Connect with us

LA REVISTA

‘México, un país de cínicos’

Published

on

Se cumple el vaticinio del exmandatario José López Portillo * Para muchos especialistas en la materia, la mal llamada Austeridad Republicana se convierte en una actitud cínica y demagógica con la promoción de una “Revocación de mandato” inútil y costosa -cuatro mil millones de pesos, sólo para restregarle a los adversarios el gran apoyo “popular” del que goza el Presidente y su partido

 

POR FRAY LALITO

 

Será que en nuestro querido México ya se cumplió la profecía del ex mandatario José López Portillo y Pacheco, cuando desde hace más de cuatro décadas advirtió: “Lo peor que puede ocurrirle a México es convertirse en un país de cínicos”.

En ese caso, cada uno de los mexicanos estaríamos haciendo válida la definición de “cínico”: “Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación”.

En relación con este concepto, el filósofo francés Bédard propuso algunas “Dimensiones filosóficas del cinismo” que lo caracterizan especialmente en los “dirigentes”, dígase los políticos: Las prácticas que son el humor, la hostilidad, el sarcasmo, el irrespeto, la risa, la broma, la burla, la provocación, los criterios de validez, que son: la no coherencia entre pensamiento, palabra y acción; las fundamentales, la resistencia, la impasibilidad, la maldad, la mentira; y las de raíz, que son el dominio de sí mismo, la ironía, el escándalo, la exageración y el dogmatismo artificial.

Quizá muchos de los 130 millones de mexicanos han practicado el cinismo en nuestra cotidianidad de manera inconsciente. Sin embargo, la gran mayoría no lo ha hecho. Entonces ¿por qué podríamos ser considerados un país de cínicos..?

 

CINISMO EN INSEGURIDAD

Somos cínicos en la medida que lo son nuestros dirigentes. Somos cínicos cuando aceptamos el cinismo de nuestros políticos, los que toman las decisiones que a diario afectan nuestra salud, nuestra educación, nuestra seguridad y nuestro bolsillo.

Es el Presidente Andrés Manuel López Obrador cínico cuando defiende a Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública, después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) comprobó -con pruebas legales- que, cuando fue presidenta municipal de Texcoco, le retuvo a decenas de trabajadores, durante tres años, el 10 por ciento de su sueldo contra su voluntad, para reunir un fondo para Morena, lo cual implicó haber violado la ley electoral, además de la comisión de otros delitos que estarían por denunciarse por parte de los afectados, como son abuso de autoridad, fraude y desviación de recursos.

La pregunta que surge es ¿este es el ejemplo para los millones de alumnos del sistema educativo nacional: la impunidad y la violación de la ley?

Es cínico el Presidente de la República cuando dice que la maestra Delfina “es una mujer ejemplar” y que lo que hay en este escándalo es una campaña en contra de su imagen política y sus aspiraciones para ser gobernadora del Estado de México.

Se actualiza en este caso, en la persona de López Obrador, la definición del cinismo como una “persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación”.

Es cinismo presidencial defender y nombrar embajador en Panamá a Pedro Salmerón, acusado públicamente por varias mujeres de acoso sexual, como ocurrió también con Félix Salgado, cuando lo hizo candidato a la gubernatura de Guerrero.

Son cínicos el Presidente de México y sus arlequines: Sergio Gutiérrez, líder de los diputados; Mario Delgado, dirigente de su partido, y Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, cuando replican del ‘Preciso’ y arremeten y fustigan al INE por sus elevados sueldos y gastos excesivos como pago de alimentos de sus “mascotas” (perros de protección y seguridad del Instituto).

¿Acaso no es cinismo “ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”?

 

DE AUSTERIDAD REPUBLICANA A REVOCACIÓN DE MANDATO

Para muchos especialistas en la materia, la mal llamada Austeridad Republicana se convierte en una actitud cínica y demagógica con la promoción de una “Revocación de mandato” inútil y costosa -cuatro mil millones de pesos, sólo para restregarle a los adversarios, el gran apoyo “popular”, del que goza el Presidente y su partido.

Es cinismo y demagogia la pretendida venta del avión presidencial, cuyos gastos de mantenimiento y “pensión” seguimos pagando; el despilfarro por la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

¿Es ejemplo de Austeridad Republicana irse a vivir con su familia, en medio del lujo, la ostentación y la opulencia, a un auténtico Palacio que es un “Museo Nacional”, que pertenece al pueblo?

En México los presidentes habían vivido desde 1934 en la residencia oficial de Los Pinos. AMLO hizo lo contrario, emulando a su admirado presidente Lázaro Cárdenas, quien declinó vivir en el Castillo de Chapultepec, por considerarlo ostentoso, para irse a vivir a un rancho que terminó por convertirse en Los Pinos.

Otra gran incongruencia que raya en el “cinismo”, que es pública y enturbia el discurso de austeridad y anticorrupción, del Presidente es la forma de vivir de sus tres hijos mayores. Del mayor, José Ramón López, se sabe que, con su esposa brasileña, se da vida de príncipe. Una lujosa vida, con residencia en Houston, Texas, que no ha tenido recato en mostrar en sus redes sociales, como cuando se hicieron virales fotografías publicadas con su pareja disfrutando de unas vacaciones en Aspen, Colorado, un destino de superlujo.

