Connect with us

IMPACTUS

El derrotado

Published

on

POR JORGE BUENDÍA GARCÍA

 

La historia de Andrés Manuel López Obrador es de derrota, pues buen estudiante nunca lo fue, como tampoco realizó buen papel como presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tabasco, a la sombra del hoy desaparecido ex gobernador de esa entidad Enrique González Pedrero.

López Obrador sufrió una brutal derrota a manos de Roberto Madrazo Pintado, con quien contendió por la gubernatura de su tierra natal. Y como perdió desató una sistemática oleada de protestas, tanto en la entidad, como en la capital del país.

Tres veces fue candidato a la Presidencia de la República. La primera ocasión, perdió contra Felipe Calderón. En una demencial reacción, bloqueó durante 50 días Paseo de la Reforma, sin importarle las millonarias pérdidas económicas y fuentes laborales.

La segunda ocasión, perdió ante Enrique Peña Nieto. Su reacción no fue tan colérica como con Calderón, tal vez porque ya había un pacto con el oriundo de Atlacomulco para entregarle el poder en 2018, según diversas versiones que corren en los pasillos de las altas esferas de la política.

La suerte le favoreció en 2018. Logró un arrollador triunfo con 30 millones de sufragios. Una hazaña nunca antes vista en una elección presidencial. Su bono democrático se fue a los cielos. Sin embargo, antes de lo que se hubiera imaginado, lo dilapidó. Puso en marcha lo que denomina la “Cuarta Transformación”, que derivó en una destrucción masiva de instituciones y apropiación de recursos del erario público para su usufructo personal.

La pandemia del Covid-19, que la había vislumbrado como “anillo al dedo” para sus propósitos político-electorales, derrumbó sus proyectos y por ende su popularidad que busca sostenerla a punta de declaraciones mañaneras sin sentido gubernamental. Es decir, demagogia pura: pan y circo como en la antigua Roma.

La cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, lejos de convertirse en un triunfo de su gobierno, se tradujo en una monumental derrota ante el sector empresarial que tuvo pérdidas millonarias y entabló demandas en su contra.

Otro fracaso fue la consulta para enjuiciar a los ex presidentes de México. La cantinflesca pregunta derivó en una cascada de críticas en redes sociales y medios de comunicación nacionales e internacionales.

El grosero derroche de 525 millones de pesos exhibió a un gobierno a la deriva y a un partido en declive, puesto que sólo votó el 7% del electorado.

Durante las elecciones intermedias, el Presidente perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Y aunque presumió el triunfo de su partido en el interior de la República, no se pudo quitar el estigma de que Morena fue ayudada por el narcotráfico para llevar votos a las urnas.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y los dirigentes del PRI, PAN y PRD hicieron denuncias internacionales sobre la sociedad de la 4T con el crimen organizado.

Pero López Obrador montó en cólera cuando vio que los números en la Ciudad de México le eran adversos en las elecciones del pasado 6 de junio.

Su partido, Morena, perdió nueve de 16 alcaldías frente a la poderosa maquinaria en que se convirtió la alianza Va Por la Ciudad de México. Una elección de Estado puesta en operación en particular en la alcaldía Cuauhtémoc, se fue a la basura. Claudia Sheinbaum y sus operadores René Bejarano y Dolores Padierna perdieron ante la joven y carismática candidata Sandra Cuevas, postulada por el Partido de la Revolución Democrática.

Otro descalabro mayúsculo fue que su candidata a la gubernatura de Nuevo León, quedó en cuarto lugar frente a un neófito de la política apoyado por su esposa, una polémica youtubera que lo condujo a ser merecedor de una millonaria multa por parte de las autoridades electorales.

Una derrota más la logró cuando magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) destituyeron a José Luis Vargas Valdez, el “Magistrado Billetes”, con inclinaciones promorenistas, acusado de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Más todavía: en esa ola de derrotas y fracasos, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, ofreció una conferencia de prensa en donde rechazó ampliar su mandato por dos años, regalo que le había hecho el Ejecutivo federal a través de uno de los senadores incondicionales del Partido Verde Ecologista de México. López Obrador buscaba con ello la antesala de ampliar su Presidencia más allá del 2024.

El afán de perseguir a sus adversarios con el uso faccioso de la justicia, lejos de crearle dividendos políticos, lo ubican como un gobernante troglodita carente de escrúpulos y ética que tanto reclamó a los políticos priístas y panistas del pasado. El caso más claro es el del Ricardo Anaya, quien se vio obligado a exiliarse en el extranjero por la sospecha de que López Obrador pretendía encarcelarlo.

