Connect with us

LA REVISTA

Sheinbaum y Calderón Aguilera pisotean derechos laborales de Trabajadores del Metro

Published

on

Fernando Espino apela al cumplimiento de las Condiciones Generales de Trabajo * Pésimo servicio médico, pagos impuntuales, aguinaldo en dos partes, servicio de comedor queda a deber, sin refacciones ni materiales de trabajo, uniformes, etc, ¿Y Claudia y Guillermo? ¡Bien, gracias!… ¡Y de pilón quieren mandar a los del PCC al C5!

 

POR SERGIO M. ROMERO

 

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, desde su ingeniosa construcción de punta desde hace 52 años, tal parece que algunos funcionarios, dizque de nuevo cuño, no recuerdan o ya se olvidaron que el Metro ha sido una alternativa reconocida de progreso tecnológico desde hace muchos años en la Ciudad de México para beneficio, primordialmente, de la población de bajos recursos.

Para asegurar un transporte rápido, seguro y económico, como una obra de superación del trabajador en forma constante por parte del pueblo-gobierno, sin pretexto de alguna índole -porque dicen en el gobierno que no tienen dinero- para cumplir los preceptos que desde entonces son como compromiso innovador de su origen, que se puso en manos de los trabajadores al servicio de sus usuarios.

Los trabajadores fueron capacitados en el Viejo Continente para que pudieran asegurar, como debe ser, el destino ideal del Metro en pro de usuarios y los trabajadores, pertenecientes a las clases sociales más necesitadas de la obra cumbre de esas fechas, con los ingenieros, principalmente del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y otro tanto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

TRABAJADORES DEL METRO, CERCANOS A LA GENTE

Muchos de aquellos obreros, y sus descendientes sobre todo, que conocieron posteriormente al actual presidente del Sindicato Nacional de los Trabajadores del STC (SNTSTC), Fernando Espino Arévalo, fueron los que lo eligieron como sucesores desde entonces que viajaron y vivieron en Francia para capacitarse en la avanzada tecnología de los trenes, las estaciones de las 3 primeras líneas sobre superficie y subterráneas y todo el material rodante, fueron consideradas insuperables en los meses previos a su inauguración para capacitarlos.

Sobre todo como una obra cercana a la gente, como parte de los compromisos del gobierno federal con la sociedad, que contribuye en otros campos sociales y económicos de esta CDMX.

Nunca se pensó en hacer negocios ni obras prioritarias con empresas extranjeras o licitaciones tan raras como increíbles.

Pese a los recursos que se reciben por la vía del usuario con el pago de su boleto, apenas sirve para que exista una amortización chiquita para el parte del costo del equipo y el gasto de operación que corresponde al gobierno, porque este es el acuerdo establecido desde la construcción del Metro.

Como breviario cultural les mencionamos que esto fue en el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz.

 

ATROPELLOS LABORALES, EL SELLO DE LA 4T

La pregunta que ronda en los pasillos del Metro es ¿qué sigue ahora?

Resulta que la Dirección actual del STC Metro ha incumplido, entre muchas cosas, de la puntualidad como se rigen las Condiciones Generales de Trabajo (CGT) y no procede al pago de una larga lista de artículos personales, equipo, herramientas, uniformes, refacciones, mantenimiento, es más: ni siquiera han concluido con el pago de la segunda parte del aguinaldo, algo que sólo se ha visto con el gobierno de Claudia Sheinbaum, pues siempre lo han pagado completo, como me lo confió un importante funcionario de confianza.

Abundan las quejas sobre el servicio médico, retiraron muchos medicamentos del cuadro básico. Las clínicas están sobresaturadas.

Les quitaron el servicio del Sanatorio Durango y el personal del Metro sobrepasa con la capacidad del Hospital Álvaro Obregón. La gente que requiere hospitalización prefiere no ir a esa institución…. Y es que las citas para hospitalización las conceden más de dos meses después de un trámite exhaustivo.

 

GRAN RETO DE ESPINO ANTE INCUMPLIMIENTO DE CALDERÓN

Por su parte el director del STC Metro, ingeniero Guillermo Calderón Aguilera, no cumple con la formalidad inexcusable de las CGT que ligan a la empresa a su digno cargo, que requiere hacer un esfuerzo para que, en los términos de la falta de recursos, se pueda superar esta situación, en beneficio sobre todo de usuarios y desde luego de los trabajadores sindicales, que sufren las de Caín pues son sacrificados por las omisiones.

En fin, todo un paquete para el presidente del Comité Directivo Nacional del SNTSTC Metro, Fernando Espino Arévalo, y de su mesa directiva que tiene el respaldo vigoroso de su gremio.

Seguiremos informando.