Los hijos del Presidente, José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán, se convirtieron públicamente en el ejemplo de la opulencia, el oprobio y los excesos.

Andrés Manuel López Beltrán, el más político de los hermanos, quien podría ser el orgullo del “nepotismo presidencial”, ya cuenta en el gobierno de la 4T con una superestructura de funcionarios jóvenes que reportan primero en su escritorio, y después en el del titular del Poder Ejecutivo.

El más pequeño de los López Beltrán, Gonzalo Alfonso, se fue a “trabajar” en la estructura del equipo de Los Gigantes de San Francisco.

A mediados de 2019 se hizo pública una fotografía en la que el hijo del Presidente compartía el palco de honor del estadio regiomontano de los Sultanes, con los empresarios Alfonso Romo, Carlos Bremer y Carlos Slim.

 

EN INSEGURIDAD HAY CINISMO, SARCASMO Y RISA PRESIDENCIAL

Es cinismo el sarcasmo y la risa presidencial, cuando un periódico nacional publica que hubo una “masacre” más en el país y se rompe récord de muertes por delincuencia organizada.

Es cinismo decir cada mañana que “vamos requetebien”, pero sin resultados ni datos duros, sobre todo en seguridad, educación y salud.

Qué resultados se pueden esperar con colaboradores 90% de honestidad y 10% de capacidad. Improvisados, sin capacidad, sin experiencia y sin perfil, pero eso sí, todos honestos y de “izquierda”. Una periodista al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para resolver el problema más grave: la “inseguridad”, en defensa de “Abrazos no balazos”; una operadora electoral y recaudadora de fondos para campañas, al frente del proyecto más importante del país, la SEP; un agrónomo al frente de Pemex, cuyo mérito es haber sido el oficial mayor de AMLO en la CDMX, y quien toda su vida le ha administrado sus ingresos.

 

EL FRAUDE ELECTORAL MÁS GRANDE DE LA HISTORIA

Por colaboradores como este, el Presidente no usa tarjeta de crédito, nunca ha presentado una declaración de impuestos y ha tenido suficiente dinero para tres campañas presidenciales; el habilidoso -ahora de “izquierda”- autor del fraude electoral más grande de la historia reciente (1988) al frente de la CFE y promotor de la polémica “reforma eléctrica”; el más nefasto y culpable de nuestro récord mundial en muertes por Covid, López-Gatell, con los peores resultados del mundo en manejo de la pandemia… así que ¿cuál transformación? ¿Cuáles resultados? ¿Qué régimen quieren cambiar y por cuál otro?

Que digan qué clase de país quieren. Será tipo Noruega, Dinamarca, o será tipo Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia. Qué han resuelto en favor de los pobres, sino aumentar su número y convertir en dádivas, a “título personal”, los apoyos de “programas sociales”.

¿Acaso no es cinismo insistir en que “ya se acabó la corrupción” y que las escaleras de la corrupción “se barren de arriba para abajo”?

En los hechos, colaboradores y “cercanos” a AMLO han actuado en sentido contrario. Sólo basta revisar algunos escándalos y casos que se han hecho públicos en el gobierno de la Cuarta Transformación.

Las acusaciones de corrupción en Sener, Pemex, IMSS, CNDH, Conagua, INDEP, Conade y Segalmex. Está el caso de la renuncia del ex director del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Jaime Cárdenas, quien denunció ante la FGR corrupción de los actuales cuadros del Instituto en las subastas y robo de artículos y joyas.

Están los escándalos de los hermanos Pío y Martín López Obrador, los contratos de la prima del Presidente en Pemex e IMSS.

También hay casos mediáticos de los más cercanos colaboradores que han rayado en el cinismo: Manuel Bartlett (casas y contratos de su hijo); Rocío Nahle (parientes); Octavio Romero (parientes); Irma Eréndira Sandoval y John Ackerman (casas); Yeidckol Polevnsky (inmuebles fantasma).

Es cinismo presidencial decir que ahora la FGR es “autónoma” y que la venganza política no es lo suyo, cuando vemos cómo utiliza esa institución, encargada de la procuración de justicia, contra sus enemigos políticos. Rosario Robles, Francisco Cabeza de Vaca, Ricardo Anaya y hasta científicos del Conacyt.

El caso Veracruz, en el que defiende y alaba las cualidades del gobernador Cuitláhuac García, tras la cuestionada detención de José Manuel del Río Virgen, quien es secretario técnico de la Jucopo y amigo de Monreal. “Te detengo José Manuel, para que entiendas Ricardo” quién manda y quién pone las reglas de la sucesión.

Si el Presidente de la República es cínico, ¿debemos considerar a México un país de cínicos?

Son millones de mexicanos cómplices del cinismo cuando creen que está en marcha una “Cuarta Transformación”; cuando creen que ya se acabaron la corrupción, el nepotismo y las prácticas del “neoliberalismo”; y cuando aún hay la esperanza de que el líder del país tiene la capacidad de sacar al país de la crisis y reencausarlo por la via del bienestar y la justicia social.

Quizá sin darnos cuenta, y sin pretenderlo, ya nos convertimos en un país de cínicos.

