Los pájaros disparan a las escopetas…

Olvidó Lorenzo Córdova el papel que debe desempeñar como consejero presidente del INE

Compartir:

En días pasados vimos a Lorenzo Córdova reclamarles a las Magistradas y a los Magistrados que integran la Sala Superior del Tribunal Electoral la decisión de encargarle al Instituto Nacional Electoral la organización del procedimiento para la renovación de la presidencia y secretaría general de Morena, lo que lo deja en una posición claramente fuera de lugar.

El presidente Córdova, con argumentos que parecen tener un origen político más que jurídico, ha señalado que Morena no solicitó al INE participar en el referido proceso y que, por lo tanto, esa intervención no tiene ningún fundamento legal.

Nos parece muy delicado que una persona con ese cargo pueda dejar en evidencia su desconocimiento jurídico sobre la naturaleza e implicaciones de una resolución dictada por el máximo órgano jurisdiccional en materia electoral.

Alguno de sus colaboradores debió explicarle que una autoridad administrativa de ninguna manera puede cuestionar las obligaciones que se le imponen en las sentencias dictadas por una autoridad jurisdiccional constitucional.

En este sentido, hubiera sido importante recordarle un principio básico: Las sentencias que dicta el Tribunal Electoral son definitivas e inatacables, y no dan otra opción a los responsables de su emisión, mas que cumplirlas en sus términos, independientemente de que les gusten o no. Sin duda pueden y deben ser sujetas de análisis, escrutinio y hasta de críticas y cuestionamientos, pero por cualquier otra persona o institución interesada en el tema, y nunca por quien tiene el mandato de cumplirlas, como lo fue, en este caso, el INE.

Hay que recordarle también que los tribunales están obligados a impartir justicia de manera completa, lo cual significa que deben buscar todos los caminos disponibles para que sus resoluciones hagan realidad la paz social de quienes buscan justicia, y en ese camino, evidentemente, no tienen que consultarles a las partes involucradas cómo les gustaría que se dictaran las sentencias. Es un verdadero sinsentido pensar que así deben actuar los jueces.

El presidente del INE nos dio la impresión de no alcanzar a comprender eso y, en cambio, desde la arena política en la que está acostumbrado a actuar lo único que hizo fue emitir una serie de cuestionamientos sobre una sentencia que parecía no conocer a fondo, pues no reparó, en momento alguno, que en la misma resolución, el Tribunal Electoral consideró que la organización del proceso de renovación de la dirigencia de Morena debe ser con cargo a las prerrogativas del propio partido, así como la amplia experiencia y capacidad del personal que trabaja en la institución que preside, y, en particular, en el manejo de las encuestas abiertas, instrumento que aplican en diversas etapas de la organización electoral.

Sin duda, Lorenzo Córdova olvidó el papel que debe desempeñar como presidente del INE e inició una batalla en la que los patos decidieron dispararle a las escopetas. Una lástima.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...