‘Si renuncia resuelve violencia, la pongo’: Durazo

‘No eludiré y estaré aquí cumpliendo en la medida en que tenga que aportar a la solución’, dice a diputados

Compartir:

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, planteó que si su renuncia resolviera la dimensión del problema de seguridad en el que la actual administración recibió al país, no tendría ningún inconveniente en presentarla.

“El tema de mi renuncia, eso es lo de menos. Si una renuncia resolviese un problema de la dimensión que tenemos no tendría ningún inconveniente en ponerla sobre la mesa”, aseveró.

El funcionario remarcó que él no buscó ser secretario de Seguridad, “pero también, una vez asumido el cargo, no eludiré y estaré aquí cumpliendo en la medida en que tenga que aportar a la solución”.

Ante la legisladora sin partido Ana Lucía Riojas Martínez, quien lo instó a ser responsable y renunciar, Durazo Montaño reiteró que “esas responsabilidades ni se buscan ni se abandonan” y que mantendrá el compromiso de respetar a la seguridad pública como un espacio de neutralidad política.

“Consecuentemente, voy a omitir la beligerancia a la que tendría derecho, según los niveles de agresión de los representantes de algún grupo parlamentario”, expresó ante las críticas de legisladores de oposición por el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa.

Al comparecer ante diputados en el marco de la glosa del primer informe del gobierno del titular del Ejecutivo federal, recordó que en 2000, el país estaba en el lugar 53 del ranking de corrupción mundial “y lo que dio paso precisamente a la alternancia fue el hartazgo social, por los niveles de corrupción que había”.

Seis años después, en 2006, México se encontraba en el número 70 y en 2012 en el 124 de dicha lista.

“Tenemos que asumir la corresponsabilidad que cada uno de nosotros tiene en esos hechos. No podemos lavarnos las manos. Nosotros no pretendemos hacerlo, pero es imprescindible dejar claro ante la opinión pública la condición en la que recibimos el país en materia de inseguridad”, reprochó.

Durazo Montaño puso énfasis en que a México le urge una seguridad sin pretextos; “necesitamos seguir transitando por la vía de la neutralidad política para enfrentar el reto de la inseguridad”.

Por ello, dijo, “no voy a caer en la provocación ni a engancharme en una discusión sin sentido. Tenemos una altísima responsabilidad conjunta. Tenemos que construir y operar soluciones eficaces”.

“El tema de la corrupción ya lo hablamos; se fue (Enrique) Peña o se fue (Felipe) Calderón, efectivamente, pero eso no importa; nos dejaron un problema de dimensiones históricas.

“Eso no lo podemos ocultar y no queremos, así como no le echamos la bolita a ningún gobernador ni a ningún presidente municipal, sea del partido que sea”, sentenció.

Apuntó que el esfuerzo que está haciendo el gobierno no se hizo en anteriores regímenes y que se pretende aprovechar políticamente el tema.

El funcionario mencionó que la actual administración federal recibió 26 mil cuerpos sin identificar, cifra que llega ya a 40 mil, “y corresponden a homicidios que sucedieron en otros gobiernos, pero no podemos evitar señalar que ahí hay un gran problema y tenemos que asumirlo de manera corresponsable, compartida, sin echarnos la bolita unos a otros”.

Explicó que el Gobierno de la República ha definido a los estados de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Veracruz como  prioritarios porque son los que generan 50 por ciento de los homicidios dolosos.

“Vean ustedes el origen político de esos gobiernos y se darán cuenta que para el gobierno del presidente López Obrador no importa el signo político del gobierno, sino el problema que tiene y no lo puede enfrentar solo; tenemos que sumar esfuerzos haciendo abstracción de las entendibles diferencias políticas e ideológicas”, subrayó.

 

NADA DE ESTADO FALLIDO; NADA DE ESTADO DEBILITADO

Como una sutileza teórica que el pueblo no entiende calificó Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), hablar de Estado fallido tras la captura y liberación de Ovidio Guzmán.

“El Estado mexicano prevalece; nada de Estado fallido; nada de Estado debilitado.

“Esas son sutilezas teóricas que no entiende la gente”, estableció Durazo.

 

OVIDIO GUZMÁN SIN ORDEN DE APREHENSIÓN

Entre pancartas, con frases como “fuchi” y “guácala”, y protestas de panistas, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, señaló, en la tribuna de la Cámara de Diputados, que aunque parezca increíble, el hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Ovidio Guzmán, no tiene orden de aprehensión en el país.

