Connect with us

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Lo bueno, lo malo y lo feo de Ricardo Anaya

Published

on

Va por segunda vez en busca de la candidatura presidencial * Al igual que en 2018, ahora la FGR acusa al panista de recibir casi 7 millones de pesos de Odebrecht a cambio de votar en favor de la Reforma Energética. Hace tres años salió ileso de las acusaciones de la PGR, ¿repetirá la hazaña ante esta nueva acusación?

 

POR MARCO FLORES***

 

El que ya está en plena campaña rumbo al 2024 es el panista Ricardo Anaya Cortés, quien buscará por segunda vez la Presidencia de México para el periodo 2024-2030.

Anaya Cortés nació en la Ciudad de México, pero hizo su vida en Querétaro.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro, maestro en Derecho Fiscal por la Universidad del Valle de México y doctor en Ciencia Política por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Empezó su carrera en el sector público como director del Instituto Municipal de la Juventud de Querétaro a los 18 años de edad.

Entre 2003 y 2009, con el gobernador de Querétaro Francisco Garrido, ocupó varios cargos.

Fue secretario particular del gobernador, coordinador de Desarrollo Humano en el estado y diputado local.

En 2011 el presidente Felipe Calderón Hinojosa lo nombró subsecretario de Planeación Turística en la Secretaría de Turismo (Sectur).

En 2012 arribó por la vía plurinominal a la Cámara de Diputados, donde llegó a ser presidente de la Mesa Directiva. Antes participó en el equipo de campaña de Josefina Vázquez Mota para las elecciones de ese año.

En 2014, dos años después, llegó a la secretaría general del partido de la mano de Gustavo Madero.

 

En 2015 llegó a la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN). Siendo dirigente nacional del PAN, su partido, ganó siete de los 12 estados en los que hubo elecciones (tres de ellos en alianza con el Partido de la Revolución Democrática -PRD-), lo que le permitió proyectarse en el plano nacional.

A los 35 años de edad, ya como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, tuvo la ocasión de pronunciar el discurso para la visita del presidente chino, Xi Jinping, en el Congreso mexicano.

A partir de las elecciones intermedias del pasado 6 de junio de 2021, la clase política y la opinión pública en general comenzaron a especular sobre la sucesión presidencial. Fue el Presidente de la República quien dio el banderazo de salida para su propia sucesión para 2024.

Ya hemos planteado los posibles escenarios que seguirán a la gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO): Reelección, dedazo, candidato de partido o candidato ciudadano, cada cual corresponderá a circunstancias y variables diferentes.

En este foro y espacio de IMPACTO para la sucesión presidencial, la revista con mayor tradición política, ya se publicaron “Otra alternancia para 2024” y perfiles de los presidenciables Marcelo Ebrard Casaubón y Enrique de la Madrid Cordero.

Esta vez nos ubicamos en el tercer escenario, en el que se inscribiría la posible candidatura de Ricardo Anaya Cortés. En este contexto presentamos lo bueno, lo malo y lo feo que podría atribuírsele.

 

LO BUENO

Anaya ha mostrado ser un político hábil y pragmático, pero veleidoso y voluble.

En 2012 era aliado de Enrique Peña Nieto y en 2018 decía que si llegaba a la Presidencia lo encarcelaría por corrupto. Ese debió ser un gran motivo para que, siendo candidato presidencial, fuese acusado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) de estar involucrado en una red de lavado de dinero y de triangular 54 millones de pesos  para adquirir una nave industrial, propiedad de su familia, una investigación que no se agotó, por lo que no se pudo probar su presunta responsabilidad.

Por ello se habló mucho de que fue una maniobra política para sacarlo de la contienda y que resultó en beneficio de López Obrador, por una “secreta” alianza entre AMLO y EPN.

Ahora que nuevamente está en campaña en este 2021, es acusado por la FGR de AMLO (Lozoya) de recibir dinero de Odebrecht, pero, irónicamente, al mismo tiempo en que la FGR busca imputar a Peña Nieto por un delito que ya prescribió.

El 2 de diciembre de 2012 se firmó el Pacto por México entre las principales fuerzas políticas del país (PRI, PAN y PRD), con el cuál se logró impulsar las llamadas reformas estructurales.

En ese momento Anaya era diputado a la LXII Legislatura. Incluso, desde el 1 de septiembre de 2013, presidió la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Se volvió cercano al mandatario Enrique Peña al ser orador principal en los eventos en que participaba el propio Ejecutivo federal en favor de las reformas estructurales.

Ricardo Anaya votó o apoyó abiertamente ocho reformas cuando era diputado federal, entre ellas la Reforma Educativa.

Anaya publicó: “Los legisladores aprobamos la Reforma Educativa. Nuestro respaldo a los gobiernos federal, estatales y del DF para que la hagan cumplir”.

También avaló la Reforma Energética y expresó: Dijimos que sí a la reforma energética modernizadora, porque es el cambio, no el temor, lo que hace avanzar al mundo… Gracias a la reforma energética, el mundo entero ha vuelto a poner sus ojos en México”.

También avaló las reformas financiera y político-electoral. Anaya Cortés expresó: “Declaramos constitucional la Reforma Política-Electoral. Ahora, el 50% de todas las candidaturas serán para mujeres. Juntos decidimos mejor”.

También respaldó las reformas en transparencia, en seguridad social, en telecomunicaciones, hacendaria y en competencia económica, además del Código Nacional de Procedimientos Penales.

El 5 de marzo de 2014, Anaya Cortés pidió licencia para buscar la presidencia del PAN en alianza con Gustavo Madero Muñoz, por lo que no estuvo presente para la votación.

