Para refinería de Dos Bocas desierta licitación

Gobierno federal se hará cargo del proyecto en su totalidad, anuncia el Presidente Andrés Manuel López Obrador

Compartir:

Tras informar que se declaró desierta la licitación para la refinería de Dos Bocas, Tabasco, por su alto costo y el prolongado tiempo de construcción que se preveía, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el gobierno federal se hará cargo completamente del proyecto, que iniciará el 2 de junio con una inversión de 8 mil millones de dólares.

En conferencia de prensa, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal señaló que la obra deberá estar concluida en mayo de 2022, que se prevé una generación de 100 mil empleos y que  ya se cuenta con 50 mil millones de pesos disponibles para ejercerlos en el presente año, sin que represente deuda.

Por ello, convocó a los trabajadores petroleros activos, transitorios y jubilados, así como a ingenieros, técnicos y especialistas, a participar en el proyecto, que coordinará la secretaria de Energía, Rocío Nahle, desde Villahermosa, en coordinación con Petróleos Mexicanos y el Instituto Mexicano del Petróleo.

Comentó que las empresas que participaron, en algunos casos, en la licitación plantearon costos cerca del 40 por ciento mayores, es decir, de 12 mil millones de dólares, y que la fecha de conclusión más cercana era 2023, por lo que, precisó, “ya teníamos nosotros un ‘Plan B’; no fue anoche que se decide”.

“Es una obra muy importante; tenemos que lograr la autosuficiencia en la producción de energéticos, en particular en gasolinas y en diésel. Lo propuse desde hace mucho tiempo; es una contradicción, un absurdo, que tengamos petróleo crudo, materia prima, y estemos comprando gasolinas”, añadió.

López Obrador cuestionó el hecho de que desde hace 40 años, “todo el periodo neoliberal”, no se haya construido una nueva refinería, por lo que ahora se cambiará esa política y se producirá en México lo que se consume para ser autosuficientes en producción de gasolinas.

Comentó que si bien ya se tiene el proyecto ejecutivo, faltan algunos de tipo específico, y que habrá algunas partes que se licitarán para que empresas nacionales y extranjeras participen siempre y cuando se mantengan en precios donde “no haya abusos”.

“Así era antes en Pemex; las refinerías las hicieron los técnicos mexicanos y en cada refinería hay talleres, y ahí se elaboraron hasta las piezas para el mantenimiento”, explicó el mandatario, al tiempo de insistir en que con la política neoliberal “todo se convirtió en contrato”.

 

MONREAL FIJA POSTURA

Ricardo Monreal, coordinador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República, se dijo partidario de que se asigne a empresas que tengan calidad y capacidad la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, y no a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Secretaría de Energía (Sener).

Y que una vez que el Presidente Andrés Manuel  declarara desierta la licitación para la obra podría optar por la designación directa.

“Una vez desierta la licitación puede optar por la asignación directa; así lo establece la Constitución y la ley, y está actuando conforme a derecho”, puntualizó Monreal.

Concanaco-Servytur alerta sobre ‘inquietud’ en inversionistas

La decisión de declarar desierta la licitación para construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco, puede poner “inquietos” a los inversionistas, advirtió el presidente de la Concanaco-Servytur, José Manuel López Campos.

“Nos inquieta (la decisión) en relación con la percepción que se pueda tener respecto a la certidumbre a las inversiones a largo plazo”, argumentó, en rueda de prensa, el dirigente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

En su conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se declaró desierta la licitación para construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco, por el alto costo y el prolongado tiempo de construcción que llevaría la obra en Tabasco.

En su lugar, anticipó, Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) se harán cargo, completamente, del proyecto, que iniciará el próximo 2 de junio y quedará concluido en tres años.

El dirigente empresarial cuestionó lo anterior al considerar que el Ejecutivo federal debe enfocarse en garantizar la seguridad nacional e incentivar la llegada de capitales privados al país.

“El gobierno debe de ser quien vele por la seguridad y bienestar de la población, y no quien invierta en los proyectos productivos”, refirió.

Sin embargo, sostuvo, “respetamos las decisiones del Presidente, pero el tiempo nos dirá de estas decisiones”.

López Campos consideró que la medida requiere de un mayor análisis a la inversión real requerida para culminar el proyecto, toda vez que, precisó, Pemex necesita de apoyos financieros ante su situación porque un monto de 8 mil millones de dólares “no nos queda claro”.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...