No sigan martirizando a pobladores, clama obispo de Chilapa

El obispo indicó que la mayoría de los pobladores han pedido "polos de desarrollo" para estas regiones, ya que en la mayoría de los terrenos donde se siembra la amapola, se puede producir otro tipo de cultivos, pero no hay venta ni incentivos para la producción

Compartir:

El obispo de la diócesis de Chilapa-Chilpancingo, Salvador Rangel, pidió no se siga martirizando a los pobladores y así evitar más inseguridad y violencia.

En entrevista para Grupo Fórmula, el obispo habló sobre su reunión con líderes criminales de la sierra de Guerrero y la apertura de estos para una pacificación de la entidad.


El religioso pidió a las autoridades no destruir los plantíos de amapola, ya que es el única posibilidad de subsistir, pese a que el precio del opiáceo haya bajado de precio extraordinariamente.

Además indicó que estos líderes delictivos tienen disposición para detener la violencia y la inseguridad en Guerrero.

“Puedo decir que, en la Sierra, afortunadamente casi el 80 por ciento se restableció las escuelas, los médicos y las enfermeras están subiendo también” reveló el sacerdote.

Por su intervención, la mayoría de las zonas más inseguras del estado han regresado a la tranquilidad, sin embargo; existe aún “un punto muerto todavía, Tlacotepec” pero los líderes criminales tienen disposición para conversar.

El obispo indicó que la mayoría de los pobladores han pedido “polos de desarrollo” para estas regiones, ya que en la mayoría de los terrenos donde se siembra la amapola, se puede producir otro tipo de cultivos, pero no hay venta ni incentivos para la producción de flores y frutos como el durazno.

Salvador indicó que la siembra de amapola es la única opción para esta población amedrentada por el narcotráfico por lo que pidió a las autoridades “no destruir las plantas chiquitas de la amapola, por que era como una ofensa a esas personas, es la única esperanza de plantar”.

“Ya no sigan martirizando el Ejército a esas personas”, pidió Rangel a autoridades, para evitar más inseguridad y violencia en la Sierra.

Salvador Rangel, obispo de Chilapa puntualizó que es el momento apropiado para desplazar un poco la amapola con otros productos, por lo que el gobierno federal y estatal debe de ayudar a la población de la sierra de Guerrero.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...