Efectos colaterales por tronar Reforma Energética; contraataque de calificadoras ‘hipócritas’

Mano amiga a la caza de legisladores pro Guardia Nacional de López Obrador

Compartir:

Alguien convenció al presidente Andrés Manuel López Obrador que las calificadoras internacionales son organizaciones con fines altruistas, cuya misión es ayudar a los mandatarios a cumplir sus buenas intenciones.


Porque de plano en la conferencia mañanera de este miércoles se mostró totalmente ‘desencantado’ de Fitch Rating a quien llamó “muy hipócrita”, por la calificación que le dió a México sobre el tratamiento de la deuda de Pemex.

Tal vez se le olvidó al presidente que el equipazo de Pemex que fue a Nueva York a presentar el plan de negocios y regresó con la cola entre las patas. ¿Alguien le dijo a Andrés Manuel que las calificadoras tienen que ser compasivas y comprender su cruzada para detener el saqueo en la petrolera..?

Hay ingenuidades que dan miedo, y esperemos que en la mañanera de este jueves no aparezca otra de estas, o que de plano alguien le explique que las calificadoras tienen una metodología estandarizada para medir los riesgos de las empresas que adquieren préstamos mediante bonos de deuda.

Pero además si pregunta a sus funcionarios expertos de Octavio Romero Oropeza y de la Sener de Rocío Nahle, saben perfectamente de esta metodología, de igual forma los inversionistas, así que el desastre al bajar Fitch dos escalones las notas de deuda colocó a la empresa en perspectiva negativa, dejándola al borde de perder el grado de inversión.

Y eso de que ‘no entienden’ las calificadoras sus planes anticorrupción y que están enojadas porque dinamitó la Reforma Energética, a las calificadoras les vale un cacahuate el enojo presidencial, pero lo que sí es un factor influyente es que precisamente de un manotazo populista echó abajo la Reforma, y por supuesto en el mundo financiero se habla de un contraataque de las calificadoras por el trato de López Obrador.

MANO AMIGA A LA CAZA DE LEGISLADORES PRO GUARDIA NACIONAL DE LÓPEZ OBRADOR

Una mano amiga le está empeñada en hacerle travesuras al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el delicado tema de la Guardia Nacional que hasta el momento mantiene congelado el proyecto de seguridad del país.

Se trata de golpear a los diputados de izquierda que apoyaron el proyecto presidencial de la Guardia Nacional, para debilitar el esquema cuando regrese del Senado a San Lázaro. El primero que recibió estos golpes es el perredista Mauricio Toledo Gutiérrez, vía la Procuraduría capitalina de Ernestina Godoy.

Sin embargo es un secreto a voces la animadversión de Claudia Sheinbaum Pardo a la militarización de la Guardia Nacional y el rechazo a la presencia de esta en la CDMX, una posición que va a contracorriente del proyecto de López Obrador.

Al final del día la Guardia es un asunto netamente legislativo, y que mejor forma de frenarlo que debilitando a diputados y senadores que NO son de Morena, pero comulgan con el proyecto obradorista, uno de ellos es Toledo Gutiérrez.

Así que para tales propósitos la Procuraduría de Godoy desempolvó información de Alejandro “El Chino” Robles, un ex colaborador de Toledo, señalado por el ex delegado quien no le permitió delitos que traicionaron su confianza.

Robles fue acusado de robo de computadoras y otros equipos en la delegación Coyoacán por la PGJDF en el 2016, la evidencia lo obligó a refugiarse a Canadá y ahora hay toda una estrategia desde el Palacio del Ayuntamiento para victimizarlo y hacer parecer a Toledo el malo de la película.

SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...