Connect with us

PULPO POLÍTICO

Legalidad y credibilidad, las cartas credenciales del TEPJF

Published

on

POR MARCO ANTONIO FLORES**

 

Después de haberse sumido en su peor crisis institucional desde que se creó, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), salió fortalecido como un auténtico tribunal de derecho. Quedarán atrás los intentos de poderes fácticos de influir en sus decisiones.

Ahora los mexicanos sabemos que contamos con una Institución que, junto al Instituto Nacional Electoral (INE), garantiza el respeto a la voluntad popular que se expresa en el voto, en el marco de nuestra Constitución y las leyes electorales.

En materia electoral hemos avanzado y madurado como nación. Es evidente que ya erradicamos el fraude electoral y que los principios democráticos ya son cimiento inamovible de nuestra cultura cívica.

El INE y el TEPJF han dado muestra de que actúan con imparcialidad  y con apego a la ley. La resistencia, la dignidad y firmeza con que han actuado frente a los embates de que han sido objeto por parte de los Poderes Ejecutivo y Legislativo, deben ser motivo para que todos los mexicanos refrendemos nuestra confianza y credibilidad en ambas instituciones.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, desde el “poder” de Palacio Nacional, ha realizado diversos embates y cuestionamientos al INE y al TEPJF. Ha señalado que enviará una iniciativa de ley para un INE y TEPJF “auténticamente democráticos” y que no obedezcan a consignas de intereses de los “conservadores” o los “neoliberales”.

Para sus planes, pidió el reemplazo de todos los consejeros y magistrados de esas instituciones. Además, sus líderes incondicionales, Ricardo Monreal del Senado y Mario Delgado de Morena, le hacen segunda con sus declaraciones y amenazas intimidantes.

Habrá que recordar que tanto el INE como el TEPJF son producto de la vocación democrática y de muchas luchas  que protagonizó el pueblo de México, pasando por la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Durante todo el siglo XIX México se debatió entre las tesis político-electorales de los liberales contra los conservadores. Las de los conservadores eran las tesis centralistas versus las de los liberales que defendían el federalismo. La Constitución de 1824 estableció la República representativa y federal, en tanto la Ley Electoral de 1836 (Santa Anna) estableció el “Supremo Poder Conservador” que autocalificaba las elecciones.

Con la Reforma en la Constitución del 5 de febrero de 1857, se restituyó la tesis liberal. Con la Revolución, la Ley para la Elección de los Poderes federales del 2 de junio de 1918, que se decretó un año después de haberse aprobado la Constitución General de la República de 1917, se reglamentó el sistema de elección de los Poderes Legislativo y Ejecutivo contenido en su Artículo 40 que dispone el principio mantenido hasta la fecha: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república, representativa, democrática y federal”.

Después, a partir del gobierno de José López Portillo, inició el impulso hacia el pluralismo político favoreciendo la representación y participación legal de las minorías políticas representadas en los partidos políticos ya existentes. A partir de ello, el Artículo 41 constitucional definió a los partidos como “entidades de interés público”. En resumen, México realizó 11 reformas electorales entre 1977 y 2014. Ocho fueron de amplio alcance e implicaron cambios constitucionales y legales: 1977, 1986, 1990, 1993, 1994, 1996, 2007 y 2014, mientras que tres fueron focalizadas a aspectos puntuales y requirieron sólo modificaciones a leyes reglamentarias.

Producto de todo ello, el INE logró la independencia de sus consejeros y el reconocimiento constitucional como organismo autónomo. El TEPJF también se consolidó: con el fin de garantizar la legalidad de los procesos electorales, se creó un sistema de justicia electoral que tuvo sus primeros cimientos en 1986 con la creación del Tribunal de lo Contencioso Electoral, luego el Tribunal Federal Electoral en 1990 y finalmente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en 1996 con un sistema de medios de impugnación que le ha dado la última palabra para dirimir controversias entre partidos, entre partidos y autoridades, y entre militantes y los órganos de dirección partidarios.

En los últimos meses era del conocimiento público que el TEPJF parecía estar contaminado y no estaba actuando con la imparcialidad, independencia y apego a a legalidad, propios de su misión. Sin embargo, los últimos acontecimientos vividos en ese organismo cimbraron y redireccionaron su función como instancia final y garante judicial de la justicia electoral.

