Consultas de López Obrador, ensayo para someter al sistema electoral mexicano

Las consultas son mecanismos para debilitar el sistema electoral, para simular que las decisiones las toma el pueblo. El INE recibe fuertes presiones; a Otálora le quitaron el timón del Tribunal Electoral; ahora revivirán al PES del pastor evangélico Eric Flores, aliado de AMLO. Alonso, muerta; Samir también; Puebla y Baja California, a punto de ser tomados

Compartir:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, de nuevo, se erigió en autoridad electoral en la conferencia mañanera de este lunes.
Dio a conocer los resultados de la consulta para poner en marcha la termoeléctrica de La Huexca, en Morelos, en espera de normatizar este tipo de ejercicios, pero no importa; tampoco el hecho de que se suspendieron los resultados del sábado por adversos.
Sin embargo, tampoco importa; la consulta es un paso más que pone a prueba la calidad moral en aras de someter a las instituciones autónomas, como el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Federal Electoral (Trife).
El Trife, en estos momentos, está siendo bombardeado para revivir el registro del Partido Encuentro Social del pastor evangelista Hugo Eric Flores, quien estuvo en la mañanera, junto a López Obrador, para explicar los resultados de la consulta en su calidad de superdelegado del gobierno federal en Morelos.
Este tribunal también recibió fuertes presiones de Morena y de Palacio Nacional que obligaron, el 23 de enero, a Janine Otálora Malassis a dejar la presidencia del Trife por validar el triunfo de la panista Martha Erika Alonso Hidalgo en la gubernatura de Puebla y quien posteriormente falleciera, el 24 de diciembre, en una extraña caída del helicóptero donde viajaba con su esposo, coordinador del PAN en el Senado, Rafael Moreno Valle.
Janine Otálora fue sustituida por el magistrado Felipe Fuentes Barrera, ligado a Morena.
En el laboratorio de las consultas, la que echó abajo el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la CDMX en Texcoco fue el primer sondeo de López Obrador para probar la posibilidad de su fuerza moral con funcionarios de casilla y escrutadores designados por sus funcionarios y Morena.
Sospecho que trata de ver hasta qué punto puede debilitar a la autoridad electoral formalmente constituida.
En la consulta del NAIM, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, la desautorizó y recibió el fuego correspondiente, pero al final del día, y a pesar de las grandes críticas que se mantienen hasta el momento, se echó abajo el mayor proyecto de vanguardia en infraestructura y será sustituido por un bodrio, absurdo, sistema aeroportuario llamado Santa Lucía.
Junto a la consulta del Tren Maya y el del Istmo, el verdadero propósito es medir la capacidad de someter a todo el sistema electoral del Estado Mexicano con la moral del líder de Morena.
El propósito es claro y en el camino están los comicios de Puebla, y de la primera entidad ganada por la oposición, Baja California, en manos del Partido Acción Nacional desde la victoria de Ernesto Ruffo Appel. En los dos, las encuestas marcan un claro triunfo de Morena.
En el inter se perfila un albazo sin pudor alguno, para lo que el magistrado Felipe de la Mata circuló entre los miembros de la Sala Superior del TEPJF un proyecto que propone revivir al Partido Encuentro Social de Hugo Eric Flores, aliado incondicional de Morena.
La tesis de De la Mata es que si bien el PES no alcanzó el 3 por ciento de la votación válida emitida en los comicios de julio de 2018, sí alcanzó ese porcentaje en su representación en ambas cámaras con sus diputados y senadores, que lo llevaron a conformar grupos parlamentarios.
El razonamiento tiene el tufo de vil corrupción legislativa para hacer un servicio cortesano al líder de la Cuarta Transformación.
Así como las conferencias mañaneras son la plataforma de propaganda política para la toma del poder total, la elección intermedia del 2021 es la aduana que marcará el 2024 con la renovación de 13 gubernaturas y la Cámara de Diputados.
En este laboratorio, donde las consultas son un mecanismo fraudulento para simular que las decisiones las toma el pueblo, se dio por ganador el proyecto de puesta en marcha de la termoeléctrica en La Huexca, Morelos, por 59.5% a favor y 40.1% en contra.
La demostración de músculo ni siquiera tomó en cuenta la reciente muerte del activista Samir Flores en Morelos, provocador del clima de enfrentamientos, ni el llamado de la Iglesia Católica, en voz del obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, para postergar la consulta por el luto y condiciones de inseguridad.
Ganó la palabra del pastor evangélico Hugo Eric Flores en su función de superdelegado federal en la entidad.
López Obrador no duda en apretar sin límite cuando de decisiones electorales o a consultas se refiere. En el NAIM de Texcoco hizo activismo abierto a favor de echarlo abajo en la elección de Puebla y la crisis poselectoral amenazó con relegar al estado de su presencia mientras Martha Érika Alonso estuviera al frente de la gubernatura.
Ahora, Martha Érika está muerta.
En la termoeléctrica de La Huexca fustigó fuertemente a los opositores al llamarles radicales y conservadores de izquierda en un furibundo discurso a causa del movimiento donde Samir Flores era uno de los fuertes opositores.
Ahora, Samir está muerto, asesinado en su casa por un comando armado.
Las próximas consultas irán afinando este sistema paralelo al electoral mexicano. El sometimiento puede derivar en un debilitamiento letal o en una simbiosis que sustituya uno por otro.
El camino está trazado; sólo le estorba la sociedad civil, en la que no confía, por obvias razones, pero ahí está la mayoría de los mexicanos.


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...