Pacto de unidad nacional: AMLO-Alejandro Murat

Compartir:

UNA COSA DEBE TENER MUY CLARA GATELL, CUANDO EL PRESIDENTE DICE QUE NO SE PONDRÁ CUBREBOCAS: EN LA POLÍTICA MEXICANA PARA SOBREVIVIR LOS GRILLITOS SABEN QUE ES MEJOR OBEDECER QUE OPONERSE… Y BUENO, ASÍ LO VEREMOS EN LOS PUESTOS CON PRESUPUESTOS. NO HAY QUE DUDAR.

Y NADIE PUEDE NEGAR QUE EL PRESIDENTE NO SOLAMENTE SE RECUPERÓ DE LA SALUD SINO QUE TAMBIÉN TOMÓ ÁNIMOS PARA ENFRENTEAR A LOS FIFÍS, A LOS REACCIONARIOS Y A TODOS AQUELLOS QUE EN ESE TIEMPO USARON EL QUE NO PODÍA CONTESTAR A SUS PUBLICACIONES POR MEDIO DE LAS MAÑANERAS y pues, la realidad es que a pesar de todo, los informes indican que los niveles de aprobación del presidente andan en el 70 por ciento y que con esa base de fuerza social y de la gente es claro que el bat lo puede abanicar de tal forma que se deben cuidar de los pelotazos, total, es claro que el Presidente tiene no solamente el ánimo puesto para continuar con su proyecto de cambio, también les da palmaditas a sus gentes y les hace, cuando menos, creer que son eficientes cuando en la realidad solamente mostraron mediocridad en muchos casos, pero así es la política incluyendo la actual, no se cambian mucho ni de formas ni de fondo.

Es claro que en el tiempo que estuvo en recuperación el presidente entendió muchas cosas y que los cambios en la forma y en el fondo vienen porque son necesarios para que su proyecto tenga validez al futuro, no puede dejar las cosas al vapor, él sabe que su compromiso es vital porque ha dicho que el cambio no solamente es administrativo sino que hay, en puerta, un CAMBIO DE SISTEMA y esto implica muchas cosas, entre ellas la concepción de un nuevo proyecto ideológico que pueda desarrollar y eliminar los nudos que nos mantienen atados al pasado, a lo mejor por esa razón, los nuevos festejos que se realizarán por la Independencia de México tienen como inicio el festejo en CUILAPÁN DE GUERRERO, OAXACA, donde se consumó la traición y muerte para Vicente Guerrero, el presidente sabe que ahora es diferente el tema, cuenta con un gran aliado dentro de la “oposición” que tienen nuevas formas y un nuevo concepto de hacer política llegando a la conclusión de que es mejor aliarse que pelearse, y por esa razón, Alejandro Murat es la nueva figura que le brinda la confianza al presidente para impulsar los grandes proyectos del Sur, que en realidad son los proyectos que podrán conciliar el desarrollo y el bienestar social y la justicia para el pueblo de México, porque es la que garantiza que se desarrolle la cintura de la patria sin tener el riesgo de perderla, como se proyectaba en el viejo régimen cuando se daba como un hecho el que se pudiera contar con el México del Norte y el México del Sur para que en un país dividido se pudiera explotar mejor todos sus recursos económicos y humanos.

Por muchas razones será importante para los analistas políticos y para los políticos observar el cómo y las formas y las selecciones que se hagan para la selección de los candidatos a los puestos de elección popular, simplemente porque es necesario conservar este proyecto de unidad que han marcado tanto el presidente López Obrador como el gobernador Alejandro Murat, no se podrá mantener un proyecto de confrontación como algunos grupos o jefecillos de bandas políticas de los partidos lo desean, no porque no tengan derecho o ganas o posibilidades de tener los ansiados puestos con presupuestos, pero deben entender que es primero el proyecto nacional que se funda en el cimiento de Oaxaca, acá está la base del desarrollo futuro del SUR y es el proyecto que garantiza el factor más importante en el comercio, la industria y las finanzas al futuro. No se puede tener solamente la visión y la ambición personal y patrimonialista de los jefecillos de las bandas políticas, deben reflexionar sobre la trascendencia que significa mantener ese pacto de unidad que han mostrado el presidente y el gobernador para fortalecer el proyecto nacional y las bases del nuevo México unificado por la fuerza de la zona Sur del país, donde los recursos naturales son inmensos y el valor humano de su población es increíble, porque son los sobrevivientes de la gran tragedia mexicana, y hoy, podrán ser los actores de la reconstrucción real del país. Así de simple y de complejo y ojalá lo entiendan esos ambiciosos jefecillos de las bandas políticas que siguen actuando en la entidad, porque de otra forma los grupos reales del poder tendrán que actuar con toda la fuerza para imponer la ruta que se ha convenido entre el presidente y el gobernador en un nuevo pacto de UNIDAD NACIONAL, donde es primero la vida de los mexicanos y su bienestar con justicia social.

En la zona Sur del país siempre hemos sufrido la fuerza y ambición de los grupos que actúan como caciques regionales, así, los diferentes grupos y bandas de hampones políticos se vinieron imponiendo porque se protegían unos a los otros para saquear y robar los recursos y los fondos financieros de los ciudadanos, y esto, les resultaba un gran negocio y por ello mantuvieron a esos grupos ligados a los diferentes grupos y mafias de los partidos políticos a nivel nacional, hoy cambian los tiempos y los objetivos, se trata de romper con esos intereses y dar prioridad al desarrollo y la justicia social a los ciudadanos para que con sus recursos pueda la región Sur del país ser un eficiente impulso para el desarrollo nacional y la estabilidad política basada en los acuerdos y los compromisos de una nueva visión política en el hacer y en el quehacer, como lo demuestran hoy en día el presidente López Obrador y el gobernador Alejandro Murat, y es por ello que los grupos deben entender la trascendencia de esto y de lo que mejor conviene al presente y futuro de toda la región porque es la única forma de poder avanzar sin confrontación, dejando a un lado las ambiciones y los intereses que se alcanzan con los puestos con presupuestos como lo vemos ahora en muchas presidencias municipales de lo que fuera la oposición y hoy, muchos, dicen que son la imposición…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...