Connect with us

LA REVISTA

¿Influyentismo, amiguismo, compadrazgo?

Published

on

POR MARKOFLOS

 

El nombramiento de Adán Augusto López Hernández como nuevo secretario de Gobernación es, quizá, el cambio más importante del gabinete que ha realizado el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aunque muy acotada en las funciones políticas que le correspondían, la Secretaría de Gobernación sigue siendo, por Ley, la primera en jerarquía de todo el gabinete. Ahí han pasado personajes como Miguel Alemán, Luis Echeverría, Reyes Heroles y Fernando Gutiérrez Barrios.

Habrá que reconocer que Adán Augusto López tiene méritos suficientes, con una vasta carrera política.

Fue gobernador, senador, diputado federal y local. Hasta ahora no se le conocen logros o habilidades singulares para un encargo como el que le asignó, pero estará muy arrropado por la amistad y cercanía de su paisano, el Presidente López Obrador.

No es incorrecto ni ilegal nombrar un amigo con méritos en un puesto de primer nivel, pero lo que sí es inmoral, incongruente y mentiroso es que se diga que en este gobierno no existe el amiguismo, ni el compadrazgo, ni el nepotismo y, como siempre, “que ya no hay corrupción”.

Evocando los tiempos del México que les habría correspondido vivir a nuestros padres, versus lo que estamos viviendo, un buen amigo lo ilustraba así. A ellos les tocaron compositores como Agustín Lara, Armando Manzanero, Guty Cárdenas, mientras que nosotros debemos alegrarnos con Christian Nodal, Lupillo y, si bien nos va, con los Angeles Azules.

En el toreo elllos vieron las hazañas de Manolete, el Soldado y Silverio Pérez, mientras ahora parece que lo mejor que hemos tenido es al Zotoluco.

En materia de personajes políticos, esta anécdota sirva para ver los tiempos que vivimos. Había secretarías del gabinete que por su función eran consideradas “clave”.

La SEP la ocuparon personajes como Torres Bodet, Agustín Yáñez y Jesús Reyes Heroles, ahora tenemos a Delfina Gómez.

La exigua Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas -que desarrolló grandes obras de infraestructura y complejos urbanísticos y habitacionales- la ocupó uno de nuestros más grandes y prolíficos arquitectos, don Pedro Ramírez Vázquez; ahora la actual SEDATU está en manos del gris Román Meyer, cuyo único mérito es ser hijo del periodista Lorenzo Meyer.

La SCT estuvo en manos de ingenieros de vanguardia que realizaron obras formidables como José Antonio Padilla Segura y Eugenio Méndez Docurro, quienes diseñaron y construyeron la primera gran red satelital del país; recientemente, la otrora eficiente SCT, casi la ahoga en la corrupción Gerardo Ruiz Esparza.

Marcelino García Barragán no sólo fue jefe del Ejército, tenía bajo su mano firme la seguridad del terrritorio y de los ciudadanos, ahora contamos para esa función con la periodista Rosa Icela Rodríguez como secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.

 

RODEADO DE AMIGOS COLABORADORES

Como apuntábamos anteriormente, es normal y lógico que el Presidente se rodee de amigos colaboradores, con la única condición de que cumplan con el perfil y experiencia para el puesto.

Como es del dominio público, el nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y su familia gozan de la confianza y afecto del Presidente. Su hermana Rosalinda López Hernández es administradora de la Auditoría Fiscal y su esposo, Rutilio Escandón Cadenas, gobernador de Chiapas. Los dos cuentan con suficientes méritos para sus cargos actuales.

No creemos que el Presidente AMLO esté en favor del nepotismo, entendido como la preferencia que tienen algunos para dar empleos a algunos familiares o amigos, sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o alianza.

El Presidente, en los hechos, lo ha dejado en claro: 90% de honestidad y 10% de capacidad.

No se vale decir que ya no hay corrupción

El nepotismo aparece en niveles horizontales del gobierno de la 4T. Es el caso del legendario líder de “izquierda” Pablo Gómez, cuya esposa, Elvira Concheiro, designada tesorera de la Federación, era directora general del Centro de Estudios del Movimiento Obrero Socialista y fue militante del Partido Comunista Mexicano.

Francisco Luciano Concheiro Bórquez, ex militante del Partido Comunista Mexicano y hermano de María Elvira Concheiro, es subsecretario de Educación Pública.

Juan Luis Concheiro, hermano de María Elvira Concheiro, es director de la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados. Argel Gómez Concheiro, hijo de Pablo Gómez y Elvira Concheiro, es director general de Grandes Festivales Comunitarios en la Secretaría de Cultura de la CDMX.

