Connect with us

LA REVISTA

Confinamiento provoca desempleo en el sector empresarial

Published

on

ONU lanza alerta: Cada año se arrojan 13 millones de toneladas de basura plástica a los océanos * El talento mexicano apuesta por una industria con menos plástico para evitar los presupuestos bajos, recortes de personal y disminución de ganancias

POR JOVIRA

El sector empresarial global se ha visto deteriorado de diversas formas desde el inicio de confinamiento; se ha reflejado con presupuestos bajos, recortes de personal y disminución de ganancias, dejando como causa final una tasa muy grande de desempleo.
Daniel Olvera, emprendedor y originario del Estado de México, ayuda al sector industrial con el objetivo de reducir el consumo de plástico de un solo uso en sus cadenas de suministro.

Al mismo tiempo asesora a las empresas para que puedan seguir laborando aun en temporada post-pandemia, eliminando de sus procesos los altos costos en consumo de periódico, plástico y materiales desechables contaminantes de embalaje.
Se estima que en el año 2050 habrá más plástico que peces en los océanos. De acuerdo a la ONU, cada año se arrojan 13 millones de toneladas de basura plástica a los océanos.
Según información de Greenpeace, en México se producen más de 7 millones de toneladas de plástico al año y la capacidad actual de reciclaje es de apenas del 6 por ciento. El resto del plástico termina en nuestros ríos, bosques, mares, afectando a los ecosistemas, con una biodegradación que tarda en completarse en promedio 400 años.


Ante esta situación, este talento mexicano ayuda a las diferentes industrias a transformar sus procesos y cadenas productivas con objetivos más sustentables y amigables con el medio ambiente.
La forma en la que lo logra es acercando dispositivos e insumos reutilizables a base de polímeros ya reciclados, que gradualmente le ganan terreno al plástico dentro de sus procesos.
Su trabajo ha sido realizado mayormente en el territorio mexicano. Sin embargo, gracias a la aceptación que han observado, no descartan la posible participación en el mercado europeo.

 


Además, su objetivo es hacer un llamado al gobierno actual a que intensifique las regulaciones de emisiones de CO2 de las industrias anteponiendo el bienestar ambiental y controle la cantidad de desechos generados en sus procesos que son inevitables, pero pueden ser controlados.

EN PRIMERA PERSONA

Un gobierno de caprichos, ocurrencias, traiciones, chantajes y dobleces

Published

on

No sólo eso, también espionaje y fracasos en el combate a la delincuencia • Sólo nos falta que se designe al secretario de la Defensa como otra de las corcholatas • Cresencio Sandoval ya cruzó la línea delgada al confrontar a quienes no comulgan con la 4T

 

MAURICIO ORTEGA CAMBEROS

 

Estas últimas semanas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se ha mostrado tal como es, ya sin apariencias qué cubrir. Sus propias palabras y decisiones políticas instrumentadas por el mismo, a través del secretario de Gobernación, sus legisladores y hasta la misma Fiscalía General de la República lo ilustran de los pies a la cabeza y revelan lo que hay de verdad en su mente y corazón.

El que dice no mentir lo hace sin tapujos. Quien expresa que la traición ni la venganza son lo suyo, hace de ello un camino para doblegar a sus adversarios. Los ideales históricamente pregonados y defendidos son echados al cesto de la basura, con un simple “sí, cambié de opinión”. Negociar el perdón de delitos a cambio de que políticos se sumen a la fuerza a sus objetivos y propósitos ¡es corrupción!

El tribunal principal de López Obrador es su conciencia misma. Tendría problemas con mi conciencia si mintiera, declaró.

Alguien podría revirar: “Cálmate, vete más despacito”. Y sí, lo haré, aunque no hay peor ciego que el que se niega a ver, o quien anda por fe sin cuestionar lo que afirma y hace su “mesías terrenal”. Tan sólo este jueves el residente de Palacio Nacional lanzó una reflexión que nos dejó de una pieza, pero que en el fondo nos muestra cómo es que funcionan las cosas en su mente:

El periodista Jorge Ramos volvió a confrontar al Presidente por la inseguridad al asegurar que este sexenio ya superó a los anteriores en el número de homicidios dolosos y aún no termina.

