El ‘memorándum’, vigente; la reforma educativa, paseando

¿Quién en Morena no hizo su trabajo de cabildeo? ¿A quién jalará las orejas el Presidente? ¿Habrá otro encuentro con chilaquiles? Por lo pronto, Ricardo Monreal devuelve la bolita a Mario Delgado

Compartir:

De seguir como va el asunto de la nueva Reforma Educativa, que la pelotean de acá para allá, cuando la CNTE no cierra las puertas de la Cámara de Diputados o del Senado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se verá en la necesidad de elaborar otro “memorándum”…
Pero para desempolvar, de una vez por todas, la de 1921, de José Vasconcelos, porque no creo que al Ejecutivo le interesen las reformas o cambios a la Ley Educativa del periodo “neoliberal”, o algunas anteriores.
Ocurre que después de casi ocho de discusión, y de aprobarse en lo general, los senadores no lograron sacarla, pues se atoró en la discusión de artículos reservados, que a pesar del intento del presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, de estirar y estirar el tiempo para cerrar el tablero, en la votación no alcanzó mayoría calificada.
El conteo fue de 81 votos a favor, 39 en contra y 2 abstenciones, de un total de 122 senadores presentes.
Esto implica que el proyecto de decreto va pa’ tras, a la Cámara de Diputados. Vaya, ni siquiera con el campo libre otorgado por la CNTE, que había prometido hacer “panchos” ante el Senado y ni siquiera se paró a silbar, Morena logró su cometido.
¿Quién en Morena no hizo su trabajo de cabildeo? ¿A quién jalará las orejas el Presidente? ¿Habrá otro encuentro con chilaquiles?
Todo apunta que Ricardo Monreal, líder de la bancada morenista, tal vez abrumado por el golpeteo, por fuera, con Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional del partido, no ha puesto toda la carne en el asador.
Está por demás decir que, además de la oposición, Morena tiene al enemigo en casa. Para obtener las dos terceras partes de la votación, y quitarle ya un peso de encima al Presidente, se quedó a solo un voto.
¿Alguien del propio partido del Presidente de la República enterró la daga por la espalda? Hay nombres; hay nombres.
Para Martí fue desesperante, como en los partidos de futbol, tener que dar tiempo extra al tablero para ver si aparecía el voto salvador.
Los panistas, que fueron el único bloque completo en votar en contra, comenzaron a gritar “¡Tablero, tablero, tablero!” y “¡Fraude, fraude, fraude!”, lo que forzó al presidente de la Mesa Directiva a realizar el conteo.
En las imágenes que circularon después del autogol se ven los rostros de Monreal y Batres desencajados y sorprendidos.
Dentro del territorio que se supone domina Morena tanto en la Cámara Alta como la Baja, en su primer paso por San Lázaro, la Reforma lopezobradorista enfrentó voces renegadas. Por ejemplo, se dio el caso de la diputada Margarita García, del PT (que se supone guarda fidelidad a Morena), que votó en contra del dictamen, pero también, más grave, pero esperado, el de ocho diputados del partido, de Oaxaca y pertenecientes o simpatizantes de la Coordinadora.
Desde el sábado pasado, en su gira de trabajo por ese estado, López Obrador los fustigó.
“Ahora, algunos maestros se opusieron a la reforma que se votó en la Cámara de Diputados, y algunos, maestros, (lo hicieron) igual que como votaron los diputados de los partidos conservadores; ahí se unieron con los “fifís”, dijo en Matías Romero, a donde acudió a supervisar el proyecto del Tren Transístmico.
Y, entonces, el dolor de cabeza no termina. Uno de los principales motivos por los que no pasó, sobre todo por presión del PAN, fue que Morena insiste en mantener el Artículo 16 transitorio, que dejaría abierta la posibilidad a que el sindicato vuelva a controlar plazas en el magisterio.
El Artículo 62 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado “B” del Artículo 123 constitucional, establece que el 50 por ciento de las plazas sea para los sindicatos.
Y eso, la vuelta a la Cámara Baja, da motivo para que la CNTE vuelva a hacer maletas, y casas de campaña, rumbo a la Ciudad de México.
Por lo pronto, y aun con “memo” de por medio, Peña Nieto sigue vigente.

[email protected]

[email protected]

@RobertoCZga

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...