López-Gatell hace crónica de una muerte no anunciada

Compartir:

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, hizo un resumen, a su manera, de cómo él, la Secretaría de Salud y el Gobierno Federal han llevado la estrategia contra el Covid-19… ¡desde diciembre de 2019!

Durante la conferencia vespertina de este jueves mencionó varias fechas (3, 9,16 y 22 de enero) en las que, afirmó, pusieron manos a la obra porque previeron una epidemia como la actual.

Pero resulta que el subsecretario debe andar con cuidado, pues la nariz le puede crecer… y mucho. La primera conferencia oficial sobre el Covid-19 fue el 27 de febrero en la Secretaría de Salud, después, a partir del 28, en Palacio Nacional.

López-Gatell dijo que la primera conferencia fue el 22 de enero. Correcto, pero no era diaria. En fin, entre las cosas que se mencionaron este día están: Este virus no cuenta con un “importante potencial de causar enfermedad grave o muerte”. No lo dijo en su crónica de este jueves.

En esa misma fecha, o 21 de enero: “Las personas… tendrán enfermedades infecciosas respiratorias en los próximos tres meses, y puede causar síntomas como fiebre, tos, malestar general y catarro, pero eso no quiere decir que estén con coronavirus”. Hoy afirman quien tenga esos síntomas debe dar por un hecho que es Covid. Tampoco lo mencionó.

Más aun, olvidó detallar lo que opinó el 29 de febrero, por ejemplo: “Ahora se deben tomar medidas de control y prevención menos fuertes que en 2009 (cuando enfrentamos la Influenza)”.

“En 2009 fue necesario tomar medidas por emergencia epidemiológica: El Covid-19 no cumple condiciones para ser emergencia”.

“No hay razón para seguir las acciones llevadas a cabo en 2009. Son muchísimos menos demandantes o intensas… porque hoy no somos el centro de inicio de la epidemia…”.

“(El contagio de Covid-19) es apenas indistinguible de un catarro”.

“Una pandemia no es necesariamente más grave que una epidemia”.

Y aquí los malosos develarán lo que dijo, o dijeron, el 27 y 28 de febrero, sobre una enfermedad que ahora ven como el verdadero demonio. Y que, como el tigre, ya se les soltó.

LO DICHO, MORENA ESTÁ SALADO
No así Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional interino del partido. El sustituto temporal de Yeidckol Polevnsky, quien hacía las veces de dirigente siendo secretaria general, podrá seguir un rato más en el cargo.

¿Por qué? Porque la Comisión Nacional de Elecciones de Morena canceló, a causa de la epidemia de Covid-19, las 300 asambleas distritales que se efectuarían el próximo domingo.

Desde octubre pasado, el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador no puede llevar a cabo su elección interna para elegir su primer presidente nacional. La causa, dos virus, uno que produce “canibalismo”, y otro que produce Covid-19.

Así que quizá para después de que México produzca la vacuna contra el Covid-19, los morenistas podrán realizar su encuesta. Por lo pronto, Ramírez Cuéllar seguirá siendo el dolor de cabeza de Polevnsky.

‘ESTOY AQUÍ PORQUE ME LLAMO ROSARIO ROBLES… Y SOY MUJER’
A un año de estar encarcelada injustamente, Rosario Robles, ex titular de Sedatu y Sedesol, hizo circular una carta en donde resume su caso. La redacción es extensa, pero su mensaje, duro, se resume en tres párrafos:

“La venganza de unos, la cobardía y el silencio cómplice de otros, y una procuración de justicia selectiva me tienen aquí”.

“Yo estoy tranquila, como dijo recientemente el Presidente, ‘mi tribunal es mi propia conciencia’”.

“Pienso que lo mío es nada frente al duro hecho de que más de 55 mil familias mexicanas están de luto (por el Covid-19) y abandonadas en su dolor, que muchos tienen hambre, que cientos de miles se han quedado sin trabajo…”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...