“Tendría yo problemas con mi conciencia, con mi tribunal principal que es mi conciencia, si estuviera yo mintiendo”, afirmó López Obrador en un intercambio de ideas con el periodista Jorge Ramos sobre el tema de la inseguridad. Lo que el Presidente nos deja bien claro a todos los mexicanos es que para él no existe ninguna instancia a la que tenga que rendir cuentas o dar explicaciones, llámese pueblo, Poder Judicial, Poder Legislativo, instancias internacionales y hasta al mismo Dios o a Jesucristo a quien se ufana de imitar. ¡No! El principal tribunal de AMLO es su conciencia misma. Él lo es todo. Él hace y el mismo se justifica. Él es la verdad absoluta. Lo que hace está bien hecho, pues así se lo dicta su conciencia. ¿Se puede equivocar o engañar? Ni pensarlo. Ahora, entonces, se pueden entender muchísimas cosas.

 

CAPRICHOS, OCURRENCIAS

Lo que la mayoría de mexicanos esperaba de la 4T eran cambios de fondo, progresos sustanciales y palpables. Es decir, mayor seguridad; menor inflación y carestía; mejores servicios de salud (como los de Europa, que el mismo Presidente prometió) y estabilidad política. Todos esos temas son bastante debatibles. Sin embargo, se ha dado prioridad a asuntos triviales e irrelevantes. ¿Cómo cuáles? Ahí están el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la Refinería Tres Bocas (ahora Olmeca), el Tren Maya que tanta destrucción está causando a la naturaleza, y (no se ría) el Horario de Verano.

El Aeropuerto Internacional (?) Felipe Ángeles fue el primer capricho presidencial para echar abajo el que ya se construía en Texcoco. Hoy el AIFA está semivacío.

Estos son sus caprichos, sin importar que el aeropuerto esté semiparalizado, la refinería no refine, el tren destruya todo a su paso y el horario a nadie le quite el sueño. Obras faraónicas, inútiles y demasiado caras con las que pretende darle sello a su administración.

De pena ajena ha sido la propuesta de AMLO para resolver el conflicto armado entre Rusia y Ucrania. A las cosas hay que llamarlas por su nombre: es un bombardeo inhumano y una invasión militar de Vladimir Putin a los ucranianos. Esa es una ocurrencia, una lamentable y desatinada ocurrencia de nuestro Presidente. La pregunta que nos surge acá es: ¿acaso no hay demasiados fierros en la lumbre en nuestro país para andar metiéndonos a donde no nos llaman? Luego: ¿no es más importante erradicar el narcotráfico y la inseguridad en México? ¿Con qué autoridad moral puede el gobierno de AMLO levantarse como defensor o garante de la paz cuando ha desdeñado todo lo que ocurre en el orbe y ha descalificado a las instancias internacionales? Por ahí dicen que alguien le susurró al oído que haría bien en buscar el Nóbel de la Paz. ¿En serio?

El gobierno de Ucrania descalificó de inmediato la propuesta de paz presentada por México al acusar que era favorable para Rusia.

Pero quien le puso un estate quieto contundente fue el mismo presidente de Ucrania, Volodímir Zelenzki -a través de un asesor-, al rechazar la propuesta, pues era totalmente favorable a Rusia al no contemplar un castigo a los invasores por los crímenes de guerra. Después, el canciller Marcelo Ebrard intentaría componer la plana en la ONU, pero el mal ya estaba hecho. Eso no fue lo peor. Ucrania condenó que algunos pacificadores (léase AMLO) “estén usando el tema para sus relaciones públicas”, es decir, para hacerse propaganda o mantenerse en campaña política. ¡Tómela!

A través de un asesor, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski acusó que pacificadores (refiriéndose a López Obrador) sólo buscan fomentar sus relaciones públicas.

 

TRAICIONES Y CHANTAJES

Como apuntábamos hace dos semanas, el residente de Palacio no dio una explicación razonada de por qué ahora sí quiere a las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia, y no en los cuarteles como lo prometió. Sí, admitió que cambió de opinión en ese asunto, pero eso era más que obvio y estaba a la vista de todos. Pero ¿por qué? Porque me dejaron al país incendiado, respondió. Eso ya lo sabía de antemano y por eso quiso tomar las riendas del país, para cambiar esa triste realidad.