 

[email protected]

 

HOJAS LIBRES

AMLO está enfermo: de la sospecha a la certeza

Published

on

El Presidente no entiende que su salud es un asunto de seguridad nacional ¨Aparte de sus males, también enfrenta la crisis del caso Ayotzinapa y el escándalo tras ser exhibido desde Latinus y la Guacamaya

 

ROBERTO DOMÍNGUEZ CORTÉS

 

Finalmente ocurrió lo inevitable y ya esperado desde hace tiempo: Andrés Manuel López Obrador está gravemente enfermo de diversos padecimientos de los cuales se tenía la sospecha, pero ahora se tiene la certeza.

Lo anterior fue dado a conocer por uno de sus críticos más severos, Carlos Loret de Mola, con la filtración de información hackeada directamente de los servidores de la Secretaría de la Defensa Nacional.

De la información obtenida se sabe que Andrés Manuel padece del corazón, hipotiroidismo, reumatología, ortopedia, gota y problemas respiratorios relacionados con padecimientos neumológicos.

Ya con anterioridad se había dado a conocer que el 2 de enero de 2022 una ambulancia del Ejército Mexicano aterrizó en Palenque, Chiapas, para llevar a López Obrador desde La Chingada -para evitar que se lo llevara la chingada- hasta el Hospital Central Militar en la Ciudad de México.

El padecimiento diagnosticado en ese entonces fue una Angina (¿de pecho?), inestable de alto riesgo, al parecer similar a la que terminó con la vida de Benito Juárez, según confirmó su médico de cabecera, el doctor Rafael Lucio.

La precaria salud de López Obrador obligó a que recibiera 28 terapias físicas para poderlo rehabilitar y quedar en mediano estado de salud.

Sus padecimientos se evidenciaron cuando en noviembre de 2014 sufrió un infarto que aparentemente no le causó un mal mayor. En aquél entonces se difundió que al haber sido atendido oportunamente, antes de los 30 minutos, ninguna secuela mortífera quedó en su organismo.

La información que hoy se tiene sobre la salud presidencial evidencia gravísimos actos de irresponsabilidad del que se dice Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Ha sido difundido profusamente que las personas más vulnerables al Covid-19 son aquéllas que padecen hipertensión, obesidad, diabetes y desde luego enfermedades cardiacas y respiratorias.

López Obrador se encuentra dentro de los lindes de todas esas enfermedades que hacen vulnerables a las personas ante la pandemia. Jamás ha usado cubrebocas ni guardado las medidas de seguridad que recomienda su farsante vocero sanitario Hugo López-Gatell. Por el contrario, presume de presentarse en las Mañaneras, en diversos eventos y reuniones sin el cubrebocas como dique de seguridad para evitar transmitir o recibir los efectos del coronavirus. Finalmente López Obrador terminó contagiado, a pesar de su invulnerabilidad presumida.

Como López vive fuera de la realidad, no entiende que la salud del Presidente es un asunto de seguridad nacional.

Si uno de los gobernados fallece, es lamentable, pero nada sucede. En cambio, si muere el Presidente de la República, condena al país a una crisis política y de gobernabilidad provocada por la irresponsabilidad del que hoy funge como responsable de la tranquilidad y seguridad del Estado Mexicano. O sea, hasta después de su muerte, López Obrador provocaría un grave debate nacional.

Debería de tomar en cuenta de que su edad ya no le permite la resistencia de un joven de 45 o 50 años como lo fueron Luis Echeverría, Miguel de la Madrid, Felipe Calderón y su antecesor Enrique Peña Nieto. López Obrador es el tercer presidente más longevo de la historia de México al llegar a la Presidencia con 66 años de edad. Los superan únicamente el presidente José Ignacio Pavón de 1860, con 68 años de edad, y Victoriano Huerta, con 67 años en 1913.

Con total cinismo López Obrador manifiesta en las Mañaneras que efectivamente padece todas esas enfermedades y le resta importancia a los hechos denunciados sobre su salud, cuando dice que eso ya se sabía. Dentro de la verdad otra vez recurre a la mentira.  Siempre se trató de ocultar la salud física y mental del Presidente.

Seguramente el más grave padecimiento es el del hipotiroidismo que el desarreglo hormonal lleva a una alteración de las condiciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias y otras de más graves consecuencias. La más importante para mantener un equilibrio adecuado físico y mental son, desde luego, las actividades neuronales. Es por ello que a diario se ve a un Presidente siempre dispuesto a la agresión de los que no ve como adversarios políticos sino como enemigos.

Esas circunstancias lo incapacitan para gobernar y lo ponen al borde de la renuncia, como ocurrió con Antonio López de Santa Anna, Porfirio Díaz y Pascual Ortiz Rubio, presidentes defenestrados por sus dictaduras y su incapacidad para gobernar.

Según información difundida por Carlos Loret de Mola, el hackeo a los servidores de la Secretaría de la Defensa Nacional alcanzan la estratosférica información de seis Terabytes, que contiene todos los secretos de la familia presidencial y de su fallido gobierno. Sorpresas habrán en México.

Además de la salud de López Obrador queda en la evidencia la forma de cómo fue liberado Ovidio Guzmán López durante el famoso Culiacanazo. Demostró la fragilidad de las fuerzas de seguridad del Estado Mexicano. En aquél episodio el narco presumió de más capacidad logística, operativa y de movilización que el Ejército, al cual López Obrador ha incorporado 120 mil efectivos de la Guardia Nacional.

