En peligro de recesión técnica

Compartir:

Esta mañana, poco antes que el Presidente López Obrador conteste las preguntas de los periodistas en su conferencia mañanera, el INEGI revelará la información del crecimiento de la economía en el tercer semestre. El temor del gobierno es que sea tan bajo, incluso se habla de negativo (-2), que ingresaremos a lo que los economistas llaman recesión técnica.

Para hablar de recesión aún falta saber lo que ocurrirá en el cuarto trimestre, pero la preocupación de la Secretaría de Hacienda consiste en que el presupuesto de 2020 fue calculado a partir del supuesto de que la economía crecería 2 por ciento y, en el más optimista de los escenarios es que sea de 1, de tal suerte que estaríamos hablando de una disminución de 50 por ciento.

Si esto ocurre, en febrero el país se enfrentará a recortes presupuestales; el problema está en que el dinero que se achicará no es el etiquetado, sino el que el Presidente López Obrador usa en sus programas sociales y en sus proyectos de infraestructura.

Por la falta de dinero, el mandatario tendrá que escoger entre sus proyectos de infraestructura más ambiciosos porque sólo le alcanzará para uno; lo mismo ocurrirá con los programas sociales.

El escenario parece de terror y lo es.

No habrá dinero para la refinería de Dos Bocas ni para el Tren Maya, y el aeropuerto de Santa Lucía terminará siendo una obra modesta.

El mayor de los problemas será que el pueblo empezará a resentir la ausencia de apoyos, es decir, del dinero que les llega de manera directa sin intermediarios, lo que necesariamente provocará malestar social.

Pero esperemos las cifras que el INEGI soltará como a las 6 horas y a la respuesta que de inmediato darán el Presidente López Obrador y quizás el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Sólo hasta entonces, lo dicho líneas arriba es mera especulación.

Pero lo cierto es que el gobierno está preocupado porque el escenario más probable es que ya no se podrá decir que vamos muy bien y que el pueblo está feliz, feliz.

Lo deseable es que el INEGI disipe los temores.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...