AMLO no sólo se traicionó a sí mismo, sino que hizo que otros políticos traicionaran sus propios ideales y convicciones. Ahí están casi todos los miembros de su movimiento, a excepción de Alejandro Encinas, quien no lo respaldó. Pero también obligó, a través del chantaje, que miembros de la oposición traicionaran a sus partidos y a los acuerdos que habían firmado en la alianza Va por México.

“Qué chingona, chingoncísima”, felicitó Alejandro Moreno a la entonces diputada priísta Yolanda de la Torre al presentar (por instrucción de la 4T) la iniciativa para prolongar la presencia del Ejército en las calles hasta el 2028.

Al viejo estilo tan duramente criticado por la 4T y rechazado por el pueblo, AMLO y sus operadores políticos pusieron contra la pared al líder (?) del PRI, Alejandro Moreno, para que hiciera como suya la propuesta de prolongar hasta el 2028 la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles. ¿A cambio de qué?

Alejandro Moreno Cárdenas, quien prometió dar la vida antes de ceder al gobierno de la 4T, fue chantajeado para traicionar a su partido a cambio de detener su persecución legal y mediática.

De no perseguir más judicialmente al priísta que tantas cuentas pendientes tiene con la ley, según las propias investigaciones morenistas, además de ya no difundir los audios producto del espionaje de Layda Sansores. La misma estrategia usaron contra el senador panista Raúl Paz Alonzo, a quien doblaron para renunciar al blanquiazul y sumarse a las filas de Morena para tener un voto más. ¿Qué le descubrieron al senador chaquetero? Quién sabe, pero lo suficiente para hacerlo reflexionar. Y eso mismo intentan hacer ahora con otros priístas, panistas y perredistas de cola larga para asegurar los sufragios que necesitan en la Cámara Alta.

 

DOBLECES Y FRACASOS

En otro cambio de opinión, nos quedamos esperando el 16 de septiembre ese discurso en el que el gobierno de López Obrador haría una defensa de la soberanía e independencia mexicana a propósito de la controversia que Estados Unidos y Canadá han interpuesto en el seno del T-MEC por la política energética de nuestro país. Dio a entender que pondría las cosas en claro y no permitiría injerencia alguna en los asuntos de México. Muchos pensaron, entre ellos nosotros, que se envolvería en la bandera a propósito de la fecha. No hubo nada de eso. Todo quedó en bravuconería, pues se nos dijo que Joe Biden le había bajado dos rayitas. ¿Será? Dudamos ese proceder de quien preside a la nación más poderosa del mundo y que hoy enfrenta cara a cara a Vladimir Putin en el tema de una guerra nuclear. ¿Quién se dobló?

En cuanto a la presencia del Ejército y la Marina en las calles para el combate al crimen, la verdad es que las Fuerzas Armadas han sido utilizadas desde hace muchas décadas en esas tareas que no están consagradas en la Constitución. Son, en efecto, las únicas instituciones que garantizan eficacia en esa tarea. Las policías federal, estatales y municipales no sólo han fallado, sino han sido cómplices las más de las veces de los criminales.

La terquedad de usar a las Fuerzas Armadas contra el crimen es una manera de admitir implícitamente el fracaso de la presente administración en la materia, incluyendo a la Guardia Nacional y a la estrategia de “abrazos no balazos”.

La oposición y rechazo a que la Guardia Nacional sea un brazo más de la Secretaría de la Defensa, y a que se prolongue por cuatro años más la presencia de soldados y marinos en las calles no estriba en la función específica de ayudar en la seguridad. Con cambios o sin ellos, lo continuarán haciendo.

Tremendo papelón es el que ha hecho la legisladora por Durango, que luego de presentar como suya la iniciativa sobre las Fuerzas Armadas, pidió licencia de manera indefinida.

Lo que se cuestiona es darles más atribuciones constitucionales por dos razones simples: ¿hasta dónde llegará la participación de las Fuerzas Armadas cuando ya se le están otorgando una especie de fuero o protección legal? Y dos, ¿qué uso político podrán darle la administración de AMLO o las siguientes a estas reformas?

