Connect with us





OPINIÓN

La salud de un rector

Published

on

En vista de lo acontecido con Enrique Graue, es necesario hablar también, de forma pública y para que la Junta de Gobierno lo considere, de la salud de las y los candidatos a ocupar la oficina de Rectoría en la UNAM, como un tema de seguridad y estabilidad de la vida institucional universitaria

 

GUSTAVO RENTERÍA

 

Enrique Graue Wiechers está enfermo y su salud ha sido motivo de que, al menos en un par de ocasiones, haga una pausa en sus responsabilidades como rector para someterse a tratamientos que han incluido hospitalización y lo han dejado fuera de circulación semanas completas.

Uno de esos episodios coincidió con alguno de los puntos más álgidos del enfrentamiento entre la ministra Yasmín Esquivel y la UNAM por el tema de la autoría de la tesis que le costó a la togada, nada menos que la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ese contexto y antecedente hacen oportuno reflexionar, en el proceso de selección del futuro rector de la UNAM que se vive, sobre el estado físico y abiertamente la salud de los aspirantes a suceder al médico que en breve concluye su mandato.

Ocupar la rectoría implica una tarea no sólo de gran responsabilidad, también altamente demandante y, por lo mismo, de un profundo desgaste tanto mental como físico.

Atender la buena marcha de las muchas tareas de la UNAM, con todo el entramado de intereses, legítimos muchos de ellos, pero también algunos no tanto, requiere de gran capacidad por supuesto y de profunda preparación, pero también de un carácter y un temple muy especiales, voluntad inquebrantable y, de la mano de todo ello, de una buena salud, si es posible óptima, para que lejos de ser un hándicap, se convierta en un soporte adicional al costo que implicarán las muchas tareas a enfrentar por el próximo rector o rectora.

Ahora que se habla incesantemente de la salud del Presidente como un tema de seguridad nacional, sería importante reflexionar si, con la madurez que debe caracterizar al debate entre universitarios, una vez que se ha conocido el caso de un rector con problemas de salud, Enrique Graue, es prudente hablar también, de forma pública y para que la Junta de Gobierno lo considere, de la salud de las y los candidatos a ocupar la oficina de Rectoría en la UNAM, como un tema de seguridad y estabilidad de la vida institucional universitaria.

Resultado de su alto nivel de preparación, muy por encima de la media nacional, La comunidad universitaria de la UNAM es especialmente delicada y quisquillosa.

Además, se trata de la madre de todas las universidades, pues lo que se hace en la UNAM se replica en el resto de las instituciones de educación superior del país, púbicas y también privadas.
En aras de dotar al proceso de selección del próximo rector de la máxima publicidad posible, para que la decisión de la Junta de Gobierno esté recubierta de la mayor legitimidad que se le pueda atribuir, todas y todos los aspirantes a la Rectoría deberían hacer público su expediente médico para que todas y todos conozcan cuál es su estado de salud.

Si acceden a ello, Laura Acosta, Patricia Dávila, Guadalupe Valencia, Germán Fajardo, Raúl Contreras, William Lee, Luis Álvarez Icaza, Leonardo Lomelí, Sergio Alcocer y hasta el rollizo Imanol Ordorika, habrán dado un paso al frente, puesto el ejemplo a la clase política, y fortalecido el proceso de selección del próximo o próxima inquilina de la principal oficina del sexto piso en la Torre de Insurgentes Sur. Ya veremos.

 

CONGRESO DE LA UNIÓN

Agua, un recurso esencial para la producción agrícola y la cadena alimentaria: Aurora González

Published

on

Impulsa el GPPRI su uso eficiente del pluvial * Se trata de fortalecer la capacidad de adaptación de las comunidades ante cambios climáticos, expresa la diputada priísta

 

JESÚS VIRA

 

Con el fin de preservar los recursos hídricos de la entidad en la producción alimentaria, al tiempo de fortalecer las capacidades de adaptación de las comunidades agrícolas ante eventos climáticos extremos, la diputada Aurora González Ledezma (PRI) propuso, entre otras acciones, que las autoridades del agua promuevan la construcción de infraestructura hidráulica enfocada en el sector agrícola y acuícola que facilite la captación y uso eficiente del agua pluvial

En sesión plenaria, la legisladora expuso que los avances en la producción alimentaria han allanado el camino para proporcionar alimentos de mejor calidad a más personas, sin embargo, este progreso a menudo se ha logrado a expensas de los recursos hídricos y la salud de los ecosistemas, por lo que propuso reconocer que el agua es un recurso esencial para la producción agrícola y la cadena alimentaria, por lo que deben integrarse las estrategias destinadas a garantizar su el acceso sostenible y equitativo con aquellas orientadas a asegurar la disponibilidad y accesibilidad de alimentos nutritivos.

