La disputa por Morena, cantidad o calidad

Compartir:

Parece una broma el hecho de que se inscribieran más de 50 personajes, no todos de ellos militantes inscritos en el padrón de Morena, en la lista por llegar a la dirigencia nacional del partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre el medio centenar de aspirantes hay de chile, dulce y manteca.

Por supuesto que destacan por su trayectoria, y sobre todo por su cercanía al líder moral del hoy partido gobernante algunos de los enlistados, Mario Delgado Carillo, Javier Hidalgo Ponce, Gibrán Ramírez Reyes, Yeidckol Polevnsky, Alejandro Rojas Díaz Durán, Porfirio Muñoz Ledo, Adriana Menéndez Moreno, Joel Flores Bonilla y Pablo Salazar Vicentello.

Por su parte, han manifestado interés por la secretaría general del partido los militantes Citlalli Hernández, quien iría como compañera de fórmula de Muñoz Ledo; el arribista de Antonio Attolini, Carol Arriaga, Omar Horacio Mateos Miranda y Donají Alba Arroyo.

La lista que ya está en poder del INE contempla una verdadera bufalada de pretensos:
Adriana Menéndez Romero, Alejandro Rojas Díaz Durán, José Guadalupe Villarreal Cepeda, Jesús José Hinojosa Silva, Mario Martín Delgado Carrillo, Juan Manuel López Sánchez, Marco Antonio Andrade Zavala, Salvador Flores Bello, Raúl Galindo Sánchez, Gibrán Ramírez Reyes, Edgar Arturo López Rosales, Fernando Menéndez Romero, Carlos Antonio Martínez Zurita Trejo, Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, Juan Edgard Martínez Espinosa, Braulio Díaz Pavón, Yeidckol Polevnsky, Roberto Eduardo Treviño Ontiveros, Sergio Esteban Cervantes Segoviano, Ricardo Salazar Estrada, José Antonio Mendoza Zelocuahtecatl, Félix Ponce Nava Treviño, Rigoberto Vargas Espinoza, Juan Antonio Valdés Valdés, José Luis Muñoz Sánchez, Ricardo Ruíz Flores, Miguel Ángel Núñez Olivares y Benjamín Bada Bringas.

Para Juntas locales: Juan Antonio Alaffa Flores (Nuevo León), Javier Ariel Hidalgo Ponce (Ciudad de México), Pablo Salazar Vicentello (Puebla), Joel Flores Bonilla (Tlaxcala), Homero Reynaldo Guerrero Treviño (Nuevo León), Juan Ponce Merino (Morelos), Eulalio Moreno Corona (Ciudad de México), Luis Manuel Tercero Ruiz (Estado de México), Edgar Roberto Molina Bolaños (Ciudad de México), José Rigoberto Guzmán Calderón (Michoacán), Bertín Velázquez Rangel (Querétaro), Jorge Salomón González (Tamaulipas), Hilda Mirna Díaz Caballero (Yucatán), Pablo Efrén Duarte Sánchez (Yucatán), Javier Falcón González (Jalisco), Rafael López Mejía (Michoacán), Saúl Isaac Acevedo Polo (Querétaro), Ángel Balderas Puga (Querétaro), Manuel Bernabé Bautista García (Querétaro), Gabriel de Jesús Guzmán Leza (Nuevo León), Atenógenes Bautista Hernández (Oaxaca), Cuauhtémoc Pérez Carrera (Oaxaca) y Macario Fabela Cerda (Zacatecas).

Los aspirantes a la Secretaría General, de lo que llaman Oficinas Centrales, son: Omar Horacio Mateos Miranda, Donají Alba Arroyo, Alejandro Morales Santos, José Rodolfo Bonilla Gómez, Carol Berenice Arriaga García, Alfredo Sánchez Rodarte, Antonio Attolini Murra, Esaú Alan Noguez Ramírez, Víctor Manuel García Ruíz, Cristhian Portillo Reyes, Uriel Gonzalo Miranda Zavala, Minerva Citalli Hernández Mora, Juan Guillermo Pera Sánchez, Norman Fernando Perl Juárez, Agustín Guerrero Castillo, René Ortiz Muñiz, Anylú Bendición Hernández Sepúlveda, José Dolores López Barrios, Johan Sebastián Castro Fuentes, Emilio Ulloa Pérez, Enrique de la Rosa Luna Parra y Oswaldo Alfaro Montoya.