¿Militarización como en Venezuela o Cuba para perseguir a rivales políticos, cerrar medios de comunicación y acabar con la democracia? ¿Es una exageración? Mejor pensar así, pues los “cambios de opinión” y la traición a los ideales están a la orden del día.

 

AMAGOS DE CRESENCIO SANDOVAL

Llámenlo otra exageración, pero son ellos mismos quienes con sus palabras abren esas posibilidades. ¿Podría el titular de Sedena, Luis Cresencio Sandoval, ser otra corcholata de López Obrador? ¡Órale! Algunos podrán responder “claro que no”. Y yo digo ¿por qué no? La Carta Magna sí lo contempla en su Artículo 82, inciso V, donde dice que para ser presidente de México se requiere: “No estar en servicio activo, en caso de pertenecer al Ejército, seis meses antes del día de la elección”.

Al secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, ya le gustó hablar de política y hasta de amagar a quienes no comparten la visión presidencial sobre la militarización del país para combatir al crimen.

Lo mismo que opera para Marcelo Ebrard, secretario de Estado, y Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CDMX, quienes tendrían que dejar sus cargos al menos seis meses antes de los comicios, se le aplica al general Sandoval.

Los titulares de la Sedena han sido en los útimos sexenios, como debe ser, fieles a su Comandante Supremo, es decir, el presidente de la República. A Cresencio Sandoval le ha gustado, sin embargo, ir más allá e inmiscuirse en asuntos de índole política. En noviembre del año pasado, el general levantó ámpula al llamar a los mexicanos a sumarse a la transformación de México a través de la 4T. Agregó que las Fuerzas Armadas cumplirían sus tareas porque estaban seguros que ese era el camino que México necesitaba. Recordemos que la propia ley militar prohíbe estrictamente a los integrantes de la Fuerzas Armadas inmiscuirse en asuntos de carácter político.

No todo ha quedado ahí. Este 13 de septiembre, el general Sandoval fue más allá al advertir: “La desunión de los mexicanos, generada por la diferencia de intereses nacionales, sólo allanaron el camino a amenazas extranjeras que afectaron y pueden afectar nuestra soberanía”. ¿A propósito de qué dijo esto el titular de Sedena? Simple: en respuesta a los que se oponen a la militarización del país.

Iguales de radicales a las de su jefe, fueron las palabras del general secretario. Casi casi: “nada más hay de una sopa, y si no aténganse a las consecuencias”. Muy preocupante.

Igual de preocupante fue ver al Presidente la noche del Grito. Caminando lento, como arrastrando la pierna izquierda. A veces como perdido, mirando al infinito y con el brazo izquierdo, en ocasiones, como paralizado. Todos lo vimos, ahí están los videos a pesar de las tomas muy bien cuidadas. López Obrador lo negó y volvió a acusar. Ojalá, por el bien de su salud y de México, todo haya sido una mala apreciación y se encuentre estupendamente bien.

Para acallar rumores sobre su estado de salud, López Obrador subió un video para demostrar que había caminado mucho y sin problema alguno, ello luego de que en la noche del Grito provocó algunas especulaciones.

 

[email protected]

Continue Reading

COPIADURA

El gobierno de los muertos

Published

on

La necedad no oculta la realidad del fracaso de ‘Abrazos no balazos’ * El periodista mexicano Jorge Ramos exhibe al Presidente Andrés Manuel López Obrador como el sexenio más violento de toda la historia

 

GALIO GUERRA

 

Creo que es la cuarta vez, en cuatro años, que viene el periodista mexicano radicado en Estados Unidos, Jorge Ramos Ávalos, a exhibir la ignorancia, tozudez, hipocresía, necedad, valemadrismo y resentimiento del Presidente de los otros datos, Andrés Manuel López Obrador.

Fue en la Mañanera del pasado jueves que el conductor del noticiero más importante de Univisión sacó, una vez más, de quicio al solitario de Palacio Nacional.

Esta vez, al igual que otras anteriores, la disonancia fue a causa de las cifras de muertos por hechos de violencia en los cuatro años de la actual administración.