Y quizá con mejor perfil está el caso de Galia Borja Gómez, sobrina de Pablo Gómez, era la tesorera y fue nombrada subgobernadora del Banxico.

María de los Angeles Rosario Comesaña y Concheiro, prima de la tesorera Elvira Concheiro, es directora de Análisis en la SCT.

El  subsecretario de Semarnat, Tonatiuh Herrera, es hermano del recién relevado y quien será el nuevo gobernador del Banxico, Arturo Herrera.

Nombramiento reciente de Bertha Alcalde como responsable jurídica de Cofepris, tendrá a su cargo las autorizaciones en materia de medicamentos, ¿pero qué creen?, es hermana de Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde… las dos hijas de Bertha Luján, quien ha sido una de las más cercanas colaboradoras de AMLO desde el gobierno de la CDMX como su contralora.

Arturo Alcalde, esposo de Bertha Luján, es un abogado laboralista, dedicado a defender a los sindicatos independientes de México y se ha hecho público que tuvo un papel relevante en la negociación del “outsourcing”.

Ante los hechos, no palabras, son muchos los casos de designación de cargos de familiares en el gobierno de la 4T, igual que los gobiernos neoliberales, nada distinto a los tecnócratas.

 

PRESIDENTE COMPLACIENTE CON SU GENTE

No cabe duda que el Presidente Andrés Manuel, “por la buena es muy bueno y por la mala es muy malo”, como diría el gran cantautor Juan Gabriel, ha sabido compensar con creces a quienes le han profesado lealtad, amistad y apoyos.

Gerardo Esquivel, a quien AMLO mando a Banxico como subgobernador y a quien ahora acusa de “ultraconservador”, es esposo de Graciela Márquez, nombrada vicepresidenta del INEGI y antecesora de Tatiana Clouthier en la Secretaría de Economía.

En condiciones similares de nepotismo estaba la ex secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, antes de caer de la gracia de AMLO.

Un hermano, Netzai Sandoval Ballesteros, es director general del Instituto de la Defensoría del Consejo de la Judicatura Federal. Su otro hermano, Pablo Sandoval, era superdelegado en Guerrero; su esposo John Ackerman todavía tiene varios programas de TV en el SPR.

También se supo que Irma Eréndira logró convencer al presidente de nombrar a su sobrino, Arturo Reyes Sandoval, como director general del Instituto Politécnico Nacional.

El secretario particular del Presidente, Alejandro Esquer, ha hecho sus “recomendaciones” en el gobierno de su jefe AMLO. Su hija Carmelina Esquer Camacho es presidenta de la filial Pemex Procurement International (PPI), encargada de realizar las compras de productos de importación de la petrolera a cambio de un salario superior a 20 mil dólares mensuales.

La esposa de Esquer Verdugo, Alejandra Camacho González, se benefició también de esta constante gubernamental y fue nombrada en febrero de 2019 gerente de Capacitación del Corporativo Petróleos Mexicanos.

Con el nombramiento de Adán Augusto López como secretario de Gobernación, el Presidente López Obrador consolida lo que podría denominarse el “Grupo Tabasco” con nombramientos en puestos clave de la 4T de paisanos suyos.

Aquí las muestras: Javier May, secretario de Bienestar; Octavio Romero, director de Pemex; Audomaro Martínez, en el Centro Nacional de Inteligencia (antes Cisen); Juan Antonio Ferrer, en el Insabi; Carlos Ruiz Abreu, director del Archivo General de la Nación; Marcos Herrería, director de Administración de Pemex; Rafael Martín Mollinedo, titular del Corredor Interoceánico; Rosalinda López, administrador de la Auditoría Fiscal del SAT; Oscar Rosado Jiménez, en la Condusef; Humberto Hernández, subsecretario de Sectur, y Agustín Rodríguez, vocal ejecutivo del Fovissste.

La mayoría de los casos que hemos mencionado no es ilegal, ni se encuentra en el supuesto de nepotismo que establece la Ley de Resposabillidades. Sin embargo, otras figuras como el influyentismo, el amiguismo y el compadrazgo podrían aplicarse al cien.

Por ello no vale salir a decir que todo eso ya se acabó. En tanto no esté bien definido el andamiaje jurídico para echar a andar el Sistema Nacional Anticorrupción y figuras jurídicas que le corresponde sancionar, diremos en algunos años “Lo que no fue no será”, el retraso en la materia se hará cada vez más largo.