EN PRIMERA PERSONA

Iracundo, AMLO arremete contra SCJN, UNAM e INE

Published

on

Semana difícil para el Presidente; no le tengo confianza a la mayoría de ministros; los ricos compran voluntades, acusa * Consejeros del INE permiten relleno de urnas, falsificación de actas, compra del voto y hasta robo de paquetes electorales * Califica como puro choro mareador mensaje del rector sobre plagio de tesis; quiere controlar la Máxima Casa de Estudios

 

MAURICIO ORTEGA CAMBEROS

 

A nadie sorprende el discurso beligerante y sin sentido del Presidente Andrés Manuel López Obrador. No sólo contra las instituciones que no se alinean a su plan de transformación (como ya lo ha admitido explícitamente), sino también contra ciudadanos, legisladores opositores, periodistas, politólogos y hombres de la cultura. Tiene para dar y repartir a todo aquel que ose opinar diferente o levante una crítica a su administración.

Habrá que reconocer, no obstante, que a los cotidianos embates desde la Mañanera hay espacios y tribunas, como los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales, donde las voces distintas no pueden ni podrán ser calladas. Un régimen como el de Venezuela y Nicaragua, donde la censura es absoluta y los disidentes terminan en la cárcel (en el mejor de los casos), será imposible en México en el poco más de un año que le queda de gobierno.

Semana por demás difícil tuvo el Presidente. Arremetió contra instituciones importantes, recordando su clásico: “al diablo con las instituciones”.

Interesante sería conocer cómo es el trato del Mandatario a sus colaboradores más cercanos, a sus asesores y a los secretarios del gabinete cuando los reúne a solas o en grupo en el despacho presidencial. No lo sabemos, pero lo podemos imaginar. Cuántos exabruptos y descalificaciones han de soportar con tal de no traicionar a su mesías y/o quedar fuera de la nómina. Si el tabasqueño no se puede controlar en público, en plenas conferencias de prensa, menos lo ha de hacer entronado detrás de su escritorio en Palacio Nacional. Ya algunos cercanos han dado visos de su carácter explosivo y malhumorado. La verdad saldrá más temprano que tarde, pues el poder que detenta no es eterno.

 

QUIERE EL CONTROL ABSOLUTO

Antes y después de ser investido como jefe del Poder Ejecutivo, el tabasqueño ha tenido antipatía contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La embestida es constante y brutal contra ministerios públicos, jueces, magistrados y ministros. “Son corruptos; se venden al mejor postor; tuercen las leyes; no tienen vergüenza”, son sólo algunas de las acusaciones.

En honor a la verdad, hemos sido testigos por décadas de que así ha sido en no pocos casos. Tampoco puede ignorarse que la SCJN ha estado al servicio del presidente en sexenios anteriores. Sin embargo, benéfico para todos sería que no todo quedara en la acusación pública ni en la descalificación mediática, sino en que López Obrador diera un paso más allá al ofrecer pruebas de sus dichos y presentar las denuncias penales ante las instancias correspondientes. “Son lo mismo”, atajará el Mandatario. Sí, pero ahí quedaría el precedente y seguro dentro del Poder Judicial hay mexicanos probos, justos y honestos.

¿Y qué hizo AMLO? Irse por el camino más fácil, pero el más intervencionista y antidemocrático. ¿Cuál? Quiso controlar a la SCJN al imponer a la ministra Yasmín Esquivel Mossa. De ese tamaño fue la osadía. De ese tamaño, también, fue su derrota. Deseaba el tabasqueño controlar dos Poderes y medio. A saber: el Ejecutivo, el Judicial y medio del Legislativo. Peligroso, muy peligroso.

Obvio es que la nueva ministra presidenta de la SCJN, Norma Piña, no se dejará intimidar o convencer por el Ejecutivo federal, como sí lo hizo su antecesor Arturo Zaldívar.

Pudo López Obrador dar un mensaje a México de que está del lado de la ley y del derecho, pero se obstinó y se puso del lado opuesto, el de la ilegalidad. Defendió y defiende a quien plagió su tesis de licenciatura. Minimiza el robo intelectual y lo justifica por su juventud e inexperiencia. Contesta que otros han cometido delitos peores. Es más, sentencia que sería bueno que todo se tratara de plagios de tesis. Desde el inicio, aceptó implícitamente que Yasmín Esquivel había copiado su trabajo.

¿Y entonces? López Obrador propuso a Esquivel para que fuera ministra de la Corte. El Senado se lo aceptó. Ante el escándalo y lo mal parado que han quedado ambos ¿no hubiera sido aconsejable y sano que el mismo Presidente le pidiera a su amiga y comadre (dicen) que presentara su dimisión? No fue así. Los dos están sentados en su macho y desafían a diestra y siniestra.

Y no todo termina allí. El ajuste de cuentas continúa. “No le tengo confianza a la mayoría de los ministros, pues vienen del antiguo régimen”. Y ahondó: “Lo que impera es que únicamente se castiga a quienes no tienen como comprar su inocencia”. Luego entonces, son los pudientes o influyentes los que tienen acceso a la justicia a cambio de sobornos. Y ya encarrerado acusó que desde la llegada de la nueva ministra presidenta, Norma Lucía Piña Hernández, ha aumentado la liberación de delincuentes al torcer el derecho. Primero, habría que sustentar esa estadística, y segundo, es injusto culpar a la recién llegada por los vicios de antaño.

