Connect with us





PUNTO... Y SEGUIMOS

Pésimo actuar de la oposición impulsa el triunfo de Morena

Published

on

Las encuestas marcan demasiada diferencia entre Claudia y Xóchitl * Gálvez Ruiz está sola, carece de una estructura electoral propia que le permita no sólo crecer sino defender en su momento el voto en las urnas * Los partidos que la lanzaron a la aventura para sacar el mayor provecho político y económico están totalmente debilitados e incluso a un paso de perder su registro

 

ALFREDO IBÁÑEZ

 

Iniciaron oficialmente las campañas presidenciales en México y la candidata de la coalición Morena-PVEM-PT, Claudia Sheinbaum, tiene enorme ventaja sobre Xóchitl Gálvez, de la alianza PRI-PAN-PRD.

La exjefa de Gobierno de la Ciudad de México conserva en la lona a la opositora panista, quien no ha logrado conectar con el electorado, su desparpajado actuar no ha sido suficiente para cautivar a los votantes, de ahí que a lo largo de los meses su crecimiento en las encuestas es mínimo.

De acuerdo con el último sondeo de Buendía & Márquez, para un medio de comunicación nacional, Claudia Sheinbaum presenta una intención del voto del 59 por ciento contra un raquítico 36 por ciento de Xóchitl Gálvez.

La oposición ya perdió las elecciones, imposible remontar esa diferencia, máxime que su abanderada está sola, carece de una estructura electoral propia que le permita no sólo crecer sino defender en su momento el voto en las urnas.

Los partidos que la lanzaron a la aventura para sacar el mayor provecho político y económico están totalmente debilitados e incluso a un paso de perder su registro.

El PAN, el más fuerte de la alianza, gobierna apenas los estados de Chihuahua, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y Yucatán.

Los dos primeros sumidos en grave inseguridad, que los ubica en la lista de los más violentos del país, al contabilizar elevada tasa de homicidios, por lo que no es difícil pronosticar que el resultado en las urnas será adverso e insuficiente.

En cuanto al PRI, qué se puede esperar de un partido fracasado, abatido, que en corto tiempo perdió 11 gubernaturas y ahora es únicamente gobierno en Durango y Coahuila, y eso porque fue en coalición con el PAN y el PRD, por sí solo está borrado del mapa electoral.

Del PRD no hay gran cosa que decir, está agonizando, lo mantiene con vida el millonario oxígeno de las prerrogativas de las que goza en este año y que ascienden a 751 millones de pesos, dinero que disponen a su libre antojo sus dirigentes. Esos que claman transparencia, honradez, a nadie le rinden cuentas.

Los partidos de oposición en México están desvanecidos, sus dirigentes como Marko Cortés y Alejandro Moreno insisten en alejarse de la población, en repartir a cargos de elección popular a impresentables, a sus amigos e incondicionales, a heredarse el poder e incrementar sus fortunas a través de la política.

Prácticas añejas que repudia la población, la cual decepcionada, paulatinamente se sumerge en la ola de Morena vía apoyos sociales, partido del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien está obsesionado no sólo con ganar las elecciones presidenciales, sino obtener la mayoría calificada en el Congreso y así hacer que pasen las reformas constitucionales que ha promovido.

Situación riesgosa para México, para los mexicanos. López Obrador, con la Presidencia de la República y 21 gubernaturas, prácticamente se ha apoderado del país, gracias al pésimo actuar de la oposición, la cual sigue en su lucha encarnizada por disputarse las migajas de poder y se olvida de la gente.

 

POLÍTICOS MEXIQUENSES SE HEREDAN EL PODER

El diputado local de Morena por Naucalpan, Estado de México, Isaac Montoya, parecía tener todo amarrado para hacerse de la candidatura a la presidencia municipal de esa localidad, sin embargo, sus propios compañeros de partido decidieron cerrarle el paso, pues consideran que más que servir a la población se sirve del cargo.

