Mejor que peor

Señor Presidente, con todo respeto, ya no nos redima; déjenos mal

Compartir:

¿Se acuerda del viejo cuento aquél del changuito que alardeaba con los demás animales de la selva que iba a ponerle una golpiza al león y lo que contestó cuando le preguntó el león qué andaba diciendo?… ¡ese!… “aquí, nomás de hablador”, respondió sonriendo nervioso el changuito.

El 29 de julio y el 24 de septiembre de este año, nuestro Presidente afirmó que en 2021 buscaría una reforma constitucional para anular la reforma energética, pues, según él, “(…) si no tenemos independencia en nuestros energéticos, no podemos garantizar nuestra soberanía (…)”. ¡Ay!, bueno, siendo así.

No es sorpresa, lo dijo en su campaña presidencial y en el video que puso al aire días antes de las elecciones: “Vamos a rescatar el petróleo, la industria eléctrica, en el marco de la legalidad, no vamos a cometer ninguna arbitrariedad (…) los recursos naturales del país van a ser para beneficio de los mexicanos (…) No va haber gasolinazos, se los puedo garantizar, ni va a aumentar la luz, ni el gas, como ha venido sucediendo en este sexenio (…) no hay ninguna justificación para que aumenten los precios de los energéticos”.

Si eso para usted es historia vieja, entonces se le recuerda que el jueves pasado, nuestro Presidente declaró muy orondo que buscaría: “(…) una reforma constitucional para que prevalezca el dominio de la Nación sobre los recursos naturales (…) no vamos a ceder en este asunto porque tenemos que defender el interés público, del pueblo y de la nación”. Siente uno ganas de ir por su sombrerote de “¡Viva México cab…!”.

Lo malo de que el equipo del Presidente no sepa de qué va a hablar, es que no tenían listo el disco de “La marcha de Zacatecas”, hubiera sido bonito, terminando él su gallarda declaración: ¡Tachún, tachún, taaachún, taaachún! Y de entre los ahí presentes no hubo quien se pusiera de pie y entonara el Himno Nacional… de veras, qué poco patriotismo, no se dan cuenta cuando viven un momento histórico.

Antes de que algún fifí se ponga pesado, sí, hay que aceptar que los precios de las gasolinas, el gas y la electricidad, han aumentado, pero porque hay que equilibrar precios con inflación, como nos explica incansablemente nuestro Presidente (y ya alguna vez, alguien le aclarará ideas a la secretaria de Energía, doña Nahle, quien muy fresca el 8 de julio de este año, emitió el documento “Programa Sectorial de Energía 2020-2024” -como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024-, en el que contradiciendo al Presidente, acepta que los precios de los energéticos para el consumidor final, sí aumentan por arriba de la inflación… ¿qué pasó señito?, no desentone).

Bueno, de regreso al rescate de la soberanía nacional: El Presidente tiene que jalar orejas o pedir renuncias, porque el 1 de julio de este año, cuando festejó feliz, feliz, feliz, la entrada en vigor del T-MEC (TLC recargado), nadie le advirtió que ese acuerdo que firmamos con los EUA y Canadá, incluye los términos de la reforma energética aprobada en 2014 por nuestro Congreso (o sí le dijeron y se le olvidó; o no se le olvidó y se hace; o cree que puede jugarle una bola rápida a esos países; o nomás lo dice, pero en sus telefonazos a Trump, le pide chance; no lo sabremos nunca)… y por cierto, también incluye los términos de la reforma energética que tanto odia nuestro Presidente, el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP, le dicen), que tenemos firmado con 11 países (entre ellos, Japón, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Singapur… puro zarrapastroso).

Y conste que al del teclado no le gusta la reforma energética impulsada por Peña Nieto, pero acepta que ya con Pemex al borde del desastre, la única salida era aceptar que la iniciativa privada entrara al sector. Y como todo debe decirse, a ver cuándo nuestro gobierno le mete mano al sindicato de la paraestatal, personaje estelar en la ruina de Pemex. A ver cuándo.

Como sea: Nos guste o no, la reforma energética está incluida en el T-MEC; nos guste o no, hay grandes capitales que ya invirtieron miles de millones de dólares en México. Nos guste o no, el que da y quita, con el diablo se desquita.

Nuestro Presidente parece tratar igual con todo mundo, su estrategia es decir una cosa, hacer otra y negar lo que dijo. Eso no funciona con los EUA, Canadá y los países de la zona de Asia Pacífico.

Un primer trompetazo de aviso lo dio el American Petroleum Institute (API), el 16 de junio pasado, cuando le entregaron una carta a los secretarios de Estado, Michael Pompeo; de Energía, Dan Brouillette; de Comercio, Wilbur Ross; y al representante comercial de EUA, Robert Lighthizer; denunciando que México no estaba jugando limpio y que violaba el T-MEC, dando trato discriminatorio a las empresas petroleras yanquis (tan chiquitas), y con las tácticas estorbosas de doña Nahle. Nuestro Presidente no se dio por enterado. Bueno, pero este viernes pasado, como respuesta clarita a sus declaraciones del jueves, de que  va a empujar una contrarreforma energética, seis senadores y 37 representantes del Congreso de EUA, le pusieron una carta al Trump, su presidente, diciéndole que esperan encuentre una solución con México, pues los preocupa mucho el memorándum que tienen en sus manos, firmado por nuestro Presidente, en el que ordena a funcionarios mexicanos usar todos los recursos a su alcance dentro del marco de las normas regulatorias para proteger a Pemex y la CFE; además de las iniciativas de miembros de Morena que buscan anular todos los contratos hoy vigentes con los inversionistas extranjeros. Chismosos.

Imaginemos que nuestro Presidente, se envuelve en la bandera y sigue con su necedad. Bueno, como estamos imaginando, supongamos que todos esos países aceptan el cambio de juego… muy bien… pero en ese momento, quedamos fuera del T-MEC y del TPP… seríamos gracias a la Cuatrote, un país paria y eso sí que sería una transformación, aunque el país quedara desfigurado. Señor Presidente, con todo respeto, ya no nos redima, déjenos mal, mal es mejor que peor.

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...