Los que se colgaron de AMLO

En control del poder real no hay lo que se llama 'juego político'

Compartir:

¿Algunos de nosotros sabe en realidad para qué sirven las corbatas? Algunos de mis amigos me comentan que es un toque de gusto, otro que es distintivo del que la porta y otro por ahí nos dice que es, finalmente, un símbolo fálico y depende del color, lo largo y lo ancho de la corbata como se ven las virtudes del portador o sus sueños guajiros. Otros tienen relojes de lujo y algunos más los tienen como cualquier mortal, muchos los han dejado de utilizar porque la hora la consultan en sus equipos celulares o móviles y el caso es que así, los relojes, se han convertido en símbolos de poder y de riqueza, conozco a un personaje que en lo particular tiene conocimiento de las marcas y las características así como de los precios de los relojes y su buen gusto está respaldado por su fuerza económica, así que cuenta con una enorme colección de ellos y goza con ellos y yo digo que es una verdadera esclavitud tenerlos y estarlos atendiendo con equipos especiales y vigilancia adecuada y seguridad, los presidentes de los países tienen gustos variados y algunos tienen y portan relojes de más de medio millón de dólares y, otros, sencillos, tienen relojes normalitos de 150 dólares, no sé cómo se interpretaría a esos gobernantes por sus relojes o si están decididamente esclavizados por el tiempo o cuentan el que duran en el poder y el que les falta para ser ciudadanos normales, sin escoltas, sin poder ni sumisión de muchos de sus allegados y es así que no son pocos los que nos hablan de que hay mandatarios que desde el palacio y en el poder son, en realidad, “grandes solitarios”, desconfían de todos, no tienen ni idea de lo que les proponen y menos de cuáles son en realidad sus amigos o sus enemigos en este mundo tan corrupto y tan lleno de prostitutas ideológicas y políticas que tienen precio, en fin, hay de todo en la viña del señor… hasta frutos podridos…
Hace algún tiempo, un político al que trataba con alguna regularidad y conocía los tiempos que había pasado en la cárcel y él en el poder y el gobierno me dijo: “¿Sócrates qué lección le dejó en verdad el penal o el tiempo de cárcel?”. Me quedé reflexionando un momento porque en realidad no había realizado ninguna evaluación de ese tiempo, pero le contesté a botepronto: “Bueno, en ese tiempo de detención, dos años ocho meses en Lecumberri, logré entender y saber cuáles son mis verdaderos amigos y cuáles son mis verdaderos enemigos, cosa que usted, ahora, en el poder, no sabe con certeza a pesar de toda la información que le dan sus servicios de inteligencia”, años después, terminando el poder me llamó para recordarme aquella plática y me dijo, bueno, después de dejar el poder y sus beneficios y tragedias, creo que hasta la fecha no tengo mucha idea de quiénes son mis amigos y quiénes mis enemigos y era claro, trataba de entenderlo, pero le faltaba perder la libertad real y estar en la cárcel para poder entender ese proceso, es muy alto el precio que se tendría que pagar y en muchos casos, ni eso sabemos en la realidad…
Observando la historia de muchos de los “vividores del 68” me he dado cuenta de que en política nada es serio y que aquello que leía en una obra “De la cárcel al poder” en verdad, daba cuenta de la historia y el recorrer al poder de los verdaderos líderes de un país, no de esos mequetrefes vividores y oportunistas que siguen abundando en el país, ya algún día contaremos sobre ellos y sus correrías, mientras tanto, en verdad entiendo que muchos son “enemigos de ocasión” por el oportunismo que eso les permite colocarse como “mártires” cuando son casi verdugos de muchos de nuestros compañeros con razón o sin razón, sólo contaba y ha contado su ambición y su oportunismo y esto sí lo vemos en la política real, sobre todo, como cuando hoy en el PRI, por ejemplo o en el PRD, viven del poder a la tragedia y no saben ni cómo reaccionar, parecen lloronas de esquina y de pueblos, pero no sacan ni la casta ni la calidad moral o la fuerza ideológica como eran herederos del “movimiento revolucionario del 10, que algunos, convirtieron en un simple escudo para sus fechorías en la actualidad, así, en la misma “izquierda” que se colgó en el oportunismo y en su ambición se ve lo mismo y, uno se pregunta si es que los partidos se quebraron por no tener ideología ni principios o cayeron solamente en manos de los grupos mafiosos del poder y ahora así vivimos algunas áreas donde se lograron colar algunos que olfatearon el cambio y la realidad en el encabronamiento social y el cansancio por las corruptelas y el cinismo que permitió, sin duda, dar el poder a AMLO en un cambio que muchos ni siquiera imaginan ni entienden porque al colarse como oportunistas pensaron que llegarían a “donde hay” y ellos se despacharían con la cuchara grande y resulta que no es así, ni siquiera tendrán sueldos buenos y ahí se encuentran esperando a que los tiempos les sean favorables para hacer sus negocios o sus fechorías. Bueno, ni siquiera al estar en el poder se les permite promocionarse políticamente y no porque no tengan ganas o sepan cómo, sino, simplemente, porque el que manda manda y si se equivoca pues vuelve a mandar y, en este control del poder real no hay lo que se llama “juego político” sino que todo es controlado para que las riendas del poder se mantengan tensas y no se pierdan por las ambiciones y los oportunismos, claro que esta forma de gobernar debe ser cansada a pesar de que SIGA: “EL ME CANSO GANSO, SIN CANSAR, NI DESCANSAR”…


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...