Connect with us





PULPO POLÍTICO

No fue nacionalización, fue negociazo de Iberdrola

Published

on

La venta de 13 plantas eléctricas le permite a la empresa española liberar capital invertido en proyectos fósiles de mayor antigüedad * No sería deseable que otro Presidente terminara su gestión inventando “simulaciones” o pidiendo perdón a los desposeídos “por no haber acertado” el sacarlos de su postración. O peor aún: que mintiera a más de la mitad (los pobres) de 130 millones de mexicanos, haciéndoles creer que son dueños de su petróleo y su electricidad, y que, por ello, pronto tendrán mejores niveles de bienestar y prosperidad… Es pura “simulación” 

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

El “Deja Vu” se nos apareció. La última “nacionalización” que hubo en México la realizo José López Portillo al expropiar la banca en septiembre de 1982.

Al mismo tiempo, en su último informe de gobierno, lloró al señalar: “…A los desposeídos si algo pudiera pedirles sería perdón, por no haber acertado el sacarlos de su postración”, a pesar de que en su discurso de toma de posesión había pedido tiempo para hacerlo.

Así la “nacionalización” pareció más un acto de justificación o reivindicación por el fracaso de su gobierno, que un acto económica y financieramente útil para el país.

Esto viene a colación, porque ahora que el Presidente Andrés Manuel López Obrador anuncia como una “nacionalización” la compra de 13 plantas eléctricas a la empresa española Iberdrola, parece recordar el escenario que orilló a JLP a la nacionalización de la banca, solo que en el caso actual se observan dos pretextos o justificaciones: El primero, distraer la atención de la tragedia, de los 40 migrantes muertos en Ciudad Juárez, en lo que se ha calificado como un “crimen de Estado”, y en segundo lugar “curarse en salud”, por anticipado, ante el fracaso para combatir la pobreza, ya que -además de incrementarse en 6 millones- no hay indicadores de mejores niveles de vida para los más vulnerables.

Con la diferencia de que esta vez se trata de una seudonacionalización o “nacionalización” de mentiras, ya que lo que se hizo fue cumplirle el “capricho” a Manuel Bartlett para hacer a un lado al “extraño enemigo”, que profanaba con sus plantas el suelo mexicano, la empresa española Iberdrola.

Por la compra del 87 por ciento de la capacidad instalada de generación eléctrica de Iberdrola se pagarán 6 mil millones de dólares, que a pesos mexicanos son 100 mil millones de pesos, lo que al final resultó un buen negocio para la española.

El prestigiado periodista Enrique Quintana ha señalado que la empresa accedió a la compra por los múltiples insultos y comentarios negativos hacia ellos por parte del propio Presidente de la República y del titular de la CFE.

“Me temo que el nivel de agresión llegó a un punto intolerable y la empresa española empezó a considerar la venta a la CFE (…). Para qué seguir en un país en el que no se respeta el Estado de Derecho y en el que uno de los escenarios más probables es que repita el mismo partido otros seis años”.

Así como Ernesto Zedillo Ponce de León rescató a la banca a través del Fobaproa, ahora la operación señalada se asemeja más a un “rescate” del sector eléctrico, a través de un fideicomiso público creado también por Zedillo en 1994, el Fonadin, después FARAC y con Calderón el Fondo Nacional de Infraestructura, conocido como MIP, que administra la SHCP y del que se desconocen la composición de su capital y los mecanismos de financiamiento y costos financieros de su operación.

Esta venta no representa una nacionalización de la industria, ni cambia la operación del Mercado Eléctrico Mayorista, únicamente cambia la propiedad de un grupo de centrales eléctricas.

Con esta operación, la CFE no incrementa su participación de mercado en la generación eléctrica.

Iberdrola, en noviembre de 2022, anunció el objetivo de invertir -en los países que tiene presencia, incluido México- 47 mil millones de euros (51 mil millones de dólares) en proyectos de infraestructura de redes y generación renovable en un plazo de tres años, por lo que esta venta le permite liberar capital invertido en proyectos fósiles de mayor antigüedad a nuevos proyectos de energías limpias.

Severo López Mestre, experto en política y regulación energética, señaló: “Respecto a que CFE podría llegar a abastecer el 65 por ciento de la energía eléctrica de México para 2024, lo debemos ver solamente como un anuncio político, ya que el negocio eléctrico a nivel mundial no es ese, lo importante se basa en saber cuánto almacenamiento tienes, cuánta energía solar o eólica generas, entre otros temas.

“El anuncio es atractivo políticamente, pero no agrega muchos puntos respecto hacia dónde va la industria en el mundo”, añade.

Por su parte, el economista Carlos López Jones dijo que “Iberdrola quería deshacerse de las plantas de ciclo combinado, básicamente, porque son plantas viejas y ya depreció todos sus equipos”.

El Presidente López Obrador ha manifestado de manera reiterada que su gobierno debe ser visto como una auténtica “Transformación” -la Cuarta-, que en sus palabras es un cuarto movimiento o “revolución” nacional, al cual le antecedieron la “Independencia nacional” de 1810, “el movimiento de Reforma” y la Revolución Mexicana de 1910.