HOJAS LIBRES

Las corcholatas de AMLO meten las patas

Published

on

El calificativo que denosta la vulgaridad presidencial * La salida de Monreal de Morena puede provocar un cisma de consecuencias funestas para López Obrador y su grupo, en tanto que varios morenistas abandonarían un partido que al final del 2024 irá en decadencia junto con el Presidente.

 

ROBERTO DOMÍNGUEZ CORTÉS

 

Con absoluta falta de respeto a las personas y a las instituciones, López Obrador ha definido a los aspirantes a sucederlo como las corcholatas. Independientemente de la vulgaridad presidencial para dirigirse a sus “colaboradores”, en una ofensa y una mofa a Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López, los más visibles herederos hasta este momento.

Hacia el interior de Morena, la militancia ha definido sus preferencias en favor de la frustrada aspirante a quinceañera, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, al otorgarle un 30.8 por ciento en las encuestas morenistas.

Marcelo Ebrard, colaborador de Andrés López, desde la época de Manuel Camacho Solís regente del Distrito Federal, cuando López Obrador se apropiaba del Zócalo capitalino, empata con la Sheinbaum, al tener el 30 por ciento de las simpatías entre la militancia del partido en el poder.

Hay un dato curioso en dos de los contendientes del establo morenista. Ricardo Monreal tiene a su favor apenas el 10 por ciento de la militancia. No es poca cosa. Es el único que con fuerza propia ha desafiado al poder presidencial y no está entre la terna de cuatro que López Obrador, hasta ahora, ha definido como sus posibles candidatos (que no sucesores).  Nada garantiza que el elegido gane la elección presidencial.

La sorpresa y la frustración política y personal la ha dado Adán Augusto López, secretario de Gobernación, cuando que apenas araña el 5 por ciento de reconocimiento entre las huestes del partido de López Obrador.

El dato es relevante por tres razones. Tradicionalmente el secretario de Gobernación ha sido el hombre más poderoso del gabinete presidencial. De facto es jefe de gabinete en funciones de vicepresidente, coordinador de la gobernación del país y con los Ejecutivos estatales, y en la época priísta jefe nato de los 32 gobernadores.

Y finalmente es el paisano de Andrés Manuel López Obrador, llevado al gabinete presidencial con el capelo cardenalicio de la sucesión. Nada de esto le ha valido a una de las corcholatas destapadas en una de las tantas soporíferas mañaneras, en contraste con el tapado del priísmo.

En la nueva distribución administrativa y geográfica del poder (16 gobernadores de Morena), Adán Augusto López se ha quedado relegado a pesar del peso político de la Secretaría de Gobernación y su indiscutible cercanía con López Obrador.

Hasta hoy la distancia entre la Sheinbaum y el otro López parece insuperable.  De 30 a 5 puntos, la diferencia de 25 augura que los días en política de Adán López están contados y tienen fecha de caducidad anticipada, independientemente de si Marcelo Ebrard resultara beneficiado con el visto bueno presidencial.

En lo que sí compiten parejo Adán Augusto López y Claudia Sheinbaum es en demostrar quién es más servil y genuflexo ante el supremo elector del 2024, con la advertencia de que López Obrador será el destapador de la corcholata escogida, pero no el que defina al próximo presidente de la República si la oposición mantiene la cohesión demostrada en el Congreso de la Unión, con la que ya derrotó a López Obrador en la reforma eléctrica.

López Hernández, en un acto de sumisión extrema, se atrevió a afirmar en Sonora: “Si por apoyar al Presidente tengo que renunciar, renunciaré”. Fue un acto demagógico por excelencia y ventajoso, al saber de antemano que halagaba la megalomanía de López Obrador, al darle gusto de mandar al diablo a las instituciones.

Sin algún recato López Hernández utilizó el tesoro público para hacer proselitismo en favor de su titiritero, al trasladarse en un avión de la Guardia Nacional y disponer de horas de trabajo en plena veda electoral a unos días de la farsa llamada revocación de mandato.

Clàudia Sheinbaum hizo lo propio. En un acarreo desmesurado, ofensivo, ante el Monumento a la Revolución, se puso de rodillas ante López Obrador para decirle “aquí estoy Presidente, soy la mejor opción”. Y no ha tenido empacho en decir que México está preparado para tener una mujer presidente. Es posible que sí.  Pero no ella.

En cambio Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal se conducen con más categoría y sin caer en servidumbres. Reconocen el trabajo de López Obrador y la 4T, pero en ningún momento han tenido los excesos que caracterizan a sus otros dos oponentes.  Ni Ebrard ni Monreal han dado muestras de acróbatas circenses de la política.

