Connect with us

PULPO POLÍTICO

También la 4T cobija la corrupción en el AICM

Published

on

El director Jesús Rosano García quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12

 

POR JOVIRA

Luego de la difusión de empresas fantasma en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y que motivó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aplicara su ‘decretazo’ para blindar sus obras faraónicas con el fin de evitar la transparencia, resulta que no sólo hay corrupción en Santa Lucía sino también en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
Ya se rumora fuertemente en los pasillos del aeropuerto capitalino que la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), bajo el mando de Thalía Lagunas Aragón, ordenó de forma directa que los seguros del aeropuerto deben ser asignados a la aseguradora del gobierno Agroasemex, bajo el pretexto de bajar costos acorde con la Austeridad Republicana… una muestra clara y perfecta de lo que es un negocio redondo, pues todo queda en familia.

Aunque no le guste a la 4T, pero asignación directa también es corrupción
Pero al parecer el director quiere quedarse con el grupo mexicano de seguros de la familia Llamosas, que hasta el momento no ha pagado los siniestros del Metro de la Ciudad de México tras la tragedia de la Línea 12, lo que puso el ojo de funcionarios en esta empresa y en las jugosas ganancias.
La inquietud que surge es si esto pudiera poner en riesgo al Aeropuerto Internacional de la CDMX que dirige Jesús Rosano García.

Esto porque nomás no le pagan al Metro los 4,500 millones de daños, eso sin considerar la polémica sobre esta obra y la irresponsabilidad de funcionarios que están cobijados bajo la actual administración.
Aunque el Presidente López Obrador tiene como prioridad combatir la impunidad y practicar la transparencia, ideología dicha en sus conferencias matutinas, al parecer es mandada al carajo por sus funcionarios.
Ante estos hechos, es innegable que los casos de corrupción, cobijados por la Cuarta Transformación, siguen a todo lo que dan.

PULPO POLÍTICO

La sombra de Hugo Chávez en la revocación de mandato

Published

on

México no es, ni será, una Venezuela * Por donde se le vea, el ejercicio democrático sólo servirá a López Obrador y a Morena. De ganar la Revocación, habría un presidente que no surgiría de la decisión del pueblo

 

POR MARCO ANTONIO FLORES***

En política nada es casual. Cualquier semejanza entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el ex presidente de Venezuela Hugo Chávez es mera coincidencia.

Al inicio de su primer periodo de gobierno, el mandatario venezolano dijo: “Si por ejemplo yo a los dos años resulta que soy un fiasco, un fracaso o cometo un delito o un hecho de corrupción o algo que justifique mi salida del poder antes de los 5 años, estaría dispuesto a hacerlo”.

En mayo de 2018, AMLO mencionó una frase semejante a la del venezolano: “Me voy a someter a la revocación de mandato. Cada dos años va a haber una consulta para que los ciudadanos decidan si quieren o no que continúe el presidente”.

En 2009, Chávez proclamó: “Yo no me pertenezco, yo le pertenezco al pueblo de Venezuela. Mi vida es de ustedes”. Misma frase repitió López Obrador el 1 de diciembre de 2018, tras tomar protesta como Presidente de México: “Yo ya no me pertenezco. Yo soy de ustedes. Soy del pueblo de México”.

México, ni de lejos podría convertirse en una Venezuela por una sola razón: Washington no lo permitiría. Muchos seguidores de la 4T se enojan cuando se compara al demócrata Andrés Manuel López Obrador con el dictador Hugo Chávez. Sin embargo, podría haber semejanzas. Usted juzgue.

Chávez, un populista que se negó a respetar las instituciones y el Estado de Derecho e hizo de Venezuela un Estado fallido gobernado de acuerdo a sus caprichos. Utilizó un referéndum revocatorio como medio para el continuismo autoritario; prometió todo a todos y traicionó una a una sus promesas e instituyó el culto a la personalidad. Dio prioridad a los intereses de los militares, atacó a la prensa, descalificó, provocó y destruyó a sus opositores.

Hugo Chávez prometió acabar con la corrupción sin lograrlo y se presentó como abanderado de los pobres y sólo lucró políticamente con su sufrimiento y los enfrentó a los ricos; culpó al neoliberalismo como el causante del desastre; fundó su poder en la movilización popular; violó la ley cuando ésta lo limitaba.

Pero repito: Cualquier coincidencia con el Presidente López Obrador es mera similitud. México no es, ni será, una Venezuela y tampoco López Obrador sería un Hugo Chávez, son sólo inventos de los neoliberales que no lo dejan gobernar.

