Mientras haya vida, habrá esperanzas

Compartir:

Barcelona y Atlético de Madrid, con la cabeza más puesta en sus próximos partidos de octavos de final en la Champions League®, ganaron con lo justo que se requiere para mantenerse líder y sublíder, respectivamente; situación que les pudo haber salido bastante caro en sus aspiraciones por hacerse del título que demanda la mayor regularidad posible, el título liguero.

Un cuadro colchonero con mucho orden y sin dejar de pensar en la victoria en su partido que le enfrentaba al Leganés de Diego Reyes, pero sin esa intensidad que se les ve normalmente a los grandes equipos en partidos previos a la competencia continental, fue en búsqueda por los 3 puntos que le permitan seguir detrás del líder (aún con partido pendiente entre estos dos equipos, FC Barcelona vs Atlético de Madrid).


Así fue como poco a poco los del Cholo Simeone fueron cocinando su victoria, que llegó de una manera más que afortunada gracias al tanto de Saúl Ñíguez con un contrarremate del tiro penal justo antes fallado por el mismo jugador; y así, sin más, el partido sumó una que otra llegada, 3 postes y un Atlético yéndose a descansar y concentrar con la conciencia tranquila de seguir en la pelea por el título de liga, pero eso sí, con la mente puesta para su próximo partido en Turín, en el cual enfrentarán a la Vecchia Signora (Juventus) comandada por Massimiano Allegri y sus secuaces.

Habiendo terminado este partido, le siguió FC Barcelona ante un Rayo Vallecano valiente y urgido de sumar puntos en estas últimas 12 finales que quedan para mantener la máxima categoría de La Liga Española, vaya proeza que les esperaba.

Sumar ante el equipo más regular de la última década en el torneo local (7 títulos de liga de los últimos 10) y que también tiene la obligación de ganar los tres puntos por varios factores: el primero, mantener a distancia a sus principales perseguidores y el segundo, llegar con buena moral a tan importante partido que le espera este miércoles ante el equipo francés, Olympique Lyonaiss.

Con un inicio sorpresivo, el cuadro de Vallecas se adelanta en el marcador y que trae de vuelta a los fantasmas del pasado, pero no, no este grupo de jugadores que al parecer están más que conscientes de la importancia que tiene este año y no defraudar a sus seguidores, la consecución del triplete, que para ello, se debe ir paso a paso. Y así es como llega el empate por medio de un Piqué, cada vez más mandón en el once de gala de Valverde y previos avisos por parte del mismo jugador; ya en el segundo tiempo pena máxima convertida de Messi (sirvió para que se sacuda esos fantasmas al fallar penalties) y para cerrar, una gran jugada con ADN de Can Barca que fue firmada por Suárez.

De lejos no ha sido el mejor partido elaborado por los jugadores del club catalán, pero para ser campeón también se necesitan de este tipo de victorias y más aún cuando lo advirtió Ernesto Valverde, a quien le cuesta mucho mentalizar y sacar la mayor intensidad a sus dirigidos cuando se enfrentan a estos partidos que en el papel debieran resultar fáciles pero la realidad es otra, se le indigesta al Barcelona este tipo de equipos.

Después, viene este Valencia que no pierde en Liga desde el 5 de enero (Alavés 2 – 1 Valencia) y con una seguidilla de buenos resultados en el torneo liguero, cada vez cree más en sí mismo y ya está a tiro de piedra para tener acceso a competencias europeas en caso de seguir con esta inercia tan positiva tanto para el cuadro ché, como para el futbol español, pues no podemos olvidar que el equipo valenciano es uno de los equipos con mayor estirpe y seguidores dentro y fuera de sus fronteras.

Alavés empata con un siempre aguerrido Eibar por lo que pone aún más emocionante la pelea por esos puestos que dan entrada a la Europa League, pues el Sevilla después de sufrir en el torneo continental y complicarse su pase a cuartos de final al empatar de local ante el Slavia Praga en el Sánchez Pizjuán, hoy se ha despachado con media decena ante una Real Sociedad que vaga esta temporada en la mediocridad.

