Connect with us

IMPACTUS

Alito estorba en los planes de Palacio Nacional

Published

on

Los ataques contra el líder nacional del PRI van más allá del golpe mediático

 

JOVIRA

 

Es innegable que el personaje que está en boca de todos es Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI.

Mediáticamente el daño moral ya lo tiene Alito, pues le han difundido y sacado de todo.

Es obvio que Sansores exhibió los audios para confrontar a medios y periodistas con el líder priísta. Como en otras filtraciones similares, aquí no se busca un caso judicial alguno, sino simplemente la búsqueda de una condena moral. Crear animadversión.

Morena, quien se jacta de no ser iguales que los demás, pues resulta que sí. ¿De qué se ríe Layda al exhibir estos audios si ella misma, su líder político Andrés Manuel López Obrador, y otros (ahí el caso Cuitláhuac García) de ese entorno son alumnos aplicadísimos de Alito?

En los cafés políticos se comenta que, ante las cifras y estadísticas, AMLO es uno de los principales factores de riesgo para la vida de los periodistas (van casi 70 ejecutados en lo que lleva de su mandato) y del deterioro del trabajo periodístico, y en contra de la libertad de expresión en este país.

Hoy no existe en México un medio informativo que no viva la debilidad financiera extrema, muchos, la mayoría, hasta la casi desaparición; que no haya pasado por el despido masivo de sus plantillas laborales a causa del cierre total del flujo publicitario del régimen.

Es claro que Andrés Manuel López Obrador repudia a los medios informativos y a sus trabajadores, una forma de rechazar y atentar contra la libertad de prensa y opinión.

Moreno Cárdenas fue la carnada perfecta para filtrar el audio en donde presuntamente dice que a los periodistas no hay que matarlos a balazos, sino de hambre… palabras más, palabras menos.

Es muy evidente que la guerra sucia contra Alito surgió de la noche a la mañana, como si fuera ya un plan orquestado… y seguramente le quieren hacer pagar su traición a la patria por no apoyar la reforma eléctrica de AMLO.

Pero esa campaña contra Alito, para hacerlo ver como el peor corrupto de todos, tiene un objetivo: que salga del PRI, pues estorba en los planes de Palacio Nacional.

Ya alzaron la voz Roberto Madrazo y Ulises Ruiz… y le hacen el ‘caldo’ a AMLO, pues quitando a Alito el Presidente buscará meter a uno de sus allegados en la dirigencia del PRI (ahí están Murat, Ruiz, Nalleli Gutiérrez)… y si lo logra, pues ya tiene el plan perfecto para acabar con el PRI, para tener el camino libre en sus reformas constitucionales en el Congreso, para destruir a la Alianza Va por México y con eso allanar el camino para que Morena gane en el 2024. Al tiempo.

IMPACTUS

Un Lobo traicionero, político de rapiña y servicial a Morena

Published

on

El pacto entre Sheinbaum y el coordinador de los diputados del PRD en Congreso-CDMX * Conoce el perfil del “político de rapiña” que busca ser candidato a la jefatura de Gobierno para 2024 con la bendición de la mandataria capitalina para destruir desde dentro al PRD

 

JORGE BUENDÍA GARCÍA

 

La siguiente es la historia del pacto entre la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y el coordinador de los diputados del PRD en el Congreso de la Ciudad de México, Víctor Hugo Lobo Román.
Corrían los primeros días de haber iniciado la I Legislatura en septiembre de 2018.
Lobo Román reunió a su equipo en sus oficinas del Zócalo. Les reveló que había platicado con Claudia Sheinbaum, quien le solicitó apoyo para aprobar la iniciativa de reforma a la Ley de la Administración Pública. “Nos vamos a ver mal si no la apoyamos”, comentó a los presentes.
Así es como inició el condescendiente pacto de la bancada del PRD para con el gobierno de Morena, que había derrotado al partido del sol azteca, tras casi 20 años de gobierno en la capital de la República.
Transcurrieron los tres años de la I Legislatura en Donceles y Allende. Lobo, en mancuerna con su compañero Jorge Gaviño, cumplió al pie de la letra las indicaciones de la jefa de Gobierno. Pactó espacios en el Congreso para buena parte de su equipo en calidad de aviadores, incluido su hijo Víctor Hugo Lobo Rodríguez, con un salario de 50 mil pesos mensuales.