La revocación de mandato a nivel presidencial, si bien es un mecanismo inédito para México, se encuentra presente en tres países de América Latina: Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Los dos presidentes que han recurrido a la revocación de mandato son Hugo Chávez en Venezuela en 2004, y Evo Morales en Bolivia en 2008.

El referéndum revocatorio lo llevó a cabo el entonces presidente Hugo Chávez, quien incorporó en la Constitución de Venezuela por primera vez este mecanismo. Fue el El 15 de agosto de 2004, durante su segundo periodo presidencial (2001-2007), para que la población decidiera respecto de su permanencia en la jefatura del Estado. La opción de la mayoría, que resultó vencedora, fue la de no revocarlo.

Este proceso se realizó en medio de un clima de polarización social que venía de tiempo atrás. Muchos empresarios ya no querían a Chávez en el poder, lo que provocó graves consecuencias económicas, políticas y sociales para el país y la población. Por ello el país estaba divido en dos polos respecto a la figura de la “Revocación”: la oposición lo llamaría “referéndum revocatorio” mientras que el oficialismo lo denominaría “referéndum ratificatorio”.

El 8 de agosto de 2004, a unos días de la votación, se realizó la “Marcha de la Victoria”, una gran concentración -como las que organiza AMLO- en la que Chávez se dirigió a la multitud resaltando, una vez más, que el referendo implicaba una lucha entre dos concepciones de la vida y de la humanidad, los “buenos” que estaban con él y los “malos” los que no.

El presidente Chávez resultó ratificado en el cargo y salió fortalecido. Chávez agradeció el apoyo de los militares y el pueblo -sus principales recursos de poder- e invitó a la oposición a formar parte del nuevo proyecto de país y a sumarse a la segunda etapa de transformación y consolidación del nuevo modelo económico, y a cesar con las “prácticas antidemocráticas”.

Chávez utilizó la figura de la “Revocación” a la mitad de su segundo mandato con un resultado de la votación de 59% en favor de su “Ratificación” contra un 40 % en favor de la revocación. Por cierto, lo hizo con una autoridad electoral a modo.

Cuatro años y medio después reformó la Constitución para ampliar la reelección de manera indefinida.

Evo Morales hizo algo similar en Bolivia. Con su mayoría en el Congreso, en 2006 introdujo la reelección presidencial por un periodo más y la revocación del mandato. Dos años después se llevó a cabo la consulta de revocación, misma que ganó con 67% de los votos en favor de su permanencia y 33% por la revocación.

A iniciativa del Primer Mandatario, México adoptó en 2019 la “Revocación de mandato”. Se presume como un mecanismo de “democracia participativa” para empoderar a los ciudadanos, pero pretende ser capturada por el partido en el poder. Cada día vemos al Presidente de la República promoviéndola e intimidando al INE por retrasar ese proceso. Lo acusa de querer boicotear la Revocación, toda vez que el INE no cuenta con los recursos que requiere para cumplir con ese proceso, como lo establece la Constitución. Además, la propia Constitución establece, en el inciso 7o. de la fracción X relativa al Proceso de Revocación de mandato: “Queda prohibido el uso de recursos públicos para la recolección de firmas, así como con fines de promoción y propaganda relacionados con los procesos de revocación de mandato”.

Pero hoy en día la revocación se está convirtiendo en una pasarela política, en la cual el único que desfilará es el propio Presidente de la República y su partido. Es un buen pretexto para retar y azuzar a los neoliberales a que lo enfrenten para sembrar la discordia entre el pueblo y los conservadores, para olvidarse de gobernar y de los “resultados”, para estacionarse en campaña permanente, con miras a las elecciones de gobernadores de 2022, para reagrupar a su partido y movilizarlo de cara a las elecciones de 2024.

Ya se ha escrito mucho sobre el desperdicio de recursos que traerá consigo realizar el ejercicio de la “Revocación de Mandato” del Poder Ejecutivo en México. Casi 4 mil millones de pesos que en términos de costo-beneficio tendrá un único beneficiario -electoralmente-, el Presidente de la República y su partido.

No se requiere ser adivino o experto analista político para anticipar que los votantes no llegarán al 40% del padrón, necesario para hacer vinculatorio el resultado. Y más les vale, aún a los que no quieren que AMLO continúe en el cargo, que esta vez voten en favor de la “Ratificación”.