 

REYES RODRÍGUEZ, CON SÓLIDA PREPARACIÓN Y VASTA EXPERIENCIA

El 2 de septiembre de 2021, por unanimidad de votos, los magistrados del TEPJF nombraron como su presidente a Reyes Rodríguez Mondragón hasta octubre de 2024. El nuevo presidente del TEPJF tiene una sólida preparación académica y vasta experiencia judicial-electoral. Es licenciado en Derecho por el ITAM y maestro en Administración y Políticas Públicas por el CIDE. Reviste especial importancia lo expresado por Reyes Rodríguez en su primer discurso: “Esta es la hora de afianzar la imparcialidad y la autonomía del órgano para fortalecerlo como un auténtico tribunal de derecho. Esta es la hora de apagar cualquier atisbo de influencias externas o presiones de poderes fácticos para fortalecer la credibilidad y confiabilidad de sus decisiones”, expresó.

Recapitulando, recordemos que el pasado 4 de agosto de 2021, el TEPJF entró en una inédita “crisis institucional”, resultado de una serie  de desencuentros entre cinco magistrados con el presidente del organismo, José Luis Vargas Valdez. El Tribunal llegó a tener dos presidentes que reclamaban la legitimidad de su nombramiento: José Luis Vargas Valdez y Reyes Ramírez Mondragón. A este último el Presidente López Obrador lo repudió de forma inmediata y públicamente, cuando exhibió un tuit, supuestamente publicado por Reyes Rodríguez, en que expresaba “Ojalá se muera el viejo de Palacio Nacional”, lo cual fue desmentido y aclarado también públicamente.

Valiente actuación en esa “crisis” de Janine Otálora Malassis, que constituyó, como magistrada presidenta por Ministerio de Ley, un pleno sin Vargas Valdez, donde se le destituyó por diversas faltas a la administración y se nombró a Reyes Rodríguez como nuevo presidente del TEPJF.

Entre los hechos que antecedieron esa crisis y que motivaron por parte de los magistrados una pérdida de confianza en la  administración del presidente José Luis Vargas Valdez destacan la acusación del delito de enriquecimiento ilícito por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)… pero lo que detonó la crisis fue un oficio que giró la presidencia del Tribunal en la que se exigía a los demás magistrados revelar el sentido de sus votos antes de las sesiones públicas.

Los magistrados acusaron que la medida no contaba con sustento legal y vulneraba su independencia y autonomía. Antes, mientras se resolvían asuntos relacionados con la elección de diputados, Vargas Valdez acusó que sus colegas votaban en “manada”, lo cual fue la gota que derramó el vaso. Además Vargas evidenció su apoyo a devolver las candidaturas de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero y de Raúl Morón a Michoacán por Morena luego que el INE revocó su postulación al no haber reportado gastos de precampaña.

Ante la crisis constitucional en que se había sumido el TEPJF, el presidente magistrado de la SCJN, Arturo Zaldívar, intervino y en una excelente negociación encontró la reconciliación y una salida legal. Renunciaron tanto el depuesto José Luis Vargas como el recién nombrado Reyes Rodríguez y se nombró a Felipe Fuentes Barrera como presidente interino.

Por todo lo anterior, podemos afirmar que la actuación de los magistrados del TEPJF fue digna, firme y con apego a la legalidad. Ahora, con su presidente recién electo, Reyes Rodríguez, ha resultado fortalecido y está listo para calificar con autonomía y sin influencias o presiones de otros poderes las elecciones para gubernaturas.

Cabe señalar que la última vez que el TEPJF anuló una elección estatal fue la de Tabasco en el año 2000.

Los mexicanos tenemos un problema menos con la certeza de que contamos con un Tribunal Electoral autónomo, que garantiza legalidad y que fortalecerá el tan anhelado Estado de Derecho.

Sean como fueren sus resoluciones, ya están blindadas por la confianza y la credibilidad. ¡Enhorabuena por la democracia!

 

** Académico y consultor.

LA REVISTA

General Corona Rincón viola las garantías individuales

Published

on

Inspecciona los celulares del personal de la aduana de Tijuana * Descontento general y temor imperan por la actitud del administrador general

POR MARCO ANTONIO FLORES

Personal de seguridad cibernética, por orden del general Julián Martín Corona Rincón, actual administrador de la aduana de Tijuana, inspeccionaron los dispositivos móviles del personal de todas las áreas que componen el recinto aduanal.
Los trabajadores denuncian que la desconfianza del general llegó al grado que a mediados del mes pasado fueron citados al interior de las instalaciones de la aduana, para inmediatamente trasladarlos a la guarnición militar de Tijuana, ubicada en la colonia Morelos, sobre la avenida Ramos Milán, donde fueron despojados de sus dispositivos móviles para ser revisados e intervenidos.
Ya no es sólo el descontento generalizado lo que impera entre los subordinados, sino el miedo, al ser vulnerados en su información privada: pláticas con los amigos, fotos de sus familiares, invasión en sus redes sociales, todo lo que una persona común y corriente, como usted y como yo, tenemos en nuestros celulares, y que nadie, sin nuestra autorización, debería tener derecho a hostigarnos de esa manera, menos dentro de un ambiente laboral.