“Hay una orden de detención con fines exclusivos de extradición, lo que significa que los delitos por los que se le acusa han sido cometidos en otro país y no en México”, atajó ante las críticas del Partido Acción Nacional (PAN).

En una ríspida comparecencia ante el pleno de San Lázaro, en el marco de la glosa del primer informe de gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, Durazo Montaño negó algún trato con el crimen organizado.

“No hay absolutamente ninguna negociación; absolutamente no. Somos un gobierno honesto, transparente y socialmente comprometido, como acaso no lo ha tenido nuestro país“, aseveró el funcionario federal.

El secretario de Seguridad advirtió que está muy lejos de las políticas del gobierno convenir con la delincuencia y que no se aseguró el inmueble “porque esta persona no tiene en nuestro país, ustedes no lo van a creer, no tiene en nuestro país orden de aprehensión”.

“La orden de extradición la conocía, con toda oportunidad, el grupo responsable del operativo y es prácticamente un proceso de rutina. Lo que se vio en el Gabinete de Seguridad son todos los casos de extradición en general y recibimos la indicación del Presidente de la República de colaborar en esos procesos de extradición en la medida en que, por supuesto, fueran procedentes”, subrayó Durazo Montaño.

Admitió que los errores siempre son susceptibles de cometerse y hay una actitud abierta del gobierno federal para asumir la responsabilidad y la humildad suficiente para corregir.

“No estamos defendiendo una narrativa; estamos defendiendo una información sobre la evolución de los acontecimientos. Son muchas preguntas. Los medios  también se equivocan y cometieron errores”, aseveró.

Durazo Montaño enfatizó que en EL proceso hubo equivocaciones graves, “como la publicación de una fotografía que atribuyeron a un intercambio de supuestos reos. Eso hizo mucho daño porque lo asumieron con una veracidad que evidentemente estaba muy lejos de la verdad”.

 

ÁLGIDA COMPARECENCIA

La oposición en la Cámara de Diputados exigió al titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, devolver la paz a las calles y la tranquilidad a los hogares, como se comprometieron, mientras que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) reprochó que se recibió “un país cementerio”, con policías devastadas.

En álgida comparecencia ante el pleno, el funcionario federal aseveró que nunca como ahora, en lo que va de la existencia del actual gobierno, había sido sujeto de tan dura crítica en materia de seguridad.

Sin embargo, aseguró que nunca como ahora se ha actuado con tanta prudencia, determinación y conciencia de sus responsabilidades ante la ciudadanía.

El diputado priísta Héctor Yunes Landa pidió resultados en materia de seguridad y le recordó que fue el propio presidente de la República quien se fijó el plazo de seis meses para mejorar las condiciones de seguridad del país.

“El plazo, señor secretario, ya se cumplió; lo que no se ha cumplido es el compromiso. Los mexicanos convivimos a diario con el luto de miles de hogares, con el drama del secuestro, con la impotencia del feminicidio, con la ansiedad de la extorsión. Esto no puede; esto no debe continuar”, sentenció.

Sin embargo, el líder de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó que el hecho que Durazo Montaño acudiera a comparecer acompañado por los secretarios de Marina y la Defensa Nacional era un mensaje muy claro: “Hay un equipo sólido, unido y profesional, al frente de la seguridad de la nación”.

Criticó la estrategia de las pasadas administraciones en materia de seguridad, “una estrategia que en los últimos años alentó una ola de criminalidad y muerte sin precedente para el país”.

“En esas condiciones se recibió el gobierno, un país cementerio, con policías devastadas, con regiones completas y estructuras de gobierno cooptadas por la delincuencia, y con una gran destrucción del tejido social”, expuso.

Afirmó que la estrategia seguida descansaba sobre un paradigma perverso; “nos teníamos que acostumbrar a los daños colaterales; inevitable, innecesario, el derramamiento de sangre; las masacres; las muertes, los desaparecidos, para recuperar la paz”, acotó.

En su turno, la perredista Frida Alejandra Esparza Márquez anotó que la actual administración cuestiona que la estrategia de los gobiernos pasados dejó un saldo pavoroso de muertos que en números redondos significó en el primer año de Felipe Calderón Hinojosa 11 mil homicidios dolosos y en el de Enrique Peña Nieto 17 mil.

“Y quería compartir esta crítica que se le hace a los gobiernos anteriores porque no podemos dejar de pensar que en sólo 10 meses que lleva el gobierno actual se han registrado más de 30 mil asesinatos, más del doble y en menos tiempo que con Calderón y con Peña Nieto”, añadió.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...