Y para las Juntas locales: Geovanni Francesco Barrios Moreno (Nuevo León), Viet Juan Félix Costa (Morelos), Misaj González Becerra (Jalisco), Silvia Bertha García Arceo (Jalisco), Blanca Eugenia Jiménez Vicente (Oaxaca), Víctor Adán Martínez Martínez (Ciudad de México), Carlos Alejandro Montes de Oca Estrada (Guanajuato), Martín García Berzunza (Quintana Roo), Francisco Javier Aureoles Moreno (Veracruz), Eleonai Contreras Soto (Yucatán), Remedios Ávila López (Estado de México), Flavio Sosa Villavicencio (Oaxaca), Karla Azucena Díaz López (Jalisco), María del Carmen Gómez Ortega (Querétaro), Elia María Florinda CouchTzun (Yucatán), Carlos Oropeza Bailey (Yucatán), Carmela Santos Vicente (Chiapas), María del Carmen Valdés Salinas (Estado de México), Paola Cecilia Gutiérrez Zonorza (Hidalgo), Rosa María Balvanera Luviano (San Luis Potosí), Alejandro Álvarez Fernández (Ciudad de México), Martha Hernández Hernández (Hidalgo), Gustavo Mendoza Martínez (Nuevo León), Héctor Hugo Rodríguez Chaires (Nuevo León), Claudia Macías Leal (Nuevo León), Rey David Flores Vallejo (Oaxaca), Mao Fredy Rojas Vázquez (Oaxaca), Alejandro González Peralta (Puebla), Jorge Prisciliano Rentería Campos (Tamaulipas), Jesús Mario Romo Ruíz (Zacatecas), Rafael Armando Figueroa Sánchez (Baja California) y Oscar Manuel Montes de Oca Rodríguez (Baja California).

LOS BUENOS, GANANCIAS Y RIESGOS

Para llegar a la dirigencia nacional los aspirantes con verdaderas posibilidades, como mencionamos líneas arriba, tanto por sus trayectorias militantes como por haber demostrado lealtad y compromiso históricos al político de Macuspana, son el politólogo Gibrán Ramírez, el colmilludo Porfirio Muñoz Ledo, la polémica Yeidckol Polevsnky, Alejandro Rojas Díaz Durán y el colimense y líder parlamentario Mario Delgado.

Se espera que las encuestadoras seleccionadas por el INE para realizar el sondeo que decidirá la fórmula que dirija a Morena de cara a las elecciones del 2021, a saber, BGC Ulises Beltrán y Asociados, Covarrubias y Asociados S. C. y Parametría de Francisco Abundis, realicen un trabajo muy transparente porque con tanto aspirante, las protestas de fraude estarán a la orden del día.

¡Pues que Dios los coja confesados!

Una vez que el presidente interino Alfonso Ramírez Cuéllar ha cumplido su misión de desprestigiar a Yeidckol Polevnsky, el camino parece haber sido aplanado para Delgado o Muñoz Ledo que ni siquiera es miembro del partido y que, si es electo, sumaría una presidencia partidista más a su armario de trofeos (la del PRI y el PRD, amén de su candidatura presidencial por el PARM que declinó a favor de Vicente Fox y obtuvo como pago la embajada de México ante la Unión Europea), pero ahí está Gibrán Ramírez cargado de títulos académicos, y hoy se desempeña como Secretario General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, lo que permite suponer que cuenta con el apoyo del director del IMSS, Zoé Robledo.

Las aspiraciones de Gibrán, quizás el candidato con menos posibilidades, han permitido tener una crónica semanal de la descomposición interna del partido que pretende presidir y que, si no es reciclado a tiempo, se convertirá dolor de cabeza para López Obrador.

Muñoz Ledo con poder es un tanto peligroso para cualquiera y lo puede ser incluso para el mandatario. Lo demostró como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja. Por ejemplo, no tuvo empacho en criticar frente a López Obrador la política migratoria encargada por Estados Unidos a cambio de los aranceles; luego escribió en twitter: “Basta de engaños y dobles lenguajes”.

¿Qué es lo que López Obrador quiere para Morena?

Si es docilidad, ahí está Delgado; ¿la zedillista sana distancia del partido con el mandatario?, Muñoz Ledo es el candidato ideal. ¿Qué ofrece Gibrán aparte de su formación académica y su juventud?

No vaya a ser el diablo, y se les cuele Yeidckol.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...