Apenas va llegando como presidenta de la SCJN, y López Obrador ya la responsabiliza del aumento en la liberación de delincuentes.

En suma, el ataque a la SCJN continuará desde el Ejecutivo federal, con mayor razón luego del revés que le propinaron los ministros al darle la espalda a su recomendada, y al haber quedado al frente alguien que ya ha demostrado que no se someterá a la presión del tabasqueño y, que por añadidura, no comulga con la doctrina de la 4T.

 

“EL INE ES ANTIDEMOCRÁTICO”

Así como Genaro García Luna y Felipe Calderón Hinojosa son los villanos favoritos del inquilino de Palacio Nacional, también lo han sido y son el Instituto Nacional Electoral y su presidente Lorenzo Córdova. No se quedó cruzado de brazos al ser rebotada su iniciativa de reforma constitucional para desaparecer al INE y crear un organismo de consultas a modo. Le aprobaron su reforma “light”, conocido como el “plan B”, que estrangula económicamente a ese instituto. El objetivo es claro: hacerle daño al INE y en caso de perder las elecciones del 2024, ¡culpar a los consejeros de fraude!

En defensa del INE y la vida democrática de México que tanta sangre y dinero ha costado.

A la marcha ciudadana nacional de “El INE no se Toca”, respondió con la madre de todas las marchas. Movilizó a cientos de miles o millones para lavar la afrenta. Consumó su venganza. No debe olvidarse que el INE que hoy ataca López Obrador es el mismo instituto que organizó, celebró y contó los sufragios que lo llevaron a la Presidencia de la República en 2018. ¿De dónde viene, entonces, esa tirria? ¿De los supuestos fraudes que se cometieron en su contra -según acusa- en 2006 y 2012? Lo dudamos. La intención es manifiesta: controlar los comicios federales justo como se hacía en los tiempos en que Manuel Bartlett estaba en la secretaría de Gobernación, cuando se le cayó el sistema al momento en que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas iba adelante en los conteos.

Para AMLO la 4T no puede limitarse a los seis años de su mandato y después desaparecer. ¡Eso jamás! Hace hasta lo imposible para prolongar su gobierno a través de sus incondicionales, como Claudia Sheinbaum. Esa es su verdadera razón para rasurar, debilitar y, en su caso, controlar al INE.

Que el INE es caro, es innegable. Que los consejeros ganan mucho dinero, es inobjetable. Sería un error, en contra parte, desconocer que ha sido el instituto el que ha dado legalidad y certeza a los comicios. Volver al caos, a la incertidumbre y a la ley del más fuerte no es la opción. Los consejeros han puesto el dedo sobre la llaga al advertir el serio peligro que se correrá con los ajustes presupuestarios en camino. Por eso tampoco se han quedado pasmados y promoverán acciones de inconstitucionalidad contra la reforma electoral aprobada por Morena y aliados.

Los riesgos que ve venir el INE son puntuales y no mera retórica. Estos son: debilita la estructura del instituto, lo que pone en peligro las elecciones del 2024; vulnera la autonomía técnica en materia de fiscalización; retrocede en los avances del voto electrónico; cambia plazos que afectan la conformación del padrón electoral y los cómputos; habrá falta de condiciones para una competencia pareja con el involucramiento de los servidores públicos; habrá aumento de litigios post-electorales y, con ello, la posible anulación de votaciones en las casillas.

En síntesis: el INE advierte de caos antes, durante y después de las elecciones con esta reforma patito que fue hecha desde el Poder Ejecutivo para beneficiar al actual gobierno. ¿Es ese el escenario que desea dejarnos AMLO como herencia política? Parece que sí. Es en esos ambientes turbios donde el hoy Mandatario se mueve como pez en el agua. Lo suyo lo suyo es la movilización social; mejor criticar y dinamitar que gobernar y construir.

Los razonamientos no fluyen de Palacio Nacional. En cambio, sí el embate y descalificación sin sentido. López Obrador sustenta que no es su reforma lo que pone el peligro las elecciones, sino el propio INE. Sostiene que son los consejeros quienes permiten el relleno de las urnas, la falsificación de actas, el robo de paquetes electorales y la compra de votos. Si esas violaciones las ha cometido el INE, entonces el triunfo de López Obrador es cuestionable y carece de legalidad. No lo decimos nosotros, lo argumenta el propio político. Con esa reglas y anomalías que denuncia llegó a la cima.

Vale la pena anotar que son los ciudadanos (no el INE) quienes reciben los sufragios, los cuentan y llenan las actas. Es la autoridad, a veces el propio Ejército (no el INE) quien vigila y resguarda los paquetes. Y son los partidos, incluyendo a Morena, (no el INE) quienes compran los votos y sobornan a los ciudadanos.

Próximos consejeros del INE no deben doblarse ante el embate del actual gobierno, advierten Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, quienes ya terminan su gestión.

Un rotundo “que se vayan a engañar a otra parte” se escuchó como respuesta al INE desde la Mañanera. “Hacen politiquería y están inflando un supuesto problema”. No, no es un supuesto problema. Se trata de algo real y es responsabilidad no sólo del INE, sino de todos los mexicanos dar la batalla por la democracia y sus instituciones. ¿Más manifestaciones en protesta? Las que sean necesarias, a pesar de que le incomoden a quien se cree también “el rey de las marchas”.