Esa liberación pregonada por el mismo López Obrador lo pone como el gran violador del Estado de Derecho y en atentado permanente de la división de Poderes.

El Chapito iba a ser detenido mediante orden de aprehensión emitida por Juez Federal de Distrito, y López Obrador, en una orden arbitraria, violó una disposición emitida por uno de los legítimos representantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo malo para el gobierno de López es que demuestra que el aumento presupuestal y de efectivos de la milicia, en vez de reducir las muertes violentas y los delitos de alto impacto, estos se han incrementado. Nada puede alegar cuando a cuatro años de su gobierno, en México se llevan más de 135 mil homicidios dolosos, cifras superiores a la de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en seis años.

Entre tantos muertos sin resolver y sin castigo, se encuentran defensores de derechos humanos, del medio ambiente y periodistas. Sólo en 2022 van 16 comunicadores ejecutados. Ello permite inferir que el aumento de los efectivos de la milicia lleva a una relación directa de complicidad con la delincuencia organizada. No es posible que los delitos en vez de disminuir se incrementen exponencialmente. Lo bueno es que él tiene otros datos.

En la información que Carlos Loret de Mola se ha comprometido dar a conocer paulatinamente, quedarán en evidencia todas estas graves y múltiples irregularidades en el gobierno de López Obrador como ya se anuncia desde ahora.

Están expuestas ahí, la confrontación entre las Secretarías de la Defensa Nacional y la de Marina, y las grandes transas documentadas puntualmente en el libro de Elena Chávez: “El rey del cash. El saqueo oculto del presidente y su equipo cercano”. López Obrador, además de los datos pendientes en el hackeo, quedará como el mayor ladrón en la historia de México en contraste con su honestidad valiente.

Por ética política y moral, López Obrador debería de hacer un reconocimiento al trabajo periodístico de Carlos Loret de Mola, al difundir todas sus tropelías desde su página Latinus, cuando asegura que toda la información debe de ser transparente.

Pero aún más: ofreció asilo en México al hacker australiano Julian Assange al que calificó como “el mejor periodista de nuestro tiempo” y lo elevó a la categoría de “Un Quijote de la libertad de expresión”. Mientras recurre a esta demagógica retórica, agrede y amenaza a la prensa mexicana por exhibirlo como el autoritario, centralista y corrupto Presidente de la República. Ampliaremos…

 

[email protected]

Continue Reading

COPIADURA

AMLO y Yáñez, protagonistas de ‘El rey del Cash’

Published

on

Un testimonio de 20 años del círculo íntimo del Presidente * El propósito del libro es evidenciar cómo el poder ha sido el gran amor y la obsesión de López Obrador y cómo el odio y el resentimiento han sido el alimento que lo sostiene

 

“Que vea quien quiera ver y escuche quien quiera escuchar”

Elena Chávez

 

GALIO GUERRA

 

Hace algunos años Vicente Fox recomendaba a varias señoras que no leyeran los periódicos para no amargarse la vida. Tal apreciación podría hacerse ahora a Andrés Manuel López Obrador, a su amigo César Yáñez y su primer círculo.

Y es que miren, señoras y señores, en este circo de cuatro pistas un nuevo escándalo está por iniciar.

Se trata nada más y nada menos que de la próxima publicación de un libro (“El Rey del Cash”) sobre el actual Presidente de la República y su primer círculo.

Está escrito por la periodista y expareja sentimental de Yáñez, Elena Chávez, quien publica en el diario “ContraRéplica” y asegura en la contraportada del libro que “es un testimonio” de los casi veinte años que perteneció a ese círculo íntimo de López Obrador.

No cabe duda que se vienen días difíciles para el inquilino de Palacio Nacional, pues aunque Elena Chávez asegura que no busca “denostar a ninguno de los personajes que aquí aparecen, sino tan sólo romper un pacto de impunidad”, también señala que su “propósito es evidenciar cómo el poder ha sido el gran amor y la obsesión de López Obrador y cómo el odio y el resentimiento han sido el alimento que lo sostiene”.

“Ellos dos (AMLO y César Yáñez) son los protagonistas de esta historia llena de traiciones políticas, ambiciones personales, infidelidades, abusos laborales, corrupción y autoritarismo”, apunta la periodista en la cuarta de forros de su libro.

Baste recordar que César Yáñez fue durante muchísimos años el principal operador de López Obrador y su caída vino junto unida a su fastuosa boda con una acaudalada empresaria.

Luego de que tan fausto acontecimiento fuera noticia de portada en la revista “Hola”, misma que, por cierto, era muy criticada por el Presidente y su camarilla porque la asociaban con lo que ellos llaman “fifís”. En el pecado llevaron la penitencia.