Incluso Claudia Sheinbaum lleva colgado el sambenito del accidente de la Línea 12 del Metro. Cierto que se construyó durante la jefatura de Marcelo Ebrard, Miguel Mancera suspendió el servicio de esa línea para darle mantenimiento, pero a la que se le cayó y sobre la que recae la verdadera responsabilidad es en Sheinbaum, pues varias veces fue advertida del peligro latente, específicamente en ese tramo donde murieron 26 inocentes y si siquiera se les ha dado la indemnización y la atención debida.

A tal punto le fastidia y le ha pegado a la jefa de Gobierno ese trágico episodio que ha amenazado con demandar a la empresa noruega DNV, por hacer un peritaje poco profesional, casi casi amañado, cuando que antes de contratarla le dedicó los mejores elogios, y en los dos primeros peritajes le hizo un extenso reconocimiento.

Ello quiere decir que en el tercer peritaje se advierte la responsabilidad de Sheinbaum y la cesante directora del Metro Florencia Serranía.

En un país serio y de sólidas instituciones, las dos funcionarias ya estarían separadas del cargo y sujetas a responsabilidad criminal, civil y administrativa.  Pero en México, país de ficción, no sólo se goza de cabal impunidad si no que se siente la futura presidenta de la República.

Antes de demandar a DNV, Claudia Sheinbaum debería de pensarlo dos veces, pues se le puede revertir en mayor medida y afectarla más de lo que ya tiene en su haber, como responsable de la tragedia del 3 de mayo de 2021. El prestigio de la empresa noruega lo avala su presencia en más de 100 países y con más de 150 peritajes certeros. Sólo un dato: En 2021 facturó 2 mil 500 millones de dólares por todo el mundo. De ser demandada, la respuesta de DNV ya se adivina para poner en ridículo y al descubierto la irresponsabilidad de la jefa de Gobierno.

Con Ricardo Monreal habrá que tener cuidado con todo y que 10 puntos son apenas un tercio de los acumulados por Ebrard y Sheinbaum. Ello le cancela las posibilidades reales de convertirse en candidato y ulterior Presidente, sólo que con un 10 por ciento de las preferencias, la salida de Monreal de Morena para irse por la libre, puede provocar un cisma de consecuencias funestas para López Obrador y su grupo, en tanto que varios morenistas abandonarían un partido que al final del 2024 irá en decadencia junto con su Presidente.

El desprendimiento en lo que hoy se presume como grupo compacto ya es evidente.  Además, el uso indiscriminado del tesoro nacional para cumplir caprichos presidenciales y mantener una base electoral en los jóvenes sin futuro, adultos mayores y discapacitados anuncian una crisis fiscal de fin de sexenio.

Ya no habrá dinero para mantener los 350 mil millones de pesos anuales, destinados a la base electoral lopezobradorista disfrazados de programas sociales. Y ello se traduce en la derrota presidencial de 2024. Ampliaremos…

 

[email protected]

 

Continue Reading

EN PRIMERA PERSONA

De vuelta (IV)

Published

on

Todo comenzó como un juego y terminó en adicción * Fui testigo de cómo algunos periodistas y gente de la misma seguridad de los vestidores tomaban artículos utilizados por los jugadores durante el Super Bowl y se los “guardaban”

MAURICIO ORTEGA CAMBEROS

Asistí a mi primer Superbowl en 2002. Por invitación de mi amigo de toda la vida, Antonio Moreno, acudimos a Nueva Orleans al encuentro de los Carneros de San Luis contra los Patriotas de Nueva Inglaterra.
El favorito era el equipo de Kurt Warner, quien buscaba su segundo campeonato. Del otro lado, aparecía un jugador casi desconocido: Tom Brady, quien ocupó el puesto de Drew Bledsow por una lesión. De ahí en adelante Brady jamás dejaría el puesto de titular hasta que decidió abandonar a los Pats.

Con el equipo que se desplazó desde Nueva York.

Antes, se celebró en México el American Bowl en el Estadio Azteca en 1994, entre los Vaqueros de Dallas y los Petroleros de Houston.
Entrada récord para un partido de la NFL, pues fueron más de 112 mil asistentes. Ahí se dio mi primer acercamiento con la alucinante NFL. Acudí en calidad de reportero y la experiencia resultó épica.
Conocer personalmente a Emmitt Smith, Troy Aikman, Michael Irving y a todos esos jugadores que ganaron 3 títulos del SB fue inolvidable. Entrevistas, sí, pero para ser sinceros lo mejor fueron las selfies y los autógrafos obtenidos.
Hubo otros juegos en la CDMX. Miami contra Denver, es decir, Dan Marino vs. John Elway. Arizona contra San Francisco; Kurt Warner (quien no jugó) vs. Alex Smith. Sólo por recordar algunos.

