Connect with us

PULPO POLÍTICO

Se viene otra alternancia en 2024

Published

on

POR MARCO ANTONIO FLORES

 

“En las sociedades democráticas no ocurren grandes revoluciones y éstas, a su vez, no producen la democracia. El significado político más importante de la democracia es la capacidad que poseen sus instituciones para proteger los derechos y libertades de los ciudadanos”, afirma Samuel P. Huntington, profesor de Ciencia Política de Harvard, en uno de sus ensayos que se titula “El sobrio significado de la democracia”.
Agrega el autor de la ‘Tercera Ola’: “La democracia tiene significado desde el punto de vista de sus consecuencias como sistema de gobierno. En general, las democracias no registran tasas demasiado altas de crecimiento económico, pero tampoco están expuestas a experimentar desastres económicos, como ocurre en otros tipos de regímenes (dictatoriales)”.
Lo anterior implicaría que si efectivamente vivimos en “democracia”, hablar de una “transformación” en el sentido más amplio debería no ocurrir. México, de acuerdo con Huntington, habría consolidado su democracia desde el momento en que se dio la segunda “alternancia”, es decir, a partir de 2012. No es a partir de 2018 que en México nació la democracia.
Al menos dos siglos ha llevado consolidar nuestra democracia en medio de tres grandes revoluciones: la Independencia, la Reforma y la Revolución. Ahora que por vez primera gobierna la “izquierda”, le corresponderá dar paso a otra alternancia en 2024, al entregar el Poder Ejecutivo a otra opción política bajo el amparo de nuestros principales organismos constitucionales democráticos: el Poder Judicial Federal, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Aunque falta mucho para la elección presidencial de 2024, ya resulta interesante saber cómo podría darse la sucesión presidencial, sobre todo a partir de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador puso el tema en la mesa de la discusión pública.
No sólo se trataría de practicar un deporte favorito de la sociedad mexicana, el “futurismo”, y el adivinar quién podría ser el siguiente presidente de México sino de ensayar cuáles son los “escenarios” que se pueden ir perfilando.
Con el triunfo arrollador de 2018, muchos observadores preveían que el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador tenia capital político para quedarse en el poder, el mismo tiempo que le llevó llegar a la Presidencia de la República, tres sexenios. Sin embargo, el escenario ha cambiado.
Aunque en el tercer año de gobierno sigue teniendo una alta popularidad, los resultados están en tela de duda en salud, educación, pobreza, ciencia, tecnología y cultura. La economía, aunque estable, “pende de un hilo”, se estima que la inflación se duplicará para fin de año y si llega a los bolsillos de los pobres, las consecuencias serían considerables. Ya no le alcanzarían los programas sociales “clientelares” para mantener su apoyo.
En este contexto vamos a enunciar los posibles escenarios que seguirían a la gestión de AMLO: Reelección, dedazo, candidato de partido o candidato ciudadano, cada cual corresponderá a circunstancias y variables diferentes.

 

REELECCIÓN
La sombra de la reelección parece haberse esfumado. El Presidente López Obrador ha reiterado que sólo estará en la Presidencia hasta 2024, y hasta menciona que se alejará en septiembre, pero dado que no hay condiciones para los cambios constitucionales que se requerirían, queda descartado ese escenario.

DEDAZO
Dado el “estilo personal de gobernar” del Presidente -en palabras de Cossío Villegas-, podríamos estar frente al regreso del “dedazo” y el “tapadismo “ que operó el PRI de manera muy exitosa durante décadas.
Para algunos, razón de estabilidad política y de paz social. Para otros, motivo de una “presidencia” hereditaria o la “dictadura perfecta”, como la definió Vargas Llosa. Los aspirantes de este escenario de la 4T: Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal.


Es de resaltar que Ricardo Monreal parece estar alejado cada vez más de este esquema, es más, para muchos está descartado, pero no olvidar la advertencia del ex delegado de la Cuauhtémoc: “Estaré en la boleta del 2024″… pero faltaría definir por qué partido.
El abanico podría ampliarse. En este mecanismo de “dedazo”, sin moverse y sin saberlo, Zoe Robledo, joven brillante y carismático podría ser el moderno López Mateos; Tatiana Clouthier, por su popularidad, e incluso Beatriz Gutiérrez Müller, al puro estilo argentino (Perón o Kirchner).

