Connect with us





ESPECTÁCULOS

La energía sensual de Julieth Marcela te electriza

Published

on

Una modelo bogotana que sana todo * Marcela es una chica soñadora y positiva, que piensa que todo lo que tú quieras lo puedes lograr con esfuerzo y dedicación

JOVIRA

Una bella modelo que empieza a despuntar en el mundo artístico tiene nombre y apellido: Julieth Marcela Cuenca.
La chica sensual nació en Bogotá el 26 de diciembre de 1995, una bella muy joven y hoy en día es una gran empresaria.


En el transcurso de 9 años que lleva modelando ha tenido la oportunidad de trabajar para distintas marcas nacionales e internacionales, además de videos musicales y fotografías de catálogo.
Marcela es una persona soñadora y positiva, que piensa que todo lo que tú quieras lo puedes lograr con esfuerzo y dedicación.


A Cuenca le gusta hacer ejercicio para poder mantenerse en forma, además de comer sano.
Una de las cosas que más le gusta a la sexy Julieth es viajar para conocer otras culturas diferentes, sus arquitecturas y sus gastronomías.
A esta sensual modelo le gustan mucho los animales, pero sobre todo los perros, pues los considera unos fieles compañeros, que siempre están contigo y dispuestos a todos por su amo.


Marcela rompe el mito de la mujer bonita, pues le gusta mucho estudiar, está a punto de terminar la carrera de negocios internacionales y administración humana.
Ella considera que una forma de enriquecer el alma es también enriquecer los conocimientos.
La curvilínea Cuenca asegura que las personas que la conocen la ven como una mujer extrovertida, con una energía muy linda y un muy buen corazón.


La hermosa Julieth se considera muy familiar, debido a que es muy apegada a su madre y a los seres que ama.
Finalmente Marcela expresa de forma tajante que es una mujer que lucha por sus sueños.
Por todo esto y más, Cuenca, poseedora de una lindísima figura, es la Bella de la edición de IMPACTO por esta semana.


Por si quieren estar al pendiente de sus próxima actividades y saber todo lo que hace, pueden verla en sus redes sociales como @julycuenca.

ESPECTÁCULOS

Amanda Miguel le canta a ‘La Luna y el Sol’

Published

on

Estrena un nuevo tema de su autoría y confirma otro magistral concierto en el Coloso de Reforma

 

KARLA GARCÍA

 

Amanda Miguel está de plácemes, pues lanza un nuevo tema de su autoría que lleva por título ‘La Luna y el Sol’.

Por si lo anterior fuera poco, también anuncia un nuevo concierto magistral en el Auditorio Nacional.

Un detalle a resaltar es que la canción lleva dedicatoria: Para la leyenda musical que se llama Diego y apellida Verdaguer.

En el concierto del jueves pasado, Amanda y su hija Ana Victoria llenaron de bote en bote el Coloso de Reforma, ubicado en Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

El show tuvo una duración de dos horas y media, con el niño Chuchito presente y el espíritu de Diego siempre.

La nueva fecha de Amanda Miguel en el mismo recinto es el 25 de mayo próximo.

Todo nuestro respeto, cariño y admiración para estas dos grandes damas, que a pesar del dolor que llevan en sus corazones siguen de pie para alegría de sus fans.

Continue Reading

ESPECTÁCULOS

Cuando nacemos ya traemos la muerte escondida: Macario

Published

on

Pierde la vida Ignacio López Tarso a los 98 años de edad * Ya descansa en el Cielo el primer actor que forma parte de la época de oro del cine mexicano

 

KARLA GARCÍA

 

La actuación está de luto: Pierde la vida el primer actor Ignacio López Tarso a los 98 años de edad.

Él no tuvo que pactar con la muerte para quedar inmortalizado en la historia del cine mexicano.

A diferencia del personaje que interpretó en la película Macario, el artista construyó su carrera con más de medio centenar de filmes, más de 100 obras de teatro y participaciones en series de televisión.

Aquel filme de 1959 fue uno de los más importantes de su trayectoria. “Hacer Macario sería el colmo de mi buena suerte”, contó en una entrevista.

López Tarso falleció este 11 de marzo a los 98 años de edad. Actor vitalicio de Televisa, miembro de la Academia de Hollywood y amigo de Luis Buñuel, ha quedado para siempre en la historia del cine junto a mitos como María Félix, Pedro Infante o Jorge Negrete.

