Gobierno de Peña Nieto fortaleció legado diplomático de México ante ONU

En el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México fue uno de los cinco países que promovieron en 2017 la adopción del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

Compartir:

El legado diplomático de México ante la ONU fue fortalecido durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto con el impulso de acuerdos con el potencial de incidir de modo profundo en dos temas centrales de nuestro tiempo: la migración y la amenaza nuclear.

En el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México fue uno de los cinco países que promovieron en 2017 la adopción del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN), que declara ilegal la fabricación, posesión y uso de arsenales nucleares.


El acuerdo, que ya cuenta con 19 de las 50 ratificaciones que requiere para entrar en vigor, aspira a restar legitimidad y prestigio a un arsenal que tiene el poder de causar daños humanitarios y ambientales irreversibles en el planeta.

Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), organismo que se hizo acreedor al Premio Nobel de la Paz en 2017, destacó el papel positivo de México contra estos arsenales, tras la aprobación del TPAN .

“México ha sido un Estado clave en liderar esta campaña. Hay varios talentosos diplomáticos en el gobierno de México, y es claro que tienen el multilateralismo y el desarme como una prioridad esencial”, reconoció Finh.

México continuó así su tradición como nación que se opone de manera decidida a las armas nucleares, luego que en la década de 1960 el país impulsó el Tratado de Tlatelolco, que proscribió las armas nucleares en América Latina y el Caribe.

Asimismo, México junto a Suiza redactó, tras numerosas sesiones de consultas con los Estados miembros de la ONU, el Pacto Mundial para la Migración, que es el primer marco internacional que reconoce la necesidad de regular los flujos transfronterizos de personas.

El Pacto para la Migración será adoptado de manera formal por la comunidad internacional en una ceremonia de alto nivel que se celebrará a fin de año en la ciudad de Marrakech, en Marruecos.

El representante de México ante la ONU, Juan José Gómez Camacho, expresó que la implementación del pacto para el beneficio de los 250 millones de personas consideradas como migrantes en el mundo, ya comenzó a visibilizarse.

“Los países empiezan a procesar el contenido del pacto, la sociedad civil lo promueve intensamente, y el sector privado se educa y se informa sobre sus detalles y sus alcances”, declaró Gómez Camacho a Notimex.

Indicó que “la inmensa mayoría de la membresía de la ONU, salvo dos o tres países” han acogido el texto del pacto y han manifestado su voluntad de ceñirse a sus compromisos. Estados Unidos y Hungría, por lo menos, han objetado de principio al Pacto para la Migración.

Gómez Camacho señaló además como aportación de México a la ONU durante el actual sexenio la celebración en 2016 de la segunda sesión especial de la Asamblea General sobre el tema de las drogas, que resultó en un documento que llama a flexibilizar los enfoques prohibicionistas.

El documento quitó fuerza a la noción de que el tráfico de drogas es un fenómeno que puede ser eliminado para destacar un enfoque que concibe el consumo de enervantes como un problema de salud pública en que deben respetarse los derechos humanos.

“El siguiente paso será en marzo de 2019, cuando concluye el decenio en esta materia, tras la primera sesión sobre drogas de la Asamblea General organizada en 2009 también por iniciativa de México. Entonces habrá que adoptar nuevamente un plan para los siguientes años”, dijo Gómez Camacho.

En su discurso ante la Asamblea General, ofrecido el 25 de septiembre pasado, el presidente Peña Nieto resaltó otras dos contribuciones de México al sistema de la ONU en los seis años previos: la participación en las fuerzas de mantenimiento de la paz y el compromiso con el multilateralismo.

A partir de 2015, México comenzó a contribuir por primera vez con las misiones de paz de la ONU. Hasta el momento, el país aporta 12 expertos militares y un funcionario civil, entre los que destacan tres mujeres, en las misiones en Sahara Occidental, la República Centroafricana y Colombia.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha resaltado también el papel de México para promover algunos de los acuerdos más relevantes para la cooperación multilateral, entre los que sobresalen la agenda para el desarrollo hacia el año 2030, y el Pacto de París sobre cambio climático.

Durante la ceremonia del pasado 26 de septiembre para develar el cuadro mural obsequiado por México a la ONU, realizado por Manuel Felguérez, Guterres aseguró que este país “está participando plenamente en las actividades de nuestra familia mundial”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...