De acuerdo con la reforma a la Ley del Agua para el Estado de México y Municipios, este enfoque busca conservar las reservas hídricas y recargar los acuíferos de manera sostenible, además de fomentar la edificación y preservación de instalaciones alternativas que puedan sustituir al sistema de drenaje cuando su implementación no sea factible.

 

MEJORAR EL MANEJO Y USO EFICIENTE DEL AGUA

Remitida a la Comisión de Recursos Hidráulicos, plantea que la autoridad promueva y coadyuve en la modernización de la infraestructura hidráulica de los distritos y unidades de riego, con el fin de mejorar el manejo y uso eficiente del agua, así como el fomento de la investigación y desarrollo de tecnología para la adecuada gestión del agua, incluyendo sus usos en el sector agrícola y acuícola.

La legisladora explicó que se trata de un planteamiento proactivo, y que su bancada aboga por el desarrollo de modelos limpios y eficientes en el uso de recursos, con un enfoque particular en aumentar la productividad del agua para domésticos, industriales y agrícolas.

 

Continue Reading

HOJAS LIBRES

El exceso del populismo demagógico

Published

on

También recurre al chantaje y la mentira para apropiarse de las instituciones republicanas * López Obrador sabe que sus barbaridades no van a prosperar, pero son parte de su estrategia electoral para denostar a la oposición y agredir a la Suprema Corte de aquí hasta las elecciones de junio

 

ROBERTO DOMÍNGUEZ CORTÉS

 

En su enésimo intento por apropiarse de las instituciones republicanas, Andrés Manuel López Obrador nuevamente recurre al chantaje, la mentira y la demagogia.

Asegura que las 18 iniciativas de reformas constitucionales y las dos legales son para beneficio del pueblo de México al propiciar importantes ahorros en el tesoro público nacional. Falso. Si alguien ha depredado el presupuesto público es precisamente el gobierno de la cuarta regresión.

El Tren Falla (sic) significa 500 mil millones de pesos sin ninguna utilidad, destinados al precipicio y con una incuantificable deforestación por los lugares donde supuestamente pasará.

El capricho de la refinería Dos Bocas ya impactó al erario federal en 400 mil millones de pesos. Inaugurada el 21 de marzo de 2022, después de dos años no ha refinado un solo barril de petróleo, así como tampoco ha producido un solo litro de gasolina.

Y en cuanto al aeropuerto Felipe Ángeles, el despilfarro alcanza la estratosférica cantidad de 415 mil millones de pesos. Un aeropuerto al que no llegan aviones, a pesar de obligar a transferir pasaje y carga desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Irremediablemente está condenado al fracaso.

Se trata entonces de un gasto inútil e innecesario de casi un billón y medio de pesos sin alguna utilidad hasta el día de hoy.

La mentira de López Obrador es evidente. La dilapidación presupuestal atenta en contra de la salud, la educación y sobre todo la seguridad de los mexicanos, a lo que tanto invoca en su perorata del 5 de febrero.

En su breve recorrido histórico con la exaltación de los próceres de la Independencia, la Reforma y la Revolución se presenta como lo que es: un consumado demagogo.

Retoma principios y postulados que no practica. Cuando habla de Morelos y sus Sentimientos de la Nación, reafirma que somos “una República con división de Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El gobierno liberal debe sustituir al tiránico”.

El cinismo de López Obrador es patético y de antología. Si alguien ha intentado someter a los tres Poderes, al Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal y al Instituto Nacional Electoral es precisamente el tiránico déspota con anhelos de dictador: “Al diablo con las instituciones. Y no me vengan con el cuento de la que la ley es la ley”.

Pues sí López. Las instituciones republicanas son el soporte de la Nación y las leyes el medio para preservar la paz, la tranquilidad y el Estado de Derecho que jamás se ha respetado durante la Cuarta Regresión.

Su trágica perorata no mide las consecuencias de sus palabras cuando cita al Benemérito de las Américas: “No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa sino con sujeción a las leyes”.

Si alguien vulnera permanentemente el orden legal y constitucional es Andrés Manuel López Obrador. Cuando presentó por primera vez su inconstitucional plan A para apropiarse del INE, ni el “fast track” más elaborado habría probado en el Congreso de la Unión un paquete de reformas inconstitucionales con celeridad inusitada.