Amigos, yo sé que ustedes están en ese selecto grupo de pensantes que más de una vez se han preguntado de qué vivían el tabasqueño y sus correligionarios. Pues bien, en el libro en comento su autora señala: “Cuento aquí a detalle cómo los operadores del Presidente consiguieron durante mucho tiempo miles de millones de pesos para cumplirle a su jefe, y de paso también se sirvieron con la cuchara grande”.

El libro de Elena Chávez cuenta con prólogo de Anabel Hernández, quien precisó: “’El rey del cash’ es una crónica nítida y sin concesiones a través de la cual se reconstruye la historia secreta política, personal y financiera de AMLO y su círculo más cercano… el tomo es indispensable para entender el ADN del Mandatario, de la llamada Cuarta Transformación y de Morena”.

Ya lo leeremos. Por lo pronto recuerden que para el hombre de “los otros datos” la corrupción sólo es cosa de sus adversarios y cuando se trata de su familia o cercanos, entonces son “aportaciones al movimiento”.

Ya me lo imagino denostando el libro asegurando que es “politiquería” y está promovido por el neoliberalismo, el conservadurismo, los culpables de todo lo malo que le pasa y, sí, también de la mafia del poder. Al tiempo.

 

ALEJANDRA DEL MORAL, LA MEJOR OPCIÓN PARA LA ALIANZA EN EDOMEX

El próximo domingo 4 de junio de 2023 los mexiquenses tienen una cita con la democracia. Ese día se elegirá al sucesor de Alfredo del Mazo Maza, quien, por cierto, no canta tan mal las rancheras.

La semana pasada, no sé si usted lo recuerda, platicamos en este espacio sobre el espaldarazo que dieron al Ejecutivo mexiquense en el cambio del Comité Directivo Estatal del PRI local.

En esa ocasión tanto Erick Sevilla, presidente estatal, como la senadora Beatriz Paredes Rangel (quien, por cierto, se anda apuntando a la carrera presidencial) se refirieron al próximo proceso electoral.

Sevilla dejaba ver que hay unidad en el partido para acometer las elecciones de cambio de gobernador y confiaban en que los buenos resultados que dejará Del Mazo serán reconocidos por los electores.

Beatriz Paredes, por su parte, fue tajante al afirmar que “las decisiones de Toluca se toman en Toluca”, y que confían en lograr la victoria porque el tricolor estatal está cohesionado en torno a un único fin: el bienestar de los mexiquenses.

Bueno, las fichas han empezado a moverse. Ya, por parte del partido en el poder, Morena, la ex titular de Educación Pública federal, Delfina Gómez, ha solicitado licencia a su cargo para asumir un puesto en su partido con miras a los comicios estatales del año venidero.

Miren, estimados todos, el pasado jueves Alejandro Moreno (oh ironías de la vida) publicó los resultados de una encuesta en el periódico “El Financiero” titulada Morena ‘pierde brillo’ en Edomex 2023: Preferencia cae en septiembre, según encuesta.

En dicha nota Moreno apunta que la alianza opositora, compuesta por PAN-PRI y PRD, cierra la brecha rumbo a la elección por la gubernatura en 2023.

Delfina Gómez, según el reporte de “El Financiero”, cuenta con 31 por ciento de opinión positiva y 28 por ciento negativa.

Según “El Financiero” Morena y sus aliados, PT y PVEM, lideran las preferencias, con 46 por ciento de apoyo, seis puntos arriba de la alianza PAN-PRI-PRD, que obtiene 40 por ciento, de acuerdo con la más reciente encuesta de “El Financiero* en la entidad.

Sin embargo, amigos, “esta ligera ventaja morenista se redujo con respecto al anterior sondeo, realizado en julio, cuando la diferencia a favor de Morena y aliados era de nueve puntos porcentuales”.

Miren señores, de acuerdo con la encuesta, Delfina Gómez, virtual candidata de Morena a la gubernatura, cuenta con 31 por ciento de opinión positiva y 28 por ciento negativa.

Y aquí es donde salta la liebre, pues resulta que quien le sigue en popularidad es la priísta Alejandra del Moral, con 22 por ciento de positivos y 25 por ciento de negativos.

La también priista Ana Lilia Herrera, así como el panista Enrique Vargas, captan 19 por ciento de opinión positiva, pero sus negativos alcanzan 28 por ciento.

Miren, estimados amigos, dice la nota de Alejandro Moreno que, “al preguntar a quién prefieren como candidato o candidata de la alianza PRI-PAN-PRD a la gubernatura, destaca por primera vez Alejandra del Moral, con 22 por ciento de las menciones entre la población general, seguida por el panista Enrique Vargas, con 19 por ciento”.

La semana pasada, les decía amigos, se manejaban dos escenarios: con alianza o sin ella. Lo cierto es que, según la encuesta de El Financiero, “en caso de no haber alianza, Delfina Gómez y Morena (45%) sacan una ventaja de 25 puntos sobre el PRI, representado por Alejandra del Moral (20%) y 27 puntos sobre Vargas como candidato PAN-PRD (18%). Sin alianza no se vislumbra por el momento mucha competencia en el estado”.