No vaya a ser que se diera la “Revocación” con efecto vinculatorio y podríamos estar ante el siguiente escenario: El presidente del Congreso asumiría el cargo y en los 30 días siguientes los legisladores tendrían que nombrar a un nuevo presidente para concluir el mandato de López Obrador el 30 de septiembre de 2024.

Qué tal si el mensaje de la mayoría de Morena en el Congreso es: “Tengan para que aprendan” y se les ocurre nombrar Presidente de la República a Gerardo Fernández Noroña.

Aquí lo que es importante resaltar es que este nuevo presidente no surgiría de la elección directa de los ciudadanos, la decisión estaría en manos de los diputados de Morena y senadores en caso de que hubiese quorum completo del Congreso de la Unión.

La revocación, un ejercicio de supuesta participación directa, dejaría la decisión de quién gobernará los siguientes dos años y medio a la elección indirecta. Lo más alejado posible de la democracia directa, en donde el votante decide quién lo gobierna.

Por donde se le vea, la “Revocación de mandato”, al menos en este sexenio, sólo servirá a AMLO y a Morena. Nadie, ni seguidores de la 4T, ni siquiera sus opositores, han pedido que el Presidente López Obrador deje el cargo. Treinta millones de mexicanos lo eligieron por seis años y -todavía- tienen la esperanza de que la ansiada “Transformación” llegue para alcanzar mejores niveles de vida en salud, en educación, en seguridad, en prosperidad y justicia.

No permitamos que la reminiscencia y la sombra del dictador Hugo Chávez opaquen el espíritu democrático del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Académico***

Continue Reading

LA REVISTA

Abuso de poder de la juez Claudia Flores

Published

on

Tribunal Superior Militar ignora las quejas * Los afectados piden al presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, y al Primer Mandatario López Obrador tomar cartas en el asunto

 

POR FRAY LALITO

 

A la juez militar Claudia Flores Tapia no le tiembla la mano para impartir justicia, aunque llega el momento en que abusa de su poder y perjudica al que se le ponga enfrente, lo que puede traducirse como corrupción, algo que no va con las disposiciones ordenadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien siempre ha instruido a su gabinete que “al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

¿Será acaso que no hay un órgano militar que le llame a rendir cuentas y que por eso ella toma su juzgado como una oficina particular en donde sólo impera la Ley Claudia?

Mientras son peras o manzanas, el caso es que Claudia Flores detenta un poder extraordinario, similar o superior al del mismo titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval González, y su poderío llega las más altas esferas gubernamentales… y más cuando se trata de perjudicar a un supuesto infractor.

Las quejas en contra de la mencionada juez son ignoradas por el Tribunal Superior Militar, hasta donde han llegado las inconformidades, mismas que parece que tienen como fin el bote de la basura.

Al mismo tiempo, la Sección Primera de Recursos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional autoriza que familiares trabajen en un mismo Juzgado Militar, como se hace en el juzgado de Claudia Flores… ¿nepotismo acaso?

 

DIVERSAS IRREGULARIDADES

El Órgano de Control Interno de la Sedena recibió en el mes de diciembre de 2021 una queja contra la citada jueza por distintas irregularidades en sus actuaciones, pero la parte afectada no ha tenido respuesta alguna.

Resulta que la juez militar Claudia Flores Tapia tolera que personal bajo su cargo, como lo es el subteniente oficinista Francisco Parra Guzmán y el cabo oficinista Miguel Ángel Parra Leyva laboren en el mismo órgano jurisdiccional militar, cuando ambos son familiares, una situación que infringe diversas disposiciones tanto militares como federales.

En este tipo de casos, el mismo Ejecutivo federal ha expresado que “será legal, pero es inmoral”.

Lo anterior es una prueba palpable de la manipulación que la juez tiene en los asuntos y se pone en tela de juicio su actuar como juzgadora, ya que es bien sabido que ningún familiar puede estar laborando en la misma unidad… mucho menos en un juzgado militar, en donde se ventilan asuntos penales militares.

Ante esta anomalía y quejas, se refuerza la idea de que son muchas las influencias que la juez militar tiene en la Sedena.

¿Cómo es posible que tío y sobrino laboren juntos y coadyuven en el seguimiento de procesos penales militares sin que alguien mueva un dedo? Esta situación, aquí y en China, y en mi pueblo se le llama corrupción.

La inquietud que surge en los pasillos militares es que seguramente a la juez le conviene tener ese tipo de personal para manejar a su antojo el juzgado.