Corona Rincón, durante el sexenio anterior, era gente de confianza del general Salvador Cienfuegos, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional.
Y como colofón a esta denuncia se suma que el 25 de noviembre pasado, el vehículo oficial marca pick-up NP300, con placas de circulación AM6531A, color blanco, fue llevado al corralón durante un operativo de alcoholímetro, ya que quien lo tripulaba se encontraba en estado de ebriedad, dicha persona se identificó como personal de la aduana… pero ¿qué creen?, más tarde se comprobó que pertenece al círculo cercano de Julián Martín… no cabe duda que el que anda con lobos, a aúllar se enseña.

Continue Reading

LA REVISTA

¿Revolución o manipulación de conciencias?

Published

on

Se sigue viendo a un México con hambre y con sed de justicia * Ante la falta de resultados, surge Luis Donaldo Colosio Riojas como una opción real para llegar a la Presidencia de la República… ¡sería una oposición verdadera que uniría a la oposición!

POR MARKOFLOS***

Es el 6 de marzo de 2024, la candidata “oficial” del partido en el poder, Claudia Sheinbaum Pardo, ante un Zócalo atiborrado, en el que se calcula se han reunido 250 mil personas para manifestarle su apoyo, pronuncia un discurso para relanzar su campaña a cuatro meses de las elecciones.
Esto ocurre luego de que Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal quisieron sabotear su candidatura y ahora son candidatos a la Presidencia por el PVEM y Fuerza por México, respectivamente, en tanto Ricardo Anaya acusa desde el Reclusorio Oriente que es un preso político.
Los medios de comunicación nacionales destacan, del discurso de la candidata Sheinbaum, lo siguiente: “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales. Yo veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan… Yo veo un México convencido de que ésta es la hora de las respuestas; un México que exige soluciones…”
Este escenario, “imaginario”, viene al caso por lo que está ocurriendo a fines de 2021. El Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza el gobierno de la Cuarta Transformación, celebró, el 1 de diciembre de 2021, tres años de haber llegado a la Presidencia de México y ante un Zócalo atiborrado con 250 mil asistentes que vitorean y apoyan a su Presidente, se enteran que “las bases de la Cuarta Transformación ya se lograron”.


Afirma el Poder Ejecutivo que “no habrá marcha atrás en la transformación, porque ya se logró la revolución de conciencias”.

¿DE QUÉ TRANSFORMACIÓN SE HABLA?
La mayoría de los periodistas e intelectuales “conservadores” reconocen que la aceptación y polularidad del Presidente es muy alta, casi llega al 60 según última encuesta difunda por Reforma.
Al tiempo, estos conservadores y organizaciones políticas, como la Alianza Va por México (PRI-PAN-PRD) y el recién creado Frente Cívico Nacional, se preguntan y le preguntan a AMLO: ¿Cuáles han sido los logros de su gobierno? ¿Revolución de conciencias o manipulación de conciencias?
Y otra interrogante: ¿De qué cambio o transformación se habla? Si transformar se define como una “Acción o proceso mediante el cual algo se modifica, altera o cambia de forma manteniendo su identidad”. Implica un cambio económico, político y educativo-cultural.
Pero hasta ahora estos tres aspectos del cambio social no han cambiado para mejorar. En lo económico, en la reciente reunión trilateral T-MEC, AMLO reiteró que la integración económica regional de América del Norte debe ampliarse para competir con China.
Un detalla a resaltar y no olvidar que el TLCAN, originalmente impulsado por el ex mandatario Carlos Salinas de Gortari desde 1994, es la expresión más simbólica del “neoliberalismo”, algo que siempre ha criticado López Obrador y ahora lo presume la 4T como un gran logro.