Sin embargo, a 16 meses de que finalice periodo constitucional del gobierno de la 4T, vale revisar si ha habido alguna “Transformación” o cambio en la política económica respecto de las reglas del mundo neoliberal, cuya expresión más acabada es el T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá).

Con motivo de la “Transformación”, nos preguntamos si hay algún indicador o información, alguna expresión visible o perceptible de que somos un país más productivo, con mejores niveles de seguridad, educación, salud.

¿Tenemos como país una concepción más clara de nuestro devenir histórico y lo que esperamos y queremos para el futuro de nuestros hijos..? Acaso estamos frente a modificaciones y cambios Institucionales con mejores expectativas para todos los mexicanos.

Acaso la anunciada “nacionalización” así como la “transformación” del país son solo simulaciones.
El concepto “transformación” nos remite a un cambio social a la modificación de los pilares mismos de las instituciones sociales, por lo tanto a un cambio de tipo económico, político o cultural.

Hasta ahora estos tres aspectos del cambio en la Cuarta Transformación, lejos de modificarse para el progreso, parecen más deteriorados que nunca.

En lo económico, un juego absurdo en el que el Presidente un día reconoce el importante papel de los empresarios y de la inversión privada y otro día los vilipendia y ahuyenta tales inversiones.
En lo político, el regreso al régimen de “partido único” con la “línea” del poder personal y absoluto del Poder Ejecutivo, aún sobre el Legislativo, al más puro estilo de la “dictadura perfecta”, pero con muchas imperfecciones.

En salud, educación, cultura y ciencia una contrarreforma y la cancelación de apoyos económicos a investigadores, artistas y científicos. ¿Dónde quedó la Transformación..?, o es solo una simulación.

No sería deseable que otro Presidente de la República terminara su gestión, inventando “nacionalizaciones” o pidiendo perdón a los desposeídos “por no haber acertado” el sacarlos de su postración. O peor aún: que mintiera a más de la mitad (los pobres) de 130 millones de mexicanos, haciéndoles creer que son dueños de su petróleo y su electricidad, y que, por ello, pronto tendrán mejores niveles de bienestar y prosperidad… Démosle el beneficio de la duda, aunque con sus hechos en el pasado está difícil, pues en la realidad la mentada Transformación no es más que la destrucción del Estado.

 

***Académico y consultor.

PULPO POLÍTICO

PRIAN contra PRImor

Published

on

Todos los morenistas tienen un pasado político * Entérate de lo que no se dijo en el debate * Claudia hizo mutis, no respondió a ningún ataque * Xóchitl debió defender al PRI y al PAN, gracias a ellos y sus obras se tiene un México moderno * A votar todos el 2 de junio, no por las personas sino por el país que quieres: ¿Por la construcción de un país mejor o por la destrucción de la democracia?

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

Estoy seguro que millones de ciudadanos, como yo, estaban prendidos del televisor para ver si efectivamente la candidata opositora, Xóchitl Gálvez Ruiz, era capaz de mostrar personalidad y atributos para ser la primera presidenta de México para el periodo 2024-2030.

Esperábamos que su carácter, valentía e inteligencia la hicieran, si no ganar el debate, al menos mostrar que la razón está de su lado y que tiene la capacidad para corregir el rumbo del país, para rescatar a México de la inseguridad, de los retrocesos en educación y salud, del combate a la corrupción, impunidad e impartición de justicia .

Asimismo, queríamos convencernos si está a la altura para ser la lideresa que reclama el país para acabar con el encono y la polarización de los mexicanos y devolvernos la unidad y la reconciliación nacional.

Queríamos saber si Xóchitl Gálvez puede detener la amenaza contra nuestro régimen democrático constitucional, la vulneración de la división de Poderes y la pretensión de desaparecer los organismos constitucionales, y con ello la democracia, transparencia y el respeto a los derechos humanos.

Después del primer debate de presidenciales, las redes se apresuraron a señalar como ganadoras tanto a Claudia como a Xóchitl, pero hubo muchos “Xochilovers” que se dijeron decepcionados, ya que la candidata opositora se mostró insegura, nerviosa y leyendo tarjetas en la parte más importante del mensaje final, al tiempo que colocó el escudo de la Bandera Nacional de cabeza.

En el contexto de este primer debate, vamos a tratar de esbozar con objetividad y verdad lo que le faltó a Xóchitl Gálvez, que no pudo hacer por el formato del debate, pero que, en todo caso, puede hacer en nuevos spots y entrevistas que realice en estos días que todavía serán parte del post-debate.

Durante el debate, Claudia Sheinbaum nunca llamó a Xóchitl por su nombre, siempre en forma irónica y despectiva la llama la “candidata del PRIAN”.

Para rebatir ese calificativo, Gálvez Ruiz podría tener varios apelativos para Claudia: “Candidata del dedazo presidencial”, “corcholata destapada y tapadera”, “abanderada de la imposición”, “consentida del profesor”, pero sin duda el calificativo que bien podría rebatir a la abanderada oficial sería llamarla como “la candidata de PRIMOR”.

