Santiago Nieto invita a bailar a Videgaray y Castillejos

A cada santo le llega su fiestecita, y al parecer estamos en vísperas de las de Humberto y Luis

Compartir:

Dicen en el pueblo que a cada santo le llega su fiestecita, y al parecer estamos en vísperas de las de Humberto Castillejos y Luis Videgaray. Han sido invitados a bailar por Santiago Nieto.

Cuando se habla de los factores de poder que abusaron de la confianza del Presidente Peña Nieto, por regla general se habla únicamente de los ex secretarios de Hacienda y Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Gobernación, Miguel Osorio Chong.

Al eterno pleito entre ambos se adjudica, entre muchas otras consecuencias, la debacle del PRI.

Es consenso que, de los dos, Videgaray fue el más poderoso de principio a fin, sin embargo, hubo un tercer poder, menos glamoroso, es cierto, pero no menos fundamental en la historia del sexenio pasado, el encabezado por quien fue consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos.

Un año atrás, el 18 de agosto de 2018, comentaba en este espacio que el Consejero Jurídico del Presidente López Obrador, Julio Scherer, tendría que darse tiempo “para destruir la estructura, irresistible, en el poder judicial que, traicionando la confianza del presidente Peña Nieto, construyó su antecesor en la Consejaduría Jurídica del Ejecutivo Federal, Humberto Castillejos, con el auxilio de Raúl Cervantes, Alfredo Castillo, Alberto Bazbaz y Tomás Zerón”.

Castillejos fue tan influyente como Videgaray en el área que le confiaron. Esto es, “hizo lo que le vino en gana para tejer, sin coto ni medida, una red de agradecimientos y compromisos que, desde su epicentro en la avenida Las Águilas, une al salón de plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con la PGR, y, desde luego, a subprocuradores y fiscales con juzgados y tribunales”.

El lunes, los nombres de Castillejos y Videgaray fueron mencionados por el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto.

Es decir, ambos ya están en la mira de la Cuarta Transformación.

Del ex secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores, Nieto dijo poco, pero suficiente: Le está armando un expediente.

No dio más detalles, pero uno de los temas quizás sea la compra de Fertinal por parte de Pemex,  con dinero de Nafin y Bancomext, cuyos consejos de administración encabezó.

A quien dedicó tiempo y detalles fue a Castillejos. Tres informantes, según publicó Carmen Aristegui, le habrían alertado sobre un presunto esquema de extorsión operado dentro de la UIF, bajo las órdenes del ex consejero jurídico presidencial.

Unos 722 particulares, cuyas cuentas bancarias habrían sido congeladas bajo sospecha de lavado de dinero, fueron sometidos a soborno entre 2014 y 2018. En esa época, Alberto Bazbaz fue titular de la UIF.

Está por demás decir que Santiago Nieto deberá probar lo que dice, pero, por lo pronto Castillejos ya no podrá vivir en el confort en que se instaló a raíz que se fue sin irse del gobierno de Peña Nieto con el pretexto de que contraería matrimonio.

El reto para Nieto, además de probar sus dichos, será vencer la red que Castillejos tejió en el Poder Judicial de la Federación. En su agenda hay jueces, magistrados y ministros de la Corte, esto sin contar agentes del Ministerio Público que quizás no ha logrado identificar el fiscal Alejandro Gertz Manero.

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...