Actualmente su hermana Juana Berenice Montoya es la tercera regidora de Naucalpan, ambos han tejido una red de subalternos en aras de apropiarse del control del municipio, gobernador por la alcaldesa del PAN, Angélica Moya.

La lucha interna apenas comienza, máxime que sus detractores tejen alianzas con partidos de oposición como el PRI.

Otro caso más representativo de cómo se heredan el poder entre familiares es lo que pasa en Huixquilucan.

Enrique Vargas, luego de no ser candidato a gobernador del Edomex, ahora va en busca de una senaduría y su esposa Romina Contreras busca la reelección.

Según las encuestas, el triunfo de ambos es casi seguro, pero no se descarta voto de castigo en las urnas.

 

PROGRAMAS SOCIALES Y ELECCIONES EN EDOMEX

A la gobernadora Delfina Gómez y a su partido Morena les cayó como anillo al dedo la veda electoral, pues aceitaron la maquinaria con 7 mil 500 pesos en favor de 600 mil beneficiarias del programa social Mujeres con Bienestar.

En una entidad donde la pobreza lesiona a 4.9 millones de mexiquenses, ese tipo de apoyo económico genera por lo menos un gesto de agradecimiento.

No todo termina ahí, aplicaron dos programas sociales más, Canasta Alimentaria y Pensión para Personas con Discapacidad, este último representó fuerte apoyo para cada uno de los beneficiarios, ya que el monto asignado ascendió a 9 mil 300 pesos. Don dinero en tiempo de elecciones.

PUNTO... Y SEGUIMOS

Inseguridad, talón de Aquiles del Estado de México

Published

on

Una problemática pendiente heredada por mandatarios anteriores * La gobernadora, con la misión de atender un reclamo ciudadano * Delfina Gómez hizo el firme compromiso de mejorar la seguridad de los mexiquenses y a casi un año de su gobierno son notorios los esfuerzos, pero falta mucho por hacer

 

ALFREDO IBÁÑEZ

 

Delfina Gómez Álvarez, gobernadora del Estado de México, sabe perfectamente que la inseguridad es el talón de Aquiles de la entidad.

A nueve meses de su gestión los resultados no son favorables como se esperaba… y menos en los delitos de alto impacto.

La presencia y operación de al menos cuatro grupos delictivos, diseminados en todo el territorio estatal, es una realidad, así como la generación de violencia.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, ese es el núcleo de las organizaciones criminales, pero gradualmente se han ramificado, han establecido alianzas o han surgido otros, de manera que son al menos una decena  los que se disputan el territorio estatal.

El Valle de Toluca es uno de los más inseguros, ahí se concentra con mayor fuerza la pelea por dominar la zona, operan a la vez los cuatro grupos delictivos, por lo que el número de delitos es alto, así como el grado de inseguridad.

Es de señalar que la zona norte de la entidad no está exenta, caso contrario, esa franja donde se concentra gran parte de la industria y donde el poder adquisitivo de la población es más elevado que la de otros municipios, sufre de los embates de la ola delictiva.

La zona oriente, definitivamente es castigada por los grupos del crimen organizado, los cuales además han sumado fuerzas con aquellos que dominan en la Ciudad de México.

El panorama para los casi 17 millones de mexiquenses en materia de seguridad pública no es alentadora; por décadas se dejó crecer el problema de manera deliberada, de tal forma que los delitos en su diversa modalidad siguen a la alza.

Los gobiernos de PRI se comprometieron a ponerle fin a la inseguridad, sin embargo, una vez en el poder convivieron con el crimen organizado y los diversos gobernadores no quisieron darle solución.

La gobernadora de Morena no se quedó atrás en cuanto a promesas para remediar al tema de la inseguridad. En campaña delineó una serie de medidas que dijo pondría en marcha una vez que tomara las riendas del gobierno estatal.