En ninguna de esas versiones estaría diciendo una mentira. Todos sabían desde hace tres años que Sheinbaum Pardo sería la ungida del Presidente Andrés Manuel López Obrador al puro estilo del PRI de los 70s y la simulación del concurso de corcholatas fue puesta al descubierto por el principal opositor de Claudia, Marcelo Ebrard, al acusar de los gigantescos apoyos oficiales de la Secretaría del Bienestar y la cargada de los todos los gobernadores de Morena.

El procedimiento para elegir a la candidata opositora -a diferencia de la candidata oficial- sí fue transparente y democrático, respaldada por un millón de firmas de ciudadanos, muchos de ellos pertenecen a alguno de los partidos PRI, PAN o PRD, así como decenas de organizaciones de la sociedad civil.

Por ello la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México no debe negar ni sentirse avergonzada de los partidos que la postulan, por el contrario, lo debe destacar, para que los jóvenes sepan que PRI y PAN fueron los constructores del México moderno, el del siglo XX e inicios del XXI.

Desde 1929 hasta 2018, los gobiernos priístas y panistas -con sus respectivas Legislaturas- crearon instituciones como el Banco de México, IMSS, ISSSTE, Infonavit, Ferrocarriles Nacionales, Mexicana de Aviación, Pemex, CFE, Nafinsa, Banobras, Bansefi, Banrural, Fertimex, Metro de la CDMX, infraestructura de telecomunicaciones, incluidos satélites desde los años 80s, UNAM, IPN, treinta universidades públicas estatales, Colmex, Universidad Pedagógica, Sistema Nacional de Normales, Conade y Conacyt.

También el Sistema Nacional de Centros de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (suman 25), entre los que destacan: Cide, Cicese, CIB, Conabio, Cimat Ciateq, Cicy.

En el ámbito cultural: Conaculta, INBA, Cineteca Nacional, Inmecine. En infraestructura: Capufe, la red carretera nacional, la Policía Federal de Caminos, incluidos los Ángeles Verdes.

De los programas sociales destacan el Sistema Nacional de Becas para todos los niveles educativos, el programa Solidaridad, después convertido en Prospera, que probó ser uno de los mejores del mundo por la inserción de sus beneficiarios en mejores niveles de vida a largo plazo, a través de la educación y la salud; el programa 70 y más de apoyo a los adultos mayores, creado por Vicente Fox Quesada, el programa Acerca de apoyos al campo, ciencia, cultura y el deporte.

Para promover la democracia, transparencia y la fiscalización surgieron el INE, TEPJF, INAI, INEGI, Coneval, CNDH, ASF y el Sistema Nacional Anticorrupción.

En democracia hubo una creciente apertura hasta llegar a la primera alternancia en 2000 con Fox Quesada, la segunda se dio en 2012, el regreso del PRI con Peña Nieto, y la tercera en 2018 con la llegada de Morena y López Obrador.

El PRD surgió en 1987 como escisión del PRI como “Corriente Democrática”, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, al cual se incorporó AMLO después de haber sido priísta y apoyado a Carlos Salinas de Gortari en 1988.

Debería Xóchitl recordarle a Claudia que, aunque hubo célebres casos de corrupción en todos los gobiernos, todo indica que con la 4T se vive la peor de todas las corrupciones. Así se recuerdan los escándalos de gobiernos anteriores, como las toallas caras de Vicente Fox para Los Pinos, el sobreprecio de la Estela de Luz de Felipe Calderón Hinojosa, la Casa Blanca y la Estafa Maestra de Peña Nieto.

Pero las corruptelas de gobiernos anteriores se quedan cortos ante lo que se vive en este gobierno: los sobres amarillos de los hermanos del Presidente López Obrador, la nueva “estafa maestra”, los 15 mil millones de pesos en Segalmex y el más reciente escándalo de corrupción, el caso del hijo mayor del Presidente Andrés Manuel, que se dio a conocer en un reportaje de Latinus.

Resulta que “Amílcar Olán, amigo de la infancia de Andrés López Beltrán, ganó contratos por 300 millones de pesos para abastecer medicinas en el IMSS y en el gobierno de Quintana Roo, también resultó ser proveedor VIP de la construcción del Tren Maya y de la refinería Dos Bocas”, lo cual representa miles de millones de pesos en contratos.

Ya había un antecedente, desde hace dos años. Se hizo público y se comprobó que la empresa donde trabajaba el casero de José Ramón López Beltrán en Houston, el dueño de la ‘Casa Gris’, recibió contratos de la filial de Pemex en Estados Unidos por 150 millones de pesos.

Otros grandes casos de corrupción, que la propia Fiscalía General de la República (FGR) ha denunciado y perseguido, pero se han quedado en la impunidad son: Odebrecht y Agronitrogenados en Pemex, en donde no hay sanciones ni los responsables llevados a juicio.

