Germán renuncia al IMSS; desata críticas a Hacienda

Deja dirección general del IMSS ante perniciosa injerencia de la Secretaría de Hacienda

Compartir:

Germán Martínez Cázares presentó su renuncia como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al Consejo Técnico de la dependencia debido “a la perniciosa injerencia que tienen algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda en el instituto” y que pone en riesgo la prestación de los servicios.

En su carta de renuncia, en la que expone sus razones en 11 cuartillas, explicó que la dependencia maneja en sus servicios más de mil millones de pesos diarios, por lo que controlar en exceso esos recursos, sin racionalidad y sin apego a las normas, puede acabar con la vocación social del propio instituto.

Señaló que el presidente Andrés Manuel López Obrador proclamó el fin del neoliberalismo, pero -agregó- en el Seguro Social, la participación de Hacienda es neoliberal al buscar solamente “ahorro y más ahorro, recortes de personal, y más reportes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el cargo que el encargo”.

Martínez Cázares destacó que el IMSS necesita una reforma para acoplarlo al sistema universal de salud y un modelo preventivo que atienda los factores sociales que afectan a los mexicanos, y no de una renovación ficticia.

“Algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS donde, por ejemplo, se pretende reformar el reglamento para colocar funcionarios administrativos en los estados desde la Secretaría de Hacienda y, así, anular a los delegados que este Consejo Técnico aprobó”, puntualizó.

El ahora ex titular de la dependencia manifestó que dicha secretaría federal busca nombrar, en todo el país, a una especie de delegados administrativos estatales “fuera del Consejo Técnico para que sean ellos quienes en los hechos administren, desde lo local, al Seguro Social”.

Precisó que mientras se discute la remodelación del instituto, muchos trabajadores están en incertidumbre laboral, otros sin contrato, mientras que algunas vacantes aumentan y el rezago en infraestructura es “brutal”.

Detalló que en 2019, prácticamente, está en cero el avance de obras y el pago a proveedores; los contratos y convenios de servicios están rezagados, y algunos están por vencer sin futuro de legalidad y eficiencia, en tanto que las compras de equipamiento están paradas y las reclamaciones y litigios van en aumento.

No obstante, enfatizó, el abasto de medicamentos si está garantizado, “aunque en algunos lugares pende de un hilo”.

Insistió en que el control del gasto para el Seguro Social tiene dos consecuencias fatales, una directa para la dependencia, teniendo pasillos llenos de espera de personas con dolor y que reciben un maltrato o atención con retraso; el segundo efecto es indirecto, “pero todavía peor”, porque la falta de servicios en el seguro social fortalece a la salud privada, lo que ocasionará mayor gasto de bolsillo a las familias.

“Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”, indicó.

Martínez Cázares reveló que el IMSS Bienestar, mediante el cual se pretende otorgar medicamentos y consultas gratuitas a la población sin seguridad social, en cifras reales, al día de hoy, tiene menos recursos que el último año del gobierno anterior porque le deben más de mil millones de pesos del llamado componente de salud, que le correspondía del desaparecido programa Prospera.

Asimismo, señaló que si la Secretaría de Hacienda creyera que los ahorros en el IMSS se pueden desviar a otros fines “es necesario recordarle” que el instituto no estará obligado a concentrar en la Tesorería de la Federación sus ingresos, según el artículo 277 C de la Ley del Seguro Social.

En su opinión, nadie en su sano juicio se hará cargo desde el Instituto Mexicano del Seguro Social de instrucciones sólo en la Secretaría de Hacienda.

Advirtió que descuidar la recaudación tributaria, así como la debida y justa incorporación de los trabajadores al Seguro Social, es suicida para el órgano tripartita.

Manifestó que la mayor corrupción en la dependencia es la simulación de la declaración de las cuotas subestimadas, que roban el esfuerzo diario de los trabajadores porque con cuotas ficticiamente bajas pierden jubilaciones, pensiones de viudez y créditos para vivienda justos, mientras que algunos patrones acumulan inmoralmente esos recursos.

Martínez Cázares aclaró que el motivo de su diferendo con algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda no es la compra de medicamentos, pues no defiende a farmacéuticas ni a proveedores o constructores, sino que buscaba fortalecer y hacer respetar al Seguro Social.

‘Yo respaldo esa política’: AMLO

VERACRUZ.- El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó la renuncia de German Martínez Cázares como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y afirmó que cada quien puede tomar la decisión que más le convenga.