¿Y la impartición de justicia apegada a derecho? Bien, gracias… luego por eso el Presidente se molesta y acusa al Poder Judicial de corrupto.

Los afectados piden al presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, y al Primer Mandatario López Obrador tomar cartas en el asunto.

Continue Reading

LA REVISTA

Sin resultados el voto es prestado: Nora Arias

Published

on

‘PRD, un partido de derechos y libertades’ * Una candidata fuerte en el ánimo ciudadano es la presidenta capitalina del sol azteca, que en alianza con el  PRI y PAN tiene todas las cartas credenciales y potenciales para llegar a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México

 

POR MARCO ANTONIO FLORES

 

En México ya nos rezagamos en tener como presidenta a una mujer, de acuerdo con las tendencias mundiales desde principios de este siglo.

Actualmente sólo 20 de los 193 Estados miembros de la ONU están liderados por una mujer. En 2005, sólo ocho mujeres estaban en el poder. Más de la mitad de las mujeres jefas de Estado y de Gobierno han estado en Europa.

El caso más notable fue el de Angela Merkel, primera mujer canciller de Alemania, quien el pasado diciembre de 2021 dejó el cargo que ocupó durante 16 años.

Casi todos los gobiernos de los países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega) estaban encabezados por una mujer.

Entre 2006 y 2018, América Latina vivió un momento especial en su historia respecto al liderazgo de las mujeres, pues durante este periodo Argentina, Brasil, Chile y Costa Rica tuvieron gobiernos encabezados por presidentas.

Este boom de presidentas se inició en 2006, cuando Michelle Bachelet gobernó Chile y por primera vez ese país era gobernado por una mujer. Este primer periodo fue de 2006 a 2010 y posteriormente fue reelecta para el periodo 2014-2018.

En Argentina, Cristina Fernández de Kirchner​ se desempeñó como titular del Ejecutivo de 2007 a 2015, ya que se reeligió en las elecciones de 2011. Una situación similar a la chilena se vivió en Costa Rica en 2010, cuando Laura Chinchilla Miranda se convertía en la primera presidenta costarricense, cargo que ocupó hasta 2014.

En esta misma ola, Dilma V. Rousseff hacía lo propio en Brasil, al frente de la primera magistratura brasileña entre los años 2011 y 2014, y 2015 a 2016 (pues fue destituida anticipadamente por el Congreso brasileño).

Se han desempeñado como jefas de Estado o de Gobierno en Asia (Bangladesh, Nepal, Singapur), una en África (Etiopía) y una en el Pacífico (Nueva Zelanda). Ningún país de la región de los Estados Árabes ha tenido una mujer jefa de Estado o de Gobierno.

 

EMPODERAMIENTO DE LA MUJER EN MÉXICO

A partir de 2018 tenemos a Claudia Sheinbaum como la primera jefa de Gobierno de la CDMX. Antes, en 2000, ocupó por vez primera la jefatura del Gobierno del DF una mujer, Rosario Robles, aunque fue de manera interina cuando sustituyó a Cuauhtémoc Cárdenas en el cargo.

La primera gobernadora que tuvimos en México fue Griselda Alvarez en Colima, en los años 80s.

Desde ahora muchos ya apuestan a que Claudia Sheinbaum será la primera Presidenta de México, sobre todo por la pública preferencia que tiene de parte de su jefe y mentor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y el enroque sería perfecto porque llegaría a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México Rosa Icela Rodríguez, muy conocida en los medios de comunicación y ex reportera de La Jornada, muy amiga de Claudia, pues fue su secretaria de Gobierno.

Y ya entrados y en consonancia con la proyección de las mujeres, una candidata fuerte en el ánimo ciudadano es, sin duda alguna, la perredista Nora Arias Contreras, que en Alianza PRI-PAN-PRD tiene todas las cartas credenciales y potenciales para llegar a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

 

NORA ARIAS, GRAN CANDIDATA PARA QUE BRILLE EL SOL EN LA CIUDAD

Tiene una amplia e interesante carrera política al lado de muchos conversos “Morenos”. Por ello, conoce los grupos que manejan los actuales gobernantes de Morena, al tiempo que como presidenta del PRD en la CDMX se ha acercado a grupos priístas y panistas.

Esto le permite proyectarse como una gran candidata a jefa de Gobierno de la CDMX con una característica muy ‘sui generis’: conocer los dos extremos políticos que gobiernan la ciudad y ser una opción de convergencia o equilibrio político.