Se sabe que en este gobierno el 70% de los contratos se ha adjudicado de manera directa. La opacidad y el dispendio con sobreprecios han sido evidentes en los proyectos y obras más emblemáticas: Refinería Dos Bocas, Tren Maya, AIFA, la “Megafarmacia”, en donde se han rebasado por cientos o miles de millones de pesos sus presupuestos originales… y lo más grave es que son ineficientes, por no decir “elefantes blancos”.

Xóchitl debería dejar en claro que los partidos que la apoyan -pese a sus errores- fueron grandes constructores de instituciones, en cambio el gobierno de la 4T ha sido el incuestionable destructor de las mismas.

Además, los partidos que integran la coalición que apoya a Claudia Sheinbaum resultan ser peores que el PRIAN. Morena, PT y PVEM no son del todo perfectos. Morena, que es el partido de un solo hombre -AMLO- apenas nació en 2014, tiene como presidente nacional a Mario Delgado, quien ya fue exhibido públicamente (Latinus) como el principal socio del “rey del huachicol” con negocios de miles de millones de pesos, producto del robo de combustible, además era el encargado de las finanzas en la administración capitalina de Marcelo Ebrard cuando se demostró que la Línea 12 del Metro tuvo un sobreprecio de11 mil mdp.

El Partido del Trabajo,  cuyo coordinador y operador, además de vocero de Sheinbaum, el porro Gerardo Fernández Noroña se ha declarado públicamente admirador del dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, y el PVEM, lejos de ser un partido ecologista, se ha convertido en partido satélite que se vende al mejor postor, ¿pruebas?, ahí está el apoyo a Vicente Fox en 2000, a Peña Nieto en 2012 y a AMLO en 2018.

Como parte del post-debate, Gálvez acertó al realizar un spot, en el cual Sheinbaum reconoce que sí tiene cuentas de familiares suyos en “Panama Papers”. Así, podría hacer spots para comparar la designación de sus candidaturas, hablar de los partidos que la apoyan, de las tragedias de la Línea 12 del Metro, del Colegio Rébsamen, del constructor-colaborador del grupo Indy y de los desastrosos resultados del primer piso del gobierno de la “Transformación” en materia de salud, educación, inseguridad, combate a la corrupción e impunidad.

Destacar el peligro de elegir a quien pretende llevar a cabo el “segundo piso” y la continuidad de la “Transformación”, que lo único que ha demostrado es sólo ser la destrucción y la simulación, con el agregado de la insistencia en llevar a cabo el plan “C”, que para muchos es el plan de la Corrupción, pues pretende desaparecer al INE y a la SCJN.

Por cierto, la bandera del “Segundo piso” debió surgir cuando Sheinbaum fue la responsable de realizar el segundo piso de la CDMX con completa opacidad, ya que nunca se dieron a conocer los costos reales de esa obra.

En la reciente visita de Xóchitl a la Universidad Iberoamericana, un joven saco una cartulina con las “deudas históricas del PRIAN”, haciendo alusión al 68, la guardería ABC y los 43 de Ayotzinapa.

En el 68 se estimó que el 2 de octubre mataron a unos 300 estudiantes, pero en este gobierno -entre masacres y homicidios- oficialmente casi llegamos a 200 mil.

La tragedia de la guardería ABC arrojó 49 niños muertos, mas en este gobierno han muerto mil 700 niños por falta de medicamentos contra el cáncer, y en la tragedia del Rébsamen fallecieron 19 menores de edad.

Los 43 desaparecidos de Ayotzinapa no son comparables con las decenas de jóvenes masacrados y los 12 mil desaparecidos en este sexenio.

Los organismos internacionales de salud han reconocido que en México -durante la pandemia- se debieron haber evitado más de 200 mil muertes, como también se debían haber evitado los 39 de Tlahuelipan, los 40 migrantes de Ciudad Juárez y los que se acumulen en las 24 semanas que restan de este gobierno.

Ante la aparente y gran posibilidad de que la candidata oficial Sheinbaum fuera la primera presidenta de México, tendría que ser congruente, hablar con la verdad y reconocer los datos que hemos expuesto, que son oficiales y públicos.

Sólo así, al menos 60 millones de mexicanos nos sentiríamos orgullosos de que México tenga su primera mujer presidenta.

 

***Académico y consultor.

 

Continue Reading

PULPO POLÍTICO

Encrucijada económica, el legado de la 4T

Published

on

El país quedará colgado de alfileres, el peor desempeño de las últimas cuatro administraciones * Millones de mexicanos tuvieron esperanza en Morena, pero sólo quedó en eso, en esperanza, porque nunca fue una realidad * La clientela electoral de Morena está sustentado en los programas sociales, su base para “construir el segundo piso de la transformación”… pero primero debiera terminar bien el primer piso * Si no se toman medidas de emergencia para mejorar los ingresos, estimular la inversión extranjera y dejar de lado la incertidumbre en la política económica, las consecuencias serán drásticas y funestas para los siguientes años

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

Un gigantesco incremento en el déficit fiscal del 6% para 2024; un aumento de la deuda de más del 15%; inflación en la canasta básica del 80% en el último año; un Pemex con la deuda más grande de su historia del orden del 107 mil millones de dólares; un crecimiento económico de menos del 1% anual en promedio en los últimos seis años; un gasto enorme en obras faraónicas del sexenio sin retorno productivo o costeables y un gasto tirado a la basura en proyectos fallidos como el Insabi, la megafarmacia, Dos Bocas, ambiciosos programas sociales convertidos en clientela electoral, pero sin retorno social e incremento en niveles de vida, en salud o educación, dejarán a la siguiente administración -que inicia el 1 de octubre de 2024- en una encrucijada económica sin precedentes.

