¡En sus marcas… listos… fuera!

Confiemos que este no sea el último año de la Fórmula 1 Gran Premio de México y que al escuchar en la pista – “¡en sus marcas…listos…fuera!” no sea un fuera permanente de nuestro país por falta de recursos y sensibilidad del Gobierno actual.

Compartir:

Para todos los que hemos tenido la oportunidad de asistir al evento de la Fórmula 1 en la Ciudad de México, sin duda es un evento de mucha emoción, música, alimentos y un espacio para asistir en familia o con amigos y que se celebra entre los meses de octubre y noviembre anualmente.
Sin embargo, debemos detenernos a reflexionar y analizar el enorme trasfondo que este tipo de eventos genera en la derrama económica para la Ciudad de México. No sólo es un evento “fifí” como se ha llegado a decir, es un evento que promociona a la Ciudad y estimula el turismo tanto nacional como extranjero.
Para poner en contexto, el evento de inauguración es simbólico, muestra una ventana para mostrarle al mundo un poco de México, que en su edición 2018, mostró la riqueza de nuestro país, así como el espíritu mexicano a través de nuestras artesanías.
¿Y por qué nos estamos adelantando a un evento para el que faltan 246 días? La razón es muy simple, en una de las mañaneras del Presidente López Obrador de esta semana, se le preguntó sobre el evento, a lo que contestó que desconocía la situación de los contratos de dicho evento, porque anteriormente se financiaban con el Fondo para el Fomento del Turismo, presupuesto que ahora está comprometido para el proyecto del Tren Maya.
Comentó que se seguirán apoyando los eventos deportivos pero bajo el marco de la austeridad y sin el apoyo del Gobierno Federal.
La premura del tema surgió a raíz de que el Gobierno actual si desea renovar los contratos de este magno evento en la ciudad, se debe realizar antes del 28 de febrero y el interés surge para muchos ya que es una gran fuente de ingresos y generador de empleos.
De acuerdo a cifras publicadas en distintos medios, incluyendo la página oficial de la Fórmula 1, en su edición 2017 se tuvieron 337,043 espectadores, se alcanzó una transmisión mediática en más de 200 países a través de 110 televisoras y se obtuvieron 2,400 horas de cobertura a nivel mundial. Se publicaron más de 23, 953 notas de prensa.
Para el sector turístico, la marca “México”, representó para nuestro país un total de 1,391 millones de pesos en exposición mediática.
Y para el sector económico, dejó una derrama económica estimada de 8,400 millones de pesos.
Se crearon para esa edición 8,700 empleos derivado del evento, que generaron una ganancia de 1,700 millones de pesos.
La Fórmula 1 estuvo ausente de nuestro país desde hace 23 años y logramos recuperarla en 2015, esas tres ediciones de acuerdo a cifras publicadas por la página oficial generaron que más de 1 millón de personas presenciaran la carrera, convertida en la tercera con más espectadores a nivel mundial (después de Canadá y Gran Bretaña).
La Fórmula 1 Gran Premio de México, en su totalidad ha generado más de 22 mil empleos y ha alcanzado una derrama económica de $1,405 millones de USD (24,841 millones de pesos).
No sólo son las cifras y datos económicos lo importante en este evento, también debemos hacer relevante la importancia de darle a nuestro país la seriedad con la que se llevan a cabo este tipo de eventos deportivos, sin excluir de cualquier otra índole. Somos un generador de confianza para la inversión porque contamos con el prestigio y la experiencia para realizar eventos de esta magnitud.
La tarea del Gobierno del Presidente López Obrador, tiene un desafío estratégico más que deberá enfrentar en este primer año de Gobierno; mantener la austeridad presupuestal y la confianza de los organizadores e inversionistas sin mermar la derrama económica que produce el sector turístico, derivado de eventos como la F1. Confiemos que este no sea el último año de la Fórmula 1 Gran Premio de México y que al escuchar en la pista “¡en sus marcas… listos… fuera!” no sea un fuera permanente de nuestro país por falta de recursos y sensibilidad del Gobierno actual.
Desde este espacio, vamos visualizando que el Gobierno debería analizar la posibilidad de acercarse con inversionistas del sector privado y en conjunto comenzar a plantear una estrategia, la cual permita ahorrar al Gobierno las exorbitantes cantidades que se invertían en promoción turística pero que se mantenga el éxito de este evento junto con la derrama económica que conlleva. Recursos sin duda, muy importantes para el nuevo Gobierno en austeridad.
Muy pronto, veremos en gran medida la toma de decisiones que se llevarán a cabo en el marco deportivo, así como, eventos de tipo cultural como el desfile del Día de Muertos.
PARA REFLEXIONAR: El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en sus términos la minuta enviada por el Senado que reforma el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) para ampliar el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva. La Diputada Federal Martha Tagle de Movimiento Ciudadano aseguró que es una medida de populismo punitivo… ¿Quitar la F1 sin más, por ser un evento “fifí” no sería también una medida populista?


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...