Su cercanía con el gobierno de Sheinbaum y la ambición por controlar todos los recursos de la bancada y los espacios, lo llevó a que renunciaran a la bancada dos de sus cinco integrantes: Evelyn Parra y Valentín Maldonado. Finalmente, Parra se fue a Morena y hoy es alcaldesa de Venustiano Carranza.
De hecho, Lobo Román se manejó de manera independiente, sin rendirle cuentas a la dirigencia de su partido nacional y local. Lo mismo Gaviño. Su desempeño pasó de noche como congresistas, pero con los bolsillos a reventar de recursos, puesto que Lobo fue presidente de la Junta de Coordinación Política durante el tercer año de la pasada Legislatura, de la cual también fue integrante el exdirector del Metro.
Con los ojos cerrados aprobaron que el Congreso capitalino entregara sin control, ni cuentas claras, 400 millones de pesos a la jefa de Gobierno, con el fin de destinarlos a la pandemia. Nadie supo nada del destino de esos recursos.
La mancuerna Lobo-Gaviño conservó sus fueros y posiciones en la II Legislatura. El primero como diputado plurinominal por tercera ocasión y el segundo en igual cantidad, pero habiendo hecho campaña, primero en Iztapalapa y después en Gustavo A. Madero.

UN LOBO CON NEGROS ANTECEDENTES
El 4 de abril de 2015, el columnista Ricardo Raphael publicó un texto que sacó de quicio a quien se preparaba para gobernar por segunda ocasión la populosa Gustavo A. Madero. ¿Votaría usted por un depredador?, tituló Raphael. Lobo buscó desmentir lo publicado, pero falló su área de prensa en manos de Rubén Chavarría.
En esa ocasión, el periodista puso al descubierto que Lobo contaba con antecedentes penales, al estar preso por el delito de fraude. Asimismo, narró que tenía múltiples acusaciones de actos de extorsión a taxistas, constructoras y vendedores ambulantes.
Juan Pablo Castañón, el entonces presidente nacional de la Coparmex, lo acusó de ser el responsable de la huida en masa de empresarios hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios y comerciantes, por la sistemática extorsión que ejercía en su contra el “político de rapiña”, como lo denominó el periodista.
En su momento Ciudadanos en Red difundió un documento entregado al entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, en el que enumeraron 51 irregularidades cometidas por Lobo Román. Lo identificaron como un exconvicto por fraude en las constructoras de su padre y por vender piezas piratas para copiadoras y computadoras.


Desde esas fechas, ya se mencionaba la cuantiosa riqueza del perredista, que lo incluía como propietario de constructoras, hoteles, gasolineras, casas de cita y bares.
La extorsión a comerciantes la encabezaba el titular de Jurídico, Jorge Zamorano, quien casualmente hoy es el encargado del Módulo de Atención del diputado Jorge Gaviño en el perímetro de Gustavo A. Madero. Esos antecedentes poco le importaron al veterano legislador. Total, se lo recomendó su amigo Lobo.
Hay que recordar que Lobo ascendió al poder primero de la mano de Francisco Chíguil, responsable de la tragedia del ‘News Divine’, a quien después traicionó desatando una feroz persecución en su contra. Luego Marcelo Ebrard lo apoyó para expulsar de Gustavo A. Madero a René Bejarano, cuyos dos hermanos paradójicamente trabajan hoy con Chíguil.


Posteriormente se hizo pública la versión de que Víctor Hugo era investigado por un desfalco de 100 millones de pesos derivado del irregular manejo de programas sociales. Entre otras cosas, se mencionó que nunca entregó tarjetas cargadas con dinero, del cual no se comprobó registro de destinatario alguno.

