Un Almirante a la API Veracruz, ¿que no estaba privatizada?

Compartir:

Como diría aquél, barajeámela más despacio. Hace unas semanas el Presidente López Obrador acusó que la APIVER (Administración Portuaria Integral Veracruz) estaba en manos de una empresa privada a la que se le había ampliado una concesión de 50 a 100 años, cuatro días después de que ganó las elecciones en 2018.


El Mandatario federal prometió investigar “hasta sus últimas consecuencias” lo que consideró una falta administrativa, si no es que un delito.


Pero ocurre que este miércoles, la Secretaría de Comunicaciones, a cargo de Jorge Arganis Díaz Leal, quien sustituyó a Javier Jiménez Espriú, que renunció porque no aceptó que los puertos y aduanas se pusieran bajo mandos militares, dio a conocer a los nuevos directores generales de cinco APIS, incluyendo la veracruzana.


Para el puerto jarocho anunció al Almirante, Romel Eduardo Ledezma Abaroa; para la API Manzanillo al Almirante, Salvador Gómez Meillón; para Lázaro Cárdenas, el Almirante, Jorge Luis Cruz Ballado; para Dos Bocas, el Vicealmirante, Gregorio Martínez Núñez, y para Mazatlán, el Contralmirante Mariel Aquileo Ancona Infazón.


Con ellos, señaló la SCT, suman 12 los nuevos directores generales que se han cambiado desde que el Presidente propuso dar esa tarea a la Marina.


Sin embargo, a la fecha no se ha aclarado qué pasó con la APIVER. ¿Un Almirante en la iniciativa privada, o ya le sumamos otra a López Obrador?

CON DESPECHO Y SU “OPERACIÓN DE ESTADO”, NOROÑA SE VA A LA YUGULAR DE AMLO

Más allá de sus sainetes, y de no haber logrado que toda la Izquierda siguiera su juego para convertirse en el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Gerardo Fernández Noroña cometió este miércoles el error de su vida.


Luego de anunciarse en San Lázaro que el pleno de la Cámara Baja aprobó con 313 votos, 21 abstenciones y 123 en contra la nueva integración de la Mesa Directiva encabezada por la priísta Dulce María Sauri Riancho, el petista acusó “operación de Estado”.


Aun cuando en su comentario increpó a la Secretaria de Gobernación. Olga Sánchez Cordero, como quien habría maniobrado una negociación, en un acercamiento con Mario Delgado y René Juárez, coordinador del PRI, el golpe seco por lo de “Estado” pega directamente al Presidente Andrés Manuel López Obrador.


La nueva acusación de Fernández Noroña fue la saga de lo que expresó el martes pasado cuando, esta vez sí dirigiéndose a él, pidió al Presidente rectificar, pues, afirmó, se cometía una “error” y una “irresponsabilidad”.


Antes, el vicepresidente del PT en San Lázaro llamó hipócritas a Martí Batres y Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional interino de Morena, por criticar la adhesión de Mauricio Toledo y Héctor Serrano, ex perredistas que sumó a su bancada para rebasar al PRI como tercera fuerza.


Para nadie es un misterio el temperamento desbordado de Fernández Noroña, al grado incluso, en varias ocasiones, hasta de casi llegar a los golpes con adversarios y críticos. Y es, tal vez, el que mayores calificativos grotescos ha lanzado contra el ex Presidente Felipe Calderón.


Y, sí, dicen que cuando la perra es brava hasta a los de casa muerde. Pero el cuento no termina ahí, sino en el destino de quien muestra esa bravura.

‘EXQUISITEZ DE LA PEQUEÑA BURGUESÍA’, LA ENFERMEDAD QUE PUEDE TUMBAR A LA 4T

Lo descubrió y lo reveló este miércoles el Presidente Andrés Manuel López Obrador al confirmar la renuncia del Secretario de Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo. El biólogo se fue “por estrés”.


Y ese mal, afirmó el Presidente, es una “exquisitez” que él creía “exclusivo de la pequeña burguesía, pero sí existe, y no todos estamos hechos para resistir presiones”.


Es decir, Toledo no renunció porque fue grabado cuando en un evento privado tronó, dando una verdadera chicoteada a la 4T: “Como un conjunto claro y acabado de objetivos no existe. El gobierno está lleno de contradicciones…”.


En ese sentido, Javier Jiménez Espriú y Carlos Urzúa, quizá, también padecieron de esa “exquisitez”. El padecimiento no es contagioso, pero sí surge, hablando científicamente, “por factores genéticos y por comportamiento”.


Y en tiempos de enfermedades, tal vez a la 4T le urge encontrar, además de la del Covid-19, una segunda vacuna…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...