Pero vayamos por el principio, pues cuando le tocó el micrófono al periodista Ramos, éste declaró que la estrategia de seguridad de Movimiento Regeneración Nacional de “abrazos no balazos” no ha funcionado pues, como les decía, en los cuatro años de gobierno de López Obrador se han registrado 126,206 mexicanos asesinados.

Dicha cifra, indicó Jorge Ramos, fue obtenida de la página oficial del gobierno federal y es el número de homicidios más alto que en el mismo periodo de la administración de Enrique Peña Nieto (124 mil 478) y Felipe Calderón Hinojosa (121 mil 683).

De entrada, Ramos le señaló de manera directa al Ejecutivo federal: “Tengo que comenzar con malas noticias, su gobierno ya es el más violento de la historia moderna de México. Estas son las cifras de su propio gobierno, las saqué de su página (…), lo que significa, Señor Presidente, a pesar de las cifras que nos ha dado, es que su estrategia de seguridad no ha funcionado, la militarización no ha funcionado”.

Ojo, hagamos énfasis en este punto: “la militarización no ha funcionado”, y aún así López Obrador, fieles que le acompañan, y legisladores “doblados” insisten en la permanencia de las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2018.

Ramos Ávalos apuntó que si no hay una corrección en la estrategia de seguridad, al dejar el poder López Obrador, su sexenio sumará aproximadamente 191 mil muertos.

Textual le dijo: “Si usted no corrige las cosas se van a poner mucho peor. Yo sé que usted dice que ‘vamos bien’, pero si no hay una corrección, y siguen matando 84 mexicanos por día (…), al final, cuando usted entregue el poder, en octubre de 2024, va haber 191 mil muertos”.

Por su parte López Obrador refutó al periodista y le dijo que no coincidía con la información que presentó.

Aquí hay que hacer hincapié en que Ramos le señaló desde el principio de su participación a López Obrador que era información tomada del propio Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“No, no estoy de acuerdo contigo, considero que no tienes razón en los datos (…). Nada más es cosa de cómo lo presentas tú y cómo consideramos nosotros que se deben dar a conocer”.

Miren, López puede estar de acuerdo o no con las opiniones de Jorge Ramos, pero no puede afirmar que disiente de los datos o que no son correctos porque devienen de un ente de la administración pública federal.

Trató de defenderse con la exhibición de cifras a su favor y le respondió a Ramos:

“Hemos logrado una disminución en homicidios de menos 10.6 por ciento. La estrategia ‘abrazos no balazos’ está dando resultados. Lleva tiempo atender las causas”.

Y agregó: “Hay quienes quieren muertos, mis adversarios. Los que no quieren la transformación quisieran muertos, los deseaban en la pandemia y los desean en seguridad. Desean que le vaya mal al país para que nos vaya mal a nosotros. Aunque sea irracional, porque están muy ofendidos porque se sentían los dueños de México”.

Dijo que durante los gobiernos pasados se registró un alza en la tasa de homicidios, pero que en su gestión la tasa cayó más de 10 por ciento.

A esto Jorge Ramos le reviró: “Vamos a suponer que lo que usted dice es correcto y que su estrategia desde su punto de vista ha funcionado, pero es que tiene 84 muertos por día, y si esto lo multiplicarán por los 25 meses que le quedan va a haber 191 mil muertos. Esto es una emergencia nacional”.

López Obrador sentenció: “Tendría yo problemas con mi conciencia, con mi tribunal principal, que es mi conciencia, si yo estuviera mintiendo”.

Vamos a darle el privilegio de la duda a López Obrador, pero entonces deberemos entender que si él no miente, entonces sus funcionarios del gabinete de seguridad lo engañan porque, repito, las cifras son dadas por el gobierno federal.

Jorge Ramos Ávalos sentenció: “Es que ya es el gobierno más violento, y usted no quiere pasar a la historia como el gobierno de los muertos (…). Tengo las cifras aquí, no las he inventado yo”.

 

LAS DECISIONES DEL PRIÍSMO MEXIQUENSE SE TOMAN EN TOLUCA Y NO EN OTRAS AVENIDAS: BEATRIZ PAREDES

Vaya espaldarazo que recibió el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, el pasado miércoles, allá en Toluca, durante la toma de protesta e instalación del Consejo Político Estatal del PRI-Edomex para el periodo estatutario 2022-2025.