 

VA TAMBIÉN POR LA UNAM

Nuestra Máxima Casa de Estudios no se escapa de la mira del tabasqueño. Acusa que la derecha y los conservadores se han apoderado de ella. Este año, Enrique Graue terminará su segunda gestión al frente de la UNAM. Habrá elecciones y nuevo rector. Un jugoso botín está en juego y, por supuesto, López Obrador lo añora. Qué mejor bastión para impulsar su 4T y adoctrinar a los universitarios.

Preocupación. Encuesta reveló que alrededor del 50% de las tesis de la UNAM tienen problemas de plagio.

A estas alturas, en Palacio Nacional ya analizan los perfiles de quienes pueden ser sus posibles abanderados. Que López Obrador tendrá su propio candidato o delfín, no lo duden ni tantito. Una guerra (que ya comenzó) se avecina en la UNAM y vaya que se trata de un terreno de extremo peligro.

El tema de la aún ministra Yasmín Esquivel ha servido para que el Presidente López enfoque las baterías a ese campo. Como Pilatos, el rector Graue se lava las manos, fue la primera embestida de Palacio Nacional. Sin el menor de los respetos por la autonomía universitaria, el Presidente califica la posición asumida por el rector como “puro choro mareador”. En otras palabras, le dice “mentiroso” o que “se está haciendo pendejo”.

El rector Enrique Graue no cayó en el garlito. Lo presionan para que la UNAM cometa errores en el caso de Yasmín Esquivel y esta pueda ampararse.

El tabasqueño es predecible y no puede ocultar sus verdaderas intenciones. Exige a la UNAM que le retire el título a Esquivel para que la SEP pueda proceder, y que además presente la denuncia penal correspondiente. La intromisión de López Obrador en la UNAM es descarada, pero eso es lo de menos. ¿Cuál es la prisa presidencial? Exacto, ahí está la clave. AMLO y la ministra Esquivel quieren que con las prisas la UNAM viole el debido proceso y cometa errores para que una vez que emita su fallo, la amiga (comadre) pueda acudir a los tribunales para ampararse y ganar, en su momento, un fallo que le permita recuperar el título y mantenerse firme en la SCJN.

Ni el rector Graue ni los abogados de la UNAM han caído en la trampa. Tardarán el tiempo que sea necesario; sustentarán el plagio sin lugar a ningún error; darán derecho de audiencia (pataleo) a Yasmín Esquivel; seguramente llamarán a declarar “al otro estudiante” Edgar Ulises, y a la impresentable, tramposa y desvergonzada maestra y directora de tesis Martha Rodríguez. Agotarán todas las instancias. No darán un paso en falso, como anhela López Obrador.

La Máxima Casa de Estudios ya citó a Yasmín Esquivel para que se defienda de manera formal. ¿Asistirá o mandará un propio?

Para quienes escuchamos al rector Graue, quedó bastante claro su mensaje (y también así lo entendieron en Palacio Nacional y la SCJN). Palabras más, palabras menos: de la UNAM nadie se burlará de esa manera, y habrá sanción ejemplar. Tiempo es lo que pide la UNAM. Y poco tiempo es el que le queda a quien está en vías de perder su licenciatura, doctorado y maestría (sí, en ese orden, aunque suene ilógico), porque la vergüenza la perdió hace mucho tiempo.

 

[email protected]

 

Continue Reading

COPIADURA

Claudia no puede contra Sandra

Published

on

Al final de cuentas, siempre sale ganando la alcaldesa de la Cuauhtémoc * El operativo del jueves pasado, una muestra de que la mandataria capitalina ya ve perdida la Ciudad de México… y puede también ser derrotada en la elección presidencial * “De mujer a mujer te digo: tú conmigo no puedes, te la voy a volver a ganar”, el mensaje de Cuevas a Sheinbaum

 

GALIO GUERRA

 

Una prueba más de que Morena ya da por perdida la Ciudad de México se dio la noche del pasado jueves cuando, con la excusa de una denuncia ciudadana, el secretario de la Contraloría General capitalina, Juan José Serrano, se presentó en las instalaciones de la alcaldía Cuauhtémoc para asegurar trece cajas con presunta “propaganda negra” contra la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo.

La principal acusada, y contra quien iba dirigido el excesivo operativo -obvio-, fue la alcaldesa Sandra Cuevas, quien ha sido convertido en el némesis de Claudia Sheinbaum Pardo.

Cabe mencionar, estimados todos, que la capital del país no se encuentra en tiempos electorales, por lo que no se puede configurar un delito de dicha índole.

Además, llama mucho la atención el bárbaro despliegue policiaco para asegurar trece cajas con presuntos panfletos. ¿Acaso los policías de la SSC, encabezada por Omar García Harfuch, no tiene nada mejor que hacer?

Casi doce horas después la SSC-CDMX tuiteó su respuesta: “La #SSC informa: Ayer, en @AlcCuauhtemocMx, 132 policías de @SSC_CDMX fueron desplegados para resguardar a los trabajadores y la población que se encontraba en la zona, debido a la llegada de civiles que pretendían retirar evidencias y agredir a los encargados de las diligencias”.

O sea, de un operativo sorpresa a una coordinación exprés.

Ojalá así fueran para contener a la delincuencia.