Capacidad, preparación y experiencia la tiene: Es licenciada en administración por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco y tiene Maestría en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

Tiene amplia trayectoria política en la CDMX. Fue jefa delegacional de Gustavo A. Madero durante el periodo 2012-2015; diputada local por el Distrito I (Cuautepec) de la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; presidenta de la Comisión de Salud y Asistencia Social; integrante de la Comisión de Gobierno; vicepresidenta de la Comisión Especial para la Reforma Política del Distrito Federal y secretaria de la Comisión de Administración Pública local.

Aunque la presencia del PRD en el ámbito nacional se ha reducido de manera significativa, en el caso de la CDMX tiene grupos y organizaciones que fueron el origen de Morena y la combativa Nora Arias parece tener un amplio activo entre esos grupos.

Por ello asegura que este partido “sigue firme y unido en la defensa de las libertades y derechos que tanto nos ha costado construir”.

Sostiene la dirigente del Sol Azteca local que bajo su liderazgo en la ciudad empieza a brillar el sol.

Arias Contreras recordó a los capitalinos que “cuando nos diste la oportunidad de servir desde el gobierno, juntos logramos construir una ciudad democrática, justa y progresista, donde cada vez nos acercábamos más a tener una verdadera equidad entre toda la sociedad”.

Agregó: “Logramos diseñar e implementar políticas públicas y leyes exitosas para todas y todos. Establecimos juntos las bases de una ciudad de derechos y libertades, donde cada quien podía encontrar su lugar, donde la diversidad nos hacía más fuertes y donde cada quien se podía expresar por igual”.

Sin embargo, lamento que “hoy ese rumbo que llevaba nuestra ciudad se ha perdido. A ti, que hoy te preocupa la salud de tu familia, el empleo y la seguridad, quiero que sepas que en el PRD seguiremos trabajando para retomar el rumbo”.

Enfatiza que durante el Tercer Informe de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, no hubo “nada bueno qué decir”, pues hay tres años de retroceso, descalificó su labor en materia económica y en salud, acusó un deficiente manejo de la pandemia y lo que fue peor: la desaparición del programa El Médico en tu Casa.

 

‘SOY UNA APASIONADA DE LA POLÍTICA’

Arias Contreras expresa que la carrera política tiene mucha semejanza con la profesión periodística.

“He entendido la labor de los periodistas, la pasión de escribir, de estar en la nota, 24 horas al día, 7 días, los 365 días, y es tan similar a la política, es tan similar a la administración pública que por eso le doy todo el reconocimiento a esa gran labor que realizan los periodistas, que va de la mano hacia la política.

“También los funcionarios como los periodistas somos apasionados, la política es mi pasión, es mi vida, es mi trabajo, y así son los periodistas, escribir es su vida, su pasión y qué fortuna y qué dicha es hacer lo que nos gusta.

“Cuánta gente está trabajando en algo que no les gusta o simplemente no tiene trabajo”.

Expresa que cada quien tiene una misión en la vida.

“Yo siempre he dicho que si estamos aquí es por algo ¿no?, hay una misión en cada uno de nosotros, una misión que hay que hacerla y hay que fortalecerla.

“Tenemos una gran tarea en el país, una gran tarea en la Ciudad de México, una gran labor hacia los ciudadanos que confían en nosotros y ahora lo palpo más como presidenta de mi partido”.

Aunque muchos dan por muerto al Partido de la Revolución Democrática, Arias Contreras enfatiza que ama a su partido, que está más vivo que nunca y eso se constató en la elección de junio del año pasado.

“Gracias a mi partido fui jefa delegacional, me toca regresar lo que a mí me dio y entonces me dediqué a trabajar en mi partido con esta gran alianza que fue un año y medio, no fue de un día para otro, de estar construyendo a distancia, con la pandemia.

“Cuando decían que la alianza se perdió, el día 15 de marzo fuimos a entregar todas las candidaturas, en esta gran alianza ganamos un poco más de la mitad de la ciudad, esto hicimos cuando decían que ya no existía y yo me siento muy orgullosa de ser perredista.

“El PRD ha hechos cosas muy grandes en la CDMX y es de biennacidos y agradecidos reconocer a nuestro partido, todos salieron de nuestro partido, mínimamente lo que deberían de decir es agradecer y, perdón que lo diga así, pero todos comieron de nuestro partido.

Señala que el partido en el poder le teme al PRD.

“Sí, claro que sí, le temen a nuestro partido, gobernamos la CDMX y hubo avances en la CDMX. Yo no veo a la ciudad sin el PRD.

