Estocada de Trudeau a AMLO quita “oficialidad” a encuentro con Trump

Compartir:

El 7 de octubre de 1992 en San Antonio, Texas, los presidentes Carlos Salinas de Gortari, de México, y George W. Bush, de Estados Unidos, así como el Primer Ministro de Canadá, Brian Mulroney, atestiguaron la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte.


La firma corrió por cuenta de los negociadores comerciales de los tres países, Jaime Serra Pucha, Carla Hills y Michael Wilson, respectivamente. Un “eventazo”.


El TLCAN comenzó a ser sustituido desde 2018 por el ahora T-MEC, cuando Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Justin Trudeau, firmaron la intención de llevarlo a cabo. El hecho ocurrió en el marco de la reunión del G-20, en Buenos Aires, Argentina.


Este miércoles, el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo estadunidense, Donald Trump, sostendrán un encuentro en la Casa Blanca, que todo mundo ve como “táctica electoral” de quien despacha en Washington para recuperar puntos en la carrera por su reelección que va perdiendo.


López Obrador, sin embargo, ve el asunto, o así trata de venderlo, como el arranque (o el abrazo) por el inicio del T-MEC. Es decir, primero entró en vigor el acuerdo comercial (1 de julio) y después viene la congratulación.


En el asunto hay un “pero”. El T-MEC es de tres (como en el TLC) y solo lo festejarán dos. Justin Trudeau, Premier de Canadá, parece que sí entendió la jugada de Trump y prefirió no ser carnada en un ejercicio político en pleno en Estados Unidos, el proceso electoral.


La ausencia de Trudeau en la Casa Blanca quita “oficialidad” a evento de T-MEC, pero da la razón a los especuladores. López Obrador se sentirá incómodo. Lo estarán viendo los demócratas que no imaginaron ver a un Presidente liberal (demócrata) departir con el más neoliberal. Se sentirá incómodo porque pisará y respirará en la casa más “fifí” del mundo.


El viernes volveremos a lo mismo: Muro, no migrantes, no cárteles, mugrosos, criminales… o aranceles a todos los productos mexicanos que van a Estados Unidos. Yes sir!

CAPITALINOS ‘REVIENTAN’ ESFUERZO DE SHEINBAUM CONTRA EPIDEMIA

Poco se sabe con exactitud qué gobiernos estatales en la República han establecido una real estrategia, con responsabilidad, para salvaguardar de la epidemia de Covid-19 a su población. Se difundió, por ejemplo, que en Nuevo León el Gobernador Jaime Rodríguez implementó hasta una especie de “Toque de Queda”.


En donde no hay duda que la autoridad local no ha escatimado esfuerzos y medidas para frenar los contagios es en la Ciudad de México. Desde el 10 de junio, Claudia Sheinbaum anunció acciones extras como el incremento de pruebas, las encuestas casa por casa que realizan 5 mil brigadistas, rastreo telefónico y entrega de “kits” con apoyo médico y económico.


La Jefa de Gobierno incluso ha ido más lejos al grado de mejorar las medidas anunciadas por Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, que a veces se quedan cortas, como su insistente negativa al uso del cubrebocas.


Esta semana, Sheinbaum emitió otra regla. Para ingresar al Centro Histórico se dividió la semana en dos. Tres días, lo podrán hacer personas cuya primera letra del primer apellido comience desde la “A” a la “L”, y otros tres, de la “M” a la “Z”.


Pero este lunes, al parecer, acudió todo el abecedario, pues las calles (varias convertidas a peatonales), banquetas y negocios lucieron repletas de transeúntes. Los capitalinos se volaron los filtros sanitarios, no respetaron la regla, y hasta del cubrebocas se olvidaron.


Suena pesado, grotesco, pero no es malintencionado, lo dice el dicho, “quien por su gusto muere, ni el camposanto merece”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...