La economía nacional quedará colgada con alfileres y si -quien llegue a la Presidencia- no toman medidas de emergencia para mejorar los ingresos, estimular la inversión extranjera y dejar de lado la incertidumbre en la política económica, las consecuencias pueden ser drásticas y funestas para los siguientes años.

 

CON AMLO SIGUÓ LA POLÍTICA NEOLIBERAL

En 2018, cuando resultó presidente electo Andrés Manuel López Obrador, reiteró: “México no ha tenido crecimiento económico en los últimos 30 años, el país está en crisis no sólo económica sino también en seguridad”.

También expresó: “Sostengo que hay crisis en México y que hay mucha pobreza, mucho abandono, mucha inseguridad, mucha violencia y que ha resultado un fracaso la política neoliberal y que la vamos a cambiar”.

“¿Por qué no aceptan que fue un fracaso la política neoliberal, que sólo benefició a una pequeña minoría, empobreció a la mayoría del pueblo, produjo la inseguridad, la violencia?”, enfatizó López Obrador.,

Ya en los hechos, millones de mexicanos tuvieron esperanza en Morena, pero sólo quedó en eso, en esperanza, porque nunca fue una realidad.

Hoy, seis años después, la candidata de oposición podría decir algo parecido a lo que expresó AMLO: México tuvo el más bajo crecimiento de los últimos 30 años y esta sumido en la peor crisis de seguridad de su historia. El promedio de crecimiento económico del gobierno de la 4T será de menos del 1% anual, el menor desde los tiempos del presidente Miguel de la Madrid.

Aunque se reconoce el choque económico de la pandemia durante 2020, no hay que olvidar el nulo apoyo que se dio al empleo y a la producción.

En promedio, la economía mexicana ha crecido 0.83% por año, menor al crecimiento comparable de los sexenios de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa, Vicente Fox Quesada, Ernesto Zedillo Ponce de León y de Carlos Salinas de Gortari.

Irónicamente -para bien del país-, el primero en no aceptar el fracaso de la política neoliberal fue el propio gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que la política macro-económica que llevó a cabo fue exactamente la misma que heredó de los gobiernos neoliberales, sustentada en el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), en los recortes de personal y organismos del sector público, en la reducción del gasto en infraestructura, recortes en diferentes áreas, como la salud, la educación y la seguridad pública civil, y mayor endeudamiento.

Es decir -afortunadamente-, a la política económica neoliberal no le cambiaron ni una coma en el gobierno de la 4T.

 

EL PLAN C

Esto ocurrió quizá porque AMLO no logró obtener, en 2018 ni en 2021, la mayoría calificada para cambiar la Constitución Política y llevar a cabo lo que ahora llaman el plan “C”, que ahora quiere poner en marcha la candidata oficial Claudia Sheinbaum Pardo en caso de resultar electa presidenta para el periodo 2024-2030… y solo en el remoto caso de que esta vez sí obtuvieran mayoría calificada.

Este plan consiste en realizar reformas constitucionales y a leyes secundarias, las cuales abarcan amplios temas “atractivos” para el electorado como pensiones por jubilación y salario mínimo, pero también incluyen propuestas de estatización de energía eléctrica, minería y  gestión del agua, pero lo más grave, que pone en riesgo nuestro régimen democrático constitucional y abolición de la división de Poderes, es la desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) y otros organismos constitucionales autónomos, además de la extrema vulneración del Poder Judicial.

 

PEMEX, BARRIL SIN FONDO

El plan “C” y la política energética de la continuidad generan incertidumbre jurídica y económica, pues pondrían en riesgo la inversión nacional y extranjera, por lo que se podría dar una fuga masiva de capitales.

En materia energética, la propuesta de la continuidad ofrece seguir dando millonarios recursos a Pemex, que se encuentra en la peor crisis financiera de su historia, con una deuda de 107 mil millones de dólares, la empresa petrolera más endeudada e ineficiente del mundo y el mayor riesgo fiscal que heredará la siguiente administración.

Se insiste en producir hidrocarburos para el mercado interno y menos para el exterior, así como en concentrar la producción en campos maduros y gastar en la rehabilitación de refinerías para aumentar la producción local de combustibles.

Actualmente, por cada barril de petróleo que Pemex refina en sus plantas pierde 32 dólares… como quien dice, ya no es rentable.

Otra promesa incumplida en materia económica será la de que no aumentaría la deuda de los mexicanos.