Durante la elección de 2021, Lobo prácticamente se tiró a la hamaca. Abandonó por completo a su candidata la doctora Carmen Pacheco, esto con el fin de que conservara el poder el actual alcalde de Morena, a quien por cierto trata como su compadre durante las comparecencias ante el Congreso capitalino.
Lo que causó suspicacias fue que al arrancar la II Legislatura en Donceles y Allende, de manera sorpresiva el diputado del PRD, Janecarlo Lozano, renunció a la bancada del sol azteca y se sumó a la de Morena. Las sospechas siguen hasta la fecha, en el sentido de que Lobo sacrificó a su creación para asegurar impunidad frente a las tropelías mencionadas. Hasta la fecha le ha funcionado.
En los pasillos de Donceles y Allende, los comentarios van y vienen; que a Lobo le dicen “la reina”, porque no sale del Palacio del Ayuntamiento a donde acude regularmente a recibir indicaciones de la jefa de Gobierno o bien de Martí Batres, quien por cierto le redactó la Ley de Publicidad Exterior que presume como su logro personal.
Los comentarios sobran: Lobo abandona el salón de plenos, cuando las discusiones contra Morena se tornan álgidas o cuando se trata de aprobar las iniciativas de Sheinbaum. Siempre hay un pretexto para evitar confrontarse contra la bancada que comanda la morenista Martha Ávila, quien actúa como la verdadera coordinadora de la fracción perredista.
Del enojo y la desesperación pasaron a la resignación los diputados del PAN y PRI que buscaban hacer efectiva la Alianza Va Por la Ciudad de México en el Congreso capitalino, a lo cual se ha opuesto rotundamente Lobo y su cómplice Jorge Gaviño. Es la dinamita pura de Sheinbaum contra la oposición. Las pruebas están a la vista, con los airados reclamos en tribuna de los panistas Federico Döring y Christian Von Roehrich.
Por eso, estos días causó escozor que Lobo haya levantado la mano para falsamente decir que las dirigencias del PRD nacional y local lo habían postulado como candidato a la jefatura de Gobierno, junto con la alcaldesa de Tlalpan, Alfa González, postulada para ese cargo por el PRI. Incluso ella misma ha vacilado que se trata de “la priísta más perredista”. Sólo le falta decir que es la panista más morenista, por aquello de la cercanía mostrada con Sheinbaum.
De la extrañeza y el asombro, los comentarios pasaron a la burla, puesto que Lobo y Gaviño han dejado a su suerte a Alfa González, cuando los diputados de Morena se lanzan en su contra prácticamente todas las sesiones. No la defienden en tribuna ni por equivocación.


Ni al caso viene hablar que el abandono por los diputados del PRD, también incluye a la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas. Lejos de defenderla, permiten -si no es que ordenan- que Janecarlo Lozano ataque constantemente a la funcionaria postulada por el PRD, PAN y PRI. Para Lobo esos debates nada le importan.
Ese es el perfil del “político de rapiña” que busca ser candidato a la jefatura de Gobierno para 2024, pero lo que dicen en los corrillos políticos es que, con base en los antecedentes mencionados, sí es el candidato, pero de la jefa de Gobierno para destruir desde dentro al PRD.

Twitter: @JorgeBuedaGar1

Continue Reading

IMPACTUS

César Yáñez vuelve a las Grandes Ligas

Published

on

El bateador emergente para sacar adelante al equipo de México * Con Adán Augusto López Hernández podrán hacer jugadas de doble y triple play para salir avante en los momentos críticos * El Presidente AMLO aplica la frase “Es de sabios cambiar de opinión” y lo reivindica gracias a su lealtad y perseverancia

 

MARCO ANTONIO FLORES***

 

César Alejandro Yáñez Centeno, uno de los colaboradores más cercanos del Presidente Andrés Manuel López Obrador durante más de 25 años, se reintegró al gabinete federal como subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

El Presidente, con este “enroque”, empezó a ubicar sus alfiles y torres con el fin de consolidar su poder y avanzar en la Cuarta Transformación.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, “por instrucciones del Presidente de la República”, le dio posesión de su nuevo encargo.

En el no muy amplio abanico de sus colaboradores leales, el Presidente López Obrador acaba de reivindicar uno de los más destacados de su primer círculo, si no es el que más.

Yáñez Centeno conoció a López Obrador en 1997, en las filas del PRD. Se le ha reconocido como “la sombra de López Obrador” durante los últimos 26 años, en las buenas y en las malas.

En 2000 fue coordinador de Comunicación Social cuando AMLO fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. Enfrentó las derrotas junto al tabasqueño: en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012.

Es de todos conocido que en los años más difíciles siempre estuvo al lado su jefe para continuar con su campaña a lo largo y ancho del país. Yáñez fue el vocero durante la “ganadora” campaña presidencial de AMLO en 2018. Egresado de la licenciatura de Comunicación de la UNAM, supo establecer relación profesional con la prensa nacional e internacional, además de manejar las redes sociales con éxito… haciéndole honor a su nombre: Un César de la comunicación.

Desde su primer informe de gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mostró su conocimiento de la obra más importante de Nicolás Maquiavelo, El Príncipe”, al afirmar: “Confieso que hemos contado con suerte. Maquiavelo decía que la política es virtud y fortuna, suerte”. Maquiavelo sugiere que dado el carácter limitado de su poder, los individuos tienen que rivalizar con la fortuna, oponiéndole la inspiración vigorosa y creativa de la esperanza y de la audacia.