Dentro de sus compromisos destacó mayor número de policías y cámaras de seguridad, presencia y operación del policía de barrio, que sea el primer contacto con la ciudadanía y apoyarse con la Policía Estatal, poner en marcha un grupo de inteligencia para conocer dónde y cómo operan los grupos criminales.

Como siempre la serie de promesas fluyeron, así como las buenas intenciones.

Si bien es cierto que la maestra ha puesto especial empeño en ese rubro, en los primeros meses de su gestión, las ejecuciones, asaltos en transporte público, secuestros, y extorsiones prevalecieron de manera preocupante.

Hoy a nueves meses de su gobierno, la mandataria de Morena ha tenido avances notorios en delitos del fuero común, pero en los de alto impacto y que definitivamente están vinculados con su administración siguen a la alza.

Recientemente la mandataria estatal dio a conocer que en cuanto a feminicidios se refiere, hay una reducción del 50 por ciento, en la comparativa de mayo de 2023 con el mismo mes de 2024.

Insistió que en esos meses ha habido una baja significativa en los delitos de violación equiparada, secuestro, acoso sexual, trata de personas y feminicidio.

Si bien las cifras son alentadoras, en los hechos la población sufre los embates de la ola criminal, la operación de los diversos grupos delictivos se traduce en una serie de ejecuciones y los ilícitos del fuero común son una constante.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los nueve meses de gestión del gobierno de Morena se han registrado oficialmente 2 mil 800 homicidios.

Asimismo, la Secretaría de la Defensa Nacional ha advertido que no se ha inhibido la presencia de los grupos criminales que por años han operado, la disputa por el territorio mexiquense hoy más que nunca está vigente.

La gobernadora Delfina Gómez hizo el firme compromiso de mejorar la seguridad de los mexiquenses, a casi un año de su gobierno son notorios los esfuerzos, pero falta mucho por hacer.

En días pasados se anunció el cambio del titular de la policía estatal, Andrés Andrade Téllez; su lugar será ocupado por el  coronel Cristóbal Castañeda, quien conoce el asunto, pues fue titular de seguridad en Sinaloa.

Es evidente el elevado índice delictivo en el Estado de México, hace falta algo más que el cambio de un jefe policiaco.

No es una tarea fácil, sin embargo, Morena, la gobernadora, se comprometieron a hacer las cosas diferentes y mejor que el PRI, pero la población no olvida las promesas de campaña y demanda respuestas favorables.

Continue Reading

PUNTO... Y SEGUIMOS

La reforma judicial va, sentencia López Obracor

Published

on

Norma Piña en caída libre * Isaac Montoya, alcalde electo de Naucalpan, emplaza a Angélica Moya y manifiesta que en su gestión no habrá impunidad y que se procederá conforme a la ley en contra de quienes resulten responsables

 

ALFREDO IBÁÑEZ

 

No hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no llegue. Un refrán que puede aplicarse al Poder Judicial, en especial a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), encabezada por la ministra Norma Piña Hernández, quien por meses y de manera abierta se ha confrontado con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a sabiendas de la puesta en marcha de un plan “C”, consistente en tener -a fuerza de votos- la mayoría calificada en el Congreso y poder llevar a cabo diversas reformas, como la del Poder Judicial.

Ahora, ante un nuevo escenario, tendrá que enfrentar la voluntad de casi 36 millones de mexicanos que -además de elegir a Claudia Sheinbaum Pardo como presidenta- votaron para que se lleve a cabo tal medida, que persigue que los magistrados sean electos mediante el voto popular y se acaben sus privilegios.

La pugna ha crecido, ha escalado a niveles insospechados e incluso López Obrador ha señalado que esa instancia -lejos de defender al pueblo- está al servicio de los delincuentes, los de cuello blanco y los que pertenecen al crimen organizado.

 

NORMA PIÑA EMPRENDE GUERRA JURÍDICA VS. AMLO

Norma Piña, apoyada con lo que queda de los partidos de oposición, así como de un sector de los empresarios, emprendió una guerra jurídica, se empecinó en denostar todo lo que oliera a la 4T e incluso se manejó la pretensión de anular las elecciones presidenciales, por lo que en su momento se habló de un Golpe de Estado técnico.