En el último año de gobierno del Presidente Andrés Manuel, la deuda per cápita, es decir, la deuda por habitante en México, aumentará nuevamente, de acuerdo con la última investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

De esta manera cada habitante pasará de tener una deuda de $118,780 a 126,818 pesos el siguiente año. La deuda por habitante se incrementó en 15.5% durante el actual sexenio. En 2019, la deuda per cápita era de 109,818 pesos por habitante.

El sexenio de Andrés Manuel López Obrador terminará con endeudamiento, poco crecimiento de los ingresos, un presupuesto militarizado y deterioro de las empresas del Estado, de acuerdo con un análisis elaborado por México Evalúa.

A pesar de los recortes que se han dado en varios sectores, México Evalúa destaca que no se ha conseguido limitar el endeudamiento público, ya que al cierre de 2023 la deuda ascendió a 1.36 billones de pesos (4.3% del PIB), lo que equivale al doble de lo que se observó al final del sexenio pasado (2.2% del PIB).

 

BOQUETE FISCAL

Por primera vez en 20 años, los ingresos del gobierno federal quedaron por debajo de la meta.

Aunque en 2023 la recaudación tributaria tuvo una expansión destacable, el estancamiento de la producción petrolera, la apreciación del peso y el ‘perdón’ de impuestos a Pemex provocaron un boquete fiscal de 84 mil millones de pesos por debajo de la meta, lo que “apunta a ser el peor desempeño de las últimas cuatro administraciones”.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2024 se plantea un gasto público histórico total de 9 billones de pesos, 4.3% más respecto a lo aprobado para 2023, de los cuales 6.4 billones se destinarán al gasto programable a ejercer por dependencias y entidades del sector público.

El ramo más castigado es el de salud, con un recorte de 55.8%, seguido de turismo, con una baja de 24.4%; la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con 19.5% menos, y la Defensa Nacional, con una caída de 2.9 por ciento.

Además, la Secretaría de Energía aumentará su presupuesto en 273.2%, Gobernación en 31.8% y la SEP sólo 1 por ciento.

Si bien el peso mexicano se ha apreciado, esto obedece a factores económicos externos como las tasas de interés en Estados Unidos, el precio del petróleo, los conflictos internacionales y el comportamiento de la economía norteamericana.

El tipo de cambio pretende utilizarse por el gobierno de la 4T como si fuera un logro y que “estamos mejor”, pero por otro lado la inflación ha dañado el poder adquisitivo de todas las familias, los más castigados los exportadores y las remesas que envían los migrantes mexicanos por un monto en 2023 de 60 mmdd, pero que al convertirse en México reducen su poder adquisitivo.

 

GALOPANTE INFLACIÓN: DI COSTANZO

En cuanto a la galopante inflación, el economista Mario Di Costanzo indica que la canasta básica de 2018 a 2023 se elevó más del 80 por ciento; los precios de alimentos han aumentado de una manera exorbitante.

El analista detalló que el jamón aumentó 170 por ciento, el frijol 161 por ciento, el arroz 98 por ciento, la tortilla 57 por ciento, el café 159 por ciento, las toallas sanitarias 119 por ciento, por citar sólo algunos ejemplos.

“Una canasta de 22 productos, que en noviembre de 2018 tenía un costo de 697 pesos, para diciembre de 2023 alcanzó los mil 270 pesos, es decir, un incremento del 82 por ciento”, enfatizó Di Costanzo.

 

EL 2 DE JUNIO, TODOS A VOTAR

A dos meses de la elección presidencial, no queda claro si para el electorado la principal preocupación es la economía nacional y familiar o si su prioridad es combatir la grave inseguridad que se vive en amplias zonas del país. Tradicionalmente la economía es la prioridad de los electores y el comportamiento de los gobiernos salientes en ese renglón cobran facturas a la hora del voto ciudadano.

En el caso de México habrá que constatar el 2 de junio de 2024, si el electorado tiene como su prioridad mejorar su capacidad adquisitiva y la economía familiar o su prioridad es la seguridad, o, en todo caso, ambas variables combinadas. También podría el electorado considerar que, dado que en sus familias tienen algún subsidio a través de los programas sociales, con eso les basta para refrendar su apoyo a la opción de continuidad, con los riesgos en materia económica que ello conlleva.

Pronto sabremos qué factor será decisivo a la hora que emitan su voto los 98 millones de potenciales electores.

 

Académico y consultor***

 

Continue Reading

PULPO POLÍTICO

A la incapacidad se le llama sabotaje

Published

on

Al Presidente le funciona la política del complot ante la falta de resultados * El caso más reciente y sonado es el descarrilamiento del Tren Maya * Antes las tragedias de la Línea 12 del Metro y lo ocurrido en el incendio de Ciudad Juárez, Chihuahua * Caso Segalmex, más corrupto que la Estafa Maestra… y nada pasa

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

La eficacia de la política del “complot” ha sido demostrada por gobernantes populistas, ególatras y autoritarios en diferentes paises y momentos de su historia.

La estrategia consiste en vender la indignación y demostrar al pueblo, o a las masas, que sus enemigos son tus enemigos. Algunos casos célebres son los de Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador, Hugo Chávez, Nicolás Maduro e incluso el dictador Hitler.

