La “catástrofe y media” mexicana, y el “ne pas avoir la langue dans sa poche” de Macron

Compartir:

Este miércoles debió ser de al menos una mención a los 90,000 mexicanos caídos ante el Covid-19, durante la conferencia nocturna. Pero ya se vio que la cifra no interesa ni a los periodistas que acuden, ni muchos menos a quienes conducen.

Y solo para el apunte, pues sí, ya llegamos a la “catástrofe y media”, 30,000 fallecimientos más que los augurados por el doctor Hugo López-Gatell (60,000) como señal de pánico.

Al mismo tiempo, al menos dos estados (Jalisco y Nuevo León) han anunciado medidas que en cualquier otro país le llaman “toque de queda”.

En Jalisco, el Gobernador Enrique Alfaro oprimió el “Botón de Emergencia” que consiste en que a partir de 30 de octubre, y durante 14 días, se suspenderán actividades (económicas, culturales, religiosas, recreativas y deportivas) de lunes a viernes de las 19:00 a las 6:00 horas, y los fines de semana desde el viernes por la noche hasta el lunes a las 6:00 horas.

En Nuevo León, Jaime Rodríguez aprobó un decreto entre municipios y la Secretaría de Salud para que a partir del 1 de noviembre, la Policía estatal y municipal pueda suspender fiestas en casas, quintas o salones de eventos, sancionar y hasta arrestar (por 36 horas) a quien no use cubrebocas.

Los gobernadores, por ciento, integrantes de la Alianza Federalista, siguen medidas muy parecidas a algunos países europeos para anticiparse a un eventual rebrote.

Pero, además, están en el tono con que el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, se pronunció ante las medidas, aquí sí llamadas por su nombre (“toque de queda”) ante la reactivación de casos:

“Francia nunca permitirá que mueran cientos de miles de sus conciudadanos. Estos no son nuestros valores”. Es decir, Macron “ne pas avoir la langue dans sa poche”. Ni la pandemia le cayó “comme un gant”.

Y ANTE LA EMERGENCIA, LA OTRA CIENCIA NACIONAL
Mientras son peras o son manzanas, y si de lo que se trata es ganarle la batalla al Covid-19, este miércoles surgieron dos propuestas de suplementos o “medicamentos” muy mexicanos para atacar al coronavirus en cuestión.

No, no vienen de AstraZenca, ni Pfizer, ni CanSino Biologics. El primero fue presentado por el Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad: “Lo presentamos al país y al mundo. Tenemos que compartir este conocimiento, no seremos mezquinos para no hacerlo”.

Se trata del Vita Deyun, desarrollado por científicos mexicanos y que, afirmó el gobierno de Hidalgo, previene y reduce la infección viral, y aminora los efectos del SarsCov-2 en el cuerpo humano.

Por si fuera poco, y sin demeritar las aportaciones, al final de la conferencia del doctor López-Gatell, una periodista (de “Así lo dice Lamont”) y un científico dieron a conocer el producto que se llama Hydrotene.

Según la presentadora del científico, el Hydrotene es un nutriente que “ha salvado y ha levantado a la gente del Covid en cualquiera de sus etapas”.

“Este nutriente es de un científico mexicano que tiene una misión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que le pidió que insistiera y empujara el elefante”, dijo la comunicadora.

Al describir el producto, quien al parecer es su creador afirmó que encabeza una “industria alimentaria antioxidante”, y que lo ha aplicado personalmente, a familiares y otras muchas personas “desde hace cinco años contra la gripe, y desde entonces no hay gripe”. Alguna vez, hasta Jaime Maussan habló del producto.

Mientras todo sea por parar lo que al parecer, en meses, parece imparable, ahí está parte de la otra ciencia mexicana. Y mientras no salga más caro el caldo que las albóndigas…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...