Ojalá los partidos implicados en la alianza opositora tomen conciencia de que sólo unidos pueden hacer frente al partido en el poder, y que si tienen una candidata que es garantía de triunfo, pues no deben dudar ni un segundo en optar por ella.

PRI, PAN y PRD tienen un compromiso muy fuerte con la ciudadanía que ya les ha expresado su apoyo en otros procesos electorales.

Recordemos tan sólo cómo le arrebataron casi el cincuenta por ciento de las alcaldías en Ciudad de México, entre ellas la Cuauhtémoc, la joya de la corona. En sus manos está ser un opositor fuerte al partido en el poder y ser una buena opción para reencontrar el camino. Ustedes dicen y deciden, señores.

 

PONE EN MARCHA ALFREDO DEL MAZO LA JORNADA ESTATAL DE VACUNACIÓN UNIVERSAL

El gobernador Alfredo Del Mazo Maza puso en marcha la Jornada Estatal de Vacunación Universal, cuya meta es proteger a niñas y niños menores de cinco años, así como a mujeres embarazadas, de enfermedades como sarampión, rubeola, rotavirus, tétanos o hepatitis, y la cual se llevará a cabo en los Centros de Salud de todas las regiones del Estado de México, hasta el próximo 12 de octubre.

Durante la entrega de la modernización del Centro de Salud de la comunidad de Rincón de los Pirules, en San Felipe del Progreso, Del Mazo Maza refirió que actualmente existe un rezago importante en la vacunación de los menores a causa de la pandemia por Covid-19, por lo que exhortó a las familias a llevar a sus hijos y participar en esta Jornada de Vacunación, ya que así las niñas, los niños y las mujeres embarazadas estarán más protegidos.

“Hoy también nos reúne, además de la entrega de este Centro de Salud, el inicio de la Jornada Estatal de Vacunación. ¿Por qué es importante?, porque las vacunas nos ayudan a prevenir enfermedades y, en varios casos, también a prevenir la mortalidad, sobre todo en estas jornadas estamos apoyando, estamos dirigidos a los niños, a los menores de cinco años y a las mujeres embarazadas.

“Les anuncio que inicia el día de hoy y estará dos semanas, se estará llevando a cabo esta Jornada durante dos semanas, hasta el día 12 de octubre, en los mil 220 Centros de Salud del Estado de México, más 2 mil 300 otros espacios y centros de vacunación, para que acudan las familias a llevar a sus hijos”, enfatizó.

En el arranque de esta Jornada, el mandatario estatal invitó a las familias a tener confianza en las vacunas, ya que gracias a su aplicación se han logrado salvar incontables vidas, porque han conseguido erradicar o disminuir enfermedades como la viruela, la polio o el sarampión, a nivel mundial.

Explicó que en esta campaña de vacunación participan organismos como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia estatal (DIFEM), el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), el Instituto Materno Infantil del estado (IMIEM), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como el Ejército Mexicano, a través de la 22a Zona Militar.

En el mensaje que dirigió a vecinos de la comunidad de origen mazahua, Rincón de los Pirules, así como a líderes de sindicatos del sector salud y personal médico, el gobernador mexiquense subrayó que durante su administración se ha impulsado un programa para rehabilitar y dignificar los mil 220 Centros de Salud que hay en territorio mexiquense, de los cuales, precisó, se han modernizado 568 hasta el momento.

Consideró que la renovación de estos espacios es muy importante, debido a que en sus instalaciones se atiende la mayoría de las enfermedades que aquejan a la población.

“Me da mucho gusto que hoy sigamos en este gran programa que tenemos para rehabilitar, para modernizar, para tener en buenas condiciones los Centros de Salud del Estado de México. Hoy lo hacemos aquí en esta comunidad, Rincón de los Pirules, me da mucho gusto, saludo a todas las familias de Rincón de los Pirules, me da mucho gusto estar aquí en esta comunidad.

“Y estamos haciendo entrega de la rehabilitación del Centro de Salud, un centro de Salud, ya lo decía hace un momento Paco el secretario, Paco Fernández Clamont, que lleva más de 38 años existiendo, que se ha rehabilitado, en el 2015 se amplió y se hizo esta nueva etapa y ahora se trata de tenerlo en las mejores condiciones posibles”, explicó.

Como resultado de este esfuerzo, aunado a otras estrategias del sector salud estatal, Del Mazo Maza puntualizó que en el Estado de México se ha logrado reducir en 36 por ciento la mortalidad de menores de cinco años, además de disminuir la mortalidad materna, en lo que va de la presente administración.

“Los sistemas de salud se miden, en gran medida, en base a cómo ayudan a disminuir la mortalidad, en especial la mortalidad infantil y la mortalidad materna, son dos indicadores muy importantes que ayudan a ver cómo va un sistema de salud y aquí, en el Estado de México, hemos mejorado en ambos, en ambos se ha logrado una disminución importante, porque la salud es una prioridad para nosotros, para el gobierno del estado ha sido una prioridad en todos los sentidos; fortalecer nuestro sistema de salud, tener los mejores espacios, incluso, en las comunidades donde no se puede, tenemos las Unidades Médicas Móviles, que también nos ayudan a llevar a cabo este gran trabajo”, expuso.

