Connect with us

REALIDAD POLÍTICA

La consolidación de AMLO

Published

on

La revocación, termómetro electoral * El número de simpatizantes y votantes repercutirá en las elecciones para gobernador de los 6 estados, del cambio de gobernador en Edomex en 2023 y por la grande en 2024

 

SERGIO MARIO ROMERO

 

No hay fecha que no se cumpla y llegó el día esperado, el 10 de abril de 2022, un suceso largamente esperado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el impulsor de la consulta de la revocación de mandato.

Repito, una fecha crucial en México por la celebración de un inédito proceso para llevar a cabo una elección federal por una eventual sugerencia estadística legal de una revocación de mandato del Presidente de la República, que impulsó como Ejecutivo de la Unión Andrés Manuel López Obrador, quien contó con respaldo del gabinete federal y local en la promoción de la revocación, algo totalmente ilegal, pero eso es otra historia.

Sin ofender a los grupos que impulsaron esta actividad inusual, de gestión de origen ciudadano, se hicieron pronósticos lejanos unos de otros, por tratarse apenas de haberse realizado en una oportunidad anterior otra averiguación ciudadana sin mayor trascendencia como ahora.

Ciertamente, este proceso electoral fue una actividad de confrontación entre los grupos políticos más significativos del país. Esa consulta anterior sobre la “vida y obra” de los expresidentes de la República no tuvo mayor trascendencia y casi nadie recuerda este resultado que tuvo apenas, con una participación del 7 por ciento del padrón electoral, que fue una franca pérdida de tiempo y un gasto innecesario.

Sin embargo, los integrantes de Morena, desde un principio, mostraron una absoluta confianza que esta elección sí la ganarían ampliamente… y así fue, no fue sorpresivo que arrollara entre los votantes, pues ya sabía que saldrían a votar los morenistas, los servidores de la nación, los funcionarios y todo aquel que esté feliz con el bienestar de AMLO.

Es de resaltar que también todo mundo sabía que el Presidente seguiría en el poder, pues el pueblo jamás pidió quitarlo ni solicitó la revocación de mandato, de ahí que el pueblo no se volcara en las urnas.

El Presidente siempre estuvo firme en su responsabilidad y la revocación no lo benefició directamente como propio Presidente de la República, sino que fue como una satisfacción personal, muy peligrosa para sus sucesores en el cargo, de unos y otros partidos, si pierden o ganan la próxima lejana elección de 2024.

En los números, finalmente salió como lo pronosticaron diversas casas de encuestas por los partidos opositores a las realizadas.

La base en esta ocasión de la opinión pública fue mejor que los resultados obtenidos de la anterior “Invocación” y salió como se pronosticó: un poco menos del 20 por ciento de la votación, sin ninguna posibilidad de crecimiento y sin ninguna posibilidad que fuera vinculatoria.

El escenario en manos del Instituto Nacional Electoral (INE) dio cuenta de un padrón de 90 millones de electores más o menos y el cálculo que hizo Morena, en base al entusiasmo presentado por sus partidarios en el evento celebrado en el Monumento a la Revolución, el número de simpatizantes será un anuncio que repercutirá en las elecciones para gobernador y presidencias municipales de los 6 estados de la República que celebrarán en unos meses la consolidación de los preparativos para la gran elección del 2024, pero antes tendrá que ser la elección de la joya de la corona: el Estado de México, el año próximo.

Así que empieza ya la consolidación del futuro de AMLO y de sus seguidores más allegados.

Que conste, son suposiciones de los medios.

 

[email protected]

REALIDAD POLÍTICA

Sheinbaum y Espino velan por los intereses de los trabajadores del Metro

Published

on

Tras negociaciones llegan a un acuerdo satisfactorio para ambas partes * Con los acuerdos se tienen avances en la medida de lo posible para atender las demandas sugeridas que surgieron del pasado XVIII Congreso General Ordinario

 

SERGIO M. ROMERO

 

No todo son malas noticias, también hay buenas noticias que también son noticia.

Trasciende que finalmente llegaron los acuerdos en la Revisión de Salarios y de las Condiciones Generales de Trabajo de forma satisfactoria entre el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) y el Sindicato Nacional de Trabajadores del STC (SNTSTC) de este vital servicio, en sus 12 líneas, que incluyen  tareas de reparación y mantenimiento en esta capital de la Republica, según lo dieron a conocer respectivamente a la base trabajadora, que preside el ingeniero Fernando Espino Arévalo, que estarán vigentes retroactivamente desde el 1 de enero del año en curso.

Se asegura que fue como culminación de la negociación entre empresa y sindicato, que a decir de trabajadores de este servicio, resultó satisfactorio para ambas partes, tanto para los empleados como para el servicio vital en esta ciudad capital del país.