El primer acercamiento que López Tarso tuvo a la actuación fue a los ocho años, cuando sus padres lo llevaron a una función de teatro de carpa, según contó muchas veces. Cuando se apagó la luz y se abrió el telón, aquel niño quedó impactado. Tiempo después, a los 24 años, entró a la Escuela de Teatro de Bellas Artes, pero antes había pasado por el seminario, donde entró solo por su interés por seguir estudiando -nunca tuvo la intención de ser sacerdote- y por el servicio militar.

“Afortunadamente me tocó la compañía de ametralladoras. Como la ametralladora iba montada sobre un Jeep, yo siempre iba en el vehículo; mis compañeros iban a pie”, contó en una entrevista pocos días después de su cumpleaños en enero.

En 1954, el actor tuvo su primera aparición en cine con una película que casi logra que abandone la profesión, ‘La desconocida’, del director Chano Urueta. “Este tipo de cine no me interesa”, le dijo al productor.

Según explicó en una entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga, su personaje llegaba con un sombrero y una gabardina a la morgue, veía un cadáver y decía tres palabras: “Sí, este es”. “Esa era toda mi participación. ¿Esto qué es? Ni me veo ni sé quién soy”, recordó.

Eran los años de oro del cine mexicano, una época entre mitad de los años 30 y 50 en el que la industria brilló con actores como Dolores del Río, Carlos López Moctezuma, Pedro Armendáriz o Emilio ‘El Indio’ Fernández.

López Tarso continuó trabajando en cine, pese a esa primera mala experiencia y compartió elenco con José Ángel Espinoza en ‘El hombre de papel’ (1963) o con Lucha Villa en ‘El gallo de oro’ (1964); fue dirigido por Luis Buñuel en ‘Nazarín’ (1958); por Luis Alcoriza en ‘Tarahumara’ (1964) o por Roberto Gavaldón en ‘La vida inútil de Pito Pérez’ (1969). Gavaldón también lo había dirigido en ‘Macario’, que estuvo nominada a los Oscar en 1960.

 

‘DESDE MACARIO ME HICE AHIJADO DE LA MUERTE’

“Cuando nacemos ya traemos la muerte escondida en el hígado o en el estómago o acá, en el corazón, que algún día va a pararse”, dice el personaje de Macario en la película protagonizada por López Tarso.

“También puede estar afuera sentada en algún árbol que todavía no crece, pero que te va a caer encima cuando seas viejo”.

“Desde Macario me hice ahijado de la muerte”, contó el actor y recordó que de joven no creyó que llegaría a ver el cambio de milenio y que ahora esperaba llegar a cumplir 100 años.

Siempre siguió trabajando en teatro, el “gran placer” del que lo privó la pandemia de Covid-19.

El reconocimiento en este arte le había llegado en 1954 cuando interpretó al emperador mexica en Moctezuma II del dramaturgo de Sergio Magaña. Se convirtió pronto en un actor imprescindible para otros dramaturgos mexicanos como Emilio Carballido y Luisa Josefina Hernández, y trabajó en producciones de teatro clásico español e inglés.

A lo largo de su carrera también recitó corridos sobre la Revolución Mexicana e incursionó, muchos años después, en la comedia musical con la versión mexicana de ‘Hello, Dolly!’ junto a Silvia Pinal.

Durante los últimos años una de las cosas que más lamentó fue no subirse al escenario. Además, se quejaba de que no lo llamaban para hacer televisión.

“Creen que a los 97 años soy un cascarón olvidado que no se levanta de la cama. ¡Pues no! Estoy muy activo”, aseguró… hasta que en abril corrió la noticia de que tendría una participación en la serie ‘Vecinos’, de Televisa, donde interpretó al padre de doña Lorena, interpretada por Ana Bertha Espín.

Desde 2016, era miembro de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. Cuando la película ‘Roma’, de Alfonso Cuarón, llegó a los Oscar, el intérprete dijo que daría su voto al filme mexicano. Ese reconocimiento se sumaba a otros, como con el Premio Golden Gate, que obtuvo dos veces; el Ariel de Oro, que le entregaron en 2007 por su trayectoria fílmica, y el Premio Nacional de Ciencias y Artes de 2015.

A su trayectoria artística, se suma la sindical y política. López Tarso fue secretario general de la Asociación Nacional de Actores y del Sindicato Gremial de Directores de Cine y Similares; diputado federal de 1988 a 1991, y miembro de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Distrito Federal y de Cultura, entre otros.

