos una nueva especie, ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común… mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. (Somos) una especie de post-miseria. Eso, la post-miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes”.

OG: ¿Qué cambió en las periferias?

M: Nosotros, que ahora tenemos… ¿usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar (Fernando Beira Mar, un capo de allá) no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, una oficina… ¿Qué policía va a quemar esa mina de oro, entiende?… Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos… Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo… Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en ‘super stars’ del crimen.  Nosotros los tenemos de payasos”.

OG: ¿Qué debemos hacer?

M: Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a los barones del polvo! Hay diputados, senadores, empresarios, hay expresidentes en el medio de la cocaína y de las armas… Estoy leyendo ‘Sobre la guerra’, de Klausewitz, no hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones… Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó? ¿Ipanema radiactiva?”.

OG: ¿No habrá solución?

M: “Ustedes sólo pueden llegar a algún éxito si desisten de defender la ‘normalidad’. No hay más normalidad alguna. Ustedes deben hacer una autocrítica de su propia incompetencia… Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida. Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella… no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: “Pierdan todas las esperanzas”. Estamos todos en el infierno”.

Un comentario, estimados lectores, Marcola, frente a los delincuentes de acá, es un bebé de brazos: su “terrible” revuelta del 12 de mayo de 2006 costó la vida de 141 policías brasileños y 4 civiles; acá hay 90 homicidios diarios. Y los 40 millones de dólares del Beira, son una cifra de niños en el recreo ante las fortunas de nuestros cárteles.

En la entrevista se señala el único camino: atrapar a los verdaderos barones de la droga (políticos, empresarios y banqueros). Coincide con César Gaviria, expresidente de Colombia.

Tenemos lo obvio en las narices: es imposible la existencia de una industria internacional clandestina, con miles de empleados, miles de vehículos, exportando droga e importando armamento y lo más difícil: manejando miles de millones haciendo transferencias internacionales y operaciones financieras. Y esa complejísima operación a cargo de gañanes bota punta-para-arriba que apenas escriben su nombre: imposible. El mal está arriba, muy arriba: políticos, empresarios y banqueros, nacionales y extranjeros.

La indignación por el asesinato de dos sacerdotes, perdone usted, es sólo escándalo mediático, no cambia nada.

Este gobierno federal ya queda descartado como parte de la solución. El siguiente Presidente debe aceptar que México está en riesgo real de que la delincuencia de altos vuelos controle el aparato de gobierno nacional. Hay que barrer políticos, empresarios y banqueros, pero ¡barrer!

 

Continue Reading

LA FERIA

La oposición de Morena en 2024 será el propio… ¡Morena!

Published

on

La decisión de AMLO provocará ruptura interna * El enemigo lo tiene en casa: va a ser un pleito a navaja, sin reglas y nos divertirán con la guerra sucia que tanto gustan practicar

 

SEÑOR LÓPEZ

 

¡Cierren las puertas!

En la familia materno-toluqueña de este menda, hubo historias de amor y liviandad muy sabrosas, aunque procuraban taparlas.

Ahí está, por ejemplo, el sonado asunto de las tías Margarita y Hortensia, hermanas “quedadas” por no tener marido antes de los 18 de edad (eran los años 40 del siglo pasado), mientras su hermana menor, Dalia, se casó a los 16 con tío Nacho, un veracruzano muy alegre que quedó viudo al nacer su cuarto hijo, lo que para las dos vivas, lo hizo más apetecible que una cerveza helada en el desierto de Altar, Sonora.

Con la muerta aún fresca, las “quedadas” pactaron ayudar en todo a tío Nacho con las cuatro criaturas y portarse como lo que eran, unas damas cristianas (… mmhú). Toluca observaba. Al año, retumbaron los cielos por el pleito entre las dos: se arrastraron mutuamente el prestigio.

Tío Nacho le puso casa a cada una, con las dos tuvo hijos y años después, muy contento, se casó con una costeña de fuego, joven paisana suya, quien plácidamente aceptó todo el enredo, tuvo sus respectivos críos y a fin de cuentas heredó todo.

Decía la abuela de Autlán, Elena: -“La tenían fácil, pero… por peleoneras”.

 

LAS MATEMÁTICAS TAMBIÉN FALLAN

La suma es una de las operaciones elementales de la aritmética, la resta también, junto con la división y la multiplicación.

La suma aritmética sirve para muchas cosas, para la política, la política electoral, no; la multiplicación, tampoco; la resta y la división, sí, mucho.

Este domingo Morena se alzó con el triunfo en otros cuatro estados de la República. Muy bien. Ahora, el partido del Presidente, suyo de él, organizado y fundado por él para él, gobierna 20 entidades del país.