 

ACUERDOS

Los puntos tratados en las pláticas de forma cordial fueron:

1.- Retabulación de plazas que ocupan los trabajadores que cuentan con título de ingeniero, adscritos a las áreas operativas de Instalaciones Fijas, Material Rodante, Obras y Estructuras.

2.- Reestructuración Administrativa en el área de Instalaciones Fijas, que considera la creación de una Dirección y tres Gerencias.

3.- Participación de los trabajadores técnicos de las áreas operativas y de mantenimiento en las labores de rehabilitación y modernización de la Línea 1; en las especialidades de obra civil, equipos eléctricos, electrónicos y electromecánicos; sistema de vías y aparatos de vía, sistemas de alimentación y distribución de energía eléctrica, mantenimiento de trenes de esta Línea; supervisión y ensamble de los 29 trenes recientemente adquiridos, así como el mantenimiento a la Línea A que tenía a su cargo totalmente una empresa externa, pero que ahora ya es competencia del trabajador sindicalizado.

4.- Avances en el mantenimiento y modernización del deportivo de los trabajadores.

5.- Proporcionar el financiamiento para concluir la construcción de la unidad habitacional de los trabajadores del Metro.

Además, iniciaron la entrega de calzado dieléctrico y de seguridad personal, en proceso la fabricación de uniformes y ropa de trabajo, además del compromiso de parte del organismo para la adquisición de refacciones e implementos necesarios para el mantenimiento de trenes e instalaciones fijas.

Con los acuerdos se tienen avances en la medida de lo posible para atender las demandas sugeridas que surgieron del pasado XVIII Congreso General Ordinario.

En este proceso es justo reconocer la buena disposición de los directivos del Sistema de Transporte Colectivo y la valiosa intervención de la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, gracias a lo cual llegaron a buenos términos y las negociaciones en pro del Metro y de los trabajadores, que seguramente se reflejará en el buen servicio de transporte que brinda el Metro a sus usuarios de la CDMX y del Estado de México.

Con la culminación de las pláticas, inicia una nueva era en el Metro.

 

[email protected]

 

Continue Reading

REALIDAD POLÍTICA

No hay de otra: A cumplir el T-MEC que firmó la 4T

Published

on

Que no engañen diciendo que se viola la soberanía nacional * Es un tratado que firmaron los gobiernos de tres países y se tiene que honrar la firma… ni modo

SERGIO M. ROMERO

De unos meses a la fecha, ya en pleno periodo del inicio del gobierno, bajo el régimen del Presidente Andrés Manuel López Obrador y del personal de la cancillería de Marcelo Ebrard y de las dependencias del gobierno, al más alto nivel del caso, sobre la conclusión satisfactoria del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) por el relevo del T-MEC en los tres mismos países, que lo constituyeron libre de imposiciones ilegales de los 3 mismos países integrantes.
El mecanismo de la negociación fue de arriba abajo, tal como se iniciaron en tribunas públicas del país y la Unión Americana. Con los diversos alegatos de Estados Unidos, México y Canadá, durante un lapso de tiempo en que renunciaron en México los dos subsecretarios de Relaciones Exteriores, uno de ellos, devaluado inmediatamente a una importante dirección de América del Norte y el otro residiendo en una Universidad de la República China.
“Calmadas las aguas”, se comenta que el ingeniero químico Jesús Seade Kuri fue rescatado de su residencia en Hong Kong y elevado como representante plenipotenciario de México en las pláticas sobre la ratificación del multicitado T-MEC.
Para llegar hasta la firma solemne ocurrida protocolariamente en Washington, por los presidentes Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador y Pierre Elliot Trudou, de EU, México y Canadá, respectivamente.
Ahí está, por ejemplo, entre muchos casos, la utilización por parte del gobierno de AMLO del nuevo T-MEC en materia laboral, por ejemplo, para descarrilar a la CTM y a un sindicato automotriz de General Motors, que fue obligado a celebrar dos elecciones de un sindicato supervisadas por la secretaria del Trabajo, que culminó con la “elección” de un nuevo sindicato en sustitución de la CTM que buscaba una reelección democrática.
Desde aquí se han dado complicadas cuentas de lograr acuerdos diversos, de difícil redacción sobre el sentido de la nueva transcripción del “borrador” sobre el texto del T-MEC, integrado por los mismos tres socios que integraron este previo acuerdo internacional, en que a pesar de estas altercaciones que han ocurrido, entre los socios del T-MEC, firmado por México, Estados Unidos y Canadá, no se han aclarado legalmente para determinarse en blanco y negro.
Ciertamente, el volumen de intercambios, sobre todo entre México y Estados Unidos, se presta para que existan discrepancias comerciales que pueden llegar a sendas disputas, cuando se radicalizan las negociaciones y se pierde la ecuanimidad.
Esta preocupación del representante de Estados Unidos en la negociación ante el T-MEC, Kenneth Smith, recomienda que haya mucho cuidado en tres álgidos temas: Energético, automotriz y agrícola.
En la realidad hay una larguísima distancia entre “Uy, qué miedo” y la cancelación del T-MEC.