Por el enorme trabajo que representa la aplicación de tal cantidad de dosis en el periodo referido, el gobernador también reconoció la gran labor del sector salud, especialmente de las y los vacunadores, quienes con un trabajo ejemplar contribuyen a mantener la salud de millones de mexiquenses.

Continue Reading

EN PRIMERA PERSONA

Atrapado AMLO por el ‘crimen de Estado’

Published

on

Por filtraciones periodísticas, se le enreda a la 4T el informe de Encinas sobre lo ocurrido en 2014 * ¿Será Ayotzinapa también la debacle del gobierno de López Obrador? • Peña Nieto nunca imaginó cómo lo dañaría el crimen de los estudiantes de Iguala; ¿y López Obrador? • Las Fuerzas Armadas, manzana de la discordia; privilegios al general detenido es un toque de alerta • El Ejército surgió para combatir a conservadores y fifís, recuerda AMLO; a como dé lugar, lo quiere en las calles

 

MAURICIO ORTEGA CAMBEROS

 

El expresidente Enrique Peña Nieto jamás pensó que la desaparición de los 43 jóvenes normalistas y la ejecución de otras personas en esos mismos hechos de Iguala y otros municipios de Guerrero durante el 2014, sería un asunto que marcaría para siempre su gobierno y que lo perseguiría incluso judicialmente si así lo quiere su hoy sucesor. Ayotzinapa fue el inicio de la debacle de la administración peñista. Y sí, nunca lo imaginó.

Enrique Peña Nieto fue juzgado de manera inmediata por la opinión pública. Ahora aguarda en España por si le fincan cargos y responsabilidades judiciales.

Quien ahora quedó atrapado en este mismo “crimen de Estado” es quien prometió a los papás de aquellos estudiantes y a México entero que esclarecería totalmente esa afrenta. No sólo fue una promesa en su campaña electoral, sino que a lo largo de su gobierno se ha comprometido a entregar, ahora sí, la verdad de lo sucedido.

No muy contentos han quedado los papás de los 43 estudiantes de Ayotzinapa por la información que se les ocultó sobre sus hijos y por las diferencias que se han dado entre los distintos actores de la Cuarta Transformación sobre el último informe del caso.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador tampoco pensó que el caso Ayotzinapa se le enredaría tanto en las manos.

No son pocas las preguntas que flotan en el ambiente, todas ellas válidas, pues a estas alturas ya nadie, como usted o como yo, sabe exactamente lo ocurrido. Las investigaciones han sido manoseadas por cada autoridad en turno de acuerdo con su conveniencia e intereses, unos para ocultar la verdad y otros para cobrar facturas, aunque sostengan que lo suyo no es la venganza.

Desde los tiempos de campaña, López Obrador prometió verdad y justicia sobre lo acontecido la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

 

FUERZAS ARMADAS, EN EL OJO DEL HURACÁN

Casi todos, incluyendo al que esto escribe, han sostenido alguna vez que las Fuerzas Armadas son instituciones que gozan de la aceptación de gran parte de los mexicanos. Sí, pero habrá que matizarlo un poco. Se les reconoce y agradece su participación, casi siempre heroica, en los desastres naturales, como terremotos y huracanes, para ayudar a los connacionales en desgracia.

En las últimas décadas su lealtad institucional a su Comandante Supremo, que es el Presidente de México en turno, ha superado toda prueba. Se han abstenido, incluso, de participar en política, como lo mandatan sus estatutos.

Sin embargo, no siempre ha sido así. Hablamos del México moderno, sí, pero ahí está nuestra historia no tan lejana de finales del siglo XIX y principios del XX, tiempos en que el Ejército y sus integrantes eran actores políticos en la vida nacional. Bueno, la lista de presidentes emanados del Ejército no es corta, como tampoco es menor la lista de sus traiciones que dañaron al país y su democracia.

¿Cumplirá la palabra empeñada o deslindará y protegerá a los militares involucrados en la masacre?

Ahora bien, se sostiene que los soldados y marinos son “pueblo con uniforme”. De acuerdo. entonces pregunto: ¿los policías estatales y municipales no son “pueblo con uniforme”? ¿Quiénes han integrado a las policías federales o nacionales o a la misma Guardia Nacional no son también “pueblo con uniforme”? Claro que sí. Y otra cosa común de ellos es que muchos han traicionado a México. No sólo no han combatido al crimen, sino que se han vuelto cómplices de los hampones y capos.