Es de hacer notar que estamos hablando de un proceso administrativo, no de un proceso judicial.

El “sospechosismo” surge de la prontitud con que la Contraloría capitalina realiza un operativo sorpresa para asegurar trece cajas con papeles impresos con información referente a la jefa de Gobierno.

En imágenes transmitidas por varios medios de comunicación y redes sociales se pudo apreciar lo que la mayoría llamaría “volantes” y una que otra lona de regulares dimensiones con textos (nada que no sea cierto) referentes a la administración de la Sheinbaum. ¿Dónde está el delito?

Por la mañana del viernes el periodista Ciro Gómez Leyva entrevistó al contralor Juan José Serrano y este funcionario lo mejor que pudo responder fue que dicho brutal operativo había sido como consecuencia de una denuncia anónima y no supo responder qué tipo de delito se estaba configurando.

Ya entrada la madrugada del viernes la alcaldesa Cuevas, junto con sus pares panistas Santiago Taboada, de Benito Juárez, y Lía Limón, de Álvaro Obregón, dieron un mensaje a los medios en la explanada de la demarcación.

Sandra Cuevas le mandó un mensaje directo a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum: “De mujer a mujer te digo: tú conmigo no puedes, te la voy a volver a ganar”.

Al preguntarle los medios de comunicación que cuál era el delito que estaban denunciando, Cuevas señaló: “Efectivamente nosotros no cometimos ningún delito, de eso estoy mil por ciento segura; al final, así hubieran volantes, los que quieran miles de volantes, eso no justifica el delito que cometió el fiscal de Cuauhtémoc, la contralora de Cuauhtémoc, el contralor de la Ciudad de México, porque privaron de la libertad, y ese es el delito, privaron de la libertad a todas las servidoras y servidores públicos que estaban en la Dirección General de Desarrollo Social, gente sindicalizada; aquí está la compañera, gente de estructura.

“Pero además violentaron el Artículo 16 y 14 Constitucional, les vuelvo a decir, son gente que no está preparada, no está estudiada, violentaron la Constitución, sin notificación entraron a una oficina a revisar y amenazan con venir mañana, que vengan las veces que quieran, nos tiene sin preocupación alguna, esos volantes que ellos dicen que encontraron yo jamás los vi, yo no bajo o al menos hoy no bajé a la Dirección General de Desarrollo Social”.

El alcalde Taboada manifestó que la alcaldesa Cuevas: “no está sola, venimos a respaldarla: fue excesivo el operativo y la violencia con la que llegaron, porque en 5 años causalmente el contralor nunca había entrado a una alcaldía”.

Apuntó: “Qué gran casualidad que estaban cerca de 300 granaderos, y sin oficio de por medio, llegaron a hacer supuestamente un operativo. Aquí estamos: vamos a dar la batalla, y nos van a seguir persiguiendo porque están perdiendo la Ciudad de México”.

Para nadie es un secreto la rivalidad entre Cuevas y Sheinbaum luego de que la primera ganara en las urnas “la joya de la corona”, la alcaldía Cuauhtémoc, a Morena, representada nada más ni nada menos que por la maquiavélica pareja conformada por la exdelegada Dolores Padierna y el “señor de las ligas”, René Bejarano. Y esto todavía no empieza.

 

COLEGIO DE NOTARIOS Y EDOMEX, COMPROMETIDOS CON LA PROTECCIÓN DEL ESTADO DE DERECHO: ALFREDO DEL MAZO

Durante la toma de protesta de los integrantes del Consejo Directivo del Colegio de Notarios del Estado de México, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza instó al gremio notarial a trabajar en coordinación e iniciar este nuevo ciclo asumiendo el compromiso con la protección del Estado de Derecho, el respeto a la ley, el desarrollo equitativo y el bienestar de la sociedad del Estado de México.

“Hoy que iniciamos una nueva etapa en la historia del Colegio de Notarios, refrendemos la responsabilidad que esta institución comparte con quienes servimos a la ciudadanía.  Iniciemos juntos este nuevo ciclo asumiendo nuestro compromiso con la protección del Estado de Derecho, el respeto a la ley, el desarrollo equitativo, y bienestar de cada familia mexiquense”, puntualizó.

Ante los nuevos miembros de este Colegio, cuya Junta Directiva será encabezada por Juan Castañeda Salinas, el dirigente mexiquense confió en que sabrán mantener los avances, el crecimiento profesional y el prestigio de esta institución.

En el mensaje que dirigió a notarias y notarios de las 201 notarías establecidas en la entidad, el gobernador Del Mazo recalcó que, por su confiablidad, transparencia e imparcialidad, este gremio es legítimo representante de los intereses jurídicos de las familias, en el marco del diálogo, la fe pública y la mediación cívica.

En el Estado de México, refirió el mandatario, existe una estrecha colaboración entre la administración estatal y el gremio notarial, ejemplo de ello son las 144 Caravanas por la Justicia Cotidiana, donde 48 notarios brindaron 4 mil 500 asesorías, registraron operaciones de compra-venta y otorgaron sucesiones, cancelaciones de hipotecas y más de 3 mil 400 testamentos.

“La generosidad de los notarios permitió que estas familias obtuvieran documentos de la mayor importancia casi en forma casi inmediata y de manera gratuita, lo que constituye un importante servicio social que hoy reconocemos”, externó.