 

CANDIDATO DE PARTIDO


En este escenario se agregarían candidatos de otros partidos. Si subsiste la coalición PAN-PRI-PRD tendrían que elegir candidato “común” de entre los suyos, y candidatos sobran, por lo que la alianza tendría que decidir el que esté mejor posicionado… o hacer la invitación a un candidato ciudadano, que la verdad no suena descabellado.

 

CANDIDATURA CIUDADANA
Dado el hartazgo que hay entre el electorado de los partidos políticos, la posibilidad de que surja un candidato ciudadano con posibilidades de llegar a la Presidencia en 2024 serían muy altas en el supuesto de que las expectativas que ha generado el primer gobierno de izquierda no se cumplan.
La sociedad hasta el momento no quiere en la Presidencia al PAN ni al PRI… y si no cumple tampoco querrá a Morena.
Debemos recordar que las candidaturas ciudadanas o independientes tuvieron su primer intento o experimento en 2018. En 2005, Jorge G. Castañeda había solicitado al Instituto Federal Electoral su registro como candidato a la Presidencia de la República.
A partir de la ruta emprendida por el ex canciller, el tema de las candidaturas independientes se puso de relieve.
El resultado final fue una modificación normativa controvertida que tuvo como principio una sentencia condenatoria para el Estado Mexicano por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por carecer de un recurso efectivo tratándose del control de constitucionalidad de leyes electorales.
En 2018, por vez primera, se pusieron en práctica las reformas electorales de 2014. A partir del artículo 35, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).
El derecho de solicitar el registro de candidatos ante la autoridad electoral ahora corresponde no sólo a los partidos políticos, también a los ciudadanos que soliciten su registro de manera independiente y cumplan con los requisitos, condiciones y términos que determine la legislación.

 

HAY AUTÉNTICOS LÍDERES PARA GOBERNAR AL PAÍS
En este contexto, haremos mención de auténticos “líderes” que podrían convertirse en “candidatos ciudadanos”. Todos destacados por su trayectoria y logros en sus respectivas actividades, también por sus ayudas filantrópicas y con el requisito de ser conocidos en todo el país y que no tienen filiación partidista.
Personajes como Lorenzo Córdova (INE), Ricardo Salinas (TV Azteca), Carlos Slim (Carso), Arturo Zaldívar (SCJN), José Angel Gurría (OCDE) y Fernando Landeros (Teletón) serían unas buenas opciones y la sociedad, pueblo, empresarios y medios de comunicación verían con buenos ojos a estos candidatos.


Ahora, más que nunca, vale recordar lo que afirmó Platón hace mas de dos mil años: “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”.
En aras de encontrar un “líder”, a la altura de lo que reclama el México del siglo XXI, se vale echar a andar la imaginación.
Seguro hay muchos mexicanos con preparación, capacidad, experiencia y deseos de servir a su país.
Habría que escrudiñar a quienes tengan trayectorias relevantes, conocidos en todo el país, que puedan reunir las firmas requeridas y conseguir fondos para sus campañas.
Mexicanos con una incuestionable y probada honestidad, con autoridad moral y valores, que sean ejemplo de las nuevas generaciones y que puedan ser factor de “unidad nacional”.
México merece asegurar su futuro como una nación próspera, con más bienestar, seguridad, paz y justicia. Necesitamos uno entre 130 millones de mexicanos.

 

[email protected]

LA REVISTA

General Corona Rincón viola las garantías individuales

Published

on

Inspecciona los celulares del personal de la aduana de Tijuana * Descontento general y temor imperan por la actitud del administrador general

POR MARCO ANTONIO FLORES

Personal de seguridad cibernética, por orden del general Julián Martín Corona Rincón, actual administrador de la aduana de Tijuana, inspeccionaron los dispositivos móviles del personal de todas las áreas que componen el recinto aduanal.
Los trabajadores denuncian que la desconfianza del general llegó al grado que a mediados del mes pasado fueron citados al interior de las instalaciones de la aduana, para inmediatamente trasladarlos a la guarnición militar de Tijuana, ubicada en la colonia Morelos, sobre la avenida Ramos Milán, donde fueron despojados de sus dispositivos móviles para ser revisados e intervenidos.
Ya no es sólo el descontento generalizado lo que impera entre los subordinados, sino el miedo, al ser vulnerados en su información privada: pláticas con los amigos, fotos de sus familiares, invasión en sus redes sociales, todo lo que una persona común y corriente, como usted y como yo, tenemos en nuestros celulares, y que nadie, sin nuestra autorización, debería tener derecho a hostigarnos de esa manera, menos dentro de un ambiente laboral.