“Somos libres y cada quien puede tomar la decisión que más convenga, y hay que trabajar con convicciones y estar a gusto; no se puede estar a disgusto; nada por la fuerza, decía el presidente (Benito) Juárez; todo por la razón y por el derecho”, expresó el mandatario.

En entrevista a su llegada al aeropuerto internacional de esta ciudad, informó que ya se tiene a quien sustituirá a Martínez Cazares; “ya estamos pensando; afortunadamente hay un buen equipo de mujeres y hombres con convicciones y principios; gente honesta”, enfatizó en compañía del gobernador de la entidad, Cuitláhuac García.

El titular del Ejecutivo federal lamentó la decisión de Martínez Cázares, pero insistió en que, afortunadamente, hay muy buenos servidores públicos y pronto será sustituido.

“Seguramente Germán regresa al Senado y va a seguir manteniendo sus principios; vamos a que mejore el Seguro Social, que se acoplen, que Hacienda y el Seguro Social se pongan de acuerdo”, acotó.

Interrogado sobre si el ahora ex titular del IMSS le avisó de su renuncia, López Obrador confirmó que tenía diferencias con Hacienda y que hace unos días le envió una carta para comunicarle su decisión.

Sobre el diferendo con la Secretaría de Hacienda, el presidente destacó que la dependencia tiene que participar en todo lo que corresponde al IMSS y al ISSSTE, al gobierno federal, aunque se trate de organismos descentralizados y autónomos.

“Soy muy ortodoxo, muy respetuoso de las decisiones que toma Hacienda”, refirió y comentó que la secretaría tiene una política para que no haya déficit, es decir, que no haya deuda y las finanzas estén sanas; esa es su función y “yo respaldo esa política”, puntualizó.

López Obrador descartó que estén en riesgo los servicios de salud, toda vez que, precisó, “es una institución que funciona y seguirá funcionando sin ningún problema”.

El mandatario dijo que si bien Martínez Cázares quería tener más independencia en las decisiones en materia financiera, “hay que apegarnos a lo que establece la dependencia federal, todos, porque tiene que haber una administración sana y sin déficit”.

Expuso que el gobierno federal no se puede dejar intimidar por los proveedores; “había mucha corrupción en la compra de medicinas; nada más en IMSS, un proveedor abastecía la mitad de las medicinas que se usaban en el instituto; claro que hay presiones, pero hay que resistirlas y no dejarse intimidar”, hizo notar.

Aseguró que quedó en buenos términos con Martínez Cázares; “yo lo respeto mucho”, dijo al agregar que aunque es la primera renuncia “van a haber otras”, al tiempo que soltó una carcajada.

PRD y PAN fijan postura

La renuncia del titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez Cázares, evidencia que los recortes presupuestarios implementados por la Secretaría de Hacienda son regresivos; ponen en riesgo al IMSS y a los derechohabientes, aseguro el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Tras hacerse pública la renuncia de Martínez Cázares, la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD, integrada por Adriana Díaz, Ángel Ávila, Arturo Prida, Camerino Márquez, Estephany Santiago, Karen Quiroga y Fernando Belaunzarán, rechazó la política de austeridad de corte “neoliberal”.

Recordaron que desde el PRD se había advertido que los recortes del Gobierno Federal tendían más a la ideología neoliberal del ahorro, dejando una situación de desesperanza al IMSS ante la carencia de médicos, insumos, equipo, infraestructura y proveedores, así como el aumento de litigios y reclamaciones, entre otros.

“Como lo advirtió el PRD desde hace unos meses, con el recorte del presupuesto se afectaron funciones principales del Gobierno Federal, pero el recorte más importante se dio en el rubro de la salud. Es lamentable y preocupante que no se cuente con medicamentos, con personal especializado, con médicos suficientes para atender la gran demanda”, señaló Ávila.

Detalló que el recorte de más de 20 por ciento a los insumos del Sector Salud coloca “al propio Instituto y a los derechohabientes en una situación de desesperanza”.

Consideró que la renuncia de Martínez Cázares muestra el “atentado” a la autonomía de los órganos gubernamentales; “se trata de un recorte regresivo y de corte neoliberal que no gasta en los ciudadanos y sólo pretende el ahorro para sus obras faraónicas”.

A su vez, Quiroga pidió al Presidente de la República reconsiderar el recorte al IMSS, y a todo el Sector Salud, en aras de garantizar ese derecho de todos los mexicanos, sin afectar su economía.