Resulta que, a mí ver -claro está-, surgieron dos asuntos muy importantes y relevantes. El primero es el mensaje de Eric Sevilla, presidente del Comité Directivo Estatal, quien dejó muy en claro que el PRI está preparado para construir una alianza electoral o para contender en cualquier condición que

se presente el 2023.

Al buen entendedor pocas palabras.

Con alianza o sin ella, el tricolor mexiquense está decidido a enfrentar en unidad el relevo del gobernador Alfredo del Mazo Maza, de quien -por cierto-, se dijo es “un líder que nos prestigia y que es el mejor activo para nuestro partido”.

El segundo punto relevante, a mi juicio -por supuesto -, lo dio la senadora Beatriz Paredes Rangel, pues manifestó que las decisiones del priísmo mexiquense se toman en Toluca y no en otras avenidas.

Lo dicho, al buen entendedor…

Y es que con estos planteamientos debemos entender que los priístas mexiquenses están listos para ir en alianza o sin ella al proceso electoral de 2023 y que la decisión de cómo emprender la tarea se tomará en Toluca “y no en otra avenida”, como bien señalara la senadora Paredes Rangel.

Aquí en este punto es importante precisar el mensaje que se le envía al presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, a quien se le está diciendo que no tendrá intervención en la jornada electoral del próximo año en el Estado de México.

¿Así o más claro?

Y es que los eventos en que se ha visto inmerso “Alito” Moreno lo dejan con una estatura moral y partidista muy baja.

Tan sólo recordemos los pronunciamientos en la Cámara Alta durante la fallida aprobación de la propuesta legislativa de los leales a Cárdenas Moreno para ampliar la permanencia de las Fuerzas Armadas hasta 2028.

Más de un legislador se preguntó por qué el PRI le hacía el trabajo sucio al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a su Movimiento Regeneración Nacional.

Veían con gran “sospechosismo” cómo había cesado la andanada de ataques de la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, a Alejandro Moreno en cuanto el tricolor nacional proponía, en contra de lo planteado en la Alianza Va por México, de rechazar la presencia de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad pública más allá de 2024.

Más de uno inquiría sobre la moneda de cambio para tan abrupta nueva postura en un tema tan sensible para toda la nación.

No es para menos, no es para menos.

Pero volvamos a lo nuestro, y es que Eric Sevilla afirmó que el llamado del PRI es para competir en unidad y con decisión, al destacar que la militancia llegará preparada a la contienda electoral del 2023 y no habrá obstáculo que impida ganarla.

El líder priísta manifestó que esta lucha electoral tendrá eco en el futuro del Estado de México y de la patria, por eso ”llegó la hora de que todos pongamos a prueba el tamaño de nuestro oficio y nuestra lealtad”.

Eric Sevilla reiteró el respeto y respaldo del PRI a las mujeres y hombres que han expresado abiertamente su aspiración política, a quienes se les ha prodigado piso parejo para que expresen sus ideas, pero también enfatizó que existen reglas, tiempos y momentos para las definiciones.

Al clausurar el Consejo Político, la senadora Beatriz Paredes Rangel dijo estar segura que el PRI del Estado de México cuenta con la mejor organización para ganar las elecciones del próximo año. “Vamos a ganar porque los priístas nunca han perdido el Estado de México”, agregó.

“No pensamos que las decisiones de Toluca se tomen en otras avenidas, las decisiones de Toluca se toman en Toluca, esa ha sido la característica de la fortaleza del priísmo del Estado de México por eso vamos a llegar a la victoria, vamos a ganar”, sentenció.

Eh, qué tal, verdad, sin duda alguna, un gran espaldarazo al gobernador Del Mazo, quien ha llamado a la unidad en reiteradas ocasiones.

Lo dicho, al buen entendedor…

 

ESPÍRITU VISIONARIO Y SOLIDARIO DE LÓPEZ MATEOS PERVIVE EN EL EDOMEX: LUIS FELIPE PUENTE

Oigan, y ya que andamos por estos rumbos, déjenme les cuento que el secretario general de Gobierno del Estado de México, Luis Felipe Puente Espinosa, aseguró que el espíritu solidario y visionario de hombres ilustres en la historia nacional, como el expresidente Adolfo López Mateos, perviven en las políticas públicas del gobierno mexiquense, donde se trabaja con firmeza para implementar estrategias que mejoren las condiciones de vida de las personas más vulnerables.