Y, perdón, pero ni siquiera algunos miembros de las Fuerzas Armadas quedan exentos de esta deslealtad. De qué otra forma se puede explicar la bonanza de los cárteles de las drogas si no es con la complacencia de los militares. Recordemos que en las administraciones pasadas los gobiernos prefirieron utilizar a miembros de la Marina para los grandes operativos porque había plena y justificada desconfianza en los miembros del Ejército. Aún más, era exigencia de Estados Unidos no confiar esas tareas a los soldados y ni siquiera compartirles la información. Así fue como se logró abatir a Arturo Beltrán Leyva, “El Jefe de Jefes”, en Cuernavaca durante el 2009.

Y no olvidemos que igual está la historia de Jesús Gutiérrez Rebollo, general de división, quien encabezó el Instituto Nacional para el Combate a las Drogas hasta 1997, pues fue aprehendido por proteger y ser socio nada más ni nada menos que de Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”. Estas, las historias que se conocen, ¿y las que desconocemos?

El general Jesús Gutiérrez Rebollo, zar antidrogas en el sexenio de Ernesto Zedillo, fue aprehendido por su complicidad con “El Señor de los Cielos”.

¿Y la matanza de estudiantes por parte del Ejército durante el movimiento estudiantil de 1968? Muchos esgrimirán: sólo recibieron y cumplieron órdenes de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez. En efecto, así fue. Entonces ¿tenemos un Ejército que no razona? Esa es precisamente la preocupación del día de hoy: la de un país militarizado en materia de seguridad en donde, sus efectivos, cumplirían al pie de la letra las órdenes de su jefe. ¿Y si se equivoca el Ejecutivo? ¿Y si cambia de opinión en las convicciones que hoy pregona? ¡Ahí está el peligro!

Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación, defendió al Ejército. Dijo que sólo 4 militares están involucrados en los hechos de Ayotzinapa. “Una golondrina no hace verano”, sentenció. De acuerdo, pero entonces por qué el gobierno de la 4T desprestigia a toda una institución policiaca cuando se encuentran a algunos elementos corruptos y desleales si “una golondrina no hace verano”. ¿Un doble rasero? Parece que sí.

Imposible olvidar 1968. El Ejército obedeció órdenes. Precisamente esa es la preocupación de hoy.

 

FILTRARON EL INFORME COMPLETO DE ENCINAS

Lo cierto es que la administración de López Obrador quedó en un callejón sin salida con el involucramiento del Ejército en el caso Ayotzinapa después de que se filtrara sin tachaduras (datos reservados y confidenciales) el informe completo de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, que presentó el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.

Alejandro Encinas, al presentar su informe con datos y nombres borrados. Filtraciones a la prensa complicaron las conclusiones preliminares al revelar lo que estaba tachado.

Lo revelado no es cosa menor.

  1. A los jóvenes los desollaron, descuartizaron y disolvieron en ácido. ¿Por qué haber ocultado esta realidad por muy dolorosa que sea? AMLO prometió la verdad a las familias.
  2. Los principales asesinos fueron los miembros de Guerreros Unidos al confundir a los estudiantes con rivales de Los Rojos. Los querían quemar, pero como eran muchos, se dividieron a los normalistas en grupos para cada quien se deshiciera de ellos como pudieran.
  3. Al día siguiente, quedaban con vida seis estudiantes. Fueron ejecutados días después por órdenes del entonces coronel del Ejército, José Rodríguez Pérez.
  4. El entonces alcalde José Luis Abarca ordenó que los jóvenes fueran asesinados esa misma noche. Una hija de Abarca lo relató a una amiga suya por mensajes de celular.
  5. Abarca pidió ayuda al Ejército. Le sugirieron de parte de Peña Nieto que asumiera la culpa y huyera del país. Que lo iban a ayudar.
  6. El día siguiente a la noche trágica, militares desenterraron varios cuerpos para llevarlos al 27 Batallón de Infantería, ya que ahí no entraría nadie. A mediados de noviembre, aún exhumaban cuerpos. ¿Peña lo sabía?

A lo anterior hay que sumar que la Fiscalía General de la República canceló más de una veintena de órdenes de aprehensión, principalmente contra militares, que la Comisión para la Verdad había solicitado y justificado. ¿Por qué? Porque el Ejército comenzó a patalear, presionar y a defenderse. Tal es la discrepancia y diferencias al interior del gobierno de la 4T que los golpes por debajo de la mesa no cesan. La inconformidad topó con la renuncia del fiscal del caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, por la intromisión de Alejandro Gertz Manero.

 

EL EJÉRCITO, PARA COMBATIR A CONSERVADORES Y FIFÍS: AMLO

El Presidente López Obrador ha apostado todo por las Fuerzas Armadas. Controlan aduanas y puertos. Construyen las obras faraónicas de este sexenio. Los presume una y otra vez. Sobre ellas finca y consolida su gobierno. Las quiere en las calles más tiempo del que ahora permite la Carta Magna. En soldados y militares finca su lucha contra los criminales, aunque se contradiga con la estrategia de “abrazos, no balazos”. Así las cosas, es obvio que salga en su defensa. Pero ¿acaso no leyó o no le informaron lo que contenía el informe de Encinas? Parece que no. ¡Increíble!