“El sol azteca impulsa el derecho a decidir, el respeto a decidir de las mujeres sobre su cuerpo, el respeto a decidir a quién amar, grandes avances que se dieron en la CDMX, sobre todo con la palabra ‘respeto a decidir’, decidir en nuestras vidas.

“El PRD es un partido político respetuoso del derecho y la libertad, insisto, punta de lanza en todo el país, todo lo que pasa y lo que se haga en la CDMX repercute a nivel nacional, estamos en el ojo del huracán, y vean lo que hizo en la ciudad, ni para bien ni para mal, pero tenemos una gran tarea que si la vida lo permite será para el bien de todos, pero eso se está construyendo todos los días. no es de un día para otro, que todos los habitantes y las familias tengan las mejores condiciones de vida, que tengan derechos y libertades, que esta ciudad pueda continuar junto con el Congreso, junto con el Ejecutivo, todos en una misma línea de trabajo y que da resultados, pero lo importante es la administración pública.

“La importancia de la administración pública es dar resultados, los ciudadanos esperan resultados… y si no hay resultados el voto es prestado”, enfatiza Nora Arias.

 

‘LA PANDEMIA HIZO REFLEXIONAR PARA CREAR LA ALIANZA’

La presidenta del PRD en la Ciudad de México señala que hay las condiciones para que se presente la alternancia en la capital del país.

“Tuvimos la ventaja de que nos fue muy bien en los tres partidos”.

Comenta cómo se dio la Alianza Va por México.

“Cuando fue lo de la pandemia, creo que nos hizo reflexionar a todos, cuando la gente iba falleciendo, no podemos darnos el lujo de estar peleando, vayamos con resultados, hay una prioridad y son los resultados, a los ciudadanos no hay otra prioridad, eso nos facilitó mirar acuerdos, porque nos conocíamos y nos reconocíamos.

“Entonces había confianza que podíamos transitar juntos, que había certeza de sacar los mejores candidatos y que dieran resultados, que la ciudadanía estuviera de acuerdo con eso, sobre todo, insisto, resultados”.

La pandemia obligó a reunirnos de manera virtual con los partidos.

“Recuerdan que hicimos la depuración de equipo, entrar por la CDMX y lo hicimos de manera virtual, no había otra forma, no nos podíamos reunir, nos juntamos los partidos. A mí me tocó ser ley El Médico en tu Casa, aún lo recuerdo.

“Le pedimos a la jefa de Gobierno que sacara de inmediato a los médicos y que revisaran todas las casas, ellos eran los que tenían que salir, pero desmantelaron todo, que ese compromiso lo tenemos, pues hice el compromiso con el Congreso, con todos los diputados que eran candidatos, que firmaron el compromiso de Médico en tu Casa, tenía que regresar, ese fue uno de los compromisos y los estaré presionando de que cumplan lo que firmaron, como debe de ser, pues a las mujeres no se nos olvida nada.

“Estaremos muy pendientes con esta ley que es necesaria, creo, y estoy segura, que si hubiéramos salido en esta pandemia con Médico en tu Casa las consecuencias hubieran sido menores, hubiéramos salido de diferente forma, no podemos retroceder el tiempo, pero nosotros en este plan por la Ciudad de México, fui yo la que insistió que salieran estas brigadas de médicos a cuidarnos, finalmente no sucedió y ahí están las consecuencias”, puntualiza  Arias Contreras, la mujer apasionada de la política.

 

CUANDO EL FUTURO NOS ALCANCE: MORENA PERDERÁ EN 2024

Expertos y especialistas en materia política de la capital del país vaticinan que el futuro de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) no es halagador, pues está dividida, hay tribus y carecen de estructura… todo se centra en el clientelismo electoral en base a sus programas sociales, apoyados en la figura del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero de militancia es prácticamente cero.

Morena en la CDMX se ha fusionado al gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo, por lo que ella es la verdadera dirigente, no el remedo de Tomás Pliego… exactamente lo mismo que pasa a nivel nacional, pues Mario Delgado hace lo que le dicta el Primer Mandatario López Obrador.

A nivel local, Morena, más que un partido de Estado, es una oficina gubernamental de la administración de Sheinbaum Pardo.

Repito, para muchos especialistas en la política de la Ciudad de México, y en base a los pobres resultados que ofrecen a ciudadanos y a la guerra interna provocada por AMLO al adelantar la sucesión presidencial, Morena ya perdió la elección del 2024 en la CDMX.

Continue Reading

Trending