“Un gobierno que se dice cercano y preocupado por la gente y que ofreció un cambio no puede dejar en el desamparo a millones de trabajadores y sus familias, a quienes se les atiende desde antes de su nacimiento hasta la muerte”, agregó.

Mientras, Santiago mencionó que el hecho confirma que a seis meses del Gobierno Federal sólo se dictan órdenes e ideas que reflejan una fase del autoritarismo que existe; esta determinación demuestra la crisis no sólo en el Sector Salud, sino también en materia de seguridad y en la economía, hizo notar.

En tanto, Díaz refirió que la Secretaría de Hacienda congeló 794 millones de pesos a diversas instituciones de salud con el mismo argumento: Acabar con corrupción, “pero están exponiendo a los derechohabientes, ya que los centros médicos no cuentan con los recursos necesarios para brindar una atención de calidad”.

Finalmente, Belaunzarán añadió que con la renuncia del director del IMSS se demuestra que no es prioridad de este gobierno la salud y seguridad social, por lo tanto, se está actuando en la misma lógica de los gobiernos neoliberales.

A su vez, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, señaló que la renuncia de Germán Martínez Cázares a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exige transparencia sobre el tamaño de la crisis y los recortes discrecionales a la institución.

A través de su cuenta en Twitter (@MarkoCortes), reconoció al funcionario por presentar su renuncia.

La renuncia del director general del IMSS exige transparencia sobre el tamaño de la crisis y los recortes discrecionales a la institución, remarcó y reconoció Germán Martínez por presentar su renuncia “ante las constantes contradicciones del gobierno” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

No ve FSTSE atendidas demandas de salud

El dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, manifestó que existe irritación social y focos rojos prendidos desde hace tiempo entre sus agremiados por sentir que sus demandas de atención a la salud no están siendo atendidas.

En conferencia de prensa, donde presentó la convocatoria de la realización del Consejo Nacional Extraordinario de la FSTSE, este jueves 23 de mayo, en la sede nacional de la central de trabajadores, advirtió que los trabajadores del Estado y sus dirigencias sindicales saldrán al frente para salvaguardar las instituciones de la República.

Asimismo, exigió al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, y a sus funcionarios que liberen los recursos destinados a la Secretaría de Salud y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para ofrecer un buen servicio a los derechohabientes.

Indicó que Urzúa “prefiere guardar los recursos económicos que ha autorizado el Congreso de la Unión en una caja fuerte que aplicarlos en los programas de interés social”.

Ayala Almeida dijo que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la FSTSE acatará los resolutivos que se alcancen durante el consejo de la federación de trabajadores, cuyos puntos fundamentales serán la firme defensa y estrategia de blindar la estabilidad y seguridad en el empleo.

Asimismo, dijo, alcanzar un incremento salarial que permita hacer frente a la actual situación económica del país y, a través del análisis, la discusión y los acuerdos, fortalecer las prestaciones y la seguridad social integral de los agremiados.

Igualmente, dejó en claro que será un punto a tratar la intervención de partidos políticos que pudiera afectar la autonomía sindical.

Alertó que la FSTSE no permitirá ninguna intromisión y que se manifestará a través de asambleas permanentes, sin salir a las calles, a fin de no trastocar la paz social.

Además, consideró que algunos funcionarios públicos están engañando al Presidente de la República de que la situación del país está en calma, lo cual no es cierto, pues el malestar popular empieza a crecer por la falta de servicios médicos y de medicinas.

“Quisiera ver que el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, saliera de su oficina y se diera una vuelta por los hospitales y clínicas para que vea lo que está sucediendo realmente. Hay gente que está esperando horas para que se le dé una cita o en su caso los medicamentos”, refirió.

Alertó que la falta de recursos es cada vez más evidente, pues se observa en la falta de medicamentos, en la atención médica y en las salas quirúrgicas, que empiezan a sufrir la carencia de equipo para cirugías.

Ayala Almeida felicitó a Germán Martínez Cazares por renunciar a la dirección general del Seguro Social, así como por ser congruente en su forma de dirigir a una institución y no permitir la injerencia de funcionarios de la SHCP en el IMSS.

Zozobra en clase trabajadora

Agrupaciones obreras llamaron al Congreso de la Unión y a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a investigar que está sucediendo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que es necesario se le canalicen recursos para su fortalecimiento.