FUTURO NADA HALAGADOR
Las predicciones de la economía nacional para 2022 no son buenas, tendremos la mayor inflación, la menor inversión extranjera y el menor crecimiento económico en 20 años. En lo político estamos retrocediendo a los mejores tiempos del partido único, la antidemocracia y el poder mega-constitucional del Presidente, mostrado recientemente en la aprobación del presupuesto en el Legislativo “sin modificar una coma”. Un burdo rechazo al diálogo, la concertación y la inclusión de las minorías en la visión de país.
En educación, salud, seguridad, cultura, investigación científica, energía y medio ambiente, son de sobra conocidas las “contrarreformas”, que se traducen en retrocesos y daños irreversibles para el futuro del país.
Se afirma en el tercer aniversario de la 4T que “los pobres y la justicia son la prioridad”. Reiterar “Primero los pobres” es digno de aplaudirse y eficaz para ganar popularidad. Sin embargo, incrementar su número y no acertar el sacarlos de su estatus, ¿es acaso una mentira? En México más de la mitad, 66.5 millones, vive en situación de pobreza y pobreza extrema. Casi 6 millones de nuevos pobres entre 2018 y 2020, reconocidos oficialmente por el Coneval. El número de mexicanos en situación de pobreza pasó de 51.9 millones a 55.7 millones y el porcentaje de la población en pobreza extrema pasó de 7% a 8.5% en el mismo lapso para un total de 10.8 millones.
En materia de impartición de justicia, en el ámbito del Poder Ejecutivo no hay avances. Fue una ilusión tener una Fiscalía General de la República (FGR) “autónoma”. Los casos Lozoya, Robles, Cabeza de Vaca y Anaya son ejemplos de impartición de justicia, con obvios sesgos políticos.


En materia de seguridad ya llegamos al récord histórico de más de 200 mil homicidios dolosos. La Guardia Nacional ya cuenta con un número inusitado de 100 mil elementos y 182 cuarteles, y no se han logrado reducir los prricipales delitos vinculados con el narcotráfico y la delincuencia organizada.
En el caso de los programas sociales, AMLO ha mostrado su habilidad y pragmatismo para reconvertirlos en programas con objetivos clientelares electorales. A eso se atiene con miras al 2024, cuando afirma que “el 70% de los hogares de México está inscrito en cuando menos un programa de bienestar o se beneficia de alguna manera del presupuesto nacional”. Ninguno de los actuales programas ha demostrado combatir de fondo la pobreza. El único Programa social que gozaba de prestigio internacional “Solidaridad-Prospera”, que habia pervivido 4 sexenios, con resultados que científicamente probaban abatimiento de la pobreza, fue suprimido por este gobierno.

CORRUPCIÓN A TODO LO QUE DA
Las afirmaciones del Presidente Andrés Manuel de que se combate la corrupción y que el signo de su gobierno es la austeridad resultan inciertas. El 70% de compras de este gobierno se ha hecho mediante adjudicaciones directas. El lujo de vivir en Palacio Nacional, los escándalos y exceso de sus hijos no son muestra de Austeridad Republicana. Además el “Decretazo”, que acaba de emitir hace unos días, cierra la puerta a la transparencia y rendición de cuentas y abre la puerta a la opacidad con mayor corrupción e impunidad.


Lo anterior aunado a los escándalos de corrupción de colaboradores y familiares como Manuel Bartlett, Irma Eréndira, Pío, la prima, Octavio Romero, etc.
Cómo explicar la gran “aceptación” del Presidente en las encuestas si más que logros del gobierno de la 4T hay retrocesos. Los analistas coinciden en afirmar que lo que el pueblo sabio tiene es una “falsa percepción de la realidad”. Habrá que reconocerle a AMLO su habilidad para dominar un concepto esencial en la teoría del “cambio social” que es la “comunicación”. Es esencial la comunicación para sanar las heridas individuales y colectivas y puede ofrecer la percepción de que en lo colectivo vamos hacia un cambio que permita el reconocimiento de cada cual como individuo, comunidad o cultura a través de la participación socio-política para enriquecer su memoria e intervenir en su vivir.
Sus ‘mañaneras’ han resultado una estrategia de comunicación efectiva para la “percepción” de millones de mexicanos que a diario escuchan “de rebote” en las notas de prensa de todo el día, que su Presidente trabaja mucho y está en todos los temas nacionales, con su narrativa de “los malos conservadores corruptos están contra el pueblo y son los culpables de todos los males del país”.
No sólo los conservadores cuestionan resultados de este gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas opina que a tres años del gobierno de la 4T predominan los rezagos y la falta de propuestas para resolver los problemas del país. Agrega que “los resultados de un gobierno se miden por logros, sin duda alguna. No hemos logrado revertir la tendencia que traíamos desde hace cuatro décadas”. También advirtió que quienes aspiran a la candidatura levanten la mano y digan por qué quieren llegar a la Presidencia.
A la mitad del gobierno de la Cuarta Transformación, vale la pena que millones de mexicanos nos preguntemos si estamos inmersos en una auténtica “transformación”, o es que estamos siendo partícipes de una gran “simulación”.