Sus admiradores, partidarios, adeptos, simpatizantes, incondicionales, fanáticos y discípulos, tienen calambres en ambos brazos de tanto celebrar con matracas este triunfo, otro triunfo que suceda lo que suceda en 2023, piensan algunos, les asegura el control territorial de los procesos electorales de la nación. Eso piensan esos algunos. Y eso les hace pensar que la elección federal de 2024 va a ser un día de campo.

Vistas como están las cosas, no se equivocan y lo más probable es que la próxima Presidenta o Presidente de la república sea el que Andrés Manuel López Obrador ponga de candidata (o)…, pero no por la suma de votos posibles de esos 24 estados. En política no vale la suma aritmética sino para contar boletas electorales, eso sí.

A quienes necean en que el número de gobiernos estatales es definitorio por lo que significa de control territorial del electorado, se les recuerda que el PRI, cuando perdió la Presidencia de la República en el año 2000, tenía 20 estados gobernados y el PAN sólo ocho… sí, pero la gente vota como le da la gana y don Chente se terció la banda presidencial.

Igual pasó cuando triunfó Calderón, el PAN seguía gobernando sólo en ocho estados y se repitió la historia, ganó el PAN por más que algunos sigan terqueando en que no… pues no, pero don Calderón fue el que se sentó en La Silla. Luego en 2012, ganó Enrique Peña Nieto, logrando lo histórica y políticamente impensable: el regreso del PRI al Poder Ejecutivo federal, sí, pero en 2018 triunfó arrolladoramente López Obrador, teniendo el gobierno de sólo cuatro estados. En una elección presidencial no hay relación aritmética entre número de estados gobernados y número de votos cosechados.

El triunfo de don Fox obedeció a que el PRI vivía dormido en sus laureles echado sobre una pila de reclamos sociales y el hartazgo de la gente, de acuerdo, pero no es cosa de negar el arrastre que como candidato tenía el esposo de doña Martita; hervía la gente en sus mítines.

Calderón, en 2006, no tenía ese arrastre y por poquito la pierde, pero como sea (“haiga sido como haiga sido”), con don Chente metido hasta el cuello, la ganó, aunque haya sido por poquito, no olvidar que en democracia se gana hasta por un solo voto, y eso significó doce años más de amarga espera para López Obrador.

En 2012 ganó Peña, usted podrá sentir que se le hacen nudo las tripas nomás de oír mentar, pero no sólo ganó sino que le sacó casi seis puntos porcentuales de ventaja a quien ahora es Presidente de nuestro país, casi mil por ciento (sí, 1,000%) arriba de lo que Calderón consiguió sobre el tenaz candidato (Calderón ganó con el 0.58% de votos arriba de López Obrador; Peña Nieto con el 5.59%… el 963.79% arriba respecto de la ventaja de Calderón. Arde).

Llegó el 2018 y los electores nacionales se cubrieron de gloria. López Obrador ganó avasalladoramente y fue un triunfo limpio (aunque con una ayudadita de algunos de sus amigos priístas -familia es familia- que nunca quisieron a José Antonio Meade; más otra ayudadita de algunos del PVEM, que hicieron honor a sus costumbres del tacón dorado… más la dúctil falta de principios y convicciones de Peña Nieto que no sacó las manos del proceso por demócrata sino por miedo a la revancha de quien ya veía como seguro ganador… y atinó).

 

MORENA CONTRA MORENA

Como están las cosas, se puede vaticinar como lo más seguro que Morena gane la Presidencia de la República, porque este Presidente es capaz de todo y es capaz de mucho, nada más tenga usted presente cómo le hizo para llegar, solo, solito, a alojarse en Palacio Nacional, con todo en contra.

Ahora con el poder federal y el erario en sus manos, no se necesita ser sabio para suponer qué va a pasar en 2024… pero quien crea que es cosa ya irreversible, imposible de evitar, se equivoca.

Ese error de apreciación, en primerísimo lugar, es porque en 2024 López Obrador no estará en la boleta, detallito. En segundo lugar porque promete ser épico el pleito interno en Morena a la hora de seleccionar candidata(o).

Es palmario: Morena no tiene oposición enfrente (sí, pero anémica, no sea rigorista), pero el enemigo lo tiene en casa: va a ser un pleito a navaja, sin reglas y nos divertirán con la guerra sucia que tanto gustan practicar.

Las dos corcholatas presidenciales más visibles, tanto doña Sheinbaum como Marcelito, cargan sus propios esqueletos, literalmente, esqueletos. ¡Cierren las puertas!

Pero Ebrard y Monreal ya tienen un pacto que harán detonar en cuanto Claudia sea la candidata a la Grande… ¡Sopas!

Continue Reading

Destacado