El equipo de panistas que integró en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN reconoció su liderazgo y habilidad política que le permitió construir su candidatura desde la presidencia del partido, aunque a costa de una gran división y escándalo al interior del partido.

Todos recuerdan que su principal rival al interior, Margarita Zavala, renunció al PAN en busca de una candidatura independiente… y con ello también se fueron algunos “distinguidos” senadores y panistas de filiación calderonista como Ernesto Cordero, Roberto Gil y Javier Lozano.

Además, su candidatura a la Presidencia de la República fue avalada por la coalición Por México al Frente, conformada por el PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, lo que se dio de manera natural al ser él uno de los promoventes.

Anaya ha mostrado ser un orador persuasivo y convincente. Tiene un discurso transparente, de avanzada y aborda los principales problemas nacionales. Introduce conceptos como “cambio inteligente”, es hábil al comunicarse con los jóvenes y al emplear la tecnología para transmitir mensajes. Sin embargo, se le observa sin contacto con la calle y el ciudadano pueblo, de a pie. Quizá por eso en sus últimos videos promocionales de 2021, suele aparecer en colonias populares, en el campo y hasta en el Metro, con expresiones que lo que menos reflejan es conocimiento del “vox populi”.

Sus habilidades como orador quedaron de manifiesto en el último debate presidencial de la campaña de 2018. Varios medios le adjudicaron el triunfo del debate. El candidato de la coalición Por México al Frente logró el mayor número de propuestas. Hizo 21 iniciativas sobre los temas del debate: crecimiento económico, desigualdad, educación, salud, desarrollo, sustentable y protección al medio ambiente.

Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, quedó en segundo lugar con 20 propuestas realizadas, aunque ello no se reflejó en los resultados electorales del 2 de julio de 2018. López Obrador obtuvo el 53%, más del doble de Anaya que obtuvo el 22.5%. Meade logró el 16.3% y el “Bronco” 5.1 por ciento.

 

LO MALO

Muchos de sus correligionarios del PAN, y otros políticos, lo acusan de haber escalado los cargos públicos sin ser leal a sus padrinos políticos.

Más aún: se dice que su divisa para lograr la cumbre política es la traición: A sus jefes, compañeros de partido, a políticos de otros partidos y a los principios ideológicos del PAN.

Se sabe que le dio la espalda a: Felipe Calderón, quien lo llevó a su gabinete; al ex gobernador queretano Francisco Garrido, quien le dio su primera oportunidad, y al ex presidente nacional panista, Gustavo Madero, que lo hizo secretario general del partido.

También es acusado de traicionar al PAN al dividirlo, cuando logró la candidatura presidencial desde la presidencia del partido. Esto provocó que Margarita Zavala, que aspiraba a la candidatura presidencial, y en ese momento estaba empatada con AMLO en las encuestas, renunciara al PAN y la buscara por la vía independiente.

También traicionó a Peña, de quien fue aliado en la aprobación de las reformas estructurales, pues en 2015 se volvió un acérrimo crítico del entonces presidente.

Pregonaba en todos los foros que “fracasaron las reformas fiscal, educativa y energética por su inadecuada aplicación”, aunque aclaró que “son buenas reformas en malas manos”, y en 2018 amenazó con meterlo a la cárcel.

En su contra también pesan señalamientos de enriquecimiento ilícito. Ya señalamos que no se le probó la acusación que se le hizo en plena campaña presidencial de 2018. Sin embargo, fue ampliamente difundido un video en el que aparece Anaya en una “fiesta-boda” bailando, casi de la mano con el empresario que habría orquestado el mecanismo de lavado de dinero, Manuel Barreiro.

También se le ha criticado por tener un estilo de vida de lujo, cuando se hizo público que su esposa y sus hijos vivían en un barrio caro en Atlanta, Estados Unidos, al que Anaya viajaba los fines de semana para estar con ellos.

El panista se ha defendido diciendo que sus hijos se encontraban allá para estudiar inglés y que los viajes los hacía con dinero propio, pues tanto su esposa como él contaban con ingresos extra que les permitían pagar esa estancia.

 

LO FEO

En plena precampaña para volver a ser candidato a la Presidencia de México, en octubre de 2021 la FGR acusó a Anaya de haber recibido 6.8 millones de pesos de Odebrecht a cambio de votar en favor de la Reforma Energética en 2014.

Ante esto, Anaya publicó un video en sus redes sociales en el que presumió supuestas pruebas de su inocencia y criticó la investigación al afirmar: “Toda la acusación en mi contra tiene que ver con un pacto perverso entre Lozoya y López Obrador, y ese sí es un pacto ‘fuchi caca’ por donde quiera que lo veas”.

La FGR, que en los últimos días ha sido vapuleada por el abuso de poder en el caso de Rosario Robles, busca imputar el delito de delincuencia organizada al ex mandatario Enrique Peña Nieto, al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y al panista Ricardo Anaya, entre otros políticos señalados por el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, en el caso Odebrecht.

La FGR recurrirá a un delito que implica cárcel forzosa y una pena que alcanza hasta los 60 años de prisión. Lo anterior después de que la Fiscalía General de la República giró una orden de aprehensión en contra del ex candidato presidencial por los supuestos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

En respuesta Ricardo Anaya publicó un video en redes sociales, en el que adelantó que saldría del país en calidad de perseguido político debido a que el Presidente Andrés Manuel es el personaje que quiere meterlo a la cárcel con la finalidad de que no contenga en las elecciones presidenciales de 2024.