COLOSIO RIOJAS, LA REVELACIÓN
En este contexto son dignos de analizarse los “sorpresivos” resultados de una encuesta que publicó el periódico Reforma, el pasado 2 de diciembre, en la que en las preferencias como posibles candidatos a la Presidencia para 2024 aparece Luis Donaldo Colosio Riojas en tercer lugar
El resultado de la encuesta fue: Ebrard, 31%; Sheinbaum, 30%; Colosio, 27%; Anaya, 16%; Monreal, 12%; Samuel García, 10%; Del Mazo, 10%.


Asimismo, las preferencias por partido señalan: Morena, 58%; PAN, 29%; PRI, 25%; MC, 25%; PVEM, 16%.
Otro dato interesante es el porcentaje de encuestados que NO conocen a los posibles candidatos. En orden ascendente: Anaya, 18%; Ebrard, 28%; Sheinbaum, 38%; Colosio, 44%; Del Mazo, 50%; Enrique Alfaro, 60%; Monreal, 61%; Samuel García, 64%; Alejandro Moreno, 70%; Mauricio Vila, 74%; Francisco Domínguez, 76%; Adán Augusto López Hernández, 76 por ciento.
A reserva de las sorpresas y decisiones políticas radicales que nos podría deparar el año 2022 con el Presidente AMLO, la hasta ahora inexistente oposición ya tiene elementos para irse posicionando.
La posibilidad de arrebatar a Morena la Presidencia para 2024 sólo se puede dar por un sexenio sin resultados y mediante la unión en torno a un solo candidato.
La ecuación está muy clara. Es una simple suma de PAN 29%, PRI 25%, MC 25%, da un total de 79% contra 58% de Morena.
En medio, el Frente Cívico Nacional y organizaciones de la sociedad civil sólo deben acertar al candidato más idóneo y comprometer un gobierno de “coalición”, que además conlleva un tema pendiente en México: la añorada y anhelada “transición”. Sería la mejor opción para la “unidad nacional”, el regreso al crecimiento económico, el bienestar y prosperidad de millones de mexicanos.
Por lo anterior, el “escenario imaginario” que relatamos en el primer párrafo de este artículo cambiaría de protagonista. En lugar de Claudia Sheinbaum podría ser Luis Donaldo Colosio Riojas quien pronunciara el discurso de su padre Luis Donaldo Colosio Murrieta en versión 2024.
En 2024 México necesitará un verdadero líder y jefe de Estado, capaz de realizar las más grandes hazañas -sobre todo en tiempos de adversidad- para llevar a buen puerto a su pueblo. O puede ser que el “pueblo” aún podría preferir a un demagogo populista, que en su afán de conservar el poder es capaz de las peores mentiras y perversidades para dividir al mismo pueblo, sembrar la discordia y llevar a su país al retraso, a mayor pobreza e inseguridad.
De aquí a 2024 diríamos con Miguel de Cervantes: “Cosas veredes, Sancho, que farán fablar las piedras” para referirse a algo que nos causa sorpresa o perplejidad.

Académico y Consultor***

Continue Reading

PULPO POLÍTICO

También la 4T cobija la corrupción en el AICM

Published

on

El director Jesús Rosano García quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12

 

POR JOVIRA

Luego de la difusión de empresas fantasma en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y que motivó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aplicara su ‘decretazo’ para blindar sus obras faraónicas con el fin de evitar la transparencia, resulta que no sólo hay corrupción en Santa Lucía sino también en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
Ya se rumora fuertemente en los pasillos del aeropuerto capitalino que la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), bajo el mando de Thalía Lagunas Aragón, ordenó de forma directa que los seguros del aeropuerto deben ser asignados a la aseguradora del gobierno Agroasemex, bajo el pretexto de bajar costos acorde con la Austeridad Republicana… una muestra clara y perfecta de lo que es un negocio redondo, pues todo queda en familia.

Aunque no le guste a la 4T, pero asignación directa también es corrupción
Pero al parecer el director quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12, lo que puso el ojo de funcionarios en esta empresa y en las jugosas ganancias.
La inquietud que surge es si esto pudiera poner en riesgo al Aeropuerto Internacional de la CDMX que dirige Jesús Rosano García.

Esto porque nomás no le pagan al Metro los 4,500 millones de daños, eso sin considerar la polémica sobre esta obra y la irresponsabilidad de funcionarios que están cobijados bajo la actual administración.
Aunque el Presidente López Obrador tiene como prioridad combatir la impunidad y practicar la transparencia, ideología dicha en sus conferencias matutinas, al parecer es mandada al carajo por sus funcionarios.
Ante estos hechos, es innegable que los casos de corrupción, cobijados por la Cuarta Transformación, siguen a todo lo que dan.

Continue Reading

Trending