Los emigrados: Unos por hambre, otros por temor

Compartir:

Decenas de movimientos telúricos se han producido en la región sur del país, no se crea que es porque están enojados los sureños con el famoso Bronco porque les dijo flojos, a palabras necias, oídos sordos, tampoco le van a decir groserías como Yunes el bueno para cobrar la afrenta… no, la realidad es que no lo sabe el Bronco porque jamás ha estado en las zonas oaxaqueñas o poblanas o veracruzanas o chiapanecas de que ahí se trabaja en serio, la prueba es que ante las faltas de oportunidades miles de ellos salen a buscar el pan nuestro de cada día al Norte para ayudar y apoyar a los “trabajadores” empresarios a recolectar sus cosechas o van a Estados unidos en caravanas de familias a buscar el día empleo, en fin, la realidad es mayor a la ignorancia de un señor que todo lo ha logrado en la política con el hocico, no con los hechos; el caso es que Nuevo León andaba como anda y esa es la verdad.

Es impactante saber el afecto y el respeto con agradecimiento que le brinda AMLO a su canciller Marcelo Ebrard, ya que es al único que consciente y respeta agradeciendo su labor de gran apoyo en el servicio exterior y todos sabemos que Marcelo no sólo es un hombre eficiente sino que es un hombre político que entiende la correlación de las fuerzas y los tiempos, así que hasta en la desgracia tuvo el valor de aguantar el “destierro” al que lo sometieron para regresar a México como un hombre y político de éxito y calidad, bien por el proyecto de apoyo a los migrantes concentrados en diez puntos, bien por su visión y acción en favor de millones de mexicanos que fueron expulsados por el hambre, bien por la posibilidad real de dejar las palabras y hacer realidad muchos de los apoyos que en verdad requieren los paisanos.


Hace algunas semanas muchos amigos me insistían en que conociera la labor de otro hombre que defendiendo los intereses de sus paisanos en un momento tuvo que salir huyendo de su tierra, porque joven e inexperto acompañando a uno de los mejores dirigentes de esa época, este fuera asesinado por los intereses que se movían en el control de los terrenos ejidales y comunales de la zona en el desarrollo de Huatulco, Puerto Escondido, así que llegó a los Estados Unidos lavando platos y por su esfuerzo y dedicación pronto tuvo muchas otras oportunidades en su medio y así forjó no solamente una nueva vida sino la conciencia y la experiencia para retornar con muchos valores y visiones en la defensa de sus gentes y de sus parcelas. Chucho Reyes, así le conocen en la región, cuando me decían que lo debería conocer por ese valor, un buen día, me pusieron a escuchar un corrido que nos habla de él y así, por medio del canto popular que es la mejor forma de definir una personalidad en la querencia o en el rechazo, pude entender que Don Jesús Reyes valía la pena y comencé a investigar.

Claro que conocimos muchas historias, pero en su mayoría de respeto y lealtades, de confianza y de esperanza en nuevos cambios y honestidad en el manejo de sus recursos, esto no es fácil alcanzar en un pueblo chico donde en ocasiones los chismes son más grandes que la realidad, pero ahí están los hechos porque, como dice, Chucho: las palabras se las lleva el viento. Por esa razón en vez de quejarse se pone a realizar y en vez de tejer una política paternalista y dependiente asume el compromiso del poder productivo de lo que hay y así, el trabajo productivo toma otro nivel, se requiere del apoyo de los extensionistas y éstos son jóvenes abnegados que en verdad sorprenden y hacen su mejor esfuerzo para apoyar en lo que todos queremos: una mejor alimentación y producción en frutales y verduras y granos en todas nuestras comunidades, que se conviertan, nuevamente, en autosuficientes, y con los sobrantes, generen recursos de inversión que servirán a todos con un empleo honesto de los mismos, una política social y comunal, a lo mejor a muchos no les gusta, pero la realidad es que las zonas indígenas del sur y especialmente en Oaxaca, existe el Tequio y, en este sistema, muchos problemas comunales se resuelven porque todos aportan su esfuerzo y trabajo para solucionar problemas de vialidad, carreteras, sembradíos, producción, electricidad, en fin, la labor es enorme y por ello en este esfuerzo comunal, se debe tener una gran espíritu de servicio y confianza de la gente para que se realicen los trabajos y en esto consiste la dirigencia y el valor de Chucho Reyes, por ello la presidenta municipal de Pochutla, una joven eficiente y preparada, cuyo padre era un gran luchador pesquero de la región tiene y tiende fuertes lazos de esfuerzo común para enfrentar retos en la región, no valen las diferencias políticas cuando se trata de resolver problemas comunes, y esto es la gran lección en Pochutla. Ahora entiendo mucho de la necedad de algunos amigos en conocer a Chucho Reyes y la verdad que es un honor, porque a lo largo de mi vida he conocido a muchos “salvadores” del campo que hablaron mucho y no hicieron nada, salieron vanos, puercos y mal agradecidos, así que cuando vemos ejemplos de verdad es bueno exponerlos porque pueden ser vitales para el ejemplo de lo que se debe hacer en el campo mexicano y en las zonas turísticas para entender que la realidad obliga a un trabajo comunitario por el bien de todos. Ojalá, algún día, AMLO, se dirija a esa región y hable con los líderes sociales, no con los grillos políticos que no entienden nada, ellos solamente buscan el puesto y el presupuesto, los verdaderos dirigentes hacen, no ladran, así que ojalá un buen día llegue con el verdadero pueblo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...