Cabe señalar que un juez de control del Centro de Justicia Penal federal del Reclusorio Norte de la Ciudad de México aplazó, para el 8 de noviembre de 2021, la audiencia de continuidad en contra del ex candidato presidencial panista para que su defensa revise a detalle el expediente de la FGR.

Ricardo asegura que no es maquiavélico, traicionero ni un señoritingo; más bien, se considera una persona que actúa de buena fe, leal y con palabra.

Repito, en la campaña de 2018 salió ileso de las acusaciones que le había hecho la PGR. Aquí la pregunta que surge es: ¿Repetirá la hazaña ante esta nueva acusación? ¿Podría salir fortalecido y presentarse como una “víctima política de AMLO”? ¿Lo apoyaría la Alianza?

 

El PAN está en manos de su gente y figuras como el Jefe Diego y Vicente Fox lo respaldan. El PRD ya lo apoyó una vez, ¿lo haría el PRI? ¿Logrará recuperar los más de 9 millones de votos que obtuvo en 2018 y ampliar ese apoyo? ¿Logrará ser empático con el “pueblo” a través de sus curiosos y a veces ridículos videos de su “identificación popular”, en el campo, en las colonias populares y en el Metro?

Si bien reza el corrido “la traición y el contrabando son cosas incompatibles”, en este caso pareciera que la traición y la política sí son cosas compatibles.

 

*** Académico y consultor.

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Lo bueno lo malo y lo feo de Carlos Slim Helú

Published

on

Si fue presidente Donald Trump, ¿por qué no Carlos Slim? * Aunque no he levantado la mano para buscar la Presidencia, sin duda que el magnate empresario tiene todo el liderazgo que México reclama para llevar a buen puerto el destino del país

 

POR MARCO ANTONIO FLORES***

 

Después de que el magnate norteamericano Donald Trump fue electo presidente de Estados Unidos en 2016, en México se puso de moda “candidatear” a un empresario mexicano con una fortuna veinte veces superior a la de Trump, Carlos Slim Helú.

En 2017 y 2018, en redes con videos y declaraciones de personajes y organizaciones sociales, no sólo empresariales, se sugería que el multimillonario mexicano se postulara a la Presidencia de la República.

Slim nunca levantó la mano y ha seguido muy vinculado al poder político, obteniendo gigantescos contratos de obras públicas. En los ultimos días el nombre del magnate mexicano está en la polémica nacional, con motivo de las investigaciones en torno al desplome de la Línea 12 del Metro.

En junio de 2008, el gobierno de Marcelo Ebrard otorgó el contrato de construcción de la Línea 12 -por más de 15 mil millones de pesos- al consorcio formado por CISCA, ICA y la francesa Alstom. La constructora de Carlos Slim estuvo a cargo del tramo que se derrumbó el año pasado, y a pesar de que siempre negó su responsabilidad en el accidente, negoció con el gobierno capitalino y con algunas víctimas para evitar que el caso llegue ante los tribunales.

Los acuerdos incluyen asumir los costos de la rehabilitación de la Línea 12 y el pago de reparaciones a las víctimas que lo acepten.

La primera semana de mayo de 2022 se hizo público que “La empresa CICSA, del consorcio de Carlos Slim que construyó la Línea 12 del Metro capitalino durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón, obstruyó la investigación de la empresa DNV sobre el colapso del tramo elevado entre las estaciones Olivo y San Lorenzo Tezonco, ocurrido el 3 de mayo de 2021, en el cual fallecieron 26 personas, ya que, de acuerdo con el tercer informe de DNV, la empresa noruega contratada por el gobierno capitalino para determinar las causas del derrumbe del viaducto elevado, el consorcio se negó a que los expertos internacionales hablaran con su personal, a pesar de su petición de entrevistar al Director Responsable de Obra (DRO) y el perito, enviada en mayo de 2021”.

¿Es posible que Carlos Slim Helú sea el sucesor de Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República? Después del escándalo de la Línea 12 del Metro, esa posibilidad parece darse por descartada. Además, nunca ha expresado su deseo de ser Presidente de México, como sí lo hizo el magnate Ricardo Salinas Pliego. Lo anterior, aunado a que, por sus 82 años de edad, hasta el Presidente López Obrador ha hablado del retiro de toda actividad empresarial y pública.

En este espacio de la tradicional revista política IMPACTO, hemos presentado el perfil de diez “presidenciables”: Marcelo Ebrard, Enrique de la Madrid, Ricardo Anaya, Lorenzo Córdova, Fernando Landeros, Enrique Alfaro, Adán Augusto López Hernández, Tatiana Clouthier Carrillo, Samuel García y Mauricio Vila.

Cada uno corresponde a escenarios para la sucesión: Candidato de “dedazo”, candidatos de “partido” o de la “Alianza” y candidato “ciudadano”. En el escenario de “candidato ciudadano”, hemos señalado que, dado el hartazgo que hay entre el electorado de los partidos políticos, la posibilidad de que surja un candidato ciudadano con posibilidades de llegar a la Presidencia en 2024 serían muy altas en el supuesto de que las expectativas que ha generado el primer gobierno de izquierda no se cumplan… o dicho de otra manera, que la esperanza de México llamada Morena quede en eso, en esperanza y nunca en realidad.

La sociedad hasta el momento no quiere en la Presidencia al PAN ni al PR… y si no cumple la izquierda, tampoco querrá a Morena.

Debemos recordar que las candidaturas ciudadanas o independientes tuvieron su primer intento o experimento en 2018. En ese año, por vez primera, se pusieron en práctica las reformas electorales de 2014.