En sus giras, a López Obrador ya nadie la garantiza seguridad y mucho menos eventos masivos, porque en todos y cada uno recibe reclamos, gritos y protestas. Un ejemplo es el “secuestro” que sufrió por más de dos horas a manos de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) durante su visita a Chiapas. El hecho le impidió llegar a la conferencia mañanera programada en esa gira. Su rostro sumamente molesto se difundió profusamente.

A lo anterior se le suma que el gobierno de la “Cuarta Transformación” es visto como represor de migrantes. Las imágenes televisivas y en redes sociales dan cuenta de la persecución de que son objeto quienes usan como tránsito el territorio nacional para buscar llegar a Estados Unidos. Una política del garrote es la que ha instrumentado López Obrador, misma que tanto le criticó a los gobiernos anteriores.

Una última represión, y que les pareció muy natural, fue en contra de los alcaldes electos que pretendían llegar al Congreso de la Ciudad de México a reunirse con los diputados de la I Legislatura, puesto que en un periodo extraordinario del último día del periodo, aprobaron disminuirle facultades a los alcaldes en diversos rubros. Así el perfil del derrotado a la mitad del camino.

 

ALTO IMPACTO

1.- Todo un desbarajuste generó en el Congreso de la Ciudad de México la separación de Janecarlo Lozano del grupo parlamentario del PRD para sumarse a la bancada de Morena. Resulta que el 1 de septiembre, día en que se instaló la II Legislatura, Janecarlo aún permanecía en el PRD, pero en menos de 48 horas ya había dado el brinco, sin antes renunciar al partido del Sol Azteca, y mucho menos sin notificarlo a la recién instalada Mesa Directiva.

El hecho, provocó reclamos en la primera sesión de la Junta de Coordinación Política, incluso de la aliada de Morena, la petista Circe Camacho, y del perredista Jorge Gaviño. Nadie supo antes de la salida de quien fue calificado en redes como “traidor”. Resulta que en la siguiente sesión después de la instalación de la Legislatura, la coordinadora de Morena, Martha Ávila, notificó a la Mesa Directiva de la incorporación de Janecarlo, quien además tardíamente presentó su renuncia al partido que lo llevó a Donceles y Allende, lo que de entrada lo inhabilita como integrante de la fracción de Morena. Es decir que el único camino que le queda es fungir como legislador independiente, sin más prerrogativas que su dieta.

2.- El pasado 24 de agosto se reunieron en la Antigua Fonda de Santa Catarina en el Centro de Coyoacán los “coroneles y coronelas” del ejército toledista encabezados por Diego Vargas, el concejal electo Antonio Alcántara (quien fue suplente de Valentín Maldonado) y Flor Magaly Licea, reunión en la que les pasaron la línea dictada desde Santiago de Chile de no aceptar menos de tres direcciones generales en el gobierno del “socio” Giovani Gutiérrez.

Vaya alacranes que se echó al hombro Obdulio Ávila, coordinador de la transición en Coyoacán con Jorge Juárez Grande, Ricardo Rojas y Felipe Punzo, ex funcionarios del gobierno de Manuel Negrete y hoy cercanos de Ávila Mayo, y para rematar la estrella política de Coyoacán, el ex particular de Toledo, Eduardo Ramírez, quien presume a diestra y siniestra los acuerdos con Giovani a través de su cuñado, el ex candidato a diputado Mario Estrada (dado de baja de la administración de Negrete por andar extorsionando a ferieros).

IMPACTUS

El PAN con la marca Vargas, muy competitivo

Published

on

‘Ponernos de acuerdo, el reto de la Alianza’ * Definir el método para seleccionar al candidato, el análisis vital * Morena tiene miedo a la coalición electoral porque hay hartazgo ciudadano, afirma el aspirante panista a la gubernatura mexiquense

 

JOVIRA

 

Conforme se acercan los plazos para elegir al candidato de la Alianza Va por México, crecen los rumores sin ton ni son, dimes y diretes, pero lo real es que hasta el próximo año se sabrá el nombre del abanderado que se sacará la rifa del tigre, pero un aspirante entrón que crece entre la preferencia ciudadana es Enrique Vargas del Villar, que sin hacer ruido y trabajando en su trinchera como diputado en el Congreso mexiquense le ha redituado, gracias a sus logros y resultados.

Y sin tapujos, ya delinea el camino rumbo a la elección del 2023 al expresar que el principal reto de la coalición electoral será ponerse de acuerdo.