Indicaron que hay preocupación entre la clase trabajadora por la falta de atención médica y de medicinas en clínicas y hospitales.

Patricio Flores Sandoval, secretario de Comunicación de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), calificó como una posición digna la renuncia de Germán Martínez al IMSS, pues las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le negaban recursos financieros para continuar con la construcción de nosocomios en el país.

En entrevista, cuestionó de qué sirve que llegue alguien con capacidad y experiencia a una institución de renombre, y quiera hacer las cosas bien, y al final de cuentas no le facilitan los recursos económicos para llevar a cabo sus programas.

La exigencia de la población son mejores servicios de las instituciones de salud, entre ellas el Seguro Social, el cual está a punto de entrar a una crisis por falta de apoyo, aseveró.

“Tal parece que el gobierno quiere administrar la crisis del país y decir, con engaños, que la está resolviendo y que se quiere vestir de héroe”, apuntó.

Por su parte, Arturo Olivares Cerda, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), lamentó la renuncia de Martínez Cázares a la dirección general del IMSS, toda vez que, precisó, “durante sus cinco meses y medio de gestión establecimos puentes de entendimiento que beneficiaron a los trabajadores activos y jubilados”.

Indicó que el organismo de salud atiende a más de 80 millones de mexicanos, lo que lo convierte en el eje de las políticas de salud, por lo que es indispensable su reforzamiento en materia de infraestructura hospitalaria, de personal e insumos.

El IMSS, refirió el líder sindical, cuenta con 1.44 médicos por cada mil habitantes, cuando los indicadores internacionales manejados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) establecen que debe ser de 3.4 médicos por cada mil habitantes.

Advirtió que en enfermería se registra un déficit importante; el IMSS cuenta con 2.7 enfermeras por cada mil afiliados cuando lo recomendable es nueve por cada mil personas, ejemplificó.

En insumos médicos, acotó, también hay deficiencias preocupantes; por ejemplo, el Seguro Social cuenta con 0.69 camas por cada mil habitantes cuando deben existir 4.7 por cada mil habitantes, refirió.

“El Seguro Social requiere la liberación de los recursos económicos para atender con eficiencia y prontitud los nuevos lineamientos de salud que ha establecido el gobierno federal”, apuntó.

“Los trabajadores del IMSS nos manifestamos listos y a favor de las políticas de salud del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero pedimos, respetuosamente, que nos ayude para ayudarlo”, añadió el dirigente.

Por separado, Isaías González, líder de la Confederación Revolucionaria Obrero Campesina (CROC), aseguró que se debe identificar dónde están las cuotas obrero-patronales que se otorgan al IMSS.

Ello, ante la renuncia de German Martínez al frente del instituto.

El dirigente de la CROC aseguró que no es un problema únicamente actual la escasez de medicamentos o la falta de personal en esa institución médica, sin embargo dijo, todo se puede mejorar y se deberá investigar si las cuotas se están aplicando para brindar el servicio a los trabajadores.

Coparmex, Concanaco y CCE no pasan por alto situación

Vía sus presidentes, Gustavo de Hoyos, José Manuel López Campos y Carlos Salazar, respectivamente, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex),  la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE)  fijaron sus posturas en torno a la renuncia de Germán Martínez Cázares a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“El mensaje de renuncia de Germán Martínez Cázares a @Tu_IMSS evidencia que en el @GobiernoMX se confunde un órgano de Estado con el Gobierno.

“Hay poco entendimiento del tripartismo y falta la sensibilidad social en los recortes al gasto”, refirió De Hoyos vía Twitter.

A su vez, López Campos  urgió a plantear prioridades pese a la austeridad.

Sobre el particular, el presidente de la Concanaco aseveró que “hay que tener atención cuando se trata de una institución que el objetivo es la seguridad social, de no dejar sin atención a sus derechohabientes, con la calidad que se requiere y con la oportunidad en el tiempo”.

Por su parte, Salazar aseveró que a pesar de que el sector patronal y los trabajadores forman parte del Comité Técnico del IMSS, desconocen  qué fue lo que sucedió entre su titular y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Y que lo esencial es preguntarse si la salud de los trabajadores está siendo atendida.

“Hay que recordar que el objetivo del Seguro Social es la salud de los mexicanos; lo que nos debe preocupar es si la salud de los mexicanos está siendo bien atendida, bien soportada; si tiene los recursos adecuados”, refirió Salazar sobre el particular.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...