A partir del artículo 35, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el derecho de solicitar el registro de candidatos ante la autoridad electoral ahora corresponde no sólo a los partidos políticos, también a los ciudadanos que soliciten su registro de manera independiente y cumplan con los requisitos, condiciones y términos que determine la legislación.

En este contexto, hemos hecho mención de auténticos “líderes” que podrían convertirse en “candidatos ciudadanos”. Todos destacados por su trayectoria y logros en sus respectivas actividades profesionales, o por sus ayudas filantrópicas que cuentan con el requisito de ser conocidos en todo el país y que no tienen filiación partidista.

Para muestra los siguientes botones: Lorenzo Córdova (INE), Ricardo Salinas (TV Azteca), Carlos Slim (CARSO), Arturo Zaldívar (SCJN), José Angel Gurría (OCDE), Fernando Landeros (Teletón).

Ahora presentamos al multimillonario Carlos Slim Helú como posible “candidato ciudadano”. Lo hacemos en el esquema acostumbrado de “LO BUENO, LO MALO Y LO FEO DE…”, con la finalidad de que nuestros lectores interesados en la “sucesión” cuenten con información básica, acerca del perfil de quienes aspiran o tienen posibilidades de ocupar el máximo cargo político en México para el periodo 2024-2030.

 

TRAYECTORIA

Carlos Slim Helú nació en la Ciudad de México, tiene 82 años. Es el decimotercer hombre más rico del mundo, ya que posee bienes que ascienden a los 81 mil 800 millones de dólares en mayo de 2022.

Es ingeniero civil por la UNAM, viudo con seis hijos: Carlos, Marco Antonio, Patricio, Soumaya, Vanessa y Johanna. Tres de ellos, los varones, manejan los negocios de su padre. Su esposa, Soumaya Domit, falleció en 1999.

En 1991 adquirió Telmex, de la que fue presidente hasta 2006, para ceder ese cargo a uno de sus hijos. En 1997, con la visión que lo caracteriza, adquirió acciones de Apple, justo antes del lanzamiento de la Mac, con lo que logró multiplicar su fortuna, al mismo tiempo adquirió Prodigy, exitoso proveedor de Internet esos años. En 2008 compró un 6.4% del periódico estadounidense The New York Times.

Carlos Slim cuenta con gigantescas empresas como: América Móvil, Grupo Carso, Inbursa, Claro Video, Fundación Telmex, así como inmobiliarias y constructoras.

Cabe señalar que, gracias a su trabajo como empresario visionario, ha obtenido múltiples premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional que, de mencionarlos, no alcanza todo el espacio de la edición de la revista.

 

LO BUENO

Es un empresario con dotes políticas excepcionales, aparte de estar entre los quince empresarios más ricos del mundo, su relación con el poder es fina y consistente. Lleva seis sexenios con una relación cercanísima a los Presidentes de México. Tiene derecho de “picaporte” en Palacio Nacional. No pasa un mes sin que tenga desayuno privado con el Presidente López Obrador.

Siempre que hay algun conflicto con los grandes empresarios y contratistas, AMLO lo llama como “bateador emergente” y hace uso de sus “dotes” políticas.

Desde el inicio del gobierno ha intervenido en varios asuntos espinosos con mano suave y conciliadora. Así logró destrabar el conflicto de los gasoductos, en 2019, y ha salvado el programa nacional de Infraestructura anunciando inversiones en diversos ramos de interés nacional.

En noviembre de 2019, en ocasión de la entrega del Premio Nacional de Ingeniería, el Presidente López Obrador dio su “reconocimiento sincero” al ingeniero Carlos Slim Helú y señaló que tiene dos principales virtudes: un “hombre austero y sobrio”, además de ser un empresario con responsabilidad social.

“Valoro que es un empresario con dimensión cívica y social”, dijo López Obrador, al recordar que cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el empresario ayudó para la rehabilitación del Centro Histórico.

Desde los años 80, Carlos Slim ya era un empresario muy exitoso y uno de los más importantes de México. El año 1982 fue crítico en la historia del país. Con la crisis de deuda, la nacionalización de la banca, y las finanzas del país prácticamente paralizadas, Carlos Slim y su Grupo Carso se propusieron invertir de forma intensa y activa. En este periodo se realizaron diversas inversiones y adquisiciones, entre las cuales destacan: Cigatam (fabricante de los cigarros Marlboro), Hoteles Calinda, la mayor parte de Sanborns y su filial Denny’s.

Telmex es el ejemplo más claro de por qué a Slim se le conoce como el “Rey Midas”. De ser una empresa de Estado ineficiente -para poner una línea telefónica se tardaban al menos dos meses- la convirtió en una eficiente y gigante empresa que se internacionalizó. ¿Acaso no es eso lo que sería deseable para Pemex y CFE?

América Móvil es un ejemplo de creación de valor de una compañía, ya que, después de haber tenido 35 mil clientes celulares cuando se privatizó (1990), inventores del sistema de “prepago” llamado Amigo de Telcel, nació en abril de 1996. Hoy América Móvil es el cuarto operador mundial con 170 millones de suscriptores en México y en América Latina.

Ha mostrado gran sensibilidad social a través de sus labores filantrópicas, ya sea de forma personal o a través de sus empresas como la Fundación Telmex -becas a hijos de trabajadores y estímulos para que se titulen y continúen sus estudios-, el Museo Soumaya, el rescate del Centro Histórico de la Ciudad de México y recientemente en la Fundación Alas, creada por la cantante Shakira.

La ayuda se extiende a toda ]América Latina, a través de la Fundación Carso que, con un patrimonio inicial de 4 mil millones de dólares y presupuestado en pocos años a más de 10 mil millones de dólares, apoya sus diversos programas de ayuda.