Corona Rincón, durante el sexenio anterior, era gente de confianza del general Salvador Cienfuegos, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional.
Y como colofón a esta denuncia se suma que el 25 de noviembre pasado, el vehículo oficial marca pick-up NP300, con placas de circulación AM6531A, color blanco, fue llevado al corralón durante un operativo de alcoholímetro, ya que quien lo tripulaba se encontraba en estado de ebriedad, dicha persona se identificó como personal de la aduana… pero ¿qué creen?, más tarde se comprobó que pertenece al círculo cercano de Julián Martín… no cabe duda que el que anda con lobos, a aúllar se enseña.

Continue Reading

LA REVISTA

¿Revolución o manipulación de conciencias?

Published

on

Se sigue viendo a un México con hambre y con sed de justicia * Ante la falta de resultados, surge Luis Donaldo Colosio Riojas como una opción real para llegar a la Presidencia de la República… ¡sería una oposición verdadera que uniría a la oposición!

POR MARKOFLOS***

Es el 6 de marzo de 2024, la candidata “oficial” del partido en el poder, Claudia Sheinbaum Pardo, ante un Zócalo atiborrado, en el que se calcula se han reunido 250 mil personas para manifestarle su apoyo, pronuncia un discurso para relanzar su campaña a cuatro meses de las elecciones.
Esto ocurre luego de que Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal quisieron sabotear su candidatura y ahora son candidatos a la Presidencia por el PVEM y Fuerza por México, respectivamente, en tanto Ricardo Anaya acusa desde el Reclusorio Oriente que es un preso político.
Los medios de comunicación nacionales destacan, del discurso de la candidata Sheinbaum, lo siguiente: “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales. Yo veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan… Yo veo un México convencido de que ésta es la hora de las respuestas; un México que exige soluciones…”
Este escenario, “imaginario”, viene al caso por lo que está ocurriendo a fines de 2021. El Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza el gobierno de la Cuarta Transformación, celebró, el 1 de diciembre de 2021, tres años de haber llegado a la Presidencia de México y ante un Zócalo atiborrado con 250 mil asistentes que vitorean y apoyan a su Presidente, se enteran que “las bases de la Cuarta Transformación ya se lograron”.


Afirma el Poder Ejecutivo que “no habrá marcha atrás en la transformación, porque ya se logró la revolución de conciencias”.

¿DE QUÉ TRANSFORMACIÓN SE HABLA?
La mayoría de los periodistas e intelectuales “conservadores” reconocen que la aceptación y polularidad del Presidente es muy alta, casi llega al 60 según última encuesta difunda por Reforma.
Al tiempo, estos conservadores y organizaciones políticas, como la Alianza Va por México (PRI-PAN-PRD) y el recién creado Frente Cívico Nacional, se preguntan y le preguntan a AMLO: ¿Cuáles han sido los logros de su gobierno? ¿Revolución de conciencias o manipulación de conciencias?
Y otra interrogante: ¿De qué cambio o transformación se habla? Si transformar se define como una “Acción o proceso mediante el cual algo se modifica, altera o cambia de forma manteniendo su identidad”. Implica un cambio económico, político y educativo-cultural.
Pero hasta ahora estos tres aspectos del cambio social no han cambiado para mejorar. En lo económico, en la reciente reunión trilateral T-MEC, AMLO reiteró que la integración económica regional de América del Norte debe ampliarse para competir con China.
Un detalla a resaltar y no olvidar que el TLCAN, originalmente impulsado por el ex mandatario Carlos Salinas de Gortari desde 1994, es la expresión más simbólica del “neoliberalismo”, algo que siempre ha criticado López Obrador y ahora lo presume la 4T como un gran logro.

FUTURO NADA HALAGADOR
Las predicciones de la economía nacional para 2022 no son buenas, tendremos la mayor inflación, la menor inversión extranjera y el menor crecimiento económico en 20 años. En lo político estamos retrocediendo a los mejores tiempos del partido único, la antidemocracia y el poder mega-constitucional del Presidente, mostrado recientemente en la aprobación del presupuesto en el Legislativo “sin modificar una coma”. Un burdo rechazo al diálogo, la concertación y la inclusión de las minorías en la visión de país.
En educación, salud, seguridad, cultura, investigación científica, energía y medio ambiente, son de sobra conocidas las “contrarreformas”, que se traducen en retrocesos y daños irreversibles para el futuro del país.
Se afirma en el tercer aniversario de la 4T que “los pobres y la justicia son la prioridad”. Reiterar “Primero los pobres” es digno de aplaudirse y eficaz para ganar popularidad. Sin embargo, incrementar su número y no acertar el sacarlos de su estatus, ¿es acaso una mentira? En México más de la mitad, 66.5 millones, vive en situación de pobreza y pobreza extrema. Casi 6 millones de nuevos pobres entre 2018 y 2020, reconocidos oficialmente por el Coneval. El número de mexicanos en situación de pobreza pasó de 51.9 millones a 55.7 millones y el porcentaje de la población en pobreza extrema pasó de 7% a 8.5% en el mismo lapso para un total de 10.8 millones.
En materia de impartición de justicia, en el ámbito del Poder Ejecutivo no hay avances. Fue una ilusión tener una Fiscalía General de la República (FGR) “autónoma”. Los casos Lozoya, Robles, Cabeza de Vaca y Anaya son ejemplos de impartición de justicia, con obvios sesgos políticos.


