¡A dar vuelta a la página! ¿AMLO felicitará ya a Biden?

Compartir:

Aunque fuera de fechas y plazos, al Presidente Andrés Manuel López Obrador todavía le quedará un poco de resquemor anti-intervencionista, la verdad es que ya no habría justificación para seguir volteando la cara a Joe Biden.


Este lunes, el Colegio Electoral de Estados Unidos solo confirmó lo que ya todo el planeta sabía, y solo algunos ultraconservadores -en el sentido de la reserva estricta de lo obvio- lo negaban.


Los números están más que sobrados. Biden obtuvo 306 votos electorales, contra 232 de Donald Trump, quien pese a ello sigue rezongando. Desde hace muchos días, el demócrata es el sucesor del republicano.


A López Obrador algunos asuntos le cuestan trabajo aceptarlos o llevarlos a cabo, más que por lo que signifiquen, por lo que sus adversarios imaginarios piensen.


Pero ni modo, la prisa no la tiene Biden. Además, el sucesor de Trump ya lo dijo, “hay que dar vuelta a la página”.


¿Acaso el tema no merecerá en la “mañanera” de este martes algunos minutos de “speach”, a manera de consolación para el “amigou” y de bienvenida al nuevo “neighbour”?

MONREAL, EXPERTO EN METER EN LÍOS A LA 4T

Después de la enésima propuesta que provocó incertidumbre en la estabilidad financiera y muchas dudas en el gobierno y empresas de Estados Unidos, con modificaciones a la Ley del Banco de México, habría que responder una interrogante.


¿Será que Ricardo Monreal es la olla con agua en la que se tantea el agua a los camotes? ¿Que sus tantas y tantas iniciativas no son precisamente ideas propias, sino de quien desea ver las posibilidades de “transformación” hasta en el aire?


Y es que ya resulta bastante hilarante que de a tiro por viaje sus propuestas de reformas terminen en el bote de la basura, no sin antes provocar escándalos aquí, allá y acullá, como ocurrió con la de la extinción (¿otra?) del outsourcing, presentada por el Ejecutivo.


Ambas, la de la Ley del Banco de México y la de subcontrataciones, fueron trasladadas para su discusión hasta febrero.


Hace un mes en Palacio Nacional, aunque ocurre seguido, Monreal y el Presidente Andrés Manuel López Obrador revisaron -chilaquiles y coyotas de por medio-, con qué salir “¡a conquistar el mundo!


Y aunque la que tiene que ver con el outsourcing fue enviada por el Presidente, hace exactamente un año, a principios de diciembre de 2019, Monreal avisó: “Esta ley no se congela, este dictamen no va a dormir el sueño de los justos… Se abrirá el espectro de la discusión y el debate, escuchar a empresarios, sindicatos, trabajadores y expertos”.


¡Ajá!

Y de la reforma a la Ley de Seguridad Nacional ya mejor ni hablamos. Mereció, junto con los chilaquiles y las coyotas, un sorbo de pozol.

CARRERA CONTRA EL TIEMPO: VACUNA CONTRA MORTANDAD

Para que el Presidente López Obrador, tan dado al abrazo y beso, pida a los habitantes de la Ciudad de México no salir de casa en 10 días, es porque el asunto con el Covid está de miedo.


Desde hace 15 días, las alertas de parte de las autoridades administrativas y de Salud fueron en aumento. Lo mismo que los rumores de que los hospitales que habían mantenido un descenso considerable de pacientes comenzaron a rehabilitar pisos Covid.


Es un hecho que el Gobierno Federal está apostando al arribo de la vacuna al país para, una vez iniciada su aplicación y tras unas semanas, se aviste una posible mitigación de la pandemia.


Por lo pronto, a esconder el enésimo “escenario muy catastrófico” y a seguir diluyendo el rojo, como se volvió a “infodemiar” en la conferencia nocturna de este lunes.


No está de más, entonces, que la población, si ya lo dijo el Presidente, se quede en casa. Si el Gobierno Federal ayuda poco no seamos autores de nuestro propio holocausto.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...