 

LO MALO

Un artículo de la revista Forbes señaló que la fortuna de Slim está en controversia, ya que ha logrado amasarla en un país donde el ingreso per cápita es de 10,300 dólares por año (USD) y además casi la mitad de la población vive en pobreza.

En ocasiones, con tal de no perder su cercanía con el poder político, actúa más en defensa de los políticos que de los empresarios.

Como ocurrió el pasado mes de abril de 2022, cuando participó en el foro Visión de Futuro: México 2042, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) todavía con Carlos Salazar.

Sus declaraciones hubieran correspondido al secretario de Gobernación y no al hombre más rico del país. Carlos Slim Helú advirtió que la confrontación entre el Presidente López Obrador y el empresariado mexicano “es una estupidez”. Agregó que tanto el gobierno como las empresas deben buscar la unidad del país y resolver sus conflictos con diálogo y no a periodicazos. “Cuando un gobierno es electo democráticamente hay que respetarlo”.

Slim Helú señaló que en México se han desaprovechado e incluso destruido oportunidades de crecimiento a lo largo de varios sexenios, sin atreverse a señalar que es, precisamente en este gobierno, mediante la confrontación de la Mañanera, que se ha ahuyentado la inversión extranjera y nacional.

Quiere el destacado empresario salvar al país, salvar a la 4T o sólo sus negocios.

 

LO FEO

La trayectoria del Ingeniero Slim lo ubica como un empresario excepcional y “exitosísimo”. Un hombre que ha hecho infinidad de aportaciones filantrópicas en el campo de la salud, la educación, la ciencia y muchas obras sociales.

Difícilmente se le pueden atribuir “negritos” en el arroz. Sin embargo, ahora que se ha demostrado que empresas pertenecientes a su consorcio son responsables por fallas en la construcción de la línea 12 del Metro, la presunta responsabilidad de sus empresas por 26 muertes lo alcanza en su persona de manera lejana y sutil, pero inevitable.

No hay duda que podrá limpiar su imagen y saldrá delante de ese lamentable episodio del que, seguramente, ni se enteró, por las implicaciones técnicas y sucesos inerciales que se dieron a su alrededor, además de la gran cantidad de actividades y ocupaciones que cotidianamente debe tener.

Es innegable que la personalidad de Carlos Slim Helú lo ubica como un gran líder del México actual.

Casi todos damos por descartada su candidatura a la Presidencia de México para 2024, pero sirva su brillante trayectoria como ejemplo del tipo de líder que reclama México, para afrontar el siglo XXI con éxito y lograr un país próspero, con crecimiento económico sostenido, para lograr mejores condiciones de bienestar en educación, ciencia, cultura, salud, seguridad e infrestructura.

 

***Maestro, Contaduría Pública y académico.

Continue Reading

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Lo bueno, lo malo y lo feo de Mauricio Vila Dosal

Published

on

Potencial candidato panista para la Presidencia de la República * Podría ser el anhelado candidato único y de unidad de toda la oposición unida, esto es, de la alianza, de Movimiento Ciudadano y de organizaciones de la sociedad civil… y el Presidente López Obrador no lo vería mal como su posible sucesor

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

Mauricio Vila Dosal parece ser la mejor carta del PAN como candidato a la Presidencia de la República para 2024. Por su carisma, resultados de gobierno, capacidad profesional y política, eventualmente podría convertirse en buena opción de la alianza Va por México, e incluso podría ser el anhelado candidato único y de unidad de toda la oposición unida, esto es, de la alianza, de Movimiento Ciudadano y de organizaciones de la sociedad civil.

La encuestadora que hace puntual monitoreo a los precandidatos de todos los partidos, C & E Campaings and Elections México, en su último corte del mes de abril de 2022, lo ubica como el tercer mejor posicionado del PAN con un 11% de preferencia, sólo después de Ricardo Anaya, que registra un 28%, y de Lilly Téllez, quien alcanzó un 17 por ciento.

Sin embargo, si consideramos  que Ricardo Anaya vive en el exilio y difícilmente podrá ser candidato sin ser encarcelado -por los motivos públicamente conocidos- y publicados en su “perfil” en esta su revista política IMPACTO y que Lilly Téllez no tiene la militancia ni el arraigo para ser arropada por todas las corrientes de ese partido.

Además, Santiago Creel y Margarita Zavala son cartuchos “quemados”, sobre todo al exterior del PAN, entonces el actual gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, sería el mejor posicionado por el blanquiazul.

En este espacio de la tradicional revista política IMPACTO hemos presentado el perfil de nueve presidenciables: Marcelo Ebrard, Enrique de la Madrid, Ricardo Anaya, Lorenzo Córdova, Fernando Landeros, Enrique Alfaro, Adán Augusto López Hernández, Tatiana Clouthier Carrillo y Samuel García. Cada uno corresponde a escenarios para la sucesión: Candidato de “dedazo”, candidatos de “partido” o de la “Alianza” y candidato ciudadano.

Ahora presentamos al gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, como posible candidato del PAN o incluso de la Alianza a la Presidencia de México para el periodo 2024-2030.

Lo hacemos en el esquema acostumbrado, ‘Lo bueno, lo malo y lo feo de Mauricio Vila Dosal’, con el fin de que nuestros lectores e interesados en la “Sucesión” cuenten con información básica acerca del perfil de quienes aspiran o tienen posibilidades de ocupar el máximo cargo político en México para el periodo 2024-2030.