En materia de seguridad ya llegamos al récord histórico de más de 200 mil homicidios dolosos. La Guardia Nacional ya cuenta con un número inusitado de 100 mil elementos y 182 cuarteles, y no se han logrado reducir los prricipales delitos vinculados con el narcotráfico y la delincuencia organizada.
En el caso de los programas sociales, AMLO ha mostrado su habilidad y pragmatismo para reconvertirlos en programas con objetivos clientelares electorales. A eso se atiene con miras al 2024, cuando afirma que “el 70% de los hogares de México está inscrito en cuando menos un programa de bienestar o se beneficia de alguna manera del presupuesto nacional”. Ninguno de los actuales programas ha demostrado combatir de fondo la pobreza. El único Programa social que gozaba de prestigio internacional “Solidaridad-Prospera”, que habia pervivido 4 sexenios, con resultados que científicamente probaban abatimiento de la pobreza, fue suprimido por este gobierno.

CORRUPCIÓN A TODO LO QUE DA
Las afirmaciones del Presidente Andrés Manuel de que se combate la corrupción y que el signo de su gobierno es la austeridad resultan inciertas. El 70% de compras de este gobierno se ha hecho mediante adjudicaciones directas. El lujo de vivir en Palacio Nacional, los escándalos y exceso de sus hijos no son muestra de Austeridad Republicana. Además el “Decretazo”, que acaba de emitir hace unos días, cierra la puerta a la transparencia y rendición de cuentas y abre la puerta a la opacidad con mayor corrupción e impunidad.


Lo anterior aunado a los escándalos de corrupción de colaboradores y familiares como Manuel Bartlett, Irma Eréndira, Pío, la prima, Octavio Romero, etc.
Cómo explicar la gran “aceptación” del Presidente en las encuestas si más que logros del gobierno de la 4T hay retrocesos. Los analistas coinciden en afirmar que lo que el pueblo sabio tiene es una “falsa percepción de la realidad”. Habrá que reconocerle a AMLO su habilidad para dominar un concepto esencial en la teoría del “cambio social” que es la “comunicación”. Es esencial la comunicación para sanar las heridas individuales y colectivas y puede ofrecer la percepción de que en lo colectivo vamos hacia un cambio que permita el reconocimiento de cada cual como individuo, comunidad o cultura a través de la participación socio-política para enriquecer su memoria e intervenir en su vivir.
Sus ‘mañaneras’ han resultado una estrategia de comunicación efectiva para la “percepción” de millones de mexicanos que a diario escuchan “de rebote” en las notas de prensa de todo el día, que su Presidente trabaja mucho y está en todos los temas nacionales, con su narrativa de “los malos conservadores corruptos están contra el pueblo y son los culpables de todos los males del país”.
No sólo los conservadores cuestionan resultados de este gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas opina que a tres años del gobierno de la 4T predominan los rezagos y la falta de propuestas para resolver los problemas del país. Agrega que “los resultados de un gobierno se miden por logros, sin duda alguna. No hemos logrado revertir la tendencia que traíamos desde hace cuatro décadas”. También advirtió que quienes aspiran a la candidatura levanten la mano y digan por qué quieren llegar a la Presidencia.
A la mitad del gobierno de la Cuarta Transformación, vale la pena que millones de mexicanos nos preguntemos si estamos inmersos en una auténtica “transformación”, o es que estamos siendo partícipes de una gran “simulación”.