En 1999, el entonces presidente Ernesto Zedillo me entregó el diploma por haber ganado “La Prensa” el Premio Nacional de Periodismo en el rubro de fotografía.

Para qué le cuento la experiencia vivida. Desde los 5 años de edad comencé a seguir los partidos de la NFL. En ese entonces, casi todos los domingos transmitían los juegos de los Vaqueros de Dallas por canal 13. Ese ha sido siempre mi equipo, no los Pats.
Aquella final del 2002 la ganó Tom Brady con el gol de campo de último segundo de Adam Vinatieri. Fue un encuentro con la mayor vigilancia posible, pues se daba después del ataque a las Torres Gemelas en septiembre de 2001.
En ese entonces supe que medios mexicanos y sus reporteros eran acreditados para los partidos finales. Qué caray, yo en el periódico de mayor circulación y como director tenía que asistir. Y así fue. Calculo unos 12 o 13 viajes al Superbowl.
La verdadera fiesta era durante la semana anterior al gran partido. Entrevistas a los participantes de los equipos finalistas. Acercamiento al mundo de la NFL en los centros de prensa a donde acuden los dueños, jugadores en activo y retirados de todos los equipos; artistas y hasta cantantes.

Entrevista con el comandante Fidel Castro en Cuba.

Es cierto, más que a trabajar, iba a disfrutar: más fotos, todas las fotos posibles, y más autógrafos. Pero que conste que no era yo el único directivo de un medio mexicano que hacía eso. Por allá me encontraba y saludaba a jefes y dueños de diarios, de estaciones de radio y canales de televisión.
Claro que tampoco iban a laborar. Ellos también acreditaban a su equipo de periodistas y fotógrafos. Aún más, la NFL era consciente de ello. No pasaba nada. La liga sólo daba las acreditaciones. Había que pagar vuelos, hospedaje y comida.
Además de lo anterior, comencé a acudir dos o tres ocasiones al año a las convenciones de deportistas que organizan varias empresas para conocer, saludar, tomarse fotos y obtener autógrafos de todo tipo de atletas. Todo cuesta y bastante, por cierto.
Así conocí a leyendas como Muhammad Ali, Hank Aaron, Magic Johnson, Roger Staubach, Terry Bradshaw y Michael Jordan, por mencionar únicamente a algunas de las decenas o centenas que vi en vivo y directo. Pero en México sucedía igual. No dejé escapar a Pelé, Maradona, Tony Dorsett y todo deportista leyenda que acudía a la ciudad capital. Lo mismo ocurrió con los boxeadores, toreros, futbolistas y atletas olímpicos mexicanos.

Asamblea del Club Primera Plana en 1998. Rendí mi informe como presidente. Me acompañan Fernando González Mora y Víctor Manuel García Solís.

Y por si lo anterior no fuera suficiente, descubrí las casas de subastas donde ponen al mejor postor los jerseys, cascos, balones, pelotas de béisbol, bats, tenis, balones de basquetbol, guantes de box y todo lo que Usted pueda imaginar que han usado los mejores atletas y deportistas del mundo. Es toda una industria la venta de autógrafos, objetos usados y memorabilia.
Experimentemos, me dije. Todo comenzó como un juego y diversión. No había nada de malo en todo lo anterior (ni siquiera en la cacería de atletas para las selfies). Era un gusto personal. Pero sin darme cuenta, me volví fanático. Las cosas comenzaban a salirse de control. Las prioridades carecían de razón. Inversión de mucho tiempo y dinero en lugar de dedicar el espacio a la casa y los ahorros.
En suma: el gusto derivó en idolatría, sí, idolatría a los jugadores y la miemorabilia. Había puesto en el centro de mi atención a ese hobby en lugar de mi familia y de Dios. Era cuestión de tiempo para caer. Lo mío era ya como lo de un apostador, un jugador de cartas o un alcohólico. Una verdadera adicción; y como todas, muy dañina.
Admitiendo lo anterior, puedo afirmar que no estaba endiosado con Tom Brady. Le explico. Durante los más de 10 Superbowls que acudí, en seis o siete estuvo presente el que es ahora el mejor jugador de todos los tiempos. No había más, acudía a sus entrevistas, le solicitaba la foto del recuerdo y estrechaba su mano. Eso sucedía con todos los jugadores estrellas.