En tres horas aprobaron lo que, por el número de hojas, ni siquiera hubieran podido contar una por una. El fraude legislativo fue tan evidente que la propuesta pasó sin cambiarle un solo punto y ni una coma. Hasta con errores gramaticales y de ortografía lo ratificaron sus lacayos de la Cuarta Regresión.

El que convoca sujetarse a las leyes como Juárez, gobierna en la improvisación, la mentira y la diatriba en contra de sus críticos y opositores.

Su objetivo son los dos pilares de la democracia mexicana y el sometimiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a la que no ha podido doblegar. Siempre ha querido apropiarse del control electoral a cargo del Instituto Nacional Electoral y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para manipular la elección presidencial e imponer a su desangelada candidata Claudia Sheinbaum.

Hoy lo ha logrado a medias con el ascenso de Guadalupe Tadei Zavala, representante del morenismo en el Instituto Nacional Electoral, pero sin que Tadei ni López puedan definir el rumbo del instituto por el contrapeso de los otros consejeros, aunque haya otros adictos a los caprichos del tirano.

En un exceso en contra del orden republicano y constitucional, López Obrador se ha atrevido a proponer que los ministros, magistrados y jueces sean electos por el voto popular, con el cuento de que así estaba previsto en la Constitución liberal de 1857. En entrega posterior demostraremos su falacia.

El mismo injustificado argumento plantea también para la elección de jueces y magistrados de los Tribunales Superiores de Justicia de las entidades federativas.

El derecho es tan complicado que sería aberrante caer en la improvisación, la corrupción y la inepcia de los “garantes” de la administración de justicia, sin carrera judicial, sin conocimiento de la ley y sin responsabilidad para sentenciar con imparcialidad y apegados al marco constitucional.

Nada más imagínese al acusado de violación Félix Salgado Macedonio, al lépero de Cuitláhuac García, a la impresentable Layda Sansores, al “inteligentísimo” Cuauhtémoc Blanco, a Rutilio Escandón y varios etcéteras más de la fauna lopezobradorista, en busca del voto popular para presidir la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los poderes judiciales de los estados.

López Obrador sabe que estas barbaridades no van a prosperar. Sólo que son parte de su estrategia electoral para denostar a la oposición y agredir a la Suprema Corte, con el desgastado argumento de que los neoliberales y conservadores se oponen a la democracia, al progreso y al bienestar del pueblo.

Ese pueblo que tanto ha ofendido con el despilfarro del patrimonio nacional. Con los cuatro millones de niños que ha dejado en el desamparo, sin alimentación y sin educación al desaparecer 27 mil escuelas de tiempo completo.

Los atentados a la salud ante la imposibilidad de surtir 45 millones de recetas. La falta de mastografías a un millón 300 mil mujeres. Las 7 mil 300 operaciones quirúrgicas dejadas de practicar. Y los más de un millón y medio de muertos por la irresponsabilidad y ligereza con el que se trató el Covid-19 y la enorme corrupción con los dineros sanitarios.

Esa sí es una canallada y un atentado a la Soberanía Nacional y al pueblo de México.

En el exceso de su populismo demagógico se atreve a proponer una jubilación de 100 por ciento que sólo puede concebirse en una personalidad deformada. En su inmensa ignorancia, como escolapio de primaria propone crear un fondo semilla de 64 mil millones de pesos a partir del 1 de mayo de 2024 para garantizar el ciento por ciento de jubilación a los trabajadores retirados.

Es de carcajada su propuesta. Para cubrir el ciento por ciento de jubilación al salario de los trabajadores se requeriría el doble, entre 130 mil y 140 mil millones de pesos sólo para el 2024. Habría que preguntarle al “prócer” de la patria de dónde van a salir esos 130 mil millones de pesos anuales sin una reforma fiscal para conseguir los recursos necesarios.

En medio de esa comedia laboral, la ignorancia de Claudia Sheinbaum le permite afirmar que ya revisó las cuentas y que esos 64 mil millones de pesos resuelven el problema de jubilación hasta el año 2030, cuando que el fondo semilla inicial apenas alcanzará para la mitad del año que corre.

Y desde luego como sus intereses personales son mayores que los del pueblo de México no se atreve a hacer una reforma fiscal. Sería el tiro de gracia a su desangelada candidata Claudia Sheinbaum con aumentos a los impuestos o la creación de nuevas cargas tributarias.

