El General que ganó dos batallas al mismo tiempo… Pero, ¿y el vocero único?

Compartir:

Claro, para empezar todo está en que el general Salvador Cienfuegos no sea enjuiciado en México, lo cual parece factible, pues iría contra la lógica que el país que lo acusó y lo detuvo, lo deje en libertad, y el que ni por aquí le pasaba que era investigado, lo hiciera. No vaya a ser que sus victorias se incrementen.


Pero, a ver, como dijo don Arturo (no el de la hacienda), vámonos paso a paso, despacito. ¿No se suponía que el Presidente Andrés Manuel López Obrador era el vocero único del caso? Así lo dijo en “cadena nacional” en la conferencia de Palacio Nacional, un día después del arresto del militar en Los Ángeles.


En esa ocasión dejó con cara de “what” tanto a Marcelo Ebrard, titular de Relaciones Exteriores, como al general Luis Cresencio Sandoval, Secretario de la Defensa. Pero ocurre que este miércoles, al hablar de la liberación por parte de EU, el único que existió en la “mañanera” fue el canciller.


¿Por qué Ebrard tuvo el micrófono hora y media, y el Presidente ni 15 minutos? López Obrador dio la impresión de no saber a detalle por qué ocurrieron las cosas y acudió a la astucia de Marcelo. Lo que indica que la decisión (¿porque el caso se cayó?) fue casi unilateral de EU. Y nada de que “buena voluntad por política exterior”.


Vaya, asuntos de esos niveles (un ex Secretario de la Defensa o, si fuera el caso, un ex Presidente) no los trata un secretario de Relaciones Exteriores, por muy ducho que sea, es el Presidente directamente con su contraparte.


El periódico El País tituló la noticia “López Obrador se anota un triunfo político y diplomático”. ¡No! En la trama hay gato encerrado y una larga lista de interrogantes que ya se irán respondiendo poco a poco.


El diario español escribió que “Marcelo Ebrard ha sido el encargado de sacar el pecho a las preguntas de la prensa”, mientras que “el Presidente ha tenido apenas un par de intervenciones en su rueda de prensa”. Teoría reforzada: Nunca supo nada.


Solo para abrir hilo, los malosos afirman que tampoco puede haber el tal “regalo” de Donald Trump a López Obrador porque acaba su cuatrienio y en agradecimiento a que no ha reconocido a Joe Biden. Si en realidad existen los delitos de narcotráfico, llega el demócrata y el acusado va para atrás. ¿O a poco en EU también ya se vale el carpetazo?

OPORTUNIDADES DE ORO O ACTITUDES SINCERAS

Suele ocurrir en la cotidianidad, pero más en el ámbito político. No importa si el discurso es largo o corto, lo importante es que sea oportuno, más no oportunista.


Ahora se notó en dos sucesos. El arresto del general Salvador Cienfuegos en EU, y en el lamentable fallecimiento de la hermana del Presidente López Obrador, Candelaria Beatriz.


El pasado 16 de octubre, como nadie, y al parecer el único, el senador Eruviel Ávila, ex gobernador del Estado de México, apenas supo de lo ocurrido, expresó su respeto por el ex secretario de la Defensa.


“Es un hombre probo, es un hombre que merece todo nuestro respeto y hago votos para que en el país vecino se le respete el debido proceso y se haga respetar, también la presunción de inocencia”, dijo Ávila aquel día, pero este 17 de noviembre, tras la decisión de liberarlo, lo reiteró.


Por cierto, que Eruviel también envió condolencias al Presidente por el deceso de la profesora López Obrador, igualito que como lo hicieron varios priístas que por lo regular se han mantenido callados desde hace meses (para decirlo más detalladamente desde que perdieron el poder), entre ellos el ex Presidente Enrique Peña Nieto.


Pero hubo otro ex Mandatario federal que también dio el pésame, Felipe Calderón, gesto que Javier Lozano calificó como de “estatura de un estadista y gran ser humano”. Lo que afirman los malosos es que en política hasta el sentimiento de solidaridad es deleznable.

LA ‘LEY NIETO’ Y A TEMBLAR LOS CARAS DE TERRORISTAS

Bueno, en la medida que el país se bifurque hacia la igualdad social, según el camino de la bella utopía de la 4T, ya no habrá a quien bloquear o confiscar cuentas bancarias sin orden judicial, porque, además, tampoco existirá el crimen organizado.

..
Pero, por lo pronto, hace ruido la ya atemorizante “Ley Nieto”, aprobada en el Senado con el voto de Morena y sus aliados, pues el punto central es que la Unidad de Inteligencia Financiera (o sea Santiago Nieto) tenga facultades para bloquear cuentas bancarias sin la intervención de un juez.


La fundamental medida será aplicada a quienes estén siendo investigados por terrorismo, terrorismo internacional, y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Pero, ojo, también se aplicará a evasores de impuestos y otras consideraciones.


Y ahí es donde, con plenas facultades, la UIF podría, “a veces”, errar en sus objetivos. En otras palabras, un juez ya no servirá para nada. La “Ley Nieto” se parece mucho a aquella propuesta de dar facultades al INEGI de entrar hasta la cocina de tu casa y “verificar la concentración de tu riqueza”.


Todo está en que la bella utopía no se convierta la bestial distopía.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...