El aceite de coco en la dieta es malo para la salud

    El aceite de coco es "uno de los peores alimentos que puedes comer", pues por sus altos niveles de grasa, es más insaluble que la manteca de cerdo tradicional

    Compartir:

    Lo anterior, lo ha asegurado a profesora Karin Michels de la Universidad de Harvard, pues el aceite de coco contiene 12 gramos de grasa saturada por cucharada, la conversación sobre el aceite de coco tiene más matices.

    Sin embargo, los científicos aún no determinan que este aceite sea del todo dañino para la salud, pues también posee otras propiedades nutricionales.


    Pues el aceite de coco contiene fitoquímicos que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias beneficiosas; su consumo podría ayudar a prevenir enfermedades. Otro estudio arrojó que el aceite de coco aumenta los niveles del cuerpo de colesterol HDL beneficioso, o colesterol “bueno”.

    Dichos hallazgos son útiles, pero la información sobre el aceite de coco y sus propiedades para quemar grasa aún está sesgada.

    Un estudio realizado en 2008 en la Universidad de Columbia halló que consumir regularmente 100 por ciento de ácidos grasos de cadena media hace que el cuerpo queme grasas y conduce a la pérdida de peso. Esto se convirtió en uno de los estudios de aceite de coco más citados, pero el aceite de coco solo contiene 14 por ciento de ácidos grasos de cadena media, es decir, el aceite de coco no es para quemar grasa.

    La coautora del estudio, Marie-Pierre St-Onge, dijo, “Creo que los datos que hemos demostrado con ácidos grasos de cadena media se han extrapolado de forma muy liberal… Nunca he hecho un estudio sobre el aceite de coco “.

    Además, en 2017, la Asociación Estadounidense del Corazón analizó años de investigación y datos sobre la relación entre las grasas saturadas y las enfermedades cardíacas, y reportó que existía un vínculo alarmantemente fuerte entre los dos.

    Entonces, el aceite de coco tiene un 82 por ciento de grasa saturada, y esta advertencia hizo que las personas de todo el país renunciaran a sus batidos de aceite de coco y frituras.

    Lo recomendable es consumir una cucharada por día y prestar atención a qué tipo de aceite de coco es; un estudio descubrió que el aceite de coco virgen no parece tener los mismos efectos nocivos que los aceites altamente procesados, así que conviértete más en un detective de etiquetas la próxima vez que vayas a hacer las compras y te mantengas con el aceite virgen.

    Por su lado, Max Lugavere, autor del libro Genius Foods, publicó en Facebook un video el martes pasado para ayudar a la histeria surgida después de los comentarios de Michel. También dijo a HuffPost que llamar venenoso al aceite de coco es “hiperbólico, de poca importancia y no está respaldado por ninguna buena evidencia”.

    “El metaanálisis más reciente sobre el consumo de grasa, las enfermedades cardiovasculares y la mortalidad temprana no ha definido ninguna asociación clara entre el consumo de grasas saturadas y el riesgo de enfermedad cardíaca o muerte prematura”, dijo. “Por otro lado, el aceite de coco tampoco es el alimento milagroso que la mayoría de los gurús de la salud harían. Aunque contiene triglicéridos de cadena media, que pueden ser beneficiosos en ciertos contextos. Pero en términos del aceite saludable más apoyado desde el punto de vista de la evidencia, ese trofeo debe ir al aceite de oliva extra virgen, que es el sello distintivo del patrón dietético mediterráneo, cuya adherencia se asocia con una reducción del riesgo para una amplia gama de las condiciones”.

    El aceite de coco no es veneno, probablemente tenga algunos beneficios sólidos para la salud. Es dañino cuando consumes demasiado, por lo que se sugiere moderar su consumo.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...