Trump, en su primer día como presidente, en enero de 2017, definió a los periodistas como “los seres humanos más deshonestos de la Tierra”.

Tardaría poco en bautizarlos como el “enemigo del pueblo”. Hay que elegir “chivos expiatorios”.

Hitler le metió en la cabeza al pueblo alemán que eran víctimas de una “conspiración judía”, detrás de la cual estaban Wall Street y el comunismo soviético.

Los populistas y los tiranos deben “habilitar” a la gente a ser ellos mismos, ponerles un enemigo enfrente, los ricos, los yanquis, la prensa, las clases medias. Mostrarle al pueblo que eres uno de ellos.

AMLO y Hugo Chávez coinciden al afirmar: “Ya no me pertenezco, ahora solo le pertenezco al pueblo”.

En el caso del primer mandatario mexicano, utilizar al complot y culpar a otros de sus errores, ineficiencias o corruptelas, ha sido una constante desde que fue jefe de Gobierno de la CDMX.

Cuando surgió el escándalo por hacer públicos videos de su ex secretraio particular René Bejarano y del entonces presidente del PRD en el DF, Carlos Imaz (en ese tiempo esposo de Claudia Sheinbaum y quien la acercó con AMLO) , recibiendo decenas de fajos de dinero, López Obrador cambió el tema de fondo.

Lo que era un probado y flagrante acto de corrupción lo convirtió en un complot, en donde presuntamente estaban involucrados el innombrable Carlos Salinas de Gortari y Diego Fernández de Cevallos.

Cuando se le inició un proceso de desafuero por no acatar un fallo judicial, su principal y eficaz defensa fue insistir que se trataba de un complot, que lo querían sacar de la contienda presidencial.

Durante todo su sexenio ha utilizado la misma estrategia. Ante actos de obvia o presunta corrupción se apresura a señalar que se trata de complots de sus adversarios contra su movimiento político y que se abrirá una “exhaustiva investigación” para comprobar quién está atrás del escándalo.

 

SEGALMEX

Entre los ejemplos más célebres están: el gigantesco fraude en Segalmex por más de 10 mil millones de pesos. AMLO dijo que se abriría una investigación, pero que él sabía que “priístas malos” convencieron a Ignacio de autorizar “a ciegas” compras fraudulentas y millonarias, por lo que exoneró a Ovalle e insistió que se trató de un complot.

 

LÍNEA 12 DEL METRO

En 2021, el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz, se desplomó un tramo de la línea 12 del Metro, entre las estaciones Los Olivos y Tezonco en Ciudad de México.

Dicha tragedia provocó la muerte de 26 personas y un centenar de heridos.

Hasta el momento no hay responsables o “peces gordos” que estén en la cárcel, sólo “chivos expiatorios”.

Ante la ola de accidentes y como la teoría presidencial señaló que se trató de un sabotaje, se dio la orden que 6 mil elementos de la Guardia Nacional vigilaran el Metro durante unos meses. Dicha decisión implícitamente señaló que trabajadores e incluso policías de la SSC-CDMX estaban coludidos.

Al final sólo se logró capturar un “chivo expiatorio” poco creíble, la detención de una señora a la que se le cayeron unas aspas de lavadora en las vías del Metro.

Cabe señala que la Línea 12 del Metro, también conocida como la Línea Dorada, es la única construida y ampliada por los gobiernos de “izquierda”.

En ninguna de las otras 11 líneas del Metro, construidas en los tiempos del PRI, que ya cumplieron 50 años ha habido un accidente de esas dimensiones.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informaron que se llevaría a cabo una “investigación a fondo” y se llegaría hasta las “últimas consecuencias”, “caiga quien caiga”.

Para el peritaje se contrató a una empresa noruega, de alto prestigio a nivel internacional, que finalmente fue desacreditado y descalificado por la propia jefa de Gobierno porque determinó que la principal causa del desplome fue por la falta de mantenimiento, responsabilidad del gobierno capitalino.

La decisión de Sheinbaum impidió que se conocieran oficialmente las demás conclusiones y observaciones. Tampoco se determinaron responsables.

 

LA ESTRATEGIA DEL COMPLOT PARA 2021

En junio de 2020 se evidenció el “modus operandi” de la estrategia de la política del complot.

El Presidente en su Mañanera presentó el plan denominado Rescatemos a México, creado por el Bloque Opositor Amplio (BOA). De manera burda e “inocente”, el Ejecutivo federal reconoció que no se sabía el origen del documento ni quién era el autor, según él se lo llevó el “pueblo” a Palacio Nacional.

En ese documento se describía una estrategia para derrocar a Morena en las elecciones intermedias de 2021. En dicho plan participarían grupos empresariales, medios de comunicación, partidos políticos, organizaciones civiles, entre otros.

Pronto se descubrió el “complot”. El Universal informó en su columna Bajo Reserva que un “enviado de la Cuarta Transformación” pidió al periódico publicar el documento. El Universal se negó a publicarlo, debido a que el documento no tenía autor.

Respecto al mensajero, se le calificó como “un distinguido morenista y orgulloso representante de la 4T”.