Al dirigir el pasado jueves el discurso oficial de la ceremonia conmemorativa por el 53 aniversario luctuoso del expresidente Adolfo López Mateos, el secretario general de Gobierno destacó el compromiso de la administración de Alfredo Del Mazo Maza con las mujeres, ya que pensando en su bienestar fue creado el programa Salario Rosa, el cual reconoce más aportaciones de las amas de casa, al ser pilar de las familias.

Puente Espinoza puntualizó, estimados todos, que “ese espíritu solidario y visionario es el que ha inspirado el profundo compromiso social del gobernador Alfredo Del Mazo Maza que -con determinación y firmeza-, ha puesto en marcha innovadores instrumentos de política pública como el Salario Rosa, reconociendo así la aportación de las mujeres, especialmente las amas de casa”.

En el Mausoleo en memoria del ex mandatario, Puente Espinosa agregó que, al igual que López Mateos y su esposa Eva, quienes apoyaron en su momento a la infancia en México, con el impulso de los libros de texto gratuitos, hoy en día Alfredo Del Mazo y su esposa Fernanda Castillo buscan mejorar el desarrollo de los menores mexiquenses, a través de los programas del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia estatal (DIFEM), que entre otras actividades ha entregado millones de desayunos a niñas y niños de toda la entidad.

Agregó que ya en plenitud y madurez, el expresidente recibió siempre con cercanía el cariño y gratitud de las y los mexicanos, además que supo entender que México aspiraba a la modernidad y requería abrirse al mundo, y gracias su visión, sencillez y amor por la nación, hoy, a más de 53 años de su muerte sigue siendo un referente en México.

Al hacer uso de la palabra Ricardo Sodi Cuéllar, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, relató algunas anécdotas sobre hechos que protagonizó el ex mandatario nacional, y en las cuales destacó el carácter diplomático, certero y sutil de López Mateos, de quien también acentuó su afición por los deportes, o su éxito en las relaciones exteriores.

Continue Reading

LA FERIA

El peligro del todopoderoso

Published

on

En todo el mundo hacen cambios a sus Constituciones, sí, pero no como acá * El Presidente no necesita reformar leyes para cuidar la seguridad pública

 

EL SEÑOR LÓPEZ

 

El dedo de Dios.

Domesticado este menda en el Campo de Doma que otros niños llamaban “casa”, envidiaba mucho al primo Chucho que básicamente, hacía lo que le venía en gana… ¡padre! Mucho después, ya grandes los dos, Chucho dijo a este López que de niño él envidiaba a su texto servidor, porque en su casa, dependiendo del humor que anduvieran sus papás, le tocaba cueriza o no, sin saber nunca a qué atenerse: -Ustedes tenían las reglas claras… ¡qué maravilla! -… bueno, visto así.

 

LA MISMA LEY PARA TODOS

Un país, para serlo con toda la barba, debe tener territorio (muy recomendable), gente (claro), y gobierno. Un gobierno, para que lo sea sin remilgos de nadie, debe aplicar la misma ley a todos y sujetarse a sí mismo a ella. Esto de la misma ley para todos casi siempre empieza por tener una Constitución.

El extranjero con una semana de haber llegado a esta tierra de hombres cabales, si nos oye hablar de nuestra Constitución debe imaginar que la respetamos más que a nuestra abuela, pero a los 15 días ya se enteró que nuestra Constitución está más manoseada que la Rompecatres y la Tumbahombres juntas.

Se promulgó el 5 de febrero de 1917; salió con 136 artículos y en sus 105 años de edad, le han metido mano a 115 de sus 136 artículos, mediante 717 reformas (el actual Presidente ha impulsado 18 reformas, lo que parece poco ante los 31 parches de don Chente Fox, los 110 de Calderón y los 147 de Peña Nieto; ningún Presidente se salva).