No obstante, el Presidente se enreda en sus propias palabras y discursos. O quizá no y todo está perfectamente calculado. Total, después dirá que lo malinterpretaron sus acérrimos enemigos. En la defensa a las Fuerzas Armadas, López Obrador soltó: “Tenemos que defender a nuestras instituciones y este Ejército, lo he dicho en otras ocasiones, surgió para combatir un golpe de Estado, para combatir a conservadores, a fifís que se atrevieron a asesinar al presidente Madero…”

Incondicional es el apoyo presidencial al general Cresencio Sandoval y las Fuerzas Armadas. López Obrador las quiere en las calles para combatir la inseguridad.

Mire que tal declaración trae doble filo. A sus adversarios políticos, López Obrador los ha calificado de traidores a la patria y estos son, precisamente, los conservadores y los fifís. ¿Coincidencia? En absoluto. El mensaje es claro y no hay intento por ocultar el amago o la franca amenaza. En verdad ¿en esas estamos? ¡Qué miedo!

Con consulta o sin ella, el Presidente quiere imponer su ley. No importa que confronte y divida a los otros Poderes de la Unión. Si así es, mucho mejor. Legisladores y ministros son objetivos de sus dardos venenosos. Soslaya y pisotea al INE. Prefiere una consulta a modo organizada por su incondicional Adán Augusto López en Gobernación, una similar con la que llevará a su corcholata preferida Claudia Sheinbaum a la candidatura de Morena. El resultado es predecible: el pueblo quiere al Ejército en las calles. ¿Por qué? Porque AMLO ya dio esa orden a sus huestes, no de manera directa, pero sí como acostumbra, tirando la piedra (en esta ocasión el mensaje y la orden) y escondiendo la mano.

 

¿QUIÉN VENCERÁ Y QUIÉN SE DOBLARÁ?

Hay cuatro actores y un juez:

1) La Comisión para la Verdad encabezada por Encinas; 2) la Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz; 3) las Fuerzas Armadas, y 4) los familiares de los 43 jóvenes de Ayotzinapa. López Obrador no podrá dar gusto a todos. Tendrá que inclinar la balanza por alguno de ellos sin importar que con ello desatienda su compromiso con la verdad y justicia. ¿Quién se impondrá? No es difícil adivinarlo: las Fuerzas Armadas son su bastión y no las dejará naufragar, pues él se hundiría también.

Alejandro Encinas está en una posición extremadamente peligrosa. Enrique Peña Nieto no dudó en sacrificar a Jesús Murillo Karam con su “verdad histórica” y hoy ya está tras las rejas por no empinar a su entonces jefe. Sin duda, López Obrador no dudará, si es necesario, sacrificar Encinas con su Comisión para la Verdad. Eso lo sabe don Alejandro. ¿Guardaría silencio como Murillo?

Enrique Peña Nieto mandó al matadero a su entonces procurador Jesús Murillo Karam. ¿AMLO hará lo mismo con Alejandro Encinas?

Alejandro Gertz ya aguantó varios temporales y podría sobrevivir a uno más, pero no debería confiarse demasiado, pues primero está la imagen presidencial y después la de las Fuerzas Armadas. ¿Y las familias de los 43 ejecutados? ¿Y la verdad y justicia? ¿Habrá más promesas que acciones? ¿Más atole con el dedo? Si ya aguantaron ocho años, que más da a que sea otra administración la que esclarezca lo ocurrido, podrían pensar en Palacio Nacional.

Pero cuidado, no es tan sencillo. La credibilidad de AMLO está en entredicho. Peña Nieto sucumbió con Ayotzinapa. ¿Y López Obrador? Su propia historia la está escribiendo hoy en día y él mismo la definirá en las próximas semanas y meses.

Ayotzinapa y la participación del Ejército, así como la historia misma de las Fuerzas Armadas (que aquí hemos tocado a vuelo de pájaro) están emparejadas con la militarización de México con motivo de la seguridad pública. No es cosa menor. Si a soldados y marinos que violen la ley se les dará el trato de privilegio como al ahora general José Rodríguez Pérez (aprehendido por supuestamente haber participado en la desaparición de los estudiantes), eso no sería justo ni legal. ¿Por qué no está ante un Ministerio Público dependiente de la FGR? En cambio, desde el Campo Militar número uno y portando aún el uniforme castrense, se le permite dar una entrevista periodística. ¿Qué otro presunto delincuente goza de eso? Nadie.

El periodista Jorge Fernández Meléndez, durante la entrevista al militar acusado José Rodríguez Pérez, en el Campo Militar número 1.

Por eso no es gratuita ni un mero capricho el rechazo a que la Guardia Nacional pase al control de la Secretaría de la Defensa ni a prolongar la estancia de las Fuerzas Armadas en las calles. La paz y la democracia están en riesgo. Sería más sencillo y benéfico para México admitir que la estrategia contra la inseguridad ha fracasado e implementar otra. ¿Habrá humildad?

 

[email protected]

Continue Reading

DESTACADO