Ciudad de México, con el Rey Pelé.

No tengo la menor duda que Brady, aunque no me conocía por nombre, ya me identificaba bien por tanto encuentro. Sólo sonreía al verme.
Y permítame platicarle algo que es verdad. Cuando empecé a acudir a las entrevistas en los vestidores del equipo ganador del SB todo era una gran celebración, una verdadera pachanga y absoluto caos. Yo iba a lo mío: por el saludo, la foto con los campeones, pisar el terreno de juego, subir a la plataforma donde suben los ganadores y en un par de ocasiones hasta tocar el trofeo Vince Lombardi.
¿Qué más podía pedir o desear? Nada, según creía.
Durante la cuarta o quinta ocasión que entré a los vestidores me percaté que algunos periodistas se apresuraban más de la cuenta para entrar. Ya adentro y en medio de esos festejos y caos, fui testigo de cómo algunos periodistas y gente de la misma seguridad de los vestidores tomaban artículos utilizados por los jugadores durante los partidos y se los “guardaban”. Había que hacerlo pronto y ganarle a la gente del equipo que de inmediato juntaba y guardaba las prendas. Continuará.

Con Irving “Magic” Johnson, en Los Ángeles.

PUNTO Y APARTE
Vaya despropósito tienen las autoridades al manejar la posibilidad de una nueva verificación de los automóviles. Dice AMLO que no pasará, pero cuando el río suena… Quieren revisar la carrocería, frenos, defensas, amortiguadores, luces y hasta el claxon para que estén en perfecto estado. De lo contrario, no podrían circular. El pago por la inspección ronda por los mil pesos. No son iguales a los anteriores… ¡son peores!
Mejor que supervisen los actuales verificentros, pues la corrupción ya galopa como antes. Un moche y su coche pasa. Los ganones son los dueños de esos centros y, obvio, las autoridades que se hacen de la vista gorda. Los automovilistas no escapan de la culpa. ¿Corrupción? No, ¡esa ya se acabó!

Joseph Zucco, productor de NFL Media, encabezó la entrevista en México

[email protected]

Continue Reading

COPIADURA

AMLO va por la UNAM

Published

on

La Máxima Casa de Estudios, bajo asedio * El Presidente también quiere destruirla, como hace con tantas instituciones a las que tacha de conservadoras, neoliberales, protectoras de corruptos. Una de las mejores universidades del mundo quiere convertirla en un centro de adiestramiento y adoctrinamiento

 

GALIO GUERRA

 

Muchas gracias a la indómita Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor, más conocida como Elena Poniatowska, por esos 90 años y millones de enseñanzas. Seguiremos leyendo más respuestas de Dios o del diablo

 

Si alguno de ustedes creyó que los ataques de Andrés Manuel López Obrador contra la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, de ahora en adelante) eran nuevos están -como dijera la mamá del narco- “pero bien equivocados”.

Permítanme empezar por el final, por lo que yo creo es el leitmotiv de AMLO (también de ahora en adelante), él lo que busca es el control de la educación media superior en nuestro país y para ello debe hacerse del control de la rectoría universitaria.

Dejen, me explico. AMLO es un resentido social, alguien que está contra todo y contra todos, pero que oculta muy bien ese sentimiento bajo el disfraz de que se preocupa por los demás. Recuerdan que “primero los pobres” o “nada ni nadie por encima de la ley”.

Bueno, pues lo primero lo cambió por la escasez de medicinas, por ejemplo, para niños con cáncer, y lo segundo con un rotundo: “no me vengan con que la ley es la ley”.

Pero, estoy pero bien desenfocado. Déjenme les cuento un poquito de este señor para que entendamos el porqué de su ira contra la UNAM.

 

AMLO, EL ¿ESTUDIANTE?

El 12 de diciembre de 2019, el diario deportivo Récord, en su sección de información general, publicó una nota en la que rememoró el mal paso de López Obrador como estudiante de la carrera de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM.

El historial académico expuesto mostró “un promedio de 7.54, así como siete materias sin aprobar de las 35 que conformaban el plan de estudios en 1973”.

Según la nota de Récord reprobó materias como Economía, Interpretación de la Historia, Ciencia Política y Estadística durante sus años como universitario.

Respecto a los exámenes, AMLO presentó 39, de los cuales 16 fueron extraordinarios, reprobando reiteradamente varias materias; fue así como después de 15 años, el Mandatario obtuvo su licenciatura.