“El gran reto de la Alianza es ponernos de acuerdo, ese es el reto que tenemos, de cómo nos vamos a poner de acuerdo para decirle al Estado de México cómo vamos a sacarlo adelante”, añade.

Afirma que para febrero ya se destapará el nombre del candidato para las elecciones de 2023.

De ganar Morena, Enrique Vargas enfatiza que la entidad mexiquense estaría en riesgo en cuestión de seguridad e inversión, señalando que el sector empresarial teme por su estabilidad económica, un reto a cuidar, pues son los que generan miles de empleos en la entidad mexiquense.

Pese a que reconoció que existen grandes diferencias entre la coalición, buscarán llegar a un bien común por el bienestar de los mexiquenses.

“Anteponer los intereses de la ciudadanía por encima de los partidistas”, enfatiza Vargas del Villar.

 

‘SOMOS MUY COMPETITIVOS’

Recordó que en el Estado de México los gobiernos de coalición son una realidad en Tlalnepantla, Atizapán y Cuautitlán Izcalli.

Detalló que entre el 14 de diciembre y el 14 de enero del 2023 se debe registrar la Alianza en la entidad.

“Los números son palpables en cada una de las mediciones y el PAN con la marca Vargas nos pone en una situación muy competitiva”.

Señala que los partidos PRI, PAN y PRD deben de centrarse en las mesas de trabajo, analizar los problemas que tiene el Edomex y analizar cómo sacarán adelante a los mexiquenses.

De igual forma, anunció que habrá reuniones de trabajo con los sindicatos, empresarios, la iglesia y otros sectores de la sociedad para escucharlos y conocer sus demandas sociales “porque nos debemos a la ciudadanía”.

Advierte Vargas del Villar que para el 2023 y 2024 se verá un fenómeno muy importante en todo el país porque la ciudadanía saldrá a votar masivamente en todas las zonas.

“Habrá una altísima participación, sobre todo en las colonias populares donde habitan las personas más afectadas por el alza de precios”, agrega.

 

MORENA TIENE MIEDO A LA ALIANZA

Enrique Vargas asegura que Morena le tiene miedo a la alianza opositora, ya que “les ganaremos la gubernatura del Edomex en las próximas elecciones estatales de 2023”.

“Tienen pánico, porque les vamos a ganar como ya pasó en el 2021 que el PAN-PRI-PRD sacamos medio millón de votos más que la alianza de Morena con el Partido Verde y el Partido del Trabajo”, enfatizó.

El dirigente de los diputados panistas arremetió contra Morena y lo llamó “el único gobierno que ha dejado millones de pobres”.

Asimismo, comunicó que al interior del partido ya están decidiendo quién será el próximo candidato para competir en la entidad mexiquense.

“En esta alianza entre el PAN-PRI-PRD ya estamos en el primer plan de trabajo, para después definir el candidato. Lo que es muy claro es que -en el Estado de México- los gobiernos municipales del trienio 2018-2021, lo único que fueron, fue pésimos gobiernos, que dejaron faltantes de más de 600 millones de pesos”, reiteró el panista.

 

‘PROGRAMAS SOCIALES NO GARANTIZAN TRIUNFO’

Vargas afirma que los programas sociales ya no son garantía para ganar elecciones y eso va a pasar en el 2023 y 2024, porque la sociedad ya se manifestó de una manera contundente y saldrá a votar en contra de Morena.

Consideró que hay un descontento de la sociedad.

“Es una ola sumamente grande que Morena no podrá controlar con los programas sociales, por lo que el voto switcher (es el elector que puede haber diferencia entre ganar o perder una elección) se hará presente en el Estado de México y Coahuila.

“Obviamente Morena tiene una base sólida de la izquierda en votación, pero hubo muchos sufragios que creyeron en Andrés Manuel López Obrador que son hoy los arrepentidos porque pensaron que habría un cambio y le creyeron todas sus promesas”, explicó.

“En 2018 el PRI tenía los programas sociales, más de 30 millones de beneficiados de programas sociales… los programas sociales no te garantizan que puedas ganar una elección y eso es lo que va a pasar en el 23 y en el 24, la sociedad que ya se manifestó de una manera contundente va a salir a votar y va a salir a votar en contra de Morena”, asevera.

Asegura que ya hay un descontento de la sociedad contra el partido guinda, principalmente por el incumplimiento de sus obras como la construcción del Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), y la refinería de Dos Bocas.

“Todas estas obras que subieron casi 70 por ciento… son obras que no van a beneficiar al país, esa es la realidad”, añade.