Esa maña de reformar la Constitución es asunto serio porque la Constitución es el documento fundacional de un país en el que establece su régimen de gobierno y es sustento de todas las otras leyes. Si la Constitución define a la nación, está raro que se cambie tanto la nuestra porque el país es el mismo y no parece adecuado estar redefiniéndolo al gusto de cada Presidente.

En todo el mundo hacen cambios a sus constituciones, sí, pero no como acá. La Constitución en vigor más antigua del mundo es la de los EUA, redactada en 1787, tiene siete artículos (la nuestra, 136), y en 235 años le han hecho 27 enmiendas. En Alemania han reformado su Constitución 60 veces desde 1949. En España su Constitución actual entró en vigor en diciembre de 1978… le han hecho dos reformas, una, para agregar en el artículo 13.2, las palabras “y pasivo”, la otra para hacer obligatoria la estabilidad presupuestal. Punto.

O es una birria nuestra Constitución o son una birria nuestros políticos. Los que saben dicen que la de 1917 estaba de lujo (con sus prietitos) y ahora parece, hágase de cuenta, como la cara de Lyn May después de sus cirugías plásticas.

Ahora la cosa está que arde por las reformas legales que impulsa el Presidente sin reformar la Constitución (porque no tiene los votos en el Congreso) para meter a la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas, aunque la Constitución diga que la GN es civil. Y peor se puso por la iniciativa de una diputada del PRI que propone reformar la Constitución para ampliar la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad pública de 2024 a 2029.

Asusta que los militares tengan malos pensamientos y recuerden que hasta 1940 se metían en política. Y por si hay duda, entérese que ayer en el sencillo, pero sentido homenaje a los Niños Héroes, ante el Altar de la Patria, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, se encargó del discurso y dijo:

“Quienes integramos las instituciones tenemos el compromiso de velar por la unión nacional y debemos discernir de aquellos que con comentarios tendenciosos generados por sus intereses y ambiciones personales, antes que los intereses nacionales, pretenden apartar a las Fuerzas Armadas de la confianza y respeto que deposita la ciudadanía en las mujeres y hombres que tienen la delicada tarea de servir a su país”.

O sea, don Sandoval supone que debe distinguir (discernir), a los que expresan “comentarios tendenciosos”.

Ahí que alguien le explique que eso se llama libertad de expresión (inexistente entre militares). Y ¡cuidado!, de eso sigue poner cotas patrióticas a la libertad de prensa.

Y dijo más el General: “(…) los riesgos y amenazas que el país enfrenta actualmente (…) tienen la constante de atentar contra el futuro de la nación”.

Con esa premisa ya se podrá imaginar de lo que son capaces los militares, educados para defender a la patria a cualquier precio. No don Sandoval, son delincuentes nomás, ahí pregúntele a un policía cómo se lidia con esos.

El Presidente no necesita reformar leyes para cuidar la seguridad pública.

Siendo cierto que el Artículo 129 de la Constitución manda que “en tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”; también lo es que el 89 fracción VI, lo faculta para disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente para la seguridad interior. Ya díganle, no sean así.

Y más: entre otras tesis de la Suprema Corte, está la P.J./36/2000, Novena época; Instancia: Pleno; Fuente: Semanario Judicial y Gaceta, Tomo XI; abril de 2000, página 552, votado por unanimidad, que sentencia: “es constitucionalmente posible y con base a una solicitud expresa de la autoridad civil, que el Ejército Mexicano, la Fuerza Aérea Mexicana y la Armada de México, puedan participar en apoyo a la sociedad en actividades de Seguridad Pública”.

Las reglas están claras, no se entiende el berenjenal en que se ha metido el Presidente, hasta que se viene uno a enterar de que las modificaciones legales se las plantearon los militares, como declaró el pasado día 9, el propio don general Sandoval, cuando explicó de qué habló con el líder del PRI, y que le dieron a conocer “(…) de dónde se tomó el proyecto, cuántos países analizamos para poder establecer cómo iba a ser la propuesta que le haríamos al Señor Presidente para este proyecto”.

Esas cosas pasan por acostarse con un oso. Mucho peligro. Y también pasan porque una sola persona, sola, decide todo.

Ahora, a marcar el paso: un soldado en cada hijo te dio y se escribió por el dedo de Dios.

 

Continue Reading

DESTACADO