Migrantes arriba a Tijuana

Compartir:

Durante la mañana del día viernes un grupo conformado por alrededor de 357 migrantes arribo a Tijuana.

Los centroamericanos explicaron que  nueve autobuses los recogieron en Guadalajara, Jalisco, y después cambiaron de vehículos en Sinaloa.


Al hacer una parada rápida en la caseta de cuota de Tecate – Tijuana, bajaron eufóricos y gritaron “¡Saludos a Trump!”.

Los niños y sus mamás se asomaban por las ventanas de los autobuses y miraban hacia los cerros.

“¿Ya es aquí Tijuana?”, preguntaban los integrantes de la caravana.

Otros aprovecharon el tiempo y se lavaron los dientes entre los matorrales.

“Nos sentimos muy contentos, estamos cansados, pero ya que llegamos a la frontera, nos sentimos aliviados”, dijo María Flores Padilla, integrante del contingente proveniente de Honduras quien viaja con su hija y esposo.

Uno de los choferes, Braulio Murguía, indicó que el empresario Ricardo Ayala, de Sinaloa, patrocinó el viaje por dos días desde esa entidad.

La primera caravana de migrantes inicio su travesía para para Estados Unidos el día 13 de octubre provenientes de Honduras.

EU REFUERZA CRUCE FRONTERIZO

El Gobierno de Estados Unidos dio a conocer que ya trabaja para reforzar el cruce de la frontera en Tijuana para prepararse para la llegada de una caravana de miles de migrantes centroamericanos que se abre paso a través del oeste de México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza explicó que cerrará cuatro carriles en los concurridos puestos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa en San Diego, California.

Agregó que los cierres son necesarios para instalar equipos de infraestructura para reforzar los puertos en preparación para la caravana de migrantes y a lo que se refirió como el riesgo potencial de seguridad y protección que podría causar.

Para los miles de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia el estado de Nayarit, en la costa del Pacífico de México, la perspectiva de encontrarse con una recepción hostil en la frontera no es nada nuevo.

Después de un mes en de marcha a través de tres países, los migrantes como Maribel, de 22 años, de La Ceiba, Honduras, están acostumbrados a las dificultades.

Maribel, que no quiso revelar su apellido por temor a represalias en Honduras, empujaba el cochecito con su hija de un año mientras su marido llevaba en otro a su hijo de tres por una carretera desde Guadalajara a Nayarit.

“Estamos bien advertidos sobre todo lo que (el Presidente de los Estados Unidos, Donald) Trump habla”, dijo sobre la militarización de la frontera y el cierre de carriles en Tijuana. “Que cierre lo que quiera cerrar, pero siempre vamos a pasar”.

Los miles de migrantes centroamericanos salieron de los refugios de Guadalajara el martes temprano y fueron llevados en autobuses a una cabina de peaje de la carretera.

Pensaron que otros buses los estarían esperando para llevarlos al estado de Nayarit vecino al de Sinaloa, más al norte. Pero no aparecieron otros autobuses y pocos camiones los recogieron, dejando a muchos con la única opción de caminar.

La mayoría parece tener la intención de tomar la ruta de la costa del Pacífico hacia el norte hasta la ciudad fronteriza de Tijuana, que aún se encuentra a aproximadamente 2 mil 200 kilómetros de distancia. Los migrantes han recorrido unos 2 mil 400 kilómetros desde que comenzaron su marcha en Honduras alrededor del 13 de octubre.

Las caravanas se convirtieron en un tema de campaña en las recientes elecciones de medio término en Estados Unidos y Trump ordenó el despliegue de más de 5 mil soldados a la frontera. Trump ha insinuado sin pruebas que hay criminales o incluso terroristas en el grupo.

La mayoría de los migrantes huyen de la pobreza, la violencia de las pandillas y la inestabilidad política, principalmente en Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

México informó que otorgó 2 mil 697 visas temporales a individuos y familias. Alrededor de 533 migrantes solicitaron un regreso voluntario a sus países.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...