El regalo de Peña a los pobres con que se adelantó a la 4T

Compartir:
Puebla, Pue. 20-05-2015 Personal de la SCT y Correos de México entregan miles de televisores digitales, parte del programa de transición a la Televisión Digital Terrestre que encabeza el Gobierno de la República. Foto.- José Castañares/EsImagen!!

Hoy, aquel obsequio del gobierno de Enrique Peña Nieto a los pobres, si se hubiera repetido, habría caído como anillo al dedo a la Cuarta Transformación con esto del regreso a clases desde la casa, pero a nadie se le ocurrió o, de plano, no encontraron patrocinador, porque lana, lana, no hay.


Con motivo de la transición de la señal analógica a la digital terrestre, la administración peñista donó entre 10 y 14 millones de aparatos con la nueva tecnología en 2015, una por familia. En México existen alrededor de 30 millones de hogares, es decir, favoreció a un tercio, “a los de abajo”.


Qué tal que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se hubiera dado a la tarea de obsequiar televisores o computadoras a las familias más humildes para beneficio de las niñas y niños que, la verdad, sorprendentemente, han acudido al llamado de no bajar los brazos para aprender, ante una inédita emergencia sanitaria.


¿Por qué no se hizo eso como en el caso de los respiradores para enfermos de Covid-19? Como dijo este lunes Esteban Moctezuma durante la “mañanera”, “México no se rindió”. Tampoco los niños, las madres y los padres. Están en las calles, en los mercados, en las banquetas, con un cuaderno en las manos y viejos celulares robando una señal que les permita abrir una pantalla y aprender.


Y con ello, ni Morena, ni el Presidente tendrían ya qué hacer campaña. Unos 10 milloncitos o más votos estaban “cinchos”. Si se pudo, se podía…

LÓPEZ-GATELL, SUS OMISIONES Y EL CÓDIGO PENAL FEDERAL

Por ahí, los malosos aseguran que luego de 60,000 muertos por el Covid-19, pero, sobre todo, porque de por medio existe una “confesión de parte”, como es “un escenario muy catastrófico (si continuamos con esta estrategia)”, el asunto para el doctor Hugo López-Gatell podría pasar del tema de Salud al Penal.


Y es que hay quienes aseguran que la actitud del médico, encargado de librar a los mexicanos precisamente de la muerte por la pandemia, ha caído en una inconcebible actitud.


Lo explican: Su actuar omisivo lo ubica en la comisión del delito de ejercicio ilícito de servicio público, previsto y sancionado por el Artículo 214 del Código Penal Federal en su Fracción VI.


Comete el delito el funcionario público que teniendo la obligación por razones de empleo, cargo o comisión de custodiar, vigilar, proteger o dar seguridad a personas, lugares, instalaciones u objetos, incumpliendo su deber, propicie daño en cualquier forma a las personas, o a los lugares, instalaciones u objetos, o pérdida o sustracción de objetos que se encuentren bajo su cuidado.


Aseguran que este delito puede ser aplicado, pero, además, por su negligencia y falta de cuidado, que ha provocado la muerte de más 60 mil personas, se podría encuadrar el de homicidio por omisión o sea culposo.


En una de esas, los petrificados mexicanos se deciden a denunciar y, entonces sí, ¡en toda la meseta!

LOS ASEGUNES DE AMLO: EL AVIÓN, LA CAMPAÑA Y LOS ‘CACHITOS’ ATORADOS

Como lo había anunciado, el Presidente López Obrador se subió al ex avión presidencial para grabar un “mensajito” e impulsar la venta de “cachitos” que, a decir hasta de ellos mismos, no camina a solo tres semanas del sorteo.


Luego afirmó que pese a verse pequeño ante la gigantesca afrenta, el es “republicano” porque “el poder es humildad”. Cosa que ni debió recordarnos, tan republicano que estuvo en la Casa Blanca acompañando a Donald Trump, como un pequeño favorcito para su campaña, a lo que no se prestó Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá.


Por si fuera poco, y hablando de campaña, clarito se vio en el “mensajito” el “modito” de la promoción electoral para el 2021, siendo ¡el Presidente de la República!: “Compra tu cachito, hagamos historia”, dice López Obrador en el video. ¿Recuerdan el slogan aquel de su campaña presidencial, “Juntos Haremos Historia”?


En otro punto, el negro panorama es para los “billeteros”, expendedores de “cachitos”, pues los enteros que adquieran (20 boletos) será su responsabilidad venderlos “a como dé lugar”, pues no habrá reembolso. Además de que la semana del sorteo no habrá otros premios, es decir, no habrá ventas, no habrá ganancias. Y todo por un avión que seguirá sin dueño.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...