Es decir, a sabiendas de que no tenían posibilidades de ganar en las urnas, pretendían hacerlo en los tribunales, obviamente donde imperan las complicidades.

Uno de los diversos episodios que escenificó la envalentonada magistrada fue cuando tocó el turno del presupuesto para el Poder Judicial. Con uñas y dientes defendió lo que considera les pertenece: el dinero del pueblo para cubrir sus jugosos salarios.

No obstante que se ventiló que cada uno de los magistrados gana en promedio 700 mil pesos mensuales, lo que equivale a 43 veces el salario de un trabajador registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), jamás rectificaron, caso contrario, lucharon por mantener sus prebendas.

 

EL PLAN C ESTARÁ ANTES DE QUE TERMINE EL MANDATO DEL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR

Pues bien, conocido el resultado de las elecciones del 2 de junio, donde casi 36 millones de personas votaron por la 4T, el Presidente Andrés Manuel sostuvo que el plan C va y que estará listo en lo que resta de su gestión.

“Hay que reformar el Poder Judicial, vamos a hacerlo”, señaló el viernes en su Mañanera. Hizo hincapié en la urgencia de que sus integrantes sean elegidos por el voto popular, debido a que está “tomado, secuestrado y al servicio de una minoría, de los de arriba”.

Sostuvo que los conservadores tienen miedo de la voluntad popular, los empresarios no ven con buenos ojos tal reforma porque han estado coludidos con el Poder Judicial, se han beneficiado unas minorías, añadió.

Norma Piña y sus aliados agonizan, los partidos de oposición demostraron que no están con el pueblo, pues defienden sus intereses económicos y políticos.

 

EL PUEBLO NO AVALA LA ACTUACIÓN DEL PODER JUDICIAL

Han propalado la versión de que la reforma al Poder Judicial es un golpe a la democracia, un lance autoritario, pero en realidad afecta solamente a un puñado de magistrados privilegiados, no lesiona los intereses de las mayorías.

La copiosa votación presidencial demostró que el pueblo no avala la actuación del Poder Judicial. La reforma anunciada es un hecho. Norma Piña tendrá que responder ante la justicia, pues como parte de la guerra jurídica que emprendió contra el gobierno federal, destaca el hecho de abrir la puerta de la cárcel, a través de jueces y magistrados, a presuntos delincuentes.

 

ANGÉLICA MOYA EN PROBLEMAS: ISAAC MONTOYA LE ADVIERTE NO HAGA MAL USO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS DEL MUNICIPIO

Isaac Montoya, alcalde electo de Morena en Naucalpan, Estado de México, emplazó a la presidenta municipal saliente, del PAN, Angélica Moya, a que haga buen uso de los dineros públicos, en lo que resta de su gestión.

Terminante dijo que se hará una revisión minuciosa de cada uno de los rubros del gobierno local, en especial en lo que compete a la nómina, pues se presume la presencia de “aviadores”.

La invitó a que en la recta final de su administración no comprometa las finanzas del municipio, que evite lesionar al gobierno entrante.

Isaac Montoya manifestó que en su gestión no habrá impunidad y que se procederá conforme a la ley en contra de quienes resulten responsables.

Continue Reading

PUNTO... Y SEGUIMOS

Inseguridad, herencia de López Obrador

Published

on

La impunidad es otra realidad * No podemos dejar de lado la violencia electoral que hasta antes de publicar la presente columna daba un saldo de 31 homicidios de candidatos, según la organización Data Cívica, o 34 de acuerdo con la consultora Integralia

 

ALFREDO IBÁÑEZ

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador pronto dejará el cargo, el 30 de septiembre llegará a su fin su administración y el 1 de octubre tomará posesión la nueva presidenta de la República.

