“El Mencho” agradece que el Ejército le hiciera el trabajo en Guanajuato

Compartir:

Lo último que faltaba para coronar la estrategia oficial de no guerrear con el crimen organizado, es el compromiso del Cartel Nueva Generación de Jalisco de mantener la paz en Guanajuato, pues una vez que el Ejército Mexicano acabó con “El Marro” ya no hay razón para mantener la guerra, al menos en aquella entidad.

Buena, buenísima noticia para los guanjuatenses que por fin podrán vivir en paz, al menos por ahora, pues no sufrirán extorsiones, secuestros ni cobro de piso, y los empresarios que huyeron a causa de la violencia podrán regresar.

Y lo mejor, nada se les pide a cambio; quizás en algún momento les pidan no mucho, sólo consumir la mercancía de “El Señor Mencho”.

Agradecido por el trabajo que el Ejército le hizo en Guanajuato don Nemesio Osegura anunció al pueblo y a las autoridades estatales y federales su compromiso de “mantener el Estado tranquilo y en paz”.

El compromiso sellado en video por el vocero de la Fuerzas Especial Grupo Elite del CNGJ debería ser insultante para el gobierno del presidente López Obrador y para el Ejército y el gobernador Diego Sinhue Rodríguez, pero como están las cosas, quizás lo mejor sea agarrarle la palabra al Señor Mencho y darle las gracias porque podría significar la disminución de la violencia en el País. Guanajuato representa entre el 15 y el 18 por ciento, según las cuentas del gobierno federal.

El problema es que el CNGJ tiene otro enemigo, el cartel sinaloense, y no está claro si el gobierno federal y, desde luego el Ejército, estén dispuestos a hacerle un nuevo favor, sobre todo si recordamos el penoso episodio de rendición gubernamental ante Ovidio Guzmán.

Por donde se vea, una cosa es El Marro y otro El Chapo o su familia. Hasta en esto hay clases sociales.

Y no olvidemos que el CNGJ quiere ser el único en el País.

Esta inesperada postura del CNGJ está en consonancia con los videos en que un encapuchado anónimo desmarcó al grupo criminal del Señor Mencho del atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital de la República, Omar García Harfuch, y lo dejó en un asunto personal de no sabemos quién.

Ese deslinde fue interpretado como una declaración de paz con el gobierno federal.

Está por verse qué opinan los sinaloenses

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...