 

TRAYECTORIA

Mauricio Vila Dosal, a sus 42 años de edad, es un político consolidado. Fue diputado local, presidente municipal de Mérida, una de las ciudades más seguras y con mejores servicios del país y actualmente es gobernador de Yucatán. Además, ha sido empresario y tiene una sólida preparación académica. Es licenciado en derecho por la Universidad Marista de Mérida, maestro en Administración de Negocios por la University of Phoenix, Arizona, y Maestro en Gerencia Política y Gobernanza Estratégica por la George Washington University.

Está casado con María Eugenia Ortiz Abraham, con quien tiene tres hijos. En el ámbito empresarial, en el sector restaurantero de 2005 a 2014, se desarrolló como líder de la franquicia internacional “Subway” en Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas

Su trayectoria política comenzó al integrarse al Comité Directivo del PAN en Yucatán, como secretario de Vinculación de 2008 a 2011 y en 2018 fue consejero estatal.

Antes, en 2012, obtuvo la mejor votación para la diputación local  por el IV Distrito y se desempeñó como presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso del estado en la LX legislatura.

En 2015 fue electo presidente municipal de Mérida y en 2018 solicitó licencia al cargo para buscar ser gobernador de Yucatán, cargo que alcanzó en las elecciones de 2018.

 

LO BUENO

En 2021, en entrevista para El Financiero, Vila Dosal afirmó: “Es pronto para hablar de eso (candidatura presidencial), tengo una encomienda que me encargaron los ciudadanos, que es gobernar Yucatán; es un sueño hecho realidad para mí y en ese sentido hay muchas cosas para hacer en Yucatán y en eso vamos a estar enfocados”.

Agregó: “Yucatán es un estado que lidera en temas de seguridad pública, energías limpias, generación de empleos y estoy concentrado en seguir trabajando para lograrlas”.

Como presidente municipal ya hablaba de hacer de Mérida una “Ciudad inteligente” y mostró su interés por  los avances tecnológicos que pueden ser implementados en las ciudades, así como casos de éxito en temas de movilidad, vivienda y digitalización de procesos.

Ha dado cuenta que el  gobierno de Yucatán en los últimos años ha tenido una etapa de digitalización de catastros, registros públicos, permisos para inversiones; “somos el único estado de América Latina que tenemos una ventanilla de inversiones”, indicó ya como gobernador y subrayó: “La migración digital de la burocracia no sólo permite una reducción en el tiempo de trámites, sino que aminora la incidencia de corrupción”.

Mauricio Vila ha tenido avances en cambio climático y de género. Creó la Secretaría de Mujeres, abriendo 35 centros de atención y programas como Mujeres con Vivienda Segura y la creación del Instituto o Municipal de la Mujer en 106 municipios del estado; en seguridad, con “Yucatán Seguro” y la instalación de más de 4 mil 500 cámaras de vigilancia y el nuevo centro de monitoreo C5, convirtiéndose en uno de los estados más seguros del país.

En febrero de 2022, Los gobernadores panistas le dieron gran “espaldarazo” y lo eligieron, por unanimidad, para presidir la Asociación de Gobernadores del PAN. Los mandatarios de Durango, José Rosas Aispuro Torres; de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo; de Querétaro, Mauricio Kuri González; de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, revisaron la agenda que impulsan y la estrategia para el próximo semestre.

Por su parte Mauricio Vila en esa ocasión afirmó: “Estoy convencido de que en México nos sobran los diagnósticos, pero nos hacen falta tratamientos; nosotros ofrecemos soluciones y tenemos la idea de que es posible que a todos nos vaya mejor y, así, haremos que estemos en un escenario donde todos ganemos”.

LO MALO

A Vila lo han considerado como un político “light” que no ha mostrado ser una verdadera opción de oposición, muy alejado del discurso aguerrido que cuestione  al gobierno de la Cuarta Transformación, tal como lo hace Ricardo Anaya a través de sus videos y tuits todo el tiempo.

Más bien parece un político conciliador, que en ocasiones raya en la complacencia a las obras y eventos que el Presidente López Obrador realiza en la entidad que gobierna.

En una de las últimas visitas de AMLO a Yucatán, el gobernador Mauricio lo acompañó a supervisar las obras del Tren Maya. Al respecto publicó el siguiente tuit: “En #Yucatán estamos haciendo equipo con todos para que el @TrenMayaMX traiga los mayores beneficios a nuestro estado, por eso siempre es un gusto recibir al Presidente @lopezobrador_ para revisar avances de esta obra que generará empleos y desarrollo en nuestro estado”.

Sin embargo, esta “alianza” con el Presidente, que muchos de sus correligionarios del PAN critican, podría ser factor, en el caso de que su candidatura a la Presidencia de la República creciera, ya que el propio AMLO no lo vería con “malos ojos” como su sucesor alterno.

 

LO FEO

El gobernador Mauricio Vila ha sido objeto de ataques y acusaciones por actos de corrupción, de los que nunca ha habido alguna prueba o acusación formal en su contra.

En agosto de 2019, el gobernador Mauricio Vila Dosal acudió junto con varios empresarios al Centro Internacional de Congresos, donde anunciaría las nuevas inversiones turísticas e inmobiliarias para Yucatán ante medios de comunicación y asistentes. Uno a uno, el gobernador fue nombrando los proyectos y agradeció a los inversionistas por elegir a Yucatán. Así fue hasta llegar al entonces desconocido empresario inmobiliario Gregorio Zamora Flores.