Añadió que la sociedad cuenta con el respaldo del Colegio de Notarios, cuyos integrantes realizan su labor con dedicación y profesionalismo, respondiendo a la confianza que la ciudadanía les otorga como depositarios del cumplimiento de cada acto legal.

Como parte del trabajo con las mejores prácticas en el ámbito público, Alfredo Del Mazo refrendó su compromiso de no ampliar la cantidad de notarías en el Edomex durante su gestión, como muestra de respaldo al prestigio de este gremio por parte de su administración.

En este acto, realizado en el Auditorio del Instituto de Estudios Notariales del Estado de México, en Toluca, Alfredo Del Mazo dio la bienvenida a la nueva Mesa Directiva del Colegio, y reconoció el trabajo de la Junta Directiva saliente, a cargo de Rosamaría Montiel.

“Doy la bienvenida a la nueva junta que encabezará el licenciado Juan Castañeda Salinas, que además su experiencia, tanto en el ámbito del sector público como en el trabajo al frente del notariado y en los tres consejos directivos anteriores, estamos seguros que fortalecerá el trabajo de este gremio en todo el Estado de México y, reconociendo además su trayectoria como servidor público y también como notario”, expresó.

 

PRIÍSTAS NO CAEREMOS EN JUEGOS SUCIOS NI EN DESCALIFICACIONES: ALEJANDRA DEL MORAL

La precandidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura del Estado de México, Alejandra Del Moral Vela, enfatizó que los militantes del tricolor no caerán en juegos sucios ni en descalificaciones.

“Quiero pedirles que me acompañen, que me acompañen en el trabajo; que me acompañen en la batalla; que me acompañen en el acercamiento con la gente”, llamó a la militancia en Tepetlaoxtoc.

Del Moral Vela, quien también se reunió con militantes de Axapusco, señaló que el PRI ha demostrado que puede, que quiere y que tiene con qué y reiteró que los priistas mexiquenses siempre van hacia adelante y nunca se rajan, porque son mujeres y hombres valientes que saben enfrentar las dificultades y salen airosos de ellas.

“Demostramos que el PRI puede, el PRI quiere y el PRI tiene con qué”, expresó.

La precandidata tricolor destacó que el del PRI es un proyecto que no divide, sino que une, y no hay duda de que, cuando la causa y la meta es ayudar a la gente como una convicción y no como tema ideológico, es porque se están haciendo bien las cosas.

“Hoy me estoy reuniendo con priístas y esta precampaña para mí es muy importante porque nosotros no buscamos ni divisiones ni confrontaciones. No queremos dividir al Estado de México, todos los mexiquenses podemos vivir en esta tierra con diferencia de pensamiento, pero no nos queremos divididos”, finalizó.

Continue Reading

HOJAS LIBRES

Yasmín Esquivel y AMLO, cínicos y cómplices

Published

on

Quien carece de vergüenza jamás podrá avergonzarse de nada * El cese de su directora de tesis es la expresión más clara y la aceptación de que el plagio sí se consumó, aunque hoy la ministra permanezca en la impunidad.

 

ROBERTO DOMÍNGUEZ CORTÉS

 

Con inusitado cinismo Yasmín Esquivel Mossa ha enfrentado a los medios y asegurando: “No voy a renunciar porque no tengo nada de qué avergonzarme”. Tiene razón la plagiaria.  Quien carece de vergüenza jamás podrá avergonzarse de nada, a pesar de tener todas las evidencias en contra al fusilarse una tesis profesional para convertirse en delincuente universitaria.

El rector Enrique Graue Wiechers, la voz más autorizada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio su veredicto. La tesis de la todavía alumna Yasmín Esquivel Mossa guarda una similitud del 90 por ciento, con la del pasante de derecho Edgar Ulises Báez Gutiérrez.

Fue una acusación a medias porque no se atrevió a retirarle el reconocimiento profesional, bajo el inusitado argumento de que la UNAM no tiene facultades para el retiro de títulos profesionales. Sin embargo, fue severo en su apreciación respecto a Yasmín Esquivel cuando sentenció que “el plagio de una tesis no es asunto menor, es una conducta reprobable, una usurpación de ideas y talentos que ofende a la Universidad Nacional Autónoma de México”.

La afirmación de que no puede retirarse el título no tiene sustento. El derecho es un conjunto de leyes y cuando no existe ninguna aplicable a un caso particular procede la interpretación hermenéutica de la ley. Bajo esta denominación se previene que las disposiciones legales no se producen aisladamente, sí que se aplican en su conjunto, puesto que, al lado de cada mandato legal, todas las leyes se relacionan entre sí.

Bajo esta interpretación procede la aplicación supletoria de una o de diversas leyes, dentro del contexto de todo el ordenamiento jurídico constitucional y buscar la norma afín aplicable al caso específico de Yasmín Esquivel y proceder legalmente en contra de ella.

Lo malo es que el brazo ejecutor de la ley no mide a todos con el mismo rigor. La maestra Martha Rodríguez Ortiz ya fue retirada como catedrática de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. La sanción alcanza a Yasmín Esquivel. El cese de su directora de tesis es la expresión más clara y la aceptación de que el plagio sí se consumó, aunque hoy la ministra permanezca en la impunidad.