La solicitud de consultas pedida por EU Canadá, que muy probablemente derivará en un arbitraje, no tiene que ver ni con la soberanía ni con el derecho que tiene un gobierno a determinar su política pública. No quieran engañar: Se trata de un asunto comercial en el que los quejosos señalan, con razón, que se toman medidas en contra de la competencia, en detrimento de las compañías de los otros dos socios.
Si México considera que se viola la soberanía con el T-MEC, puede tomar la determinación de salirse del acuerdo comercial. Es importante señalar esta versión del acuerdo comercial fue firmada por el actual gobierno y ratificada por el Senado de la República, mayoría de Morena, es decir, no se trata de un convenio que se heredó del periodo neoliberal.
Si el gobierno mexicano dice que se viola la soberanía nacional con el texto que ellos mismos firmaron, pues entonces romper el principal acuerdo comercial de México con el mundo.
Es claro que el gobierno no busca romper el T-MEC en aras de la supuesta soberanía energética, eso sólo funciona para el discurso en la plaza del Zócalo capitalino. Suena muy bien decir que el 16 de septiembre se dará una respuesta, parece sacado de manuales venezolanos o cubanos, pero no es la intención de fondo de esta administración.
Suena muy atractivo decir que se está defendiendo la soberanía y que aquellos quienes creen que el gobierno mexicano se equivoca son traidores.
No hay de otra: cumplir un acuerdo comercial firmado por la Cuarta Transformación se tiene que cumplir y no tiene nada que ver con la soberanía. Por lo pronto viene al rescate Jesús Seade. Estaremos pendientes.

[email protected]

Continue Reading

REALIDAD POLÍTICA

Morena es un tsunami, pero la oposición está viva

Published

on

Se radicalizan los partidos conforme avanza el proceso electoral * Comienza el rejuego electoral * El poder del voto es democracia reclamada

 

SERGIO M. ROMERO

 

La cercanía relativa, o mejor dicho el precipitado adelanto de los tiempos electorales, para elegir las definiciones políticas del siguiente sexenio de gobierno 2024- 2030, que se empieza esclareciendo la votación de las ultimas definiciones políticas del proceso electoral de 2024, que evidentemente se ha favorecido en las definiciones de las últimas elecciones gubernamentales del sexenio a Morena, pero sigue vivo el grupo opositor.

Es decir, conocer las votaciones esperadas de Coahuila y del Estado de México, previas a la gran elección de la Presidencia de la República. Estas dos últimas entidades están en la supuesta delantera con el partido de Morena, por haber ganado últimamente 4 de las 6 gubernaturas que se llevaron a cabo.

Sin embargo, estando todos a la espera solamente de la próxima elección presidencial, lo único cierto es que, conforme al avance del proceso electoral cobre fuerza la existencia de un empate.

De hecho, los partidos políticos que participarán en la elección empiezan a radicalizarse en su función analítica entre los competidores, unos y otros creen que van a ganar y es natural que implica un foco de interés cotidiano de la población en edad de votar.

Lógico es cuando resulta la competencia y los principios particulares, de los simpatizantes meramente especulativos, para sufragar por el candidato de su preferencia entre todos los partidos participantes. ¡Juran todos ganar las elecciones presidenciales!

A partir de ahora, en un largo proceso en ciernes, un poco más de 2 años, todo lo que ocurra en el país bueno o malo, lleva sello de la participación de una manera u otra de todos los partidos políticos, para destacar la presencia y los puntos de vista de todos los candidatos de cada grupo partidista.

En una síntesis rápida y superficial, podríamos, para conocer a tono las desigualdades políticas, económicas y sociales, existentes en los grupos de la pelea electoral de 2024, hay pobreza, clases altas y medias entre todos ellos que se tienen que superar mayoritariamente para beneficio del país.

Que se dan paso a las difíciles circunstancias para poder considerarlos a todos, llanamente como interlocutores, como liberales y conservadores, como le gusta diferenciarlos al Presidente de la Republica para clasificar el sentido de las diferencias sociales que ocurren a cada paso en todo el país.

Este es el principal interés de la democracia para 2024 en todo sentido, para unificar al país con el propósito de superación a todos y tiene que surgir a partir de que se cumplan múltiples diferencias entre la población para desarrollar a todas las clases sociales, empezando por los más necesitados.

En suma, todos los meses que faltan para el inicio del proceso electoral habrán de darse principios democráticos de los intereses de las mayorías. No hay de otra.

 

[email protected]

Continue Reading

DESTACADO