Después de una investigación de varios meses, realizada por los reporteros de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), se confirmó que cuatro de los accionistas de Grupo Aura están ligados, por dos vías, a una presunta red de corrupción que operó con Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Aunque hubo publicaciones que pretendieron involucrar al gobernador Mauricio Vila de aliarse con estos empresarios corruptos, no se logró encontrar algún vínculo y menos alguna prueba o referencia que pruebe su participación en los malos manejos de los empresarios del grupo Aura.

Los desarrollos de Grupo Aura, construidos por los beneficiados contratistas de Segalmex, han comenzado a transformar el paisaje de la costa yucateca y sus planes de expansión son ambiciosos. Además de los cuatro desarrollos de lujo que ya construyen en Mérida y Telchac, la compañía tiene planes para edificar otros cuatro complejos: Aura Towers, Aura City, Marena Lake View y Marena Plaza.

Mauricio Vila, ya como potencial candidato a la Presidencia de la República, estará sujeto al análisis y el escrutinio público día tras día, de aquí al 2024.

 

***Maestro y académico.

Continue Reading

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Sí hay oposición para el 2024

Published

on

Demuestran que unidos jamás serán vencidos… y más con MC * ‘Oposición habemus’ con un candidato único y de unidad nacional para enfrentar a Morena en la elección presidencial

 

POR MARCO ANTONIO FLORES***

 

La alianza Va por México, que integran PAN, PRI y PRD, mostró el pasado domingo 17 de abril de 2022, con su voto en bloque contra la reforma eléctrica, que tienen músculo y que unidos jamás serán vencidos.

Fue como un Ave Fénix, pues acaba de renacer la oposición en el escenario político nacional.

La votación de todos los diputados de todos los partidos, incluidos los de Movimiento Ciudadano (MC), representa el rescate de la división de Poderes y que el equilibrio de los Poderes es posible.

La trascendencia de lo sucedido debiera trasladarse al 2024, a la sucesión presidencial. Ahora es posible afirmar que esa alianza en unidad podría presentar un candidato “único” y con ello enfrentar al candidato(a) que designe AMLO como su sucesor.

En febrero de este 2022, la alianza ya se había pronunciado al respecto, en voz de sus dirigentes, quienes acordaron postular un candidato presidencial único, sea de los partidos o de la sociedad civil.

“O nos unimos o nos hundimos”, consideraron Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, al precisar que la elección del candidato se hará posteriormente.

Los dirigentes de los tres partidos de oposición reconocieron que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entró en un escenario de desesperación “y no va a cambiar”, de ahí que la tarea central de la oposición será mantenerse unida, así como reforzar su coordinación y mecanismos de colaboración.

Los tres dirigentes coincidieron en buscar un frente amplio de esas fuerzas políticas y otras organizaciones de la sociedad civil.

 

AMLO CALIENTA EL 2024

Por su parte, el Presidente López Obrador ha hecho públicas candidaturas de su partido desde junio de 2021. Recientemente, en una “mañanera”, de manera irónica y con sonrisa socarrona, mencionó entre los posibles candidatos de oposición a Gabriel Quadri, Lilly Téllez y Claudio X. González.

De acuerdo con la tesis de Samuel P. Huntington, profesor de Ciencia Política de Harvard, México habría consolidado su democracia desde el momento en que se dio la segunda “alternancia”, es decir, a partir de 2012.

Según Huntington, no es a partir de la tercera alternancia de 2018 que se consumo nuestro proceso democrático. Ahora que por vez primera gobierna la “izquierda”, y dados sus resultados ante el electorado, se abre la posibilidad de que se dé paso a otra alternancia en 2024, al entregar el Poder Ejecutivo a otra opción política, bajo el amparo de nuestros principales organismos constitucionales democráticos: el Poder Judicial de la Federación (PJF), el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Estamos a dos años de la elección presidencial y a 15 meses de conocer los candidatos presidenciales. Por ello, resulta interesante saber cómo podría darse la sucesión presidencial 2024.

En este contexto, vamos a enunciar los posibles escenarios que seguirían a la gestión de AMLO: Dedazo; candidato de partido o candidato ciudadano, cada cual corresponderá a circunstancias y variables diferentes.

PRIMER ESCENARIO: Dedazo. Este mecanismo es el aplicable a Morena. Dado el “estilo personal de gobernar” del Presidente -en palabras de Cossío Villegas-, podríamos estar frente al regreso del “dedazo” que operó el PRI de manera muy exitosa durante décadas. Para algunos, razón de estabilidad política y de paz social. Para otros, motivo de una “presidencia” hereditaria o la “dictadura perfecta”, como la definió Vargas Llosa.

Los aspirantes en este escenario de la 4T: Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López, Juan Ramón de la Fuente y Ricardo Monreal (alejado cada vez más de este esquema). El abanico podría ampliarse.

En este mecanismo de “dedazo”, sin moverse y sin saberlo, podría haber sorpresas y uno de ellos podría ser Zoe Robledo, un joven brillante y carismático que para muchos es el moderno López Mateos; Tatiana Clouthier, por su popularidad, e incluso Beatriz Gutiérrez Müller, al puro estilo argentino (Perón o Krischner).

SEGUNDO ESCENARIO: Candidato de partido. Este esquema corresponde a la alianza Va por México y a MC. Lo ocurrido con la votación en bloque para rechazar la “reforma eléctrica” mostró la potencialidad de una verdadera oposición que sólo podrá refrendarse si para 2024 logran un candidato común a la presidencia PAN-PRI-PRD y MC, incluida la posibilidad de que fuera un “candidato ciudadano”, apoyado por estos dos bloques y por organizaciones de la sociedad civil.

