Videgaray enreda a AMLO con Gertz Manero

Compartir:

No puede haber de muchas sopas: o Andrés Manuel López Obrador respeta la autonomía de la Fiscalía General de la República, hace tiempo que el presidente no se comunica ni a través de interpósita persona con Alejandro Gertz Manero (por lo menos no se muestran junto en público desde el cheque de 2 mil millones para la rifa del avión presidencial), alguien informa de manera errónea al mandatario sobre cuestiones judiciales o su proclividad a contestar al bote pronto lo obliga a incurrir en errores, aunque no parece ser el caso en la “traición a la patria” de Luis Videgaray.

Por lo pronto, el caso del ex secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores de Enrique Peña Nieto, los metió en un brete difícil de creer porque en última instancia debemos concluir que alguien miente, López Obrador o el fiscal Alejandro Gertz Manero.

Cual sea el caso es para preocupar.

En la mañanera del martes, el presidente confirmó que la FGR solicitó una orden de aprehensión en contra Videgaray, si bien no detalló que fuera por traición a la patria, cohecho y financiamiento ilegal de campañas del PRI.

Su respuesta textual a una pregunta fue: “Sí, me informaron de que se hizo una solicitud en ese sentido en el Poder Judicial, pero se rechazó. Un juez consideró que no estaba bien integrada la averiguación o la solicitud que estaba haciendo la Fiscalía General de la República (FGR)”.

Dijo más: “Tengo entendido que regresó el juez esa petición a la Fiscalía, no sé si de manera definitiva o para que se complemente”,

Poco después, la FGR emitió un comunicado aclarando que “El Ministerio Público Federal (MPF), no ha recibido de Juez de Control, ningún rechazo a petición de orden de aprehensión en contra de Luis “V”.

“Las solicitudes de mayor información, en su caso, se tramitan dentro de la obligación de secrecía que se tiene en esta etapa procesal.

Cuando el resultado de las acciones de la FGR, en este asunto, puedan hacerse públicas, se cumplirá de inmediato con ese deber de información”.

Pues bien, la información disponible indica que el presidente López Obrador tiene razón. El juez de control José Artemio Zúñiga Mendoza del Reclusorio Norte rechazo a la FGR la solicitud de orden de aprehensión y exigió aclaraciones.

Asimismo, es posible afirmar que el 28 de octubre pasado, la Fiscalía se desistió de la solicitud.

La acusación contra Videgaray fue por delito electoral, cohecho indeterminado, cohecho por 121 millones de pesos, traición a la patria y asociación delictuosa.
El 3 de junio de 2019 el fiscal Valdemar González Ramírez entregó a la juez federal Luz María Ortega Tlapa el acuerdo de “prescripción de la acción penal respecto de las conductas señaladas como probablemente constitutivas de algún delito electoral (…) que pudieron haberse suscitado con motivo del proceso electoral 2011-2012″.

Es decir, no hay delito en lo que se refiere a la elección presidencial; tal vez en la intermedia.

El martes pasado, el principal funcionario de Odebrecht, Luis Meneses Weill, negó que la empresa brasileña hubiese destinado recursos para financiar la campaña de Peña Nieto y pagar sobornos a legisladores para aprobar la Reforma Energética.

La declaración de Meneses Weill a El Universal a través de su abogado sobre al cohecho por 121 millones de pesos choca con la denuncia del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, que se refiere a la aportación de Odebrecht de 10.5 millones de dólares y 85 millones de pesos adicionales, estos relacionado con la operación Etileno XXI iniciada en el sexenio de Felipe Calderón.

Si Odebrecht aportó 85 millones de pesos más de los 10.5 millones declarados en Estados Unidos, sus propietarios están en problemas.

Del “cohecho indeterminado” cometido por Videgaray no se sabe una palabra; lo de “asociación delictuosa” quizás tenga que ver con su jefe, Peña Nieto (incluso el documento de la FGR menciona el Bando solemne de su proclamación como presidente), sus compañeros del Consejo de Administración de Pemex y muchos funcionarios más, pero en donde todo es incierto es en la presunta comisión del delito de traición a la patria.

Probablemente tenga que ver con la Reforma Energética que, con un gran contenido panista, fue producto del Pacto por México, negociado y firmado por los representantes de cuatro fuerzas políticas (PRI, PAN, PRD y Partido Verde).

En realidad, la aprobaron en lo general y lo particular la mayoría de diputados y senadores, pero además en tan solo 83 hora hicieron lo mismo 17 congresos locales, es decir, la mayoría de los 32 del país. El 20 de diciembre de 2013 la promulgó el presidente Peña Nieto.

En otras palabras, si la asociación delictuosa y la traición a la patria de Videgaray fue la Reforma Energética, con él deben ser acusados unos mil mexicanos más que participaron en su elaboración y aprobación.

Si lo anterior parece galimatías quizás sea la razón por la que el juez Zúñiga Mendoza rechazó la solicitud de la FGR y exigió explicaciones y es posible que también ayude a entender, hasta donde la secrecía permite saber, por qué la FGR se desistió.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...