ONG´s ponen a prueba de impunidad y corrupción a López Obrador, Anaya y Meade

No se trata de honestidad, Andrés Manuel, se trata de dar blindaje, autonomía, y mecanismos que garanticen un ejercicio objetivo, imparcial y justo a las Fiscalías. Los colectivos exigen a los candidatos legislar ya.

Compartir:

No se trata de honestidad, Andrés Manuel; se trata de dar blindaje, autonomía y mecanismos que garanticen un ejercicio objetivo, imparcial y justo en la Fiscalía General de la República, en la Anticorrupción y en la Electoral.

La probada honestidad, capacidad y ética, serán requisitos que el Senado, como jurado de los aspirantes, tendrá que examinar, pero también se trata de reformar el artículo 102 constitucional, quitar cualquier intervención del Ejecutivo en la designación de las fiscalías, y que la Fiscalía General NO nombre a las otras ni intervenga en los nombramientos de la capa superior de estas.

Así de simple, pero así de complicado, porque la impunidad tiene demasiados antecedentes, demostrados en los titulares de la PGR de Jesús Murillo Karam, de Arely Gómez, de Raúl Cervantes Andrade y de Alberto Elías Beltrán.

En sus manos estuvieron las denuncias contra Javier Duarte, Roberto Borge, César Duarte, Eugenio Hernández, Humberto y Rubén Moreira; Rodrigo Medina, Mario López Valdez y más.

Todos fueron beneficiarios de la impunidad hasta terminar su mandato, a pesar de sus escandalosas administraciones. Los procuradores archivaron carpetas de investigación; se dijeron faltos de mecanismos, de tiempo; nunca “vieron” lo que veían los veracruzanos, los quintanarroenses, los chihuahuenses, los tamaulipecos, los coahuilenses, los neoleoneses y los sinaloenses.

El cambio del partido en el gobierno de cinco de los siete estados señalados exhibió lo evidente: Miguel Riquelme Solís y Quirino Ordaz Coppel, en Coahuila y Sinaloa, reeditan, en este momento, la complicidad; son permisivos a las pillerías de sus antecesores, que les ayudaron a ganar la gubernatura, un sol que NO se puede tapar con un dedo.

Imperdonable la complacencia del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, con su antecesor, Juan Sabines, un patán con poder, saqueador, que, además, persiguió y encarceló a quien, en su delirio, catalogaba como potencial enemigo. A cambio de ganar la gubernatura para Velasco recibió el consulado de Orlando, Florida, como premio.

De igual forma, la continuidad en Veracruz, con el paso de Fidel Herrera Beltrán a Javier Duarte, permitió, durante seis años, diluir las atrocidades; también fue premiado con un consulado, el de Barcelona, España, pero Miguel Ángel Yunes lo obligó a abandonarlo en enero del año pasado, sin embargo, Duarte había borrado, en lo posible, las huellas de su antecesor y compañero de partido; enredó evidencias; ocultó y maquilló información para complicar, al gobierno de Veracruz, la investigación contra Fidel. Por supuesto, la PGR no tiene prisa en ninguno de los estados.

La agenda electoral es el elemento permisivo.

La agenda electoral del PRI en Veracruz obligó a la PGR y a la Segob a esperar al conteo del último voto para saltar sobre Javier y su esposa, Karime Macías Tubilla.

La agenda electoral de Miguel Ángel Osorio Chong la condujo su manual de precampaña, abierta desde el banderazo del sexenio. Mantuvo aberraciones disfuncionales, como la fusión de la Secretaría de Seguridad Pública en una superdependencia. Ni siquiera la presunta ética que le atribuyen algunos importantes líderes sociales al comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, tocó ese yerro burocrático que contribuyó, en buena medida, a los peores récords de la historia criminal de México y que ahora es una lápida para el precandidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

De nuevo los líderes sociales agrupados en los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás, que aglutina a 300 organizaciones, se congregaron, el miércoles, en el Ángel de la Independencia para exhortar a los precandidatos López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y Meade a convencer a las bancadas parlamentarias de sus partidos en alianza a reformar el 102 constitucional para garantizar autonomía total en la procuración de justicia.

El propósito es atajar cualquier simulación, hacer frente a los malabarismos de la bancada del PRI, PVEM y Panal, y los reclutados panistas por Emilio Gamboa Patrón: Ernesto Cordero Arroyo, Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano Alarcón (con licencia y fuera del PAN), Salvador Vega Casillas y Jorge Lavalle Maury, quienes ya hicieron esta faena con la Ley de Seguridad Interior, impugnada por las bancadas de los partidos en alianza con el Frente por México y Morena -Fernando Herrera, Luis Sánchez, Manuel Bartlett, Marko Cortés, Francisco Martínez Neri y Rocío Nahle-, por la CNDH de Luis Raúl González Pérez y el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) Francisco Javier Acuña Llamas.

Ahí está el reto en espera de respuesta de los virtuales candidatos. Andrés Manuel se equivocó con las ternas; tal vez no con la currícula de cada uno, pero sí con el imperativo de escoger nombres que, para agudizar la torpeza, tienen relación cercana y de trabajo con el líder de Morena.

Aún es tiempo; hoy inicia el periodo ordinario de sesiones y lo menos que se espera es un albazo parlamentario, como el que avaló la Ley de Seguridad Interior y, anteriormente, la militarización de los puertos como premio a la Secretaría de Marina de Vidal Soberón Sanz, y, más para atrás, la unanimidad infame a la Ley Televisa, que le dejó ganancias exorbitantes por el pretexto del garrote de las cámaras contra los legisladores rebeldes.

Aún es tiempo, Andrés Manuel, Ricardo, José Antonio.

 

twitter: @hugopaez

blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...