“La fortuna favorece a los audaces”. Dicho de otro modo, para poder actuar en tiempos desfavorables, el individuo necesita pensar que puede rivalizar con la fortuna. Pero como pudo AMLO enfrentar la adversidad y los tiempos desfavorables, si no con un equipo de trabajo, sí con una característica esencial: La lealtad.

Se ha dicho repetidas ocasiones que la lealtad y la confianza se da en dos sentidos: de abajo hacia arriba -al líder-, pero también a la inversa. Esto lo ha practicado el Presidente AMLO, durante años. Ahí radica en gran parte su éxito.

Jeffrey Gitomer afirmaba: “No te ganas la lealtad en un día. Te la ganas día a día”.

Por su parte, Josiah Royce, en su libro The Philosophy of Loyalty (‘La filosofía de la lealtad’), sostiene que la lealtad es una virtud, una virtud primaria, “el centro de todas las virtudes, el deber central entre todos los deberes”.

Royce presenta la lealtad, a la cual define con gran detalle, como el principio moral básico del cual se derivan todos los otros principios. Y tiene toda la razón, porque la lealtad es “la devoción consciente, práctica y amplia de una persona a una causa o a otra persona”.

El proyecto político de Andrés Manuel López Obrador estuvo sustentado durante 18 años en una convicción política inquebrantable (de izquierda) y en un grupo de colaboradores de probada lealtad: César Yáñez es de los pocos, el más leal de los leales.

Acompañando a César hubo colaboradores que siempre estuvieron al lado de su líder, no sólo en los tiempos en que tenían un cargo público, sino en los periodos más complicados, por no decir los más amargos.

Finalmente ese reducido grupo de leales lo apoyaron en la formación de Morena, hasta llegar con él al triunfo contundente de julio de 2018 que significo su llegada a la Presidencia de la República y pasando a la historia por ser un tsunami electoral.

A cuatro años del triunfo electoral de López Obrador, y a un año de conocer quién será el candidato de Morena a la Presidencia de la República para 2024, habrá que estar atentos a la estrategia que implican los cambios y movimientos que AMLO realice en su primera línea de trabajo.

En este caso, podría interpretarse que el acertado nombramiento de César Yáñez es claramente una “señal” que envía el Primer Mandatario y el arropamiento a uno de los principales precandidatos a la Presidencia, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández.

Sin embargo, se trataría al mismo tiempo de fortalecer a la propia Segob, en el cumplimiento de las más importantes funciones legales que le corresponden como Dependencia jefa del gabinete.

No olvidar que Gobernación es la responsable del manejo político del país, de las relaciones con los gobernadores, con el Poder Legislativo y con otros factores reales del poder como la Iglesia, la prensa y organizaciones de la sociedad civil.

También es vigilante de asuntos de seguridad nacional y la preservación y fortaleza de nuestras instituciones democráticas y de participación social, al igual que los asuntos migratorios y los grandes flujos de migrantes que de manera creciente cruzan por nuestro país.

César Yáñez, por su experiencia, capacidad y lealtad, está llamado a ser pieza clave en el cierre del gobierno de AMLO. Llega a fortalecer la candidatura del secretario de Gobernación y podrían surgir diferentes escenarios. Sería el sustituto lógico del secretario de Gobernación, en caso de que éste renunciara para convertirse en el candidato de Morena a la Presidencia de la República, o bien, que se fuera como coordinador general de campaña de Claudiia Sheinbaum o de Marcelo Ebrard.

En cualquier caso, la dupla Adán Augusto-César Alejandro será protagonista de alguna jugada de “doble play”, un dúo dinámico al que el Presidente López Obrador le sacará ‘jugo’ de acuerdo con sus jugadas magistrales.

Aún con todos sus errores, desaciertos y ocurrencias que el Presidente Andrés Manuel ha tenido a lo largo de su administración, y mire que nosotros hemos sido críticos férreos de Morena, hay que reconocerle dos grandes cualidades: la lealtad a su equipo de trabajo y su habilidad y liderazgo político en su proyecto político.

Pésele a quien le pese, continúa con un porcentaje de aceptación altísimo del 62%; ya están bajo el control político de su partido 22 entidades federativas y continúa dando cátedra de cómo marcar la agenda política nacional día tras día.