Bien, de manera sucinta, ahí tenemos la razón palmaria de por qué López Obrador no sólo odia a la UNAM, sino que también quiere destruirla como hace con tantas y tantas instituciones a las que tacha de conservadoras, neoliberales, protectoras de corruptos. En fin, se siente el mesías que debe renovar la esencia nacional, aunque no sea necesario.

Pero, como habíamos comentado, su animadversión por la Máxima Casa de estudios no es nueva. Su crítica a la “derechización” y complicidad con corrupción y saqueos ya tiene sus ayeres.

Recuerdan ustedes aquella diatriba de “hasta la UNAM se volvió individualista, defensora de los proyectos neoliberales, perdió su esencia, de formación de cuadros de profesionales”, indicó en una de sus mañaneras del pasado mes de octubre.

Además, reprochó que la UNAM se haya “derechizado” e incluso señaló a algunos de sus exfuncionarios, como el exrector José Narro Robles.

Luego retomó sus ideas sobre el conservadurismo, al decir que las aulas se llenaron de profesores y estudiantes con esta doctrina de pensamiento.

En su obnubilada mente no olvida el rechazo a él y al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas mientras aspiraban a formar parte del gobierno del país.

No tiene en cuenta que la comunidad universitaria siempre ha sido contestataria y que nunca ha mostrado simpatía, trátese de Fox, Calderón o Peña.

“¿Qué hacía entonces la UNAM cuando se saqueó al país? Nosotros ni podíamos ir, yo me acuerdo que en 2000 era candidato a jefe de Gobierno, acompañé al ingeniero Cárdenas y nos organizaron una celada con porros”.

También atacó a los estudiantes de periodismo, a quienes espetó.

“Los que estudian comunicaciones en la Facultad de Ciencias Políticas, en la Ibero, en donde hay carreras de periodismo, tienen que informarse; las universidades fueron tomadas también por el conservadurismo, la derecha. Entonces hay que estar agitando sobre estos temas porque va a ayudar mucho”, dijo.

 

REACTIVA BATERÍAS

López Obrador retomó a principio de la semana sus críticas en contra la UNAM por la actuación de sus estudiantes de medicina durante la pandemia de Covid-19 y alegó que durante la emergencia sanitaria por el coronavirus no apoyaron a los servicios de salud pública.

“Las enfermeras, la mayoría arriesgó la vida en la pandemia, hicieron algo extraordinario, pero hay una élite que tiene un pensamiento retrógrada. Es como el caso, con todo respeto, de la UNAM. Y yo siempre digo lo que pienso, no me voy a callar, voy a reclamarles que enfrentamos la pandemia y, en vez de convocar a todos los estudiantes, se fueron a sus casas”.

Empero, ahora la comunidad puma le emitió un comunicado en el que puso los puntos sobre las íes.

 

LA UNAM INFORMA

“Recientemente, en forma pública, se ha cuestionado la labor de nuestros estudiantes durante la pandemia, sugiriéndose que la Universidad Nacional Autónoma de México impidió a las y los alumnos, en sus diferentes grados académicos, participar con las  autoridades sanitarias federales y locales en la lucha para la superación de la crisis sanitaria que tantas vidas cobró en nuestro país. Al respecto es pertinente hacer algunas aclaraciones:

1.- Fue la autoridad sanitaria la que, con fecha 19 de marzo de 2020, en su oficio DGCES.DG-037-2020, suspendió todas las actividades de los ciclos clínicos de pregrado, solicitando a los directores y directoras de hospitales y jurisdicciones sanitarias que los estudiantes no acudieran a las instituciones de salud.

2.- Los pasantes del servicio social que se encontraban en unidades hospitalarias fueron, por instrucciones de la autoridad sanitaria, trasladados a centros de salud, para apoyar al Programa Nacional de Salud, donde continuaron prestando sus servicios de manera ininterrumpida.

3.- Como tareas adicionales:

– La Universidad Nacional participó de manera relevante en la operación médica de la Unidad Temporal Covid-19, de Citibanamex, donde médicas y médicos pasantes, egresados y egresadas, fisioterapeutas; enfermeros y enfermeras, de las entidades académicas de la Facultad de Medicina, FES Iztacala y Zaragoza, así como de la ENEO, fueron parte del equipo que atendió a alrededor de 9 mil pacientes.

Aquí solamente dejé parte de los puntos de respuesta que, a mi parecer son los más importantes, pero si usted quiere leer íntegro el comunicado, por favor vaya al sitio web de la UNAM.