Pero el verdadero culpable de esas graves violaciones a la ley y a la constitucionalidad del Estado Mexicano es Andrés Manuel López Obrador.

Desde sus Mañaneras se ha encargado de amenazar a quienes atentan contra su protegida Esquivel Mossa, esposa de su amigo de transas José María Riobóo, beneficiario de obras sin licitar en el Departamento del Distrito Federal y ahora en el gobierno de López Obrador.

Del rector Enrique Graue, López Obrador ha dicho que no escurra el bulto y presente una denuncia ante la Fiscalía General de la República. Una propuesta poco afortunada.  Recuérdese que Alejandro Gertz Manero es un empleado de López Obrador y ha sido también pillado en el plagio de un libro sobre la biografía de Guillermo Prieto. Denunciado por catedráticos del Conacyt, no procedió la denuncia bajo el inadmisible argumento de que Guillermo Prieto había muerto hace más de 150 años, cuando que el tema no es legal sino ético y moral.

Ahora para distraer la atención y proteger a la ministra, el señor López vuelve a difamar y a ofender a quienes sí tienen méritos académicos y profesionales sin cuestionamientos.  Asegura que desde la llegada de la ministra Norma Lucía Piña Hernández a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, han aumentado los casos de corrupción entre jueces y magistrados. Y aquí lo vamos a documentar, diría el peleador callejero en funciones de Presidente de México.

De nuevo López Obrador usurpa funciones. Si algún juez o magistrado incurre en desacato judicial o dicta sentencias al margen de la ley, es el Consejo de la Judicatura Federal la instancia facultada para proceder a aplicar la sanción correspondiente. Sólo que López, como en el virreinato, ejerce funciones legislativas, ejecutivas y judiciales. Una democracia no a la mexicana sino a la lopezobradorista.

En un país de instituciones sólidas y de respeto a la ley, Yasmín Esquivel ya habría sido separada del cargo, sujeta a proceso penal y sentenciada con cárcel. En tanto el Congreso de la Unión habría intervenido para censurar al Presidente por los ataques a la ministra Piña Hernández, en un abierto atentado y a la soberanía de los Poderes de la Unión.

Los casos de plagio relevantes en el mundo han sido castigados severamente. En 1987 el actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, aspiraba a la denominación demócrata. Era un candidato carismático, de apenas 47 años, y con todas las posibilidades de ganar. Sólo que su intento se vio frustrado cuando se descubrió había plagiado parte de los discursos de Neil Kinnock, líder del partido Laborista Inglés, así como de Robert Kennedy, y Hubert Humphrey, vicepresidente de Estados Unidos durante el gobierno de Lyndon Johnson.

Así funciona un país demócrata al que tanto ha ofendido López Obrador con el desprecio de “al diablo con las instituciones y no me vengan con el cuento de que la ley es la ley”. Ese es el honesto demócrata que prometió acabar con la corrupción porque no somos iguales a los anteriores. Tiene razón. Son peores y más corruptos.

Para defender lo indefendible, los morenistas han invocado el plagio de la tesis de Enrique Peña Nieto y de Vicente Fox. Se les olvida que con la trampossa Mossa hay diferencias fundamentales. Peña Nieto plagió el 29 por ciento de su tesis profesional y no el 90 por ciento sin que esto sea justificable.  Además, para ser presidente de México no es necesario alguna calidad profesional, en cambio para ser ministro se exige el título de licenciado en derecho.

De Vicente Fox su desacato académico fue haberse titulado después de 35 años de haber egresado de la licenciatura en administración de empresas. Ello no conlleva delito alguno, como el que a diario comete Yasmín Esquivel cada vez que participa en un Pleno y firma acuerdos, decretos o sentencias con lo que mantiene vigentes el delito o delitos cometidos.

Vuelven a tener razón los morenistas con su comportamiento.  Son peores que cualquier pasado. El diputado de Morena, Alejandro Robles, ha propuesto una modificación a la ley para que quien haya cometido plagio y usurpación de profesión como Yasmín Esquivel, el delito prescriba en cinco años, tiempo en que podrá retirarse al delincuente el título y la cédula profesional.

Es otro grave atentado a la constitucionalidad del Estado mexicano. El Artículo 13 de la Constitución Política establece: “Nadie puede ser juzgado por leyes privativas ni por tribunales especiales”. El intento del diputado Robles lleva dedicatoria personalizada para la todavía ministra Yasmín Esquivel. Se trataría de una ley privativa para beneficiar a la plagiaria si llegara a aprobarse antes de sancionarla. La retroactividad propuesta por el diputado le favorecería y quedaría impune su delictivo proceder que actualiza todos los días mientras funge como ministra.

Una ley no puede ni debe estar dirigida a nadie en especial.  Todo ordenamiento jurídico es general y abstracto, porque quien comete una transgresión a la ley y se pone en la hipótesis que ésta previene, se aplica sin tener destinatario previo como pretende el diputado para beneficiar a quien sí delinquió como alumna, pasante y profesionista.

Y en el exceso de la arrogancia López Obrador vuelve a ofender a México y a sus instituciones: “Prefiero equivocarme con Yasmín Esquivel que darle la razón a Sheridan”.

Ampliaremos…

 

[email protected]

Continue Reading

DESTACADO