Los retos que esperan al Presidente de la República son enormes. El principal, lograr que millones de mexicanos sigan creyendo que la Cuarta Transformación está en marcha, que podrá tener continuidad para 2024-2030 y que llevará a México a mejores estados de vida.

Sin duda, la fortuna -su capacidad para afrontar adversidades-, apoyado en un equipo de trabajo leal, capaz y eficaz, serán factores determinantes para alcanzar estas y otras metas de su gobierno.

Sin resultados espectaculares y visibles, la llama continúa encendida, millones de mexicanos todavía confían y están llenos de esperanza en el liderazgo del Presidente López Obrador.

AMLO demostró que es una persona inteligente, pues aplicó la frase “Es de sabios cambiar de opinión” y reactiva en las Grandes Ligas a su bateador emergente, César Yáñez, que en la práctica será el secretario de Gobernación por la carga de trabajo que tendrá, y ya tiene, el político tabasqueño Adán Augusto López Hernández.

Con esa pareja explosiva en el bat, el Primer Mandatario, en momentos críticos, podrá hacer un doble play, o hasta triple play para sacar al equipo de México adelante. Que así sea por el bien de todos.

 

Maestro y catedrático***

 

 

Continue Reading

IMPACTUS

¿Corrupción con Juan Pablo Graf?

Published

on

Se destapan indicios de corrupción cuando estaba en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores

 

ILDEFONSO PEREYRA

 

Con la reciente detención de Javier Reyes de la Campa, exdirector de Banco Accendo, por su presunta responsabilidad en el delito de administración fraudulenta ocurrida en 2021, se han destapado más indicios de la corrupción durante la administración de Juan Pablo Graf cuando estaba en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y de todo su equipo.

Se habla de posible corrupción, desde Jorge Pellicer, con la Vicepresidencia de Supervisión de Grupos Financieros, Enrique Marrufo, vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares, Mónica Villarreal como vicepresidenta jurídica, Itzel Moreno como vicepresidenta de Supervisión Bursátil y hasta José Antonio Quesada como vicepresidente de Política Regulatoria, por mencionar algunos.

Y es que esa administración en particular ha estado en el ojo del huracán por supuestas corrupciones, autorizaciones y supervisiones que, en algunos casos, eran laxas y en otros excesivas.

Por ejemplo, el hoy olvidado Banco Accendo, al cual la Comisión le reconoció un capital que no existía autorizándole aportaciones de capital que en realidad no se trataba de recursos frescos que le hubiesen dado la oportunidad al banco de hacer frente a los riesgos en los que incurrió, así como el profundo rezago en la resolución de autorizaciones para intermediarios de tecnología financiera que curiosamente empezaron a publicarse en el Diario Oficial de la Federación con posterioridad a la salida de Juan Pablo Graf de la CNBV.

Otro ejemplo es el caso de Banco Famsa, supervisado en aquel entonces por Jorge Pellicer, quien en sus supervisiones se dice que orilló a Famsa a la quiebra sin permitir que existiera, dentro de los parámetros legales, una mejor solución que redujera las pérdidas en las que incurrieron los depositantes, dados los niveles de captación del banco y el impacto que tuvo sobre las reservas del IPAB.

Esa administración fue un caos. A Juan Pablo Graf lo corrieron por su pésima actitud y había una gran duda de su desempeño, al grado de que la Secretaría de la Función Pública solicitó investigaciones, tanto de oficio como a petición de los afectados por actos indebidos de autoridad, de todos los expedientes que él había autorizado en su gestión que duró dos años y a partir de ahí es cuando empiezan a salir todos sus vicepresidentes: Mónica Villarreal, Enrique Marrufo e Itzel Moreno.

Es de destacar que el único que no sale es Jorge Pellicer, sin embargo, a él lo degradan a la Vicepresidencia de Supervisión de Banca de Desarrollo y llama mucho más la atención que a pesar de su evidente falta de experiencia respecto de los intermediarios que supervisa (Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, Uniones de Crédito y Sociedades Financieras Populares) como en actividades de supervisión, lo mantienen ahí.

Y es que se dice que Juan Pablo Graf todavía tiene injerencia en la CNBV y sigue operando tras bambalinas habiendo fuertes rumores de que tiene de su lado precisamente a Jorge Pellicer… suena a coincidencia, ¿no?, qué difícil tarea tiene el actual presidente de la CNBV.

 

 

 

Continue Reading

DESTACADO