Respecto a los programas sociales, específicamente al de “Jóvenes Construyendo un Futuro”, en donde el gobierno federal destinó más de 40 mil millones de pesos, sólo 3 por ciento de los jóvenes consigue un empleo, por lo que apuntó que es “dinero tirado” resaltando que si el recurso se hubiera invertido en empresas, los empleos aumentarían.

Con lo antes mencionado, no hay duda que la marca Vargas es muy competitivo para la elección 2023 en beneficio de los mexiquenses.

Continue Reading

IMPACTUS

Duro revés para Julio Scherer y compañía

Published

on

Se reaviva el caso * La magistrada Santes concluyó que el juez Padierna se extralimitó en sus funciones mostrando incongruencia en su determinación al existir 72 pruebas que dan validez a las denuncias hechas por Juan Collado

 

SABÁS HERNÁNDEZ

 

El caso de Julio Scherer y compañía se revivió.

Se ha dejado la puerta abierta para que vayan nuevamente contra Scherer, Padierna y abogados.

La magistrada Santes concluyó que el juez Padierna se extralimitó en sus funciones mostrando incongruencia en su determinación al existir 72 pruebas que dan validez a las denuncias hechas por Juan Collado.

Comentó que no existió el supuesto ocultamiento de un acuerdo reparatorio o un criterio de oportunidad concedido por la FGR con Juan Ramón Collado, descartando así que se haya generado un efecto corruptor en el proceso penal contra los litigantes.

 

DEFICIENCIAS EN LA INVESTIGACIÓN

Por el contrario, la sentencia señaló que solamente existieron deficiencias en la investigación y en la solicitud de vinculación a proceso por parte de la Fiscalía, por lo que no se demerita “la fiabilidad del contenido de los datos de prueba” (documentos, audios y videos) que la FGR presentó.

Punto crucial es que dentro del fallo da la pauta para que la Fiscalía vuelva a imputar los delitos de tráfico de influencia, extorsión, lavado de dinero y asociación delictuosa en contra de Julio Scherer, sus abogados Juan Antonio Araujo, César González, Isaac Pérez y su asesor financiero David Gómez Arnau.

Recordemos que los cuatro abogados fueron imputados por los delitos de extorsión, tráfico de influencias, asociación delictuosa y lavado de dinero en contra del abogado Juan Collado.

Continue Reading

IMPACTUS

Vienen definiciones importantes: Vargas del Villar

Published

on

Las próximas semanas serán vitales *  La marcha del pasado domingo fue una muestra del hartazgo ciudadano ante las acciones y malas decisiones del gobierno federal, expresa el coordinador de los diputados panistas mexiquenses

 

JOVIRA

 

Es innegable que Enrique Vargas del Villar, coordinador de los diputados panistas mexiquenses, sigue trabajando con ahínco, profesionalismo y pasión en pro de los mexiquenses.

Luego de que se anunció la Alianza Va por México en el Edomex, Vargas del Villar afirma que en próximas semanas se tomarán las mejores decisiones.

Al asistir a la plenaria de Presidentas y Presidentes Municipales de Acción Nacional, Enrique Vargas destacó el trabajo de los ediles que en todas las mediciones han subido de calificación gracias a su labor de todos los días a favor de la ciudadanía. Es por ello que los llamó a seguir trabajando para tener los mejores gobiernos.

Dijo que las administraciones emanadas del panismo siguen dando resultados porque están comprometidas con el futuro del Estado de México, al ser una oposición responsable, siempre del lado de las y los ciudadanos.

 

EN JUEGO EL FUTURO DEL PAÍS

En su intervención frente a los alcaldes y alcaldesas,  diputados locales y federales, así como del dirigente del panismo mexiquense, Anuar Azar Figueroa, Vargas dijo que vienen semanas de definiciones importantes, en donde se estará jugando el futuro del país.

“Se van a tomar las mejores decisiones por y para México y las próximas generaciones”, subrayó.

Resaltó, que la marcha del pasado domingo fue una muestra del hartazgo ciudadano ante las acciones y malas decisiones del gobierno federal.

Por su parte el dirigente del PAN mexiquense, Anuar Azar Figueroa, destacó el trabajo que realiza Enrique Vargas en Acción Nacional y su gran labor frente al gobierno de Huixquilucan por 6 años.

Adelantó el inicio de las mesas políticas con el PRI y PRD para sacar los mejores acuerdos para que los mexiquenses tengan una mejor calidad de vida.

Es de resaltar que Vargas del Villar es una gran candidatura para la gubernatura mexiquense, con amplias posibilidades de ganar en el 2023, sin demeritar ni hacer menos la labor de la priísta Alejandra del Moral Vela.

Continue Reading

DESTACADO