El T-MEC y Márquez Colín, la apuesta clave de AMLO

Buen desempeño de la economía mexicana dependerá, en los próximos meses y años, de que no desmaye; no es un reto menor

Compartir:

La reanudación del crecimiento de la economía mexicana depende en gran medida de que se reactiven la producción y las exportaciones del sector automotriz. A esto le apuesta ya sin titubeos Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos, quien declaró este martes que la ciudadanía, a la que se refirió como “guerreros”, debe volver a sus actividades cotidianas incluso si ésto provoca que más personas se infecten de Covid-19 y mueran, publicó Bloomberg. Durante una conferencia de prensa desde Phoenix, Arizona, el mandatario, que abandonó Washington por primera vez desde hace un mes, señaló que su administración se está preparando para iniciar la “Fase 2” de reapertura. Esta etapa incluirá la desintegración del equipo de respuesta de la Casa Blanca ante el coronavirus, encabezado por los doctores Anthony Fauci y Deborah Brix. Del mismo modo, el Presidente afirmó que a pesar de los riesgos de salud inherentes a la reactivación del país, se tiene que seguir adelante con el plan. Se le preguntó “¿habrá más personas afectadas?  A lo que respondió: Sí. ¿Algunos serán severamente afectados? Sí”, enunció, “pero debemos reabrir nuestro país y lo tenemos que hacer pronto”. En su visita a una fábrica en Phoenix que produce mascarillas de protección, Trump mencionó que el daño económico a la nación ya se ha vuelto demasiado grande como para pensar en una extensión de las medidas de cierre y confinamiento. Recordó, además, que más de 30 millones de estadounidenses ya han perdido sus empleos a causa del impacto de la pandemia y afirmó ante la cadena ABC News que cerrar el país fue “la decisión más importante” que ha tenido que tomar. Igualmente, Trump manifestó que la emergencia de salubridad pasará aun si no se ha concluido el proceso de desarrollo de una vacuna que contrarreste los efectos del Covid-19 en los organismos de las personas. “Habrá más muerte”, dijo. “Pienso que vamos muy bien con el tema de las vacunas pero, con o sin vacuna, el virus pasará y todo volverá a la normalidad”. Estados Unidos continúa siendo el país más azotado por la pandemia a nivel mundial. Acumula, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, un total de un millón 203 mil 502 contagios confirmados y 71 mil 22 decesos.

En un sentido semejante, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, después de que varios expertos alertaran que la economía mexicana se ha visto perjudicada por la emergencia sanitaria del coronavirus, informó que, derivado de la pandemia, se han perdido 500 mil empleos. En su mañanera, dijo que es una cifra lamentable, pero sostuvo que antes era peor, y fiel a su discurso señaló que en diciembre de 2019, debido a la “injusticia” de algunos empresarios, 400 trabajadores fueron despedidos. Incluso, argumentó, las firmas dieron menos beneficios a sus empleados, toda vez que los patrones los sacaron del Seguro Social, aun cuando los mantenían laborando. Agregó que no habrá rescate financiero de empresas ni condonación de impuestos, por lo que la estrategia continuará con el apoyo a los más pobres.

Es importante observar que la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos de Estados Unidos pidió al gobierno de ese país presionar para que México reanude sus actividades de manufactura automotriz a partir del 12 de mayo. La Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos pidió al gobierno de ese país presionar para que México reanude sus actividades de manufactura automotriz a partir del 12 de mayo. Bill Long, presidente y director general de MEMA, hizo esta petición a Mike Pompeo, secretario de Estado, en una carta firmada el 5 de mayo. El 12 de mayo se adelantará un poco a la apertura prevista para el 18 del mismo mes de numerosas plantas de ensamblaje de Estados Unidos, lo cual es un paso esencial para permitir que se produzca el equipo original en esa fecha. “Le pedimos que solicite autorización clara para que los proveedores de vehículos reinicien sus operaciones en México el 12 de mayo, antes del inicio de un nivel significativo de producción de los fabricantes de equipo original en los Estados Unidos el 18 de mayo”, dijo Long a Pompeo en la misiva, firmada también por 90 compañías del sector. Entre esas empresas están: ABC Technologies, Delphi Technologies, Faurecia, Bridgestone Americas, Aptiv, Valeo, Nemak y Meritor. “Damos la bienvenida a la oportunidad de demostrarle a usted y a los líderes mexicanos que los proveedores están listos para reiniciar la fabricación de una manera segura y cuidadosa acorde con el empleo continuo y la salud pública en México y América del Norte”, añadió Long. Long expuso que la reapertura de los proveedores se puede gestionar de manera efectiva mediante una intensificación de la fabricación distribuida en varios turnos para mejorar aún más el distanciamiento social y permitir una mayor higiene en las plantas. “Entendemos los problemas de salud pública que enfrenta México y nos enorgullece ayudar en la fabricación de equipos de protección personal (EPP) y componentes y piezas para ventiladores y otros dispositivos médicos esenciales en México y América del Norte”, dijo. “Ningún sector tiene cadenas de suministro más complejas ni proporciona más trabajos de fabricación directa que la producción de piezas de vehículos de motor, y emplea a más de 871,000 personas en todo Estados Unidos. Sin piezas de México, será prácticamente imposible que se reinicien las plantas de ensamblaje de vehículos motorizados de Estados Unidos”, argumentó.

Con estos acuerdos se empiezan a poner en práctica los importantes consensos contenidos en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por lo que dirigir y llevar a la práctica esta importante responsabilidad cae en la esfera de competencia de la Secretaría de Economía que con talento, firmeza y fino tacto encabeza Graciela Márquez Colín. Eficaz y de perfil austero, quizá su carrera no sea muy conocida por algunos lectores. Me permito, por tal motivo reproducir aquí una breve semblanza. Graciela Márquez Colín es Profesora-Investigadora de El Colegio de México. Estudió la Licenciatura en Economía en la UNAM y la Maestría en Economía en El Colegio de México. Obtuvo su doctorado en Historia Económica en la Universidad de Harvard. Ha impartido clases en la UNAM, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad de Guanajuato y la Universidad Autónoma de Baja California. Además, fue Profesora Visitante en la Universidad de Chicago y ha impartido seminarios en las universidades de Harvard y Stanford en los Estados Unidos. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y es autora de varios artículos sobre política comercial, industrialización, desigualdad y desarrollo económico. También ha editado o coeditado diversos libros sobre la historia económica de México y América Latina. A partir del 1 de diciembre de 2018 asumió el cargo de Secretaria de Economía, siendo la primera mujer en encabezar esta dependencia.

La consolidación del T-MEC y la reactivación y buen desempeño del sector automotriz, y el manufacturero en general, son decisivos para preservar la estabilidad y el crecimiento de la economía nacional. Hasta ahora, con gran talento y discreción, Márquez Colín parece estar haciendo bien su parte, y así lo refleja la aparente estabilidad del tipo de cambio, a la cual, sin duda, también contribuye la cuidadosa ortodoxia del Banco de México. De igual manera, lo demuestra la actitud optimista mostrada, hasta ahora, por los grandes inversionistas nacionales y extranjeros. No obstante, el reto es el de un maratonista, no el de un atleta de distancias cortas. El buen desempeño de la economía mexicana dependerá, en los próximos meses y años, de que no desmaye. No es un reto menor. Le deseo y auguro éxito cabal.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...