Con lo anterior sólo se retrata un poco de los ataques injustificados de López y hacerse con el control de la UNAM, considerada hasta el momento como una de las mejores no sólo de América Latina, sino del mundo, para convertirla en un centro de adiestramiento y adoctrinamiento. ¿Lo lograra?

 

BUSCAN DISMINUIR ÍNDICES DELICTIVOS EN EL EDOMEX

Tras encabezar la Mesa de Fortalecimiento Municipal de la Región X Naucalpan, Ernesto Nemer, secretario general de Gobierno, aseguró que la estrategia de seguridad que aplica el gobernador Alfredo Del Mazo Maza en el Estado de México ha permitido la disminución de delitos de alto impacto en los municipios mexiquenses.

El funcionario estatal señaló que los delitos de alto impacto han presentado una disminución con la coordinación de los tres niveles de gobierno y el apoyo de la sociedad civil en la denuncia de estos delitos.

“Hacemos una estrategia para todo el estado, para los delitos de todo el estado. Para el gobernador todo el estado es importante, los 125 municipios”, puntualizó.

Respecto al delito de extorsión que se origina principalmente desde los centros penitenciarios, Nemer señaló que ya se cuenta con un sistema en esta materia que impide y controla la salida de llamadas, con la puesta en marcha de operativos dirigidos y de coordinación con el gobierno federal, la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional, así como la Secretaría de Seguridad estatal, la Fiscalía mexiquense y los municipios.

En su mensaje, como portavoz del mandatario estatal, Ernesto Nemer dijo que en esta región, las mujeres y hombres son de trabajo y lucha diaria para salir adelante, ejemplo de ello son los habitantes de Xonacatlán, quienes han logrado, con trabajo y dedicación, que su municipio sea reconocido mundialmente como el lugar donde nacen los osos de peluche.

Informó que el Gobierno del Estado de México cuenta con un plan integral a través de la Secretaría de Movilidad, para garantizar que todas y todos vayan y regresen con la mayor seguridad a sus hogares.

Además, destacó que la seguridad es uno de los retos y prioridades para el gobernador, de ahí la importancia de los Mensajes a Medios que encabeza los lunes de cada semana, para dar cuenta de los avances en materia de seguridad, gobernanza y paz en el territorio mexiquense.

 

EN TOLUCA SE FORTALECE A LA FAMILIA CON BODA COMUNITARIA

El DIF de Toluca busca fortalecer uno de los pilares de la sociedad, que es el núcleo familiar, por lo que formalizó la unión de 180 parejas toluqueñas que contrajeron matrimonio de manera gratuita en la Boda Comunitaria que se llevó a cabo en San Pablo Autopan.

Al inaugurar la Jornada Médico-Asistencial y de Servicios, la presidenta honoraria del Sistema Municipal DIF Toluca, Dra. Viridiana Rodríguez Rico, mencionó que estas jornadas no son eventos espontáneos, sino resultado de la suma de voluntades y del trabajo en equipo que coordina y organiza personal del DIF para llevar los programas y acciones del gobierno a las personas que más lo necesitan.

Deseó felicidad a las parejas contrayentes, recordándoles que éste es un compromiso importante, una forma de  consolidar a sus familias, porque precisamente la familia es el pilar fundamental para llevar a cabo la transformación que Toluca necesita para llenarse de vida.

En su calidad de testigo, el presidente municipal de Toluca, Raymundo Martínez Carbajal, coincidió con su esposa al reiterar que la organización de una Boda Comunitaria no es sencilla, pues requiere días o semanas de preparación y gestión ante las instancias correspondientes.

Felicitó a los contrayentes y dijo que es un honor ser testigo de su matrimonio; asimismo, deseó al DIF Municipal que continúe en ese camino, que el tema de las bodas sea primordial para la integración social y familiar que realiza la institución encabezada por su esposa.

Previo a la ceremonia, el director general del Registro Civil del Estado de México, César Sánchez Millán, manifestó que  dar este paso tiene la finalidad de que las parejas cuenten con un documento oficial que les da certeza jurídica, al respaldar su unión con el Acta de Matrimonio Civil.

El alcalde Raymundo Martínez Carbajal también detalló que los programas y servicios que se acercan a la población a través de la Jornada Médico-Asistencial y de Servicios ofrece beneficios en materia de Registro Civil, talleres de oficios, atención a la discapacidad, optometría, Velatorio Municipal, huerto sustentable y cortes de cabello.

Además, se ofrecieron servicios de salud como papanicolaou, detección de VPH, vacunas, odontología, prueba de antígeno prostático específico, método de planificación familiar, nutrición y prevención de adicciones.

 

Continue Reading

Destacado