AMLO pasa la bolita a la CNDH por su miedo a tocar a la CNTE

‘La omisión de las autoridades en el cumplimiento de sus obligaciones puede constituir, por sí misma, una conducta que vulnere derechos fundamentales…’: Comisión Nacional de los Derechos Humanos

Compartir:

No sé qué tanta deba ser la participación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el asunto de intransigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación al bloquear vías del ferrocarril, durante ya un mes, en Michoacán y provocar desabasto y pérdidas millonarias a terceros por asuntos entre su sindicato y el gobierno (local o federal) cuando no existe ninguna causa de su involucramiento.

Más pareciera la peor decisión del Gobierno federal para rehuir a un asunto que lastima, enormemente, la economía local de Michoacán.


Vaya, la pretensión de que un asunto que con tanta obviedad cae en las esferas de cualquier gobierno con agallas suena ridículo pasarlo a otra instancia, y más a una encargada de derechos humanos.

El desconocimiento de las facultades, límites e incumbencia de la CNDH en determinados asuntos muestra que las autoridades de gobierno, simplemente, se lavan las manos para ocultar su miedo de actuar con la fuerza pública ante quienes ya cometen un delito de manera “infraganti”, pero aún más en un intento de resguardar su apretadísimo concepto de “amor y paz” incluso contra quien viola las leyes flagrantemente.

Luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno presentó una queja ante la CNDH por violación de derechos humanos en el asunto de cierre de vías de tren preguntamos: ¿A quién viola los derechos humanos la CNTE? A nadie. La CNTE comete un delito que se llama obstrucción de vías federales y lo tiene que resolver el Gobierno federal porque no viola derechos humanos; “ahorca” económicamente a un estado y parte del país.

Pero la mejor respuesta al Presidente se la dio la propia CNDH, que preside Luis Raúl González, al puntualizarle que la comisión sólo está posibilitada para conocer de actos u omisiones de autoridad que violenten derechos humanos.

O sea, qué bonita, ¿no?, la “ideota” del Gobierno federal. Que mis deberes los haga cualquier otro organismo, aunque no tenga las atribuciones constitucionales que sí tengo yo, pero no quiero mancharme.

No es la primera vez que la CNDH aprueba el uso de la fuerza cuando la ley es rebasada. Ocurrió hace algunos años, cuando, sobre todo en la Ciudad de México, a manifestantes que vandalizaban lo que se atravesaba a su paso no se les tocaba ni con el pétalo de una rosa.

Esta vez, el Presidente tuvo pronta respuesta. En un tuit, el organismo llamó al diálogo y la construcción de acuerdos, en el marco de la ley, para la solución de conflictos sociales, pero aclaró: “Y en caso de verificarse actos ilegales, las autoridades deben cumplir sus obligaciones constitucionales en beneficio de la sociedad”.

¿Qué es eso?

En un comunicado lo explicó más ampliamente:

“Si bien es positivo que se busque privilegiar otras vías sobre el uso de la fuerza, tal disposición no puede justificar que si, eventualmente, las instancias de gobierno competentes llegaran a determinar la existencia de algún acto ilegal sea permisible que las autoridades renuncien o se inhiban de cumplir con su obligación constitucional de garantizar la integridad, seguridad e intereses de las personas, así como de cumplir y aplicar la ley”.

El remate es para que ya no le tiemble la mano al Gobierno federal porque no es necesario enviar a un grupo de gorilas con garrotes a desbaratar a los profesores, sino de hacer presencia, sabrá Dios de qué tipo, para convencerlos del mal que causan. Pero convencerlos, no decirles a diario que sean “buenos hombres”, que amen al prójimo.

México entero conoce a la CNTE. Baila como el perro, con dinero.

Mañana se quitan de las vías del tren de Michoacán y pasado inician bloqueo en las de Chiapas o Oaxaca.

“La omisión de las autoridades en el cumplimiento de sus obligaciones puede constituir, por sí misma, una conducta que vulnere derechos fundamentales, máxime cuando se esté en presencia de actos ilegales que atenten contra la integridad física o el patrimonio de las personas”, amplió la CNDH.

¿Entonces qué, el tren pasa o no pasa?

 

[email protected]

@RobertoCZga

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...