COLOSIO RIOJAS, LA REVELACIÓN
En este contexto son dignos de analizarse los “sorpresivos” resultados de una encuesta que publicó el periódico Reforma, el pasado 2 de diciembre, en la que en las preferencias como posibles candidatos a la Presidencia para 2024 aparece Luis Donaldo Colosio Riojas en tercer lugar
El resultado de la encuesta fue: Ebrard, 31%; Sheinbaum, 30%; Colosio, 27%; Anaya, 16%; Monreal, 12%; Samuel García, 10%; Del Mazo, 10%.


Asimismo, las preferencias por partido señalan: Morena, 58%; PAN, 29%; PRI, 25%; MC, 25%; PVEM, 16%.
Otro dato interesante es el porcentaje de encuestados que NO conocen a los posibles candidatos. En orden ascendente: Anaya, 18%; Ebrard, 28%; Sheinbaum, 38%; Colosio, 44%; Del Mazo, 50%; Enrique Alfaro, 60%; Monreal, 61%; Samuel García, 64%; Alejandro Moreno, 70%; Mauricio Vila, 74%; Francisco Domínguez, 76%; Adán Augusto López Hernández, 76 por ciento.
A reserva de las sorpresas y decisiones políticas radicales que nos podría deparar el año 2022 con el Presidente AMLO, la hasta ahora inexistente oposición ya tiene elementos para irse posicionando.
La posibilidad de arrebatar a Morena la Presidencia para 2024 sólo se puede dar por un sexenio sin resultados y mediante la unión en torno a un solo candidato.
La ecuación está muy clara. Es una simple suma de PAN 29%, PRI 25%, MC 25%, da un total de 79% contra 58% de Morena.
En medio, el Frente Cívico Nacional y organizaciones de la sociedad civil sólo deben acertar al candidato más idóneo y comprometer un gobierno de “coalición”, que además conlleva un tema pendiente en México: la añorada y anhelada “transición”. Sería la mejor opción para la “unidad nacional”, el regreso al crecimiento económico, el bienestar y prosperidad de millones de mexicanos.
Por lo anterior, el “escenario imaginario” que relatamos en el primer párrafo de este artículo cambiaría de protagonista. En lugar de Claudia Sheinbaum podría ser Luis Donaldo Colosio Riojas quien pronunciara el discurso de su padre Luis Donaldo Colosio Murrieta en versión 2024.
En 2024 México necesitará un verdadero líder y jefe de Estado, capaz de realizar las más grandes hazañas -sobre todo en tiempos de adversidad- para llevar a buen puerto a su pueblo. O puede ser que el “pueblo” aún podría preferir a un demagogo populista, que en su afán de conservar el poder es capaz de las peores mentiras y perversidades para dividir al mismo pueblo, sembrar la discordia y llevar a su país al retraso, a mayor pobreza e inseguridad.
De aquí a 2024 diríamos con Miguel de Cervantes: “Cosas veredes, Sancho, que farán fablar las piedras” para referirse a algo que nos causa sorpresa o perplejidad.

Académico y Consultor***

Continue Reading

PULPO POLÍTICO

También la 4T cobija la corrupción en el AICM

Published

on

El director Jesús Rosano García quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12

 

POR JOVIRA

Luego de la difusión de empresas fantasma en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y que motivó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aplicara su ‘decretazo’ para blindar sus obras faraónicas con el fin de evitar la transparencia, resulta que no sólo hay corrupción en Santa Lucía sino también en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
Ya se rumora fuertemente en los pasillos del aeropuerto capitalino que la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), bajo el mando de Thalía Lagunas Aragón, ordenó de forma directa que los seguros del aeropuerto deben ser asignados a la aseguradora del gobierno Agroasemex, bajo el pretexto de bajar costos acorde con la Austeridad Republicana… una muestra clara y perfecta de lo que es un negocio redondo, pues todo queda en familia.

Aunque no le guste a la 4T, pero asignación directa también es corrupción
Pero al parecer el director quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12, lo que puso el ojo de funcionarios en esta empresa y en las jugosas ganancias.
La inquietud que surge es si esto pudiera poner en riesgo al Aeropuerto Internacional de la CDMX que dirige Jesús Rosano García.

Esto porque nomás no le pagan al Metro los 4,500 millones de daños, eso sin considerar la polémica sobre esta obra y la irresponsabilidad de funcionarios que están cobijados bajo la actual administración.
Aunque el Presidente López Obrador tiene como prioridad combatir la impunidad y practicar la transparencia, ideología dicha en sus conferencias matutinas, al parecer es mandada al carajo por sus funcionarios.
Ante estos hechos, es innegable que los casos de corrupción, cobijados por la Cuarta Transformación, siguen a todo lo que dan.

Continue Reading

Trending