Muere jaguar longevo en parque-museo La Venta de Villahermosa

La dependencia indicó, en un comunicado, que desde principio de año esta especie –que era uno de los atractivos del área de zoológico del recinto que alberga a las piezas de la cultura olmeca en la capital tabasqueña– comenzó a presentar deficiencias físicas propias de su longevidad.

Compartir:

La Secretaría de Cultura del gobierno de Tabasco informó que la madrugada de hoy murió el jaguar melánico al que llamaban “El Negro”, de casi 24 años y que habitaba en el parque-museo La Venta.

La dependencia indicó, en un comunicado, que desde principio de año esta especie –que era uno de los atractivos del área de zoológico del recinto que alberga a las piezas de la cultura olmeca en la capital tabasqueña– comenzó a presentar deficiencias físicas propias de su longevidad.


En este momento las autoridades realizan el protocolo correspondiente, que incluye la práctica de la autopsia, para tener un dictamen oficial sobre el deceso del felino.

Explicó que hace una semana se comunicó que esta variedad de jaguar negro había cumplido su ciclo de vida y recibía atención geriátrica ante las deficiencias físicas ocasionadas por su edad.

El médico veterinario Juan José Carrera Flores, responsable técnico de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) recordó que “El Negro” nació el 28 de mayo de 1995 en un criadero de felinos silvestres del proyecto Balam, en Puebla, y llegó al parque-museo La Venta el 30 de agosto de 1996.

Mencionó que desde el mes de enero este ejemplar comenzó a mostrar menos actividad y problemas físicos, pues había superado los 22 años de esperanza de vida que estos felinos tiene en cautiverio, por lo que “El Negro’” recibía un cuidado especial.

Con más de tres décadas de experiencia en el manejo de animales dentro del parque, Carrera Flores aclaró que el felino no estaba enfermo, sino que se encontraba en su última etapa de vida.

Explicó que de un promedio de dos kilos y medio de carne que consumía diariamente, el jaguar redujo su dieta a 300 gramos, por lo que le estaban administrando aminoácidos esenciales a través del agua que consumía.

“Ya empezó a declinar en su ciclo de vida como todo ser vivo”, comentó Carrera Flores a inicios de la semana, al señalar que “El Negro” había entrado en una etapa donde estaba sobreviviendo por las reservas de energía, con una expectativa de vida no mayor a un mes, como ocurrió.

Actualmente en el parque-museo La Venta existen otros tres jaguares jóvenes de siete años en promedio: dos hembras y un macho, llamados: “Sombra”, “Ámbar” y “Tarahumara”, así como cuatro felinos menores y 570 organismos de ocho especies distintas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...