El mecanismo podría comprender dos etapas: Uno, elecciones preliminares o encuestas nacionales internas, tanto en la Alianza para que cada partido presente un candidato, PRI, PAN y PRD, así como por su parte MC; segundo, elecciones internas entre los candidatos de la Alianza para definir su candidato, que enfrentaría en las elecciones primarias al candidato de MC y al candidato ciudadano. De esos tres mejor posicionados, surgiría una candidatura “común” y de “unidad nacional”, de TODOS los partidos y organizaciones de la sociedad civil.

Enunciamos posibles candidatos de cada partido y “candidato ciudadano”. Los candidatos de Morena fueron mencionados en el primer escenario, “dedazo”. Por su parte el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, ya hizo público el abanico de candidatos de su partido.

En la lista incluyó a la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos; al de Guanajuato, Diego Sinhue; al de Yucatán, Mauricio Vila, y al de Tamaulipas, Javier García Cabeza de Vaca, además de Ricardo Anaya y el saliente de Querétaro, Francisco Domínguez.

El PRI no se ha pronunciado al respecto, sin embargo, algunas reconocidas encuestadoras han mencionado a los siguientes: Alejandro Moreno, dirigente nacional; los gobernadores Alfredo del Mazo, Alejandro Murat, Miguel Riquelme, Rubén Moreira, así como Enrique de la Madrid, Miguel Osorio Chong y otras figuras del pasado priísta.

El PRD parece sólo tener a Miguel Mancera y algún exgobernador como Silvano Aureoles, quien denunció la intromisión del “narco” en las pasadas elecciones del 2021.

Por su parte, los candidatos de MC son los gobernadores Enrique Alfaro y Samuel García, así como el joven presidente municipal, Luis Donaldo Colosio Riojas.

TERCER ESCENARIO: Candidato ciudadano. Dado el hartazgo que hay entre el electorado de los partidos políticos, la posibilidad de que surja un candidato ciudadano con posibilidades de llegar a la Presidencia en 2024 serían muy altas en el supuesto de que las expectativas que ha generado el primer gobierno de izquierda no se cumplan.

La sociedad hasta el momento no quiere en la Presidencia al PAN ni al PRI… y si no cumple tampoco querrá a Morena. En este contexto, en este espacio, hemos mencionado auténticos “líderes” que como “candidatos ciudadanos” podrían también convertirse en el “candidato único” y de “unidad nacional”, apoyado por todos los partidos politicos y organizaciones de la sociedad civil.

Sólo enunciamos, de forma no limitattiva y a manera de ejemplo, a los más conocidos, todos destacados por su trayectoria y logros en sus respectivas actividades, también por sus ayudas filantrópicas y con el requisito de ser conocidos en todo el país y que no tienen filiación partidista.

Los candidatos con reales posibilidades son Lorenzo Córdova (INE), Ricardo Salinas (TV Azteca), Carlos Slim (Carso), Arturo Zaldívar (SCJN), José Ángel Gurría (OCDE), Fernando Landeros (Teletón), e incluso Juan Ramón de la Fuente.

En este espacio de la tradicional revista política IMPACTO están disponibles, para su lectura o consulta, los perfiles que hemos publicado de nueve “presidenciables”, en orden de aparición: Marcelo Ebrard, Enrique de la Madrid, Ricardo Anaya, Lorenzo Córdova, Fernando Landeros, Enrique Alfaro, Adán Augusto López Hernández, Tatiana Clouthier Carrillo y Samuel García Sepúlveda.

Continuaremos presentando, uno por uno, los perfiles de todos los precandidatos, de todos los partidos políticos y “candidatos ciudadanos”, cada uno corresponde a escenarios que ya hemos mencionado: Candidato de “dedazo”, candidato de partido o de la Alianza y candidato “ciudadano”.

Lo haremos en el esquema acostumbrado LO BUENO, LO MALO Y LO FEO DE ‘X’ CANDIDATO, con el fin de aportar información básica a todos nuestros lectores y todos los ciudadanos interesados en el tema.

Se pretende con ello contribuir con información pública y fehaciente a que todos los aspirantes al puesto de mayor responsabilidad política del país para el periodo 2024-2030 puedan, desde ahora, ser observados y evaluados por millones de mexicanos.

Estamos a poco más de un año de conocer a los candidatos a la Presidencia de México. Corresponde a partidos, fuerzas políticas y organizaciones de la sociedad civil del país iniciar, cuanto antes, una estrategia de comunicación de posibles candidaturas y mecanismos de eleccion, que serviría para contrarrestar y balancear el “bombardeo” diario de la mañanera, que significa la estrategia de comunicación presidencial.

Ahora, más que nunca, vale recordar lo que afirmó Platón hace más de 2 mil años: “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”.

En el legítimo afán de encontrar un “líder”, a la altura de lo que reclama el México del siglo XXI, se vale echar a andar la imaginación.

Seguro hay muchos mexicanos con preparación, capacidad, experiencia y deseos de servir a su país. Debemos buscar, con seriedad, a quienes tengan trayectorias relevantes, conocidos en todo el país, que puedan reunir las firmas requeridas y conseguir fondos para sus campañas.

Mexicanos con una incuestionable y probada honestidad, capacidad, preparación y logros en favor de la sociedad.

Que tengan autoridad moral y valores, que sean ejemplo de las nuevas generaciones y que pueda ser factor de “unidad nacional”.

México merece asegurar su futuro como una nación próspera, con más bienestar, seguridad, paz y justicia. Necesitamos uno entre 130 millones de mexicanos. ¿Lo habrá siquiera uno, estimado lector?

 

***Maestro y académico.

Continue Reading

Destacado