Y para cerrar la jornada, está el partido que tanto morbo generó en la semana a partir de la dolorosa eliminación del cuadro merengue de la Champions League (único torneo que le quedaba para poder “salvar” un año tan falto de tantas cosas), el cual lo enfrentaría al equipo cuyo dueño es uno de los galácticos de Florentino Pérez, Ronaldo Luis Nazário de Lima.

Para ubicar al Real Valladolid habrá que irnos a la parte baja de la tabla y que lucha partido a partido para salvar la categoría y no defraudar a su flamante presidente, pero eso no podrá ser posible si siguen fallando penalties como el que erraron ante el Real Madrid en la primera mitad (se dice que equipos de la NFL ya están buscando contratar a Alcaráz como pateador, si no me cree, busque su garrafal error en internet).

Sin embargo, este error no desanimó al cuadro vallisoletano, al contrario, los empujó hacia adelante pues olieron un poco de temor y sangre en la defensa del cuadro merengue que los catapultó como marabunta a buscar el tan ansiado gol, después de dos goles anulados por el VAR (de manera correcta), llegó el tan ansiado premio a ese entusiasmo y buen juego; pero lo errores que se cometen ante los grandes equipos se pagan caros, aún más con un grande herido de muerte, como lo es hoy el Real Madrid.

La historia final de este partido, el cuadro merengue se lleva los tres puntos que le permiten soñar todavía con la consecución de una liga que sería casi inaudita, por no decir casi imposible, pero mientras haya vida, hay esperanza, y si lo dudan, pregúntenle al Benfica, Bayern München y Manchester City, quienes hace unas cuantas semanas atrás veían de lejos (unos más que otros) a los líderes de sus correspondientes ligas, y al día de hoy están comandando sus respectivas competencias locales.

Entramos a este último tercio de temporada en las ligas europeas en las cuales se estarán definiendo campeones (algunos nuevos, otros repetirán) y el viernes tendremos los cruces para los cuartos de final de la siempre emocionante Champions League®, la cual nos regalará un nuevo campeón después de tres años, lo que sugiere mayor emoción y atención por la afición a nivel global por dar seguimiento a la etapa que se avecinará.

Y hablando de la UEFA Champions League®, debo reconocer que erré en dos de cuatro pronósticos habiendo sido el Ajax un justo ganador dando un sendo baile al campeón en su propio estadio con base a buen futbol y una juventud descarada que nunca temió jugar ante el “todopoderoso” rey de Europa, demostrando siempre cómo debe jugar un equipo que representa a dicho escudo.

Por otra parte, el emocionante juego que enfrentó al PSG vs Manchester United, en el cual los “Red Devils” desde un inicio demostraron que iban a por todas sin importar que estuvieran enfrentándose a uno de los equipos con mayor poderío económico en el mundo, aunque con dos bajas importantes (Cavani y Neymar Jr.), aún así, hicieron gala porqué un equipo es grande no solo por su cartera llena de petrodólares, sino por su historia y bajo el mando de un líder que les hace creer en sí mismos, Solskjaer.

Un entrenador que a pesar de no contar con un sueldo multimillonario ni con los reflectores que se ha ganado Mourinho a lo largo de los años, ha llevado a un ManU de una mediocridad total y alarmante y con un vestidor roto, a ser ese gran equipo inglés que pelea en todos sus frentes año con año (hoy lo tiene situado en 6° lugar de la Barclays) tras 12 partidos consecutivos sin perder, hasta el día de hoy ante el Arsenal de Unay Emery.

Así, nos espera una semana más de noches mágicas de la Champions League® con partidos que prometen ser igual de tensos y emocionantes por todo lo que hay en juego, que a veces es más que el dinero per sé.

Aquí la cartelera y mis pronósticos:

Manchester Citiy vs Schalke 04 (3-2 marcador global martes 12 de marzo de 2019)

Juventus vs Atlético de Madrid (0-2 marcador global martes 12 de marzo de 2019)

FC Barcelona vs Olympique Lyonaiss (0-0 marcador global miércoles 13 de marzo de 2019)

Bayern München vs Liverpool (0-0 marcador global miércoles 13 de marzo de 2019)

Hasta la semana entrante estimado lector.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...