Tampoco habrá cómo financiar los 5 billones de deuda contratada en este trágico quinquenio, aunque López juró jamás endeudar al país, cuando que sólo en este año se ha contratado deuda por un billón de pesos.

Con ello se documenta su mentira número 100,001 desde las Mañaneras. Ampliaremos…

 

[email protected]

 

PD.- En próxima entrega cuánto se necesita para los gastos de jubilación, de Jóvenes Construyendo el Futuro, adultos mayores y discapacitados.

Continue Reading

LOS MALOSOS

Sandra y Caty, empoderadas por Ricardo Monreal

Published

on

El senador morenista es el amo y señor de la Cuauhtémoc * Luego de ver cómo está Zacatecas con los Monreal, nadie quiere que eso suceda en la alcaldía más importante de la Ciudad de México * La chapulina Cuevas ahora brinca a Movimiento Ciudadano y muestra toda su ingratitud al PAN, PRI y PRD

 

LOS MALOSOS

 

Es innegable que Ricardo Monreal Ávila es el amo y señor de la alcaldía Cuauhtémoc.

Recordemos que Néstor Núñez estuvo de alcalde en el periodo de 2018-2021 y buscaba la reelección, pero Claudia Sheinbaum se opuso e impuso a Dolores Padierna.

Núñez, cercano a Monreal Ávila, fue bajado de la contienda y al zacatecano no le cayó nada bien esta decisión, por lo que no operó en favor de Dolores Padierna y esto ayudó para que Cuevas Nieves ganara la elección en 2021.

De esta manera Monreal tenía la Cuauhtémoc bajo control por segunda vez.

Y va por la tercera, debido a que Ricardo impulsa a su hija Caty para que sea la próxima alcaldesa y esta vez, para no repetir lo de 2021, Padierna Luna se baja de la contienda y a cambio de eso negocia curules en el Congreso y un lugar para su esposo René Bejarano.

En concreto: Monreal es el amo y señor de la Cuauhtémoc, la “joya de la corona” de la capital del país.

 

NO QUIEREN QUE CON CATY SE REPITA LO DE ZACATECAS

Impresionante estuvo la marcha del domingo pasado en favor de la democracia, a la que acudieron casi un millón de personas al Zócalo capitalino que arribaron desde diversas regiones del país.

Hasta parece que se enteraron de la designación en esa alcaldía de la candidata de Morena, Caty Monreal, en la  Cuauhtémoc.

La decisión no cayó nada bien… y es que después de ver cómo han gobernado sus familiares, los Monreal, en Zacatecas y la llegada de la creciente inseguridad a ese estado, nadie quiere que suceda lo mismo en esa demarcación que fue pésimamente gobernada por una chapulina, digo, por Sandra Cuevas, quien se mostró traicionera y demostró la poca gratitud a los partidos PAN,PRI y PRD que la hicieron alcaldesa.

Como no respetó los lineamientos del proceso interno, la Alianza Va por la Ciudad de México hizo a un lado a Sandra, quien al ver que no logró conseguir la candidatura por la jefatura de Gobierno mejor busca ser senadora por Movimiento Ciudadano.

A Cuevas Nieves últimamente no le sale nada bien. No olvidar que presuntamente tuvo una relación con Adrián Rubalcava, quien al no ser candidato por la alianza para la CDMX optó por sumarse a la campaña presidencial de Sheinbaum Pardo, la enemiga número uno de Sandra.

Seguramente Cuevas se sintió traicionada por Adrián, de ahí que se hiciera chapulina al pasarse a MC.

Pero no la tiene fácil, pues para que llegue a la Cámara Alta necesita que la fórmula en la que participa con Alejandra Barrales obtenga la mayoría de los votos en la Ciudad de México.

 

CATY, EN ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN

La hija de Ricardo Monreal estuvo involucrada en un escándalo de corrupción, pues de acuerdo con la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, recibió contratos millonarios por la delegación a cargo de su tía.

El esquema se trianguló mediante una empresa gasolinera en la que es socia Caty y la cual recibió contratos por más de 3.2 millones de pesos de la delegación en Zacatecas.

Verónica del Carmen Díaz Robles, delegada de programas del Bienestar en el estado, es también tía de Caty Monreal.

Además, la empresa recibió otros 33 millones de pesos del IMSS y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La organización reveló que la empresa obtuvo 71 contratos, de los cuales al menos 59 fueron por adjudicación directa, por parte de la Secretaría del Bienestar en Zacatecas para la adquisición de combustible y vales de gasolina.

 

Continue Reading

DESTACADO