Las fases de la estrategia parecen repetirse siempre. Primero, se “hará una investigación hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga”; segundo, “al parecer atrás de esto están nuestros adversarios y es producto de un complot”.

 

TREN MAYA… YA FALLA

El caso más reciente y sonado es el descarrilamiento del Tren Maya.

Durante su Mañanera del 27 de marzo de 2024, el Presidente López Obrador informó que se lleva a cabo una investigación sobre el descarrilamiento, pues se busca conocer si fue por un error en el cambio de vía o el accidente fue de manera intencional.

“Se está haciendo una investigación porque está raro. Hubo en la estación un error humano, no hubo un cambio de vía, no se llevó a cabo un cambio en un aparato de vía, se está buscando sí fue algo intencional o fue un error de los responsables del manejo de las vías”, dijo el Primer Mandatario.

Este caso ha llamado mucho la atención de los críticos del gobierno de la 4T, en virtud de que -apenas hace algunas semanas- Latinus publicó que existían pruebas y grabaciones que indicaban que al mejor amigo de Andrés, hijo del Presidente, se le habrían otorgado los contratos del balastro que se utilizó para la construcción de las vías del tren y que podrían no haber cumplido con los requriemientos de calidad. Ha despertado “sospechosismo” que con apenas 100 días de operación el Tren Maya -uno de los proyectos de infraestructura emblemáticos de la actual administración- se salió de las vías al llegar a la estación de Tixkokob, en Yucatán, cuando se dirigía hacia la estación Cancún-Aeropuerto, en Quintana Roo, dentro del Tramo 4 del megaproyecto, cuya construcción aún no concluye.

La empresa del Tren Maya, que administra la Secretaría de la Defensa Nacional, informó que el hecho se registró a las 9:30 horas cuando al ingresar a la estación Tixkokob, los 3 primeros vagones del tren D006 pasaron un cambio de vías a una velocidad aproximada de 10 km/h, saliéndose de las vías el cuarto vagón.

“Se integró una Comisión Dictaminadora que ya está realizando una investigación exhaustiva del hecho para determinar sus causas y prevenir cualquier situación similar que pudiera comprometer el servicio del Tren Maya”, expresaron.

Otro caso reciente de la politica del complot es el Hashtag #narcopresidente, ya que el Presidente ha reiterado que se trata de una campaña en su contra, con lo que se pretende explicar que más de 100 mil personas corearan en el Zócalo al unísono “Narcopresidente”.

AMLO señala como uno de los principales responsables a Claudio X. González, quien sería capaz de influir en los medios más prestigiosos del mundo (The New York Times, Deuchste Welle, The Economist, The Financial Times, The Washington Post) para atacar a su gobierno.

En este nuevo complot estarían participando los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Argentina. Todos Unidos contra AMLO. Este complot ahora es mundial.

 

AYOTZINAPA Y CIENFUEGOS

Otros dos casos célebres de investigaciones prometidas, sin resultados y en las cuales estarían involucrados los adversarios de la 4T son: Ayotzinapa y el del general Cienfuegos.

Cuando el general fue devuelto a México por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, López Obrador instruyó a la FGR realizar una diligencia “a la altura y prestigio de México”. Fue enfático al insistir que no habrá lugar para fueros ni privilegios, porque su gobierno “no será cómplice ni encubridor de nadie”.

Como candidato presidencial, en mayo de 2018, López Obrador prometió que habría justicia para los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y aseguró que “Iguala va a ser el ejemplo de cómo se hace justicia en un gobierno democrático”.

Ahora que está por terminar su gobierno, el Ejecutivo federal rehúsa reunirse con los padres de los 43 de Ayotzinapa, ya que tienen intermediarios y abogados que son adversarios de su gobierno.

 

INCENDIO EN CIUDAD JUÁREZ, CHIHUAHUA

El 27 de marzo de 2024 se cumplió un año de la tragedia del incendio en la sede del Instituto Nacional de Migración (INM) en Ciudad Juárez, Chihuahua, la cual dejó un saldo de 40 migrantes muertos y otros 29 heridos.

En su momento el Presidente acusó a sus adversarios de intentar desprestigiar a su administración.

“Estoy viendo lo de las redes sociales, todos nuestros adversarios, y la mayoría de los medios de información, están en contra de nosotros”, dijo AMLO.

Muchos han criticado que el Presidente ni siquiera tuvo la sensibilidad de relevar al director del INM, Francisco Garduño, quien a la fecha continúa despachando como titular.

Por todo lo anterior, pero sobre todo ante el fracaso de su gobierno en todos los aspectos, parece que el Presidente Andrés Manuel continuará hasta el final de su gobierno con su estrategia que durante toda su carrera política le funcionó: desviar la atención de los verdaderos problemas, hacerse la víctima y con ello volver a practicar su especialidad, la política del complot, que tantos réditos le ha dado.

El 2 de junio de 2024 veremos si el pueblo le refrenda su aval, con el voto en favor de su candidata.

 

Académico y consultor***

Continue Reading

DESTACADO