Son diversos los pendientes que deja, algunos compromisos que hizo al inicio de su sexenio no se cumplieron a cabalidad, está en deuda con la población.

Uno de sus grandes fracasos es en materia de seguridad. La presencia y operación del crimen organizado ha sido la constante, a lo largo de los casi seis años de su gestión las ejecuciones se cuentan por decenas. La impunidad es otra realidad.

Es menester señalar que a finales de mayo el número de crímenes dolosos ascendió a 188 mil 136, asesinatos que comprenden del 1 de diciembre de 2018 a mayo 26 de 2024.

Se trata de uno de los sexenios más violentos, más sangrientos, donde además se consiente al crimen organizado, ejemplo de ello es que se multiplicaron los grupos delictivos.

De acuerdo con el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el Presidente López Obrador inició su gestión con 16 cárteles de la droga; actualmente, a escasas semanas de concluir suman al menos 148 grupos delictivos, es innegable su proliferación en los diversos estados del país.

Al respecto el Presidente Andrés Manuel ha fijado postura, una y otra vez ha utilizado la poderosa tribuna de la Mañanera celebrada en Palacio Nacional para sostener que el problema de la inseguridad se debe a los gobiernos del pasado, los cuales estrecharon vínculos con el crimen organizado.

Discurso que luce desgastado, en el ocaso de su administración a pocos convence su postura de culpar a los del pasado, máxime que antes de asumir el cargo sabía del grave problema que enfrentaba el país en cuanto a seguridad.

Basta recordar su intervención durante su toma de posesión, ahí señaló que siempre ha pensado que, frente al problema de la inseguridad, lo pertinente es atender las causas que originan la violencia.

Bajo esa observación y previo reconocimiento del grave aumento de homicidios, robos, secuestros, feminicidios y otros crímenes, anunció la creación de la Guardia Nacional.

Instancia que ha quedado a deber, su actuación no es del todo satisfactoria, de manera que el resultado es un clima de inseguridad a nivel nacional.

En su oportunidad la senadora del PAN, Kenia López Rabadán, acérrima enemiga de la 4T, señaló que “la fallida estrategia de seguridad de Morena es alarmante, los grupos del crimen organizado extorsionan a las familias mexicanas, impiden las cosechas de aguacate o limón, reclutan a la semana en el país a 350 personas contra su voluntad, desaparecen y asesinan a sus enemigos y hasta definen a los candidatos de Morena”.

La legisladora agregó que de acuerdo con un estudio del Complexity Science Hub de Viena, “el crimen organizado es la quinta fuente de empleo en México, ya que entre 160 mil y 185 mil personas trabajan para estas bandas delincuenciales”.

La inseguridad y la operación de los grupos criminales en el país es un hecho, es una de las herencias que AMLO dejará a la nueva presidenta de la República. Seis años no fueron suficientes para atacar las causas que generan la violencia.

No podemos dejar de lado la violencia electoral que hasta antes de publicar la presente columna daba un saldo de 31 homicidios de candidatos, según la organización Data Cívica, o 34 de acuerdo con la consultora Integralia.

Sin duda el reciente proceso electoral será recordado como uno de los más violentos en la historia moderna de México, la ejecución del candidato a alcalde de Coyuca de Benítez, José Alfredo Cabrera, es un ejemplo de la operación de los grupos delictivos.

El Primer Mandatario, al inicio de su gestión, se mostraba optimista, seguro de pacificar al país, luego de la desastrosa gestión de Enrique Peña Nieto y del panista Felipe Calderón.

En su momento se comprometió a reducir en 50 por ciento los homicidios, se fijó un plazo, expuso que tres años serían suficientes; no obstante, en la recta final de su mandato, el país enfrenta una severa ola de inseguridad.

Con una cifra de más de 188 mil asesinatos dolosos, su gestión supera a la de sus dos antecesores. La Cuarta Transformación política de México y el Presidente AMLO están en deuda con la población.

Continue Reading

DESTACADO