Descanse en paz don Ignacio López Tarso.

Continue Reading

ESPECTÁCULOS

La partida sentida de ‘La Tigresa’ al Cielo

Published

on

Irma Serrano vivió entre el éxito, polémica y la política * La diva del cine falleció a los 87 años de edad por un problema cardiaco

 

KARLA GARCÍA

 

Irma Serrano, mejor conocida como “La Tigresa”, murió el miércoles 8 de marzo pasado a los 89 años de edad.

De acuerdo con su sobrina María del Carmen Serrano, la famosa perdió la vida de un infarto fulminante en un hospital de Chiapas; fue velada en una funeraria de Tuxtla Gutiérrez.

Serrano se convirtió en una de las figuras destacadas del Cine de Oro, además que por la década de los 60 fue una de las intérpretes más populares de la música ranchera: habilidad a la que le hace honor su apodo “La Tigresa de la Canción”.

La también escritora, quien participó en cintas como “Lola la Trailera” y “Noches de Cabaret”, inició su vida artística en el ámbito de la danza, sin embargo, se encaminó hacía la música mexicana: género que le permitió crear éxitos como “Nada gano con quererte” o “El amor de la paloma”.

Fue en 1962 cuando comenzó su faceta como cantante después de que firmara un contrato con la compañía discográfica Columbia Records. En una entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante, la bailarina declaró que no le costó formar parte del mundo del espectáculo. Entre sus primeros éxitos se encuentra “Canción de un preso” y le siguieron temas como “Prisionero en tus brazos”, que estableció récords en ventas.

El apodo de Irma Serrano, “La Tigresa”, lo obtuvo después de consagrarse en el mundo de la música ranchera como una de las cantantes más populares y de participar en una película con el mismo nombre en la que ella era la protagonista, en la década de los 70.

Consagrada como actriz, productora, escritora y cantante, Irma Serrano, también participó en la política a la cual entró en 1994; según ella por coraje y por injusticias contra los indígenas de Chiapas, su estado natal.

Fue lanzada como candidata a senadora por el Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional por Chiapas y ocupó un escaño en el Senado por el PRD en la LXI Legislatura.

En su paso por la Cámara Alta, “La Tigresa” fue integrante de las Comisiones de Asuntos Indígenas, Defensa Nacional, Hacienda, Justicia, Gobernación y Distrito Federal.

Además de haber sostenido pleitos con celebridades como María Félix, Carmen Salinas, Sasha Montenegro y Sonia Infante, sostuvo desencuentros políticos con Patrocinio González, con Porfirio Muñoz Ledo y con Dionisio Pérez-Jácome.

 

SUS GRANDES AMORES

Irma Serrano fue una mujer con una belleza exótica que logró conquistar los corazones de muchos hombres, pero ella aseguraba que sólo había tenido tres amores en su vida. Cuando tenía tan sólo 17 años se relacionó con el entonces gobernador de Veracruz, Fernando Casas Alemán, algo que no fue muy bien visto y dio mucho qué hablar.

El segundo de ellos y el más escandaloso fue la relación que tuvo con el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, a quien conoció durante una reunión de políticos y a partir de ese momento se convirtió en su amante durante cinco años, un hecho por todos conocido y un gran escándalo para la época, ya que el mandatario se encontraba casado con Guadalupe Borja, quien siempre estuvo al tanto de los costosos regalos que la actriz recibía, desde una lujosa mansión hasta antigüedades, como la cama de la emperatriz Carlota.

El acoso que comenzó a vivir Serrano por parte de la primera dama fue tal, que le bloqueó proyectos en cine y en la música, gracias a la intervención de quien era en ese momento secretario de Gobernación, Luis Echeverría, así que para contraatacar la también cantante decidió llevarle serenata a su rival en amores hasta la puerta de Los Pinos, entonces residencia oficial del presidente, pero fue éste quien salió a recibirla únicamente para terminar con ella, fue tal el coraje de “La Tigresa” que de una bofetada le rompió el tímpano a Díaz Ordaz, algo que por poco le cuesta la libertad ya que miembros del Estado Mayor Presidencial estuvieron a punto de reprenderla, pero la intervención del presidente lo evitó, así fue el capítulo final de esta historia.

La actriz, sin duda desafió a la sociedad no contrayendo matrimonio con ningún hombre a pesar de haber tenido varias parejas.

Así en pocas palabras fue la vida